EL VESTUARIO

LA PARTE NEGATIVA

La parte negativa ha sido siempre y es uno de los elementos clave del famoso concurso Un, Dos, Tres... Responda Otra Vez. La parte negativa representa en el programa la España anclada en el pasado, lo austero, lo tacaño, lo negro, lo feo....y un sin fín más de adjetivos peyorativos.

Los personajes de la parte negativa proceden de un pueblo llamado Tacañon del Todo, situado en algún lugar de la España rural. Pueblo que no ha evolucionado y que se mantiene fiel a sus antiguas y extrañas costumbres.

Durante la PRIMERA ETAPA del programa-concurso (1972 - 1973), los habitantes de Tacañón del Todo que llegaron al 1,2,3.....fueron LOS CICUTAS: el gran e inolvidable Don Cicuta ( Valentín Tornos) y sus dos secuaces ayudantes Arnaldo Cicutilla ( Javier Pajares) y Remigio Cicutilla (Ignacio Pérez).

1972 - 1973

Sus atuendos eran oscuros y siniestros. Se componían de unos desfasados trajes negros del siglo XIX, acompañados de colores fúnebres como el morado. Sus complementos eran unos corbatines morados y unos sombreros de tres picos adornados con una cinta morada. Los tres personajillos llevaban unas enormes cadenas para llevar los enormes relojes que custodiaban sus bolsillos. Sus manos estaban tapadas a veces por unos ajustados guantes morados.

Su aspecto y gestos se convertían en mas lúgubres al llevar aquellos enormes bigotes y largas barbas que asustaban hasta al más valiente de los mortales.

Durante la SEGUNDA ETAPA del programa (1976 - 1978), llegaron tres nuevos personajes también procedentes de Tacañon del Todo. Los tres nuevos siniestros personajes eran los Tacañones: el Profesor Lápiz ( Pedro Sempson), Don Rácano ( Paco Cecilio) y Don Estrecho ( Juan Tamariz).

1976 - 1977

El vestuario de estos tres nuevos personajes: LOS TACAÑONES seguía con la misma tonalidad de colores que sus predecesores.

El profesor Lápiz llevaba un traje de chaqueta de color violeta oscuro y unas minúsculas gafas redondas como complemento le daban un toque de sabiduría y sus afilados bigotes le daban un toque de rigidez y austeridad, al igual que sus alargadas patillas. Y en ocasiones llevaba una capa del mismo color para darle mas seriedad.

Don Rácano, que en su nombre indica ya su personalidad, llevaba un traje gris claro con una pajarita morada y unos zapatos desfasados con un toque también morado. A la llegada al programa llevaba un abrigo largo de invierno con ribeteado de piel y un pequeño bombín a juego con su desfasado traje.

Don Estrecho llevaba un traje morado de chaqueta hasta media rodilla abotonada con grandes botones, junto a un corbatín grande de color morado y un sombrero de tres picos morado. Su melena rizada y sus gafas redondas le daban un aspecto terrorífico y desfasado a la vez.

Durante esta etapa, Don Estrecho tuvo que regresar a Tacañon del Todo, y su lugar lo ocupo un paisano llamado Don Justo Rajatabla (Blaki) y posteriormente Don Rácano también tuvo que volver a Tacañon del Todo, y su lugar lo ocupo un pequeño hombrecillo llamado Don Menudillo ( Luis Lorenzo).

1977 - 1978

El vestuario de estos dos nuevos personajes volvía a ir en consonancia con el estilo y diseño de sus predecesores.

Don Justo Rajatabla lleva un traje de chaqueta oscuro y una corbata que le daba un aire informal y justo....tal y como el decía . Y le acompañaban unas gafas redondas que le daban un aire sabiondo e intelectual.

Don Menudillo solía aparecer con un traje y chaleco gris, y una pajarita oscura, y de vez en cuando llevaba el abrigo que en su momento llevaba Don Rácano, el abrigo largo y riveteado de piel. Como complemento llevaba un finisimo bigote y unas gafas pequeñas que le daban un aire de menudillo, y de vez en cuando aparecia con un canotier como sombrero.

Durante la TERCERA ETAPA (1982 - 1984) nuevos personajes llegaron desde Tacañon del Todo. Esta vez eran personajes femeninos que se harían famosos por su tacañeria, desparpajo, rigidez y austeridad ante los concursantes. Estos personajes, llamados las Tacañonas, fueron interpretados por las famosísimas Hermanas Hurtado: La Viuda de Poco ( Paloma Hurtado), La Seño (Teresa Hurtado) y Mari Puri (Fernanda Hurtado).

1982 - 1984

La Viuda de Poco, como tal viuda, iba completamente de nebro de pies a cabeza. Era un vestido largo negro y a juego con un sombrero negro anticuado que marcaba la austeridad y el anclamiento en el pasado. Los zapatos también eran negros al igual que los guantes que llevaba de vez en cuando en consonancia con el vestido.

La Seño, era la sabiduría personificada, la cual llevaba un atuendo de maestra de principios de siglo- Una larga falda morada y una camisa de manga larga de color morado claro. Además como complementos llevaba un lazo morado en el pelo, y un lazo negro para abrocharle la camisa. En los puños llevaba unos manguitos también de color negro. Las gafas le daban el toque de intelectual.

Mari Puri, representaba la pureza y a la vez la picardía, ella vestía un traje azul cielo lleno de puntillas, que lo acompañaba con un amplio sombrero a juego y un abanico azul que utilizaba siempre que se ruborizaba. Además también llevaba un pañuelo con puntillas que utilizaba en caso de sofocarse.

