Mongoles

 

 
 

 

Habilidades Especiales

·    Jinetes Arqueros disparan un 50% más rápido.

·    Caballeria Ligera +30% de resistencia.

·    Cazadores trabajan un 50% más rápido.

Bonus de Equipo: Exploradores y Caballeria Ligera +2 visión.

 

Unidad Especial


La Unidad de Elite de los Mongoles es el Mangudai, un Jinete Arquero con unas cualidades asombrosas.
Sus mejores habilidades son su fuerte resistencia, igual que la de los Jinetes Arqueros Pesados, y sus grandes bonus contra unidades de Asedio, lo que permitirá que no tengais que utilizar unidades cuerpo a cuerpo para destruirlas, sino simplemente enviar tropas de Mangudais.

Su coste no es excesivamente caro, con lo que podremos crear bastantes para la batalla.
Sus principales enemigos son los Arqueros a pie, ya que no podrán escapar rapidamente al alcance de sus flechas. Como bien os podreis imáginar, sus mejores bazas serán contra las unidades de pie, ya que estas no podrán alcanzar a los Mangudais debido a su gran velocidad.

 

Habilidades Generales
Los diferentes bonus de los Mongoles hacen de ellos una civilización dinámica y muy rápida.
Debido a sus caracteristicas, los Mongoles podrán realizar ataques velocisimos, pillando por sorpresa a las Civilizaciones enemigas. Como bien sabemos, sus Jinetes Arqueros fueron la unidad más sorprendente frente al ataque contra los Europeos. Dado este dato historico, en AoK los Jinetes Arqueros han sido otorgados con un bonus de mayor velocidad de ataque, con lo que serán el terror para las unidades cuerpo a cuerpo.

Otra habilidad de los Mongoles es su gran control en la caza. Unos expertos en el tema.
En mapas donde haya mucha carne de caza, los Mongoles tendrán un claro dominio y deberán aprovecharse. Dos tipos de estos mapas son Arabia y el Bosque Cerrado.

Por ultimo, en cuestión de unidades, los Mongoles poseen una buena armada de Infanteria y Armas de Asedio, que se podrán combinar con los Jinetes Arqueros para obtener muy buenos resultados.

 

Debilidades Generales
Dado que los Mongoles son una Civilización muy ofensiva, con ataques muy rápidos, no poseen poderosas defensas y su tecnologia es realmente escasa.
Para poder aprovechar el bonus de los cazadores, deberemos de estar controlandolos continuamente, con lo que el juego será muy activo. Como bien sabeis, la caza de jabalies es muy peligrosa, no os olvideis de enviar unos cuantos aldeanos de más para poder salir victoriosos.

 

Articulo Especial


El Mercado
Principalmente el Mercado es un edificio en el cual podremos comprar, vender y ofrecer recursos a otras civilizaciones.
En el Mercado podremos comprar recurcursos con oro y vender recursos para obtener oro. El precio de la compra y venta depende de la demanda o abundancia (basicamente, si compras mucho el precio subirá).
Tambien podrás dar y recibir tributo de otras civilizaciones. La transacción costará un 30%, con lo que si envias 100 unidades de comida, te costará en total 130.

Las diferentes tecnologias que pueden ser descubiertas en el Mercado son:
Acuñación. Reduce la tasa de transacción.
Cartografía. Intercambia la visión del terreno con tus aliados. Ellos deberán tener tambien descubierto el avance.
Banca. Elimina la tasa de transacción.
Gremios. Reduce el costo de la compra y la venta de recursos en el mercado.

 

Historia  

Los mongoles eran nómadas de las estepas de Asia Central. Se trataba de fieros guerreros que luchaban entre sí por las tierras de pasto y atacaban ferozmente a las civilizaciones al este y al sur de su territorio. A principios del siglo XIII, los clanes mongoles se unieron emprendiendo una campaña de expansión territorial. Siguiendo los pasos de los hunos, sus predecesores 1.000 años atrás, construyeron uno de los mayores imperios que el mundo ha conocido.

Los mongoles habitaban las llanuras que se sitúan al sur del lago Baikal en la actual Mongolia. En el momento de su máximo apogeo, su imperio llegó a abarcar desde Corea hasta la costa del mar Báltico pasando por Asia y la Rusia europea. Tomaron la mayor parte de Asia Menor, el actual Irak, el actual Irán, Afganistán, Pakistán, el Tíbet, parte de la India y de Birmania, toda China y parte de Vietnam.

Temujin, conocido como Genghis Khan ("el poderoso rey"), unificó los clanes mongoles a principios del siglo XIII. Ambicionó, casi consiguiéndolo, dominar los territorios que se encontraban entre el océano Pacífico y el Atlántico. Comenzó con aproximadamente 25.000 guerreros, aumentó la fuerza de su ejército subyugando a otras poblaciones nómadas y atacó el norte de China en 1211. Tomó Pequín en 1215 tras una campaña que costó la vida a alrededor de 30 millones de chinos. Posteriormente, los mongoles se dirigieron hacia el oeste tomando en 1220 la gran ciudad comercial de Bukhara, situada en la Ruta de la Seda. La ciudad fue quemada y sus habitantes asesinados.

Muerto Genghis Khan en 1227, su hijo Ogedei completó la conquista de la China septentrional y avanzó hacia Europa. Destruyó Kiev en 1240 y se dirigió hacia Hungría. Pero al morir Ogedei durante una campaña en 1241, todo el ejército se replegó para dar solución al problema de la sucesión al trono. Europa dejó de ser un objetivo y los gobernantes mongoles volvieron su atención hacia Oriente Medio y el sur de China. Hulagu, nieto de Genghis Khan, acabó con la secta musulmana de "los Asesinos" y tomó Bagdad, la capital musulmana, en 1258. La mayoría de sus 100.000 habitantes perecieron asesinados. Un ejército musulmán de mamelucos egipcios (guerreros esclavos de alto rango) derrotó a los mongoles en la actual Israel, acabando con la amenaza mongola para el Islam y las ciudades santas.

Kublai Khan, también nieto de Genghis, completó la conquista de China en 1279, estableciendo la dinastía Yuan. Los mongoles intentaron invadir Japón sin éxito en 1274 y 1281. La muerte de Kublai Khan en China marcó el comienzo del declive del imperio en Asia y otros territorios. En 1368, la dinastía Yuan fue derrocada en China en favor de la dinastía Ming.

En la década de 1370, un guerrero de ascendencia turco-mongol que afirmaba descender de Genghis Khan, consiguió liderar los estados mongoles de Asia central y se dispuso a restaurar el Imperio Mongol. Se llamaba Timur Leng (Timur "el Cojo", Tamerlán para los europeos y "Príncipe de la Destrucción" para los asiáticos). Con un ejército de aproximadamente 100.000 jinetes, asoló Rusia y Persia, luchando en especial contra los musulmanes. Saqueó Delhi en 1398, asesinando a 100.000 habitantes. Posteriormente, se apresuró hacia el oeste venciendo en Siria a un ejército egipcio de mamelucos. En 1402, venció a un gran ejército turco otomano junto a la actual Ankara. Cuando estaba a punto de acabar con el Imperio Otomano, Tamerlán se retiró repentinamente. Murió en 1405 durante su regreso a China. Debido a su preferencia por el saqueo y la matanza desenfrenados frente a la creación de gobiernos estables en los territorios que se conquistaban, el enorme reino que heredaron sus hijos se desmoronó rápidamente tras su muerte.