LOS PREMIOS

El objetivo de un programa concurso es distraer el ocio de los telespectadores, pero el de los concursantes es el de obtener el mejor premio posible. En los más de 400 programas emitidos por el 'Un, Dos, Tres...' se han repartido un montón de dinero, coches, viajes, electrodomesticos, apartamentos...

Desde que apareció en escena, el coche ha sido el regalo preferido entre todos y sobretodo cuando el premio no era uno, sino hasta tres coches.

Una de las reglas de oro del programa fué que el concursante se llevaba lo que le tocaba en la subasta, sin poder hacer ningún trueque. Lo que tal vez no se sabía era que cabía la posibilidad de renunciar al regalo, hecho que solo ocurría con los premios indeseables.

En el ranking de premios, el coche destaca muy por encima de sus competidores. Nada menos que 64 automóbiles habia repartido el programa tan solo en sus seis primeras etapas. Los primeros eran Seat 124, y le siguió el Seat 132 y , cuando la empresa nacional se asoció con la marca alemana Wolkswagen, comenzaron a ofrecerse los modelos Golf y los lujosos Audi 100, en alternancia con los Panda, Ibiza o Málaga.

El coche evolucionó mucho a traves de los años...

El apartamento asomó tímidamente la cabeza en la cuarta etapa del programa para, poco a poco, asentarse como digno competidor del coche. El apartamento fué conseguido un total de 14 veces en sus primeras seis etapas. Quien no recuerda aquellos apartamentos en la Manga del Mar Menor,Murcia o en Torrevieja, Alicante.

Los viajes ocupan el tercer lugar de la clasificación. Doce parejas - el premio era intransferible- viajaron a distintos puntos del planeta en las seis primeras temporadas. Entre los más atractivos e interesantes destacan, el viaje al mítico Orient express, Mexico, Montreal, Alemania...

Si en las primeras etapas la mascota era siempre negativa, en la 5 etapa nacía el doblete del Chollo o el Antichollo. Cinco parejas consiguieron irse a casa con el agradecido muñeco del Chollo, llevandose con el , el regalo elegido.

Uno de los premios que aún perdura en nuestra memoria, era aquel que Kiko empezaba leyendo así:

' Dos toallas sucias, un calzoncillo, dos botas viejas, un desperatdor, una radio, una dentadura postiza, un flexo, un reloj de caballero de oro, un joyero con bisuteria, una cartera de caballero con 10.000 ptas y... con dos pasajes a Nueva York y crédito durante dos semanas en el Hotel Waldorf Astoria...'

Pero todo no fueron regalos maravillosos...

En la subasta del ' Un, Dos, Tres...', el mayor riesgo para los concursantes es la mascota negativa. Esta había nacido para fastidiar. Al principio la calabaza, anónima o 'Ruperta'; luego 'Botilde', años despues el 'Antichollo' y por último el temido 'Crack'.

Una vez que la mascota negativa ha hecho su aparición y ha sido deshechada, los concursantes respiran con alivio. En la primera etapa del 'Un, Dos, Tres..'cuando la calabaza aun no tenía nombre, dos exactamente se fueron con los concursantes. Pese a su aparente simpatía, Ruperta fué fatal en seis ocasiones para los concursantes; ' Botilde' tan solo en una, el Antichillo en tres, y el Crack apenas apareció.

Aunque la llegada del juego significó para muchas parejas una alternativa que les libraba de quedarse a dos velas, no siempre fuá así ya que en cinco ocasiones los concursantes se fueron con las manos en los bolsillos, sin 'nada'.

A pesar de que no figuren aqui, han pasado por el programa una multitud de premios que sin tener valor monetario se han significado por su peculiaridad y hasta por su pesadez. Porque 430 kilos de arroz da para muchas paellas, un cargamento de melones es para coger una indigestion total, porque un cargamento de cacahuetes es para destrozar la paciencia de cualquiera, o porque 2.500.000 cerillas se encienden los cigarrillos de todo Madrid, o cien armónicas se monta uno una filarmónica, o con 500 o 1001 cuentos infantiles solo cabe abrir una guardería, y porque un corneta le despierte al toque de diana, día tras día, más que pesado es de un plomazo insoportable.

O quien no recuerda aquellos horrorosos viajes de un tour de quince días por la provincia de Madrid. O aquel frasco de arenas auríferas o aquel pase de abono insular al equipo de Las Palmas...

Tambien debemos recordar aquí aquellas ' misiones' que era un asección en que dos concursantes que habían finalizado su participación en el programa, aceptaban cumplir un encargo superando todos los imponderables que le salían al paso. Hubieron dos misiones: una a la isla Margarita y la otra a el Cairo.

Por último, podríamos citar algunos de aquellos juegos que se ofrecian como alternativa a los regalos que los concursantes escogían cuando se veían perdidos tal y como hemos citado anteriormente:

* Juego de los spaguetti, en el que los concursantes debían de extraer de un plato de pasta iatliana unidades de más de 50 cm, ganando 1000 ptas por centímetro

* La ropa de Sissi: el concursante debia ponerse en minuto y medio toda la ropa que se habia quitado la princesa, ganando cinco mil pesetas por cada prenda.

* La llamada de telefono: marcar un número al azar y tener la suerte de que el que responda tenga buen humor y tiempo para responder a las tres preguntas sobre el programa.

* El reloj, acertar a detener el reloj justamente en el transcurso de un minuto y si acertaban ganaban un millon y tenian un margen de 5 segundos.

* La concha con perlas, había que sacar perlas y por cada una se daba dinero pero si salia una perla negra perdian todo y dejaban de jugar...desgraciadamente eso es lo que les paso a los concursantes... dieron con la perla negra en el primer intento...