A principios de la CUARTA ETAPA (1984 - 1985) , la parte negativa procedente de Tacañón del Todo desapareció como por arte de magia. Esta vez lo negativo estaba presentado por una secretaria entrada en años, que según ella estaba allí por enchufe y que ella vigilaría que los concursantes no ganaran ni una peseta de más. Ella era Eugenia Enchufols Deltot ( Eugenia Roca).

1984

El vestuario de Eugenia fue siempre en acorde con el tema del programa y permaneció en el solamente en los cinco primeros programas de la temporada.

A partir del sexto programa regresaron las Tacañonas, con podium nuevo pero con una pequeña variación en sus atuendos.

1984 - 1985

Las tres Tacañonas regresaron interpretadas de nuevo por las Hermanas Hurtado, y con respecto al vestuario , solamente cambiaron el peinado y el sombrero. La viuda de Poco llevaba un sombrero abierto tipo caperuza de color negro. la Seño llevaba también uno parecido y en acorde con los colores de su vestido y Mari Puri también llevaba un sombrero abierto ribeteado con una puntilla y a juego con su azulado vestido.

En la QUINTA ETAPA (1985 - 1986), las Tacañonas volvían a llevar el mismo atuendo que en la etapa anterior. la única diferencia visible era que la Seño , dejaba a un lado su sombrero, y llevaba solo un lazo negro que le recogía parte de su peinado y Mari Puri cambiaba de estilo de sombrero, pero siempre respetando el color y el estilo.

1985 - 1986

En la SEXTA ETAPA (1987 - 1988) tampoco hubo ningún cambio importante en cuanto al vestuario de las Tacañonas. Lo unico que se cambió fue el podium, que pasaba ahora a estar compuesto por mas relojes y un color global morado claro.

1987 - 1988

En la SÉPTIMA ETAPA (1991 - 1992) las Tacañonas habían desaparecido y llegaban unas parientas suyas: Las Derrochonas, interpretadas con gran simpatía por las Hermanas Hurtado. Las Derrochonas, como su nombre indica, estaban ahí para derrochar los millones que sus antepasados de Tacañon del Todo habían ahorrado con tanta austeridad y esmero.

1991 - 1992

El vestuario de las Derrochonas estaba lleno de colorido y lentejuelas. Al igual que el vestuario el podium también iba en consonancia con esa explosión de color que traían las Derrochonas.

Teresa Hurtado lleva un traje azul chillón, que compaginaba con una chaqueta y un sombrero tutu de gasa del mismo color. La falda era del mismo color con ribeteados y puntillas.

Paloma Hurtado llevaba un escotado top y pantalón largo de color dorado que brillaba con el collar que siempre mostraba orgullosa.

Fernanda Hurtado llevaba un vestido rojo con chaqueta y falda ribeteada con puntillas del mismo color. En la cabeza también llevaba un tutu de gasa roja a modo de sombrero.

Este es el boceto que se realizo del famoso vestuario de las Derrochonas:

Boceto cedido por Paloma Hurtado en exclusiva

En la OCTAVA ETAPA (1992 - 1993), las Derrochonas desaparecieron y como el pais estaba pasando por una crisis... resucitaron de nuevo las Tacañonas de Tacañón del Todo, que volvían a ser encarnadas por las fabulosas Hermanas Hurtado.

1992 - 1993

 

El vestuario de las nuevas Tacañonas mantenía el estilo de sus predecesoras tacañonas.

La Seño llevaba un vestido compuesto por una larga falda oscura y una blusa rosada morada. La blusa se cerraba a través de un lazo que llevaba en el cuello de la misma. El pelo lo llevaba recogido con un moño.

La Viuda de Poco había dejado el negro atrás, y llevaba un exquesito traje largo violeta de principios de siglo, y con un ribeteado blanco en la zona del cuello. las mangas eran ajustadas con volantes. El peinado era un recogido de estilo clásico.

Mari Puri llevaba una falda larga azul y una blusa blanca que reflejaba más que nunca su dulce pureza. En la blusa llevaba un lazo grande que le cerraba el cuello de la blusa. El peinado también era un recogido al estilo clásico.

En la NOVENA ETAPA ( 1993 - 1994), durante los seis primeros programas, regresaron solamente La Seño y Mari Puri, junto a dos tias abuelas de las Tacañonas, Virtudes y Mª de la Purificación (Mercé Comes y Vicky Plana).

1993

La Seño (Teresa Hurtado) llevaba un austero vestido de color morado oscuro, de pies a cabeza sin ningún tipo de adorno. Mari Puri (Fernanda Hurtado) llevaba el mismo diseño de vestido pero de color marrón oscuro. Las dos tacañonas llevaban puntillas negras en los puños de sus vestidos. Ambas llevaban el pelo recogido con un moño.

Las Tias abuelas de las Tacañonas llevaban un vestido completamente negro y un sombrero del mismo color que recogía sus desfasados peinados.

A partir del séptimo programa, la Viuda de Poco ( Paloma Hurtado) regresó de Tacañón del Todo y sus tías volvieron a él.

1994

La Viuda de Poco (Paloma Hurtado) llevaba un austero vestido largo negro con puntillas en los puños y un moño como peinado en la cabeza. La austeridad y la tacañeria se volvía a poner de moda para el propio fastidio de los concursantes.

En realidad, la evolución del vestuario de la parte negativa siempre ha ido evolucionando con los mismos tonos de colores y con el mismo estilo austero de una sociedad decadente como es Tacañón del Todo.