Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

Ballester Molina calibre 11.25 - 1º parte

Sistema Ballester Molina

 

 

 
Breve Presentación

La fabrica de Pistolas Automáticas (en realidad semiautomática), fue constituida entre los Sres. Arturo Ballester y Eugenio Molina, que giro bajo el nombre de Hispano Argentina Fabrica de Automóviles, (HAFDASA).

La misma se ubicaba en la calle Campichuelo 250 Buenos Aires, y con la dirección Telegráfica: HAFDA, (se ha tomado textualmente de acuerdo al Catalogo de Uso y mantenimiento, de la pistola).

Tenia el objeto de armar automóviles, el Hispano Suiza, fabricar piezas de repuestos para los mismos, motores, motores diesel, camiones y automóviles de otras marcas, estos han sido los primeros pasos dados por sus fundadores.

Este ha sido el puntapié inicial, dado de una respuesta positiva por el mercado nacional, y estaban en condiciones de iniciar y anexar un nuevo rubro dentro de su producción, la de fabricar armas portátiles de fuego, corriendo por el año 1938 el inicio de las mismas, y teniendo una muy buena aceptación y unánime por los expertos. (ver nota anterior sobre Numeración de la Ballester Molina).


Generalidades de la pistola Sistema Ballester Molina

La pistola semiautomática calibre .45 (11,25 mm) Ballester Molina, es un arma de funcionamiento infalible que respondia a las exigencias de la época.
Los materiales con que se ha construida, son de primera calidad, lográndose el alto poder de contención de las de su calibre, con menor peso y tamaño, sin detrimento de sus cualidades balísticas.

El cargador tiene una capacidad de 7 cartuchos mas uno en recamara, perteneciendo al tipo de las que basadas en el principio de la mayor dificultad en vencer la inercia de una mayor masa que la del proyectil y funcionando por la acción directa de los gases sobre el culote del cartucho, tienen cañón móvil que acompaña primeramente a la corredera en su retroceso, para zafar de ella basculando, en cuanto el proyectil sale por la boca de fuego.

No se abre la recamara ni se extrae la vaina hasta ese instante, impidiendo el proyectil con su empuje al avanzar, forzado en la rayas, por el interior del cañón, que este y la corredera, unidas en dicho momento, retrocedan hasta que abandona el arma con lo que, aparte de conseguirse un máximo de seguridad para el tirador, se aprovecha toda la fuerza expansiva de los gases de la pólvora para impulsar al proyectil y la posición inclinada del cañón, en ese instante de carga, para facilitar la entrada de nuevo en la recamara.


Características técnicas de la pistola
  

Del arma

Calibre entre campos:

11,25 mm (.443)

Calibre entre fondos:

11,43 mm (.45)

Largo total:

212,00 mm

Alto total:

137,00 mm

Grueso de la empuñadura:

32,00 mm

Largo del cañón:

127,80 mm

Largo de la parte estriada:

105,00 mm

Numero de estrías:

6

Profundidad de estrías:

0,10 mm

Ancho de las estrías:

3,87 mm

Paso del estriado:

406,40 mm

Sentido del estriado:

derecha a izquierda

Inclinación del estriado:

Largo de la línea de mira:

159,00 mm

Peso de la pistola:

1060,00 grs

Peso del cargador:

70,00 grs

 

 
    

Del cartucho

Longitud del cartucho:

32 grs

Peso del cartucho:

21 grs

Peso de la munición (núcleo de plomo, envuelta de acero Cupro niquelado, de la época)

14,80 grs

Alto total:

0, 39 grs

 

 
  

Del cartucho

Velocidad inicial:

245,00 mts/seg

Fuerza viva en la boca:

45,00 Kgm

Penetración en la madera de pino a 25 mts.(no especifica esp.):

16,00 cm

Velocidad de fuego:

5 disparos por segundos

 

 

 

 
Continuando y ampliando el artículo sobre la Ballester Molina 11.25 mm (.45 ACP), y dentro de pocos días estaremos transcribiendo la 3º y 4º parte de la misma, bajo los títulos de Funcionamiento de la Ballester Molina e Instrucciones para desarmar y armar la pistola.

En la primera parte que hemos transcripto (ver Generalidades de la pistola Ballester Molina) hablamos sobre la presentación, generalidades y datos técnicos).


