Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

En esta sección, incluyo algunas de mis fotos con algún comentario, podeis mandarme algunas de las vuestras, y las incluiré con mucho gusto. Os pido que me las mandéis con algún comentario, para no romper la estética de la página. Enviádmela por mail .
Este es un jurel de los de Venezuela, van en bancos gigantescos, y se capturan en varias zonas del litoral venezolano, este concretamente fue arponeado en Cabo Codera, y pesó alrededor de 7 kilos. El arpón que veis en la foto es un Cobra Ataque, de aire comprimido. La varilla es de 12 mm de diámetro, muy potente, y es el mejor y más silencioso arpón que he visto en mi vida. Lástima que la firma brasileña que los fabricaba quebró. En Venezuela hay quien los fabrica en plan casero y mandando a hacer las piezas, gastándose una fortuna, pero la verdad es que merece la pena. Con él arponeé calamares de 12 ó 15 cms. a distancias cercanas a los tres metros.
A esta foto le tengo especial cariño, ya que esa cojinúa (pez parecido al jurel real), fue mi primera pieza de calidad de buen tamaño, hace ya algunos años, jeje. Tuve suerte de que le toqué la espina en el tiro, porque la cuerda del arpón se me rompió en el disparo y el animal se quedó tieso. Si no hubiera quedado paralizado, lo hubiera perdido. Y eso fue a tres metros de la orilla, y en menos de un metro de fondo. Lo explico con más detalle en la sección relatos.
Aquí me veis con mis amigos Felipe y Frank Ruz, con los cuales viví innumerables pesqueras. Felipe ha sido el mejor y único maestro en este deporte que he tenido, y su energía y vitalidad es impresionante. bajar más de 20 mts. como si nada con cerca de 60 años, no lo hace cualquiera. Ojalá dispusiera de alguna de sus fotos con meros gigantescos!

Esta foto es del mismo día de pesca que la anterior, fue en un día espléndido en el Farallón del Centinela, al norte de Cabo Codera, en Venezuela. Sitio donde abundan las barracudas, como esta de 10 kilos, que fue la mayor de un día de pesca estupendo. Podéis encontrar la historia de este día en la sección de relatos

Un buen pulpo de 7,5 Kgs. en un día de pesca con mi hijo David en Fuengirola. Me costó un mundo y cerca de dos horas sacarlo de donde se había metido. Me dejó tan agotado, que no pude seguir pescando.
Esto es de lo mejor de la pesca, sino, que se lo pregunten a mi hermano. ¿A que sí?

Un bonito jurel capturado en Cabo Codera, Venezuela, por mi primo Vicente. Fue durante mucho tiempo mi compañero de maratones de pesca. Dos días y dos noches en un bote, de noche dormitando y pescando al chambel, y de día a la submarina. Sin bajar a tierra para nada. Pero merecía la pena, lo pasábamos bien y pescábamos bastante cada vez que nos montábamos un maratón.
Aquí veis a mi padre con una langosta de alrededor de 4 kilos.

Lástima que no tengo foto de una que pillaron una vez los pescadores profesionales de ¡12 Kilos!. Tuvimos que cortarle la tapa a un bidón metálico de 200 litros, y meterle candela por debajo para poder hervirla., pero por desgracia, uno con poca edad no piensa en las fotos, y luego se arrepiente de no guardar esos recuerdos en papel.