EDUARDO TABOAS

Sombras nítidas en la búsqueda del "humano ser"

Artista radicado en Trelew que integra la muestra itinerante "Miradas Argentinas", que expone en el CEPTur hasta el 10 de diciembre

Banquetas altas, enfrentadas y su fotografía de fondo, incorporando nuestras propias sombras a las imágenes ya existentes, generadas por fuertes rayos solares de una mañana calurosa, aún a las 9 horas, en la que tuvo lugar nuestra cita.

Puntualísimo, lo acompaña Teo, institución fotográfica comodorense si las hay. Ambos con sus cámaras, joviales, alegres, observando las luces y las sombras que se generaban en el espacio donde tuvo lugar la muestra fotográfica.

 


Foto Teo Nunrberg


Foto Teo Nunrberg

  Saludos amables, plagados de frases con buen humor. Allí, frente a frente, charlamos con Eduardo, entre anécdotas de un barrio capitalino que nos es familiar: Belgrano, y que lo vio nacer. Un barrio, como tantos otros, que ya no existen. Sólo viven en el recuerdo de esas bicicleteadas por las Barrancas, aroma a panes recién horneados de la vieja y tradicional panadería paterna. "Ahí nomás, sobre Cabildo", nos aclara.

Quioscos de revistas surgen de su memoria, de donde atesoraba, con la plata del cine, "Gente", "7 Días", "París Match", arrancando sus páginas, buscando ávidamente imágenes. Esas mismas que el constante "clic" de la máquina de Teo capturan, deteniendo brevemente el tiempo de nuestra charla. Trae recuerdos de sus lecturas tempranas, a los 5 años, aislado, "casi solitario" nos dice. Transita, incorpora sueños e imágenes, aunque no sabe qué hacer con ellas. Hasta que su primer trabajo, a los 15 años, en la parroquia del barrio, le abre las puertas para acceder a su primer cámara fotográfica: "Una Dacora con fotómetro", precisa.

Luego llega, gracias a la chequera paterna de la entonces tarjeta de moda -Crédito Universal-, la Leika, con la que captura los canales de San Fernando, los vagones del Mitre, las remadas en los lagos de Palermo, desembarcando, una vez más en solitario, en el Museo de Bellas Artes o en el Di Tella. Buscando un espacio que le permitiera saber qué hacer con esas imágenes con las que convivía.
 


Foto Teo Nunrberg

  Busca inspiración, se cuestiona, pregunta, muy años 70. Estudia Filosofía con Emilio Comar, a los 22 se casa e incorpora la psicología a su vida. Llega su primer hijo; fotografía casamientos, comuniones, "hace eventos", con la creencia, cada vez menos fuerte, de que se trataba de un pasatiempo. El mismo que le permitía vivir.

Nos cuenta que es muy autocrítico "pero con fines constructivos" nos dice pícaramente. Tiene muy buen humor y picardía en sus respuestas y comentarios. Entre sonrisas nos cuenta que para llegar a Trelew, donde su hermano le había comentado que existía un trabajo de fotógrafo, vende su auto y desembarca en la Patagonia ya con 2 hijos.

Se entrevista con el señor Feldman, del diario Jornada, quien le hace saber que el único requisito para ingresar al diario era saber usar el "flash rebotado y manejar bien los químicos". Nos recuerda que Feldman era fotógrafo "y sabía de lo que hablaba... y es así como me contrata. ¡No podía creerlo...!", nos dice.

Allí, en ese ámbito, sublima las sombras, entre polvorientos partidos de fútbol y encuentros de box, creando, sin epígrafes, imágenes artísticas en las que resalta lo humano que es atemporal.

De aquellos inicios a "Miradas Argentinas" pasaron muchos rollos fotográficos del artísitico "grano grueso" del Ilford 400, los "kits" para color y, con la apabullante y vertiginosa llegada de la tecnología, los pixels, los "mega" y las cámaras de última generación.
 

  Fotos Teo Nunrberg  
De la guía de "Miradas Argentinas"

Eduardo Taboas integra la Colección Internacional del Museo Nacional de Bellas Artes desde 1998. Expone individualmente desde 1980 en ciudades de toda la Patagonia y de Tucumán hasta Ushuaia. También en Marsella, Francia, en 1993.

En 2006 expuso paisajes abstractos de Patagonia: Pertenecer al Universo, en los Museos de Arte de Trelew y Madryn. En Buenos Aires expuso en el Centro Cultural Borges en 2004 y antes, en Centro Cultural Recoleta, Foto-Galería del Teatro Municipal General San Martín, y Museo de Arte Moderno.

Ganó el Gran Premio de Honor del Salón provincial anual 2001, y Gran Premio de Honor del X Salón anual de Trelew 2000. En el ámbito nacional, es Premio Coca-Cola en las Artes 1987, y Pirámide de Plata 1997.

En su acción institucional fundó en 1995 el Museo de Arte Moderno de Puerto Madryn, lo cual lo inscribe como pionero. Lo dirigió durante cuatro años.

Creó y dirige las Jornadas Abiertas de Fotografía de Trelew desde 2000, y son las más australes de América y del Mundo.

Ganó dos Becas del Fondo Nacional de las Artes: la de Perfeccionamiento, en 1983, y la de Investigación Audiovisual en 1996 para su técnica expresiva.

Participó en los Reencontres Internationales de Ariés, Francia, 1993, y el Fotofest de Houston, EUNA, en 2002.

Desde 1980 enseña y da conferencias en distintas ciudades. Fue invitado a disertar en los Encuentros Abiertos-Festival de la Luz, sobre su obra, en 2002, y sobre las Jornadas de Trelew en 2006.

Creando escuela en la Patagonia desde 1980, conduce su Taller de Fotografía y desde Trelew enseña en diversas ciudades. Ha formado varios autores y tres fotoperiodistas.


Foto Teo Nunrberg

Taboas por Taboas

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com  

ir a portada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Contador de visitas