Descripción

En esta descripción de la pistola, donde tomaremos conocimiento de la misma y podemos dividir sus piezas en dos grandes grupos, donde uno de los cuales esta constituido principalmente por el cañón y la corredera, estas dos piezas forman la parte móvil de la pistola al disparar. Las partes como ser la armadura y mecanismos, es la que contiene la parte fija del arma.


Parte móvil

Esta compuesta de acero especial y tiene interiormente una sección lisa en la recamara para alojamiento del cartucho y otra rayada de una longitud de 105 mm, formada por seis estrías que giran de derecha a izquierda a objeto de imprimir un movimiento de rotación al proyectil alrededor de su eje longitudinal, necesario para que se conserve su alineamiento durante la trayectoria.

En el plano posterior esta el saliente que deja espacio lateral al extractor para que pueda enganchar al cartucho, y a la rampa de acceso a la recamara. Los resaltes semicirculares de su parte superior, se alojan en los correspondientes encastres de la corredora en la posición de fuego, haciendo solidario el movimiento de ambas piezas al iniciarse el retroceso de aquella.

Por debajo de la recamara se prolonga el cañón formando dos aletas entre las cuales se articula mediante un pasador, el eslabón de enlace del cañón a la armadura en la que apoya la guía tope del muelle recuperador.

Tiene la forma de media caña en su parte en que se abre la ventana de expulsión y van colocados el guión y la mira, el primero remachado y la segundo a cola de milano. Sus dos caras laterales son planas y paralelas con un sector estriado para facilitar la abertura a mano de la recamara.

En la cara izquierda, se encuentran los rebajes para retén de la corredera, y mas allá del plano inferior que prolonga la corredera para el seguro el tapón del muelle recuperador e impedir que pueda salir para atrás al unirse a la armadura.

El resto de la cara inferior esta abierto, así como su interior en el que entra el cañón que se une a la corredera mediante el manguito guía del cañón que también retiene al entrar en su alojamiento de la corredera su teton.

Dos rebajes longitudinales hechos en los costados interiores de la corredera tienen por objeto unirla a la armadura y guiarla en su movimiento de avance y retroceso. El culote del cartucho apoya al cerrarse la recamara en la parte delantera de un macizo en cuyo interior va el percutor con su muelle y el extractor sujetados por un Reten que entra de abajo hacia arriba en la corredora, al que fija en su posición el extremo posterior del percutor que empujado por su muelle asoma por un orificio.

En un pequeño rebaje vaciado en la cara interior derecha entra el freno automático en la posición correcta de fuego.


Parte fija

Es la pieza principal de la parte fija del arma y lleva montados todos los mecanismos a excepción de los citados anteriormente. En los costados del plano superior tiene guías longitudinales adecuadas para unirse a la corredera permitiéndole el movimiento de vaivén necesario para el automatismo.

Su extremo delantero forma media caña en la que se aloja el muelle recuperador con su tope guía. Por un orificio horizontal atraviesa a la armadura la palanca de retenida del cerrojo uniéndosela al cañón mediante el eslabón de enlace, dando paso otra abertura de la retenida, fijándose esta y el seguro, que se aloja en un tercer orificio de la armadura por medio de los pitones y accionados por un resorte que encierra la caja.

Otro orificio de mayor diámetro en el costado izquierdo que en el derecho es atravesado por el pasador eje del martillo, pasador al que retiene la aleta del seguro al quedar armada la pistola.

Un pequeño perno, remachado, colocado en, fija al expulsor. Atornillados a la armadura, van los tornillos de fijación de las cachas en los agujeros. La empuñadura es hueca, entrando en ella al cargador de abajo hacia arriba, sujetándolo su pestillo de retenida. El guardamonte forma cuerpo con la armadura.


Mecanismo de disparo y percusión

Esta constituido por: disparador, martillo con su empujador, cabeza impulsora y muelle, retén del martillo con su muelle y freno automático.

La parte anterior del disparador va colocada dentro del guardamonte, manteniendo el freno automático desconectada del retén del martillo la palanca que acciona un resorte, hasta que al estar perfectamente cerrada la recamara, entra el extremo superior de aquel en el rebaje vaciado al efecto en la correera.

El martillo está abierto longitudinalmente en su extremo posterior-inferior donde entra el empujador que queda sujeto mediante un pernito, tiene dientes para el seguro, en cada una de ellas.

El retén del martillo gira alrededor de un pasador que lo une a la armadura y es accionado por un resorte plano apoyando la palanca del disparador en su saliente, para hacer fuego. El freno automático se mueve entre la palanca del disparador y la corredera.

