Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Serpientes:

Se caracterizan por su sagacidad, velocidad y su maravilloso éxito evolutivo de supervivencia, gozando de gran poderío y admiración dentro del reino animal – incluyendo al hombre.

Sus métodos de ataque y defensa son tan variados como los habitats en que se encuentran: desierto, agua, bosque, etc. – excepto zonas polares pues son animales de sangre fría.
No sobreviven ni hacia el norte ni hacia el sur de los 69º de latitud.

El aislamiento geográfico es el que obliga a todos los animales a evolucionar por caminos separados.

Maestras del disfraz y el camuflaje, las hay de todos los tamaños, formas, colores.

Se desplazan en diferentes formas: locomoción rectilínea, ondulante, de golpe de costado, de acordeón.

25% de ellas son venenosas y tienen colmillos inoculadores. Su veneno es una mezcla de proteínas que atacan el sistema nervioso o muscular. Matan a sus presas por constricción o envenenamiento.

Tienen un rol importantísimo en el control de plagas y mantenimiento del sistema ecológico.

Cambian la piel y la cubierta exterior de las escamas córneas de forma periódica, por lo general, en una sola pieza, incluyendo la cubierta dura y transparente de los ojos, o anteojos, que les protege la visión, puesto que las serpientes carecen de párpados móviles y los ojos permanecen constantemente abiertos.

La frecuencia de la muda varía de una especie a otra, incluso en el seno de una misma especie, en función de la edad y el tamaño. Las serpientes jóvenes, de crecimiento rápido, cambian la piel con más frecuencia que los adultos, de crecimiento lento.

En algunas especies la muda se produce aproximadamente cada 20 días; en otras sólo una vez al año.

Firmar mi libro de visitas   Leer mi libro de visitas

 ˇVotame en el TOP10 de miarroba.com!

©Ramón Valdivia Mendoza

Eres la visita número: