Como puedes rechar un rush.

RECHAZAR EL RUSH
En RoR, rechazar un Rush era casi imposible sin tropas propias; eso no es así en AoK. Con Centros Urbanos que disparan y pueden Guarecer tus Aldeanos para mantenerlos a salvo, el Rush se ha convertido en una Estrategia coyuntural, como mucho. Sin embargo, el Rush solo pierde realmente viabilidad si sabes defenderte correctamente. Esta es una Estrategia genérica para rechazar la mayoría de los Rush; otras Estrategias más específicas, para rechazar un Rush de Castillos se explican en el Capítulo 13.
Incluso en AoK, necesitarás tener algunas tropas para defenderte de un Rush, y sigo siendo partidario de crear algún tipo de pequeño ejército para hostigar, inmediatamente después de llegar a Castillos. Defenderse de un ejército más numeroso y salir con ventaja es posible en AoK. Hay varias cosas que debes hacer y comprender, para rechazar el ataque.
El momento del ataque.
Si el ataque viene en Feudal, corre y amuralla, como en RoR. Pasa a Castillos si tienes Oro, y si no, combate. Si se trata solo de infantería, Guarece tu Centro Urbano, y procura atraerlos; si se mantienen apartados, atácalos con tus Aldeanos si es necesario. Sin embargo, si se trata de un ataque compuesto y poderoso, huye y reconstruye en otra parte; un Ataque de Feudal no puede hacerse en todas partes a la vez, las tropas son lentas. No olvides las Casas Radar; su situación es esencial, no dejes que tu Oponente construya a tu alrededor y tape todas tus salidas.
Si llegas a Castillos, construye inmediatamente tantos Centros Urbanos como puedas con la Madera disponible. Para una buena defensa, deberías tener 4 Centros Urbanos en tu Base, en el minuto 22 – 23, si quieres rechazar un Rush. Serían: tu Centro Urbano original, uno cerca del Aserradero, uno cerca de tu Mina de Oro, y otro cerca de la Mina de Piedra, cercano a un Bosque. Lo normal es que así se forme un cuadrado, dentro del cual estará la zona más segura para las Granjas y la obtención de los demás recursos. Recuerda construir los Centros Urbanos en la parte exterior de los recursos (es decir, entre tú y tu Oponente, o en la parte exterior de tu Base). Esto es Importante, se trata de que el Contrario se encuentre antes con el Centro Urbano que con tus Aldeanos; eso te da más tiempo para Guarecer tu gente. El Cuartel debe estar en tu Base. Procura tener siempre algunos Lanceros o Piqueros a mano, para detener cualquier Caballero que pueda acercarse; es lo único que puede hacerte daño realmente.
El caso más sencillo es cuanto te atacan unas cuantas unidades a la vez, sin Armas de Asedio. Simplemente, Guarece tus Aldeanos hasta que ya no estén a su alcance, y luego haz click en el botón de Volver al Trabajo. Tocar la Campana es terriblemente ineficiente, porque probablemente causará una reacción en cadena en todos tus Centros Urbanos, Guareciendo todos tus Aldeanos. Esto no te conviene para nada. Tu objetivo es repeler el ataque con un coste en recursos menor del que ha tenido tu Oponente para atacarte.
Un caso algo más complicado se produce si llegan tropas con Armas de Asedio. Si se trata de Caballeros, envía tus Piqueros; podrás con ellos, con el fuego de apoyo de tus Centros Urbanos. Si se trata de infantería, Arqueros, y Arietes, Guarece tu Centro Urbano y procura eliminar tantas Unidades de Apoyo de los Arietes como puedas, antes de atacar con tus Piqueros. Si consigues eliminar las tropas de apoyo, saca rápidamente tus Aldeanos, y destruye los Arietes con ellos. Crea también algún Caballero para acabar antes con los Arietes, si se trata de una fuerza de cierta importancia. Pero trata de no gastar tantos recursos como tu Oponente empleó en el ataque; esto no debería ser difícil. Cuando termine el ataque, repara el Centro Urbano con un par de Aldeanos, y manda el resto de vuelta al trabajo.
El peor de los casos es un Ataque Potente en Castillos; mucha caballería e infantería y Arietes. Huye de ahí, produce Contraunidades apropiadas, y en general, intenta que tarden todo lo posible en hacer lo que han venido a hacer. Retrásalos, pasa a Imperial, y destrúyelos.
