Viquingos

 
 

 

Habilidades Especiales

·    Infanteria +10% de resistencia en la E. Feudal, +15% en la E. de los Castillos y +20% en la Imperial.

·    Barcos de Guerra cuestan un -20%.

·    Gratis las 2 técnologias de los Aldeanos.

Bonus de Equipo: Los Muelles cuestan un -33%.

 

Unidad Especial


Los Vikingos se caracterizan por tener dos Unidades de Elite. La primera de ellas es el Guerrero en Trance, el cual trata de simular a los legendarios guerreros de los Vikingos.
El Guerrero en Trance posee una mejor armadura y un mejor ataque que el Campeón, pero la cualidad que les define es su regeneración de puntos de vida. Una habilidad muy util, ya que podrás lanzar un ataque y cuando se encuentren mal alejarlos de la batalla por un momento para su posible recuperación.
Esta recuperanción hará que no necesites Monjes para sanarlos, aparte de que los Monjes Vikingos no son muy buenos. La velocidad de curación de las heridas (segun palabras de Sandy Petersen) es de 1 punto de vida por segundo, con lo que en alrededor de 1 minuto estará completamente curado.

La segunda Unidad de Elite de los Vikingos es, como no podia faltar, el Barco Dragón, un tipico barco Vikingo con un rapido y mortifero ataque. El Barco Dragón se construye en los Muelles, pero no podrás hacerlo hasta que no tengas edificado un Castillo.
Los Barcos Dragón tienen menos resistencia que los Galeones, pero posee un ataque más potente y su disparo es más veloz.

 

Habilidades Generales


Las dos caracteristicas que hacen de los Vikingos una poderosa Civilización son su fuerte Infanteria, probablemente la mejor de todas y su gran capacidad naval. En estas dos areas, los Vikingos son sin duda de los mejores, aunque en el agua son mejorados por algunos.
La infanteria, como ya hemos dicho antes, es la mejor de todas gracias a todos sus avances y a su bonus de resistencia, que va aumentando conforme avanzas de Edad, llegando a tener un 20% más en la Edad Imperial.
Su flota naval es tambien de las mejores, ya que puede acumular una gran cantidad de barcos siendo estos un 20% más baratos.

Respecto a los avances de los Vikingos, poseen todas las mejoras de la Herreria eceptuando el ultimo escudo de la Caballeria.

 

Debilidades Generales


Los Vikingos son de las civilizaciones más fuertes en AoK, pero tambien tienen sus defectillos.
Empezamos por los Monjes, los cuales no tienen algunos avances importantes. Tampoco poseen unos buenos arqueros, unas buenas Torres, y su Caballeria deja mucho que desear.
Las unidades de Asedio estan en la media, aunque no son muy potentes.

 

Historia  

Los vikingos, que significa "hombres del norte", fueron la última de las tribus bárbaras llamadas germanas por los romanos que aterrorizó Europa. Procedían de Escandinavia y atravesaban velozmente el mar asolando las costas desde sus "drakkars" (llamadas así porque las proas y popas de sus naves estaban adornadas con cabezas de dragón). Empezaron con asaltos y saqueos, retirándose antes de que fuera posible oponerles una resistencia organizada. Pero con el tiempo se volvieron más audaces, llegando a ocupar y a asentarse en gran parte de Europa.

Al ser paganos, no dudaban en asesinar a clérigos y en saquear las propiedades de la Iglesia. La población se sentía atemorizada por su ferocidad y crueldad. Por otra parte, eran diestros artesanos, marineros, exploradores y comerciantes.

Los vikingos procedían de Noruega, Suecia y Dinamarca. Ellos y sus descendientes controlaron durante algún tiempo la mayor parte de la costa Báltica, gran parte del interior de Rusia, Normandía (Francia), Inglaterra, Sicilia, el sur de Italia y parte de Palestina. En el 825 descubrieron Islandia, donde se asentaron en el 875 (aunque ya estaba habitada por monjes irlandeses). Colonizaron Groenlandia en el 985. Algunos creen que los vikingos llegaron al nuevo mundo y exploraron parte de Norteamérica 500 años antes que Colón.

Los vikingos comenzaron haciendo incursiones y posteriormente se asentaron a lo largo de la costa oriental del mar Báltico durante los siglos VI y VII. A finales del siglo VIII, ya realizaban grandes incursiones a través de los ríos de Rusia, estableciendo fortificaciones defensivas. En el siglo IX gobernaban Kiev; y en el 907, una escuadra de 2.000 embarcaciones y 80.000 hombres atacó Constantinopla, aceptando el ventajoso acuerdo comercial que el emperador bizantino les ofreció a cambio de su retirada.

Las primeras incursiones vikingas en Occidente datan del siglo VIII. Los daneses atacaron y saquearon el conocido monasterio británico de Lindisfarne, situado en un islote al noreste de la isla, dando inicio a una tendencia que iba a perdurar. La magnitud y frecuencia de las incursiones vikingas en Inglaterra, Francia y Alemania aumentó hasta el punto de convertirse en verdaderas invasiones, en las que se establecían asentamientos con miras a incursiones posteriores. El territorio de asentamiento vikingo del noroeste de Francia se denominó Normandía, que procede del término "hombres del norte" y dio el nombre de normandos a sus habitantes.

Un gran ejército danés invadió Inglaterra en el 865, continuando a lo largo de dos siglos su expansión por la mayor parte de la isla. Canuto, quien gobernó simultáneamente Dinamarca y Noruega, fue uno de los últimos reyes vikingos de Inglaterra antes del año 1066. Una gran flota que atravesó el Sena con la intención de atacar París en el año 871 tuvo sitiada la ciudad durante dos años, hasta que se llegó a un beneficioso acuerdo económico para los vikingos. Este incluía un elevado pago en metálico y el permiso para saquear el oeste de Francia sin impedimento.

A cambio del cese de las incursiones y de la conversión vikinga al cristianismo en el año 911, el rey de Francia dio el nombramiento de duque al jefe vikingo de Normandía. Del ducado de Normandía, surgió un gran número de famosos guerreros. Entre ellos se encuentran: Guillermo I, que conquistó Inglaterra en el 1066; Robert Guiscard y su parentela, que le arrebataron Sicilia a los Árabes entre 1060 y 1091; Balduino I, rey del reino cruzado de Jerusalén.

Las incursiones vikingas cesaron a finales del siglo X. Dinamarca, Suecia y Noruega se habían convertido en reinos, y los reyes dedicaron la mayor parte de sus energías al gobierno de sus dominios. Con la expansión del Cristianismo, los antiguos valores guerreros de los vikingos se debilitaron hasta desaparecer. Las culturas que habían conquistado los absorbieron; y así los ocupantes y conquistadores de Inglaterra se volvieron ingleses, los normandos franceses, y los varegos rusos.