En esta Estrategia, tu trabajo consiste en construir tantos Centros Urbanos como puedas con la Madera que tengas, dispersándolos poco a poco desde tu Base, de recurso en recurso (aunque construirlos en la retaguardia de tu Oponente, en sus recursos, también está muy bien, si puedes). Tu mejor opción es crear Aldeanos; Aldeanos y más Aldeanos. Si tu Oponente está gastando sus recursos en tropas y tú en Aldeanos, es como tener dinero en el banco: con el tiempo, recibirás los intereses. De modo que esos Aldeanos que no están siendo atacados deben seguir trabajando. (nada de tocar la Campana). Construye montones de Centros Urbanos, recuerda mejorarlos con la Fabricación de Flechas y Flecha de Punzón, para un mayor Alcance y Ataque. Investiga también la Carretilla, no lo recomendaba antes, pero he hecho algunas pruebas, y los Granjeros trabajan un 17% más rápido (el incremento no es tan pronunciado con el Carro de Mano).
Importancia de tener pronto un Base Avanzada.
No parece que lo mejor para detener un Rush sea una Base Avanzada, pero de hecho, es exactamente lo que necesitas. Seguro que has oído eso de "la mejor defensa es un buen ataque", pues bien, puedes aplicarlo aquí, excepto que tu Base Avanzada tiene 2 propósitos:
· 1. Producir pequeños ataques, esencialmente para hostigar: un par de Caballeros o algunos Ballesteros, es lo que necesitas. No los alejes mucho de tu Centro Urbano Avanzado, manténlos ocupados, pero no gastes mucho, y molesta sobretodo sus Mineros de Oro y Piedra; con la fuerza de su Centro Urbano, no podrás molestar sus Granjeros por mucho rato.
· 2.Te conviene construir 1 ó 2 Centros Urbanos con tus Constructores de Vanguardia. Junto a tus demás edificios avanzados, a menudo provocarán que tu Oponente ataque ahí primero. En AoK, cuesta bastante destruir edificios, y mientras eso ocurre, sabrás con qué están atacando. Mientras tanto, crea únicamente unas cuantas Contraunidades, y ejecuta un Boom a toda velocidad, en tu Base. Cuando lleguen esas tropas (cuya composición básica ya conoces), tendrán pocas opciones para escoger, el tiempo está de tu parte ;)
Cuando llegues a Imperial, tus mejores opciones son:
Caballeros/Paladines. Estos acaban casi con cualquier cosa.
Masa de Campeones. la infantería no necesita mucha ayuda para derribar edificios, y si ya has investigado algunas de sus mejoras, son una buena opción, especialmente para Vikingos, Japoneses, Godos y Teutones.
Trebuchets y Piqueros. Un ejército que se mueve lentamente y arrasa con todo a su paso. Puede ser muy efectivo, pero lleva también Aldeanos para construir Centros Urbanos cerca de esos Trebuchets y repararlos. Eso les proporcionará protección contra infantería y, en menor medida, contra Arqueros. Funciona especialmente bien con una Unidad Unica complementaria, como Los Arqueros de Tiro Largo Ingleses, o los Chu Ko Nu Chinos.
Viabilidad de comerciar (usar el Mercado). Algunos piensan que la mejor manera de sobrevivir a un Rush es usar el Mercado, pero te aseguro que no. Si te ves obligado a hacerlo, es que el Rusher a conseguido su propósito de subyugar tu economía. La ineficiencia añadida de tener que cambiar recursos en el Mercado compensa el coste del ataque. Intenta no comerciar hasta la parte final de la partida.
Partida grabada. Juego un 1 contra 1, en el que ataco esencialmente para distraer la atención del Contrario, y derroto sus grandes atacas en Castillos con una combinación de unos cuantos Caballeros, Catapultas de Trayectoria Plana, y la ayuda de mi Centro Urbano, usando así muchos menos recursos. Fijaos en mis errores, incluyendo una exploración deficiente de los bordes del Mapa, que escondían 2 pequeñas Minas de Oro. Tampoco me expandí lo suficiente por mi área del Mapa. Esta es la partida: Jihadvslftosalmon