Lo forma un pasador rebajado transversalmente en su parte media para permitir el paso del martillo en la posición de fuego y que entra en los rebajes correspondientes del martillo en la de seguro, accionando la palanca.

Es de chapa de acero con una abertura lateral donde entra el pestillo de retenida. En su interior se encuentra el resorte que empuja al elevador que sirve de apoyo a los cartuchos, y que tiene lengüeta que acciona al reten de la corredera al quedar vacío el cargador.

 
Continuando y ampliando el artículo sobre la Ballester Molina 11.25 mm (.45 ACP), y dentro de pocos días estaremos transcribiendo la 4º parte y ultima de la misma, bajo el título Instrucciones para desarmar y armar la pistola.

En la primera nota que hemos trascripto hablamos sobre la presentación, generalidades y datos técnicos, y en la segunda su descripción. En ésta tercera parte les transcribimos el funcionamiento de la misma, según lo relata el catálogo del folleto de la Pistola Ballester Molina.


Cargar el arma

Sosteniendo el arma por la empuñadura, con la mano derecha sin apoyar el dedo en el disparador, se introduce de abajo a arriba en su alojamiento el cargador con sus cartuchos, hasta que se sienta que el pestillo de retenida la sujeta.

Se lleva entonces hacia atrás la corredera con la mano izquierda, montándose con este movimiento el martillo a la par que se comprime el muelle recuperador, que la hará avanzar, al distenderse, si se la suelta en cuanto llega al final de su recorrido.

Al tropezar su plano de culata con el primer cartucho, que al retirarse la corredera ha subido empujado por el elevador, lo introducirá en la recamara, avanzando con el cañón al encontrarse con su prolongación posterior, el que por estar articulado a la armadura subirá simultáneamente al girar sobre su eje el eslabón de enlace hasta que los resaltes de la parte superior del cañón se alojen en los encastres de la corredera, haciendo solidarios a ambas piezas.

La posición de los distintos mecanismos del arma en este instante es: recamara cerrada con un cartucho alojado sujeto por la uña del extractor; martillo montado, con su reten calzando en la muesca correspondiente; freno automático con el extremo superior en su rebaje de la corredera y palanca del disparador apoyando en él reten del martillo. Así queda la pistola lista para hacer fuego.


Seguro

Para asegurarla, lo que debe hacerse enseguida si no se usa de inmediato, se corre con el pulgar de la mano derecha la palanca de seguro hasta su extremidad cebe en la muesca correspondiente de la corredera, que quedara casi inmovilizada, lo mismo que el martillo por alojarse en su rebaje el perno del seguro.

Para llevar en uso la pistola cuando esta cargada y con un cartucho en la recamara, aconsejamos bajar el martillo hasta que apoye en la parte posterior de la corredera, sosteniéndola al hacerlo con el pulgar de la mano derecha para que no golpee el percutor.


Disparar

Quítese ante todo el seguro llevándolo a su primitiva posición, hágase puntería presionando seguidamente sobre el disparador, y así por medio de su palanca transmitirá la presión al reten del martillo que girando sobre su eje horizontal zafara de la muesca de este, el cual una vez libre, golpeara por la acción de su muelle sobre el percutor produciendo el disparo.

Los gases originados por la inflamación de la pólvora al mismo tiempo que lanzan el proyectil forzándolo en las estrías para imprimirle un movimiento de rotación con el avance calculado como conveniente, actúan sobre el culote del cartucho haciendo retroceder a la corredera su retroceso comprimiendo el muelle recuperador, montando el martillo, sacando el extractor la vaina que al tropezar con el expulsor salta por la ventana de expulsión, en tanto que el muelle del cargador eleva otro cartucho frente a la recamara actuando después el muelle recuperador como se ha explicado en el epígrafe cargar.

En el retroceso la corredera hará descender el freno automático al zafar de su encastre, desconectando del reten del martillo la palanca del disparador, hasta que cerrada la recamara se aloje nuevamente en su entraste el freno automático al cesar de presionar el dedo sobre el disparador por esta causa no puede dispararse con la recamara mal cerrada.

Volviendo a tirar del disparador se producirá otro disparo y así sucesivamente mientras se apriete y afloje alternativamente, hasta que al terminarse los cartuchos del cargador empuje la lengüeta del elevador al reten de la corredera de manera que su diente cebe en la muesca correspondiente de esta, que no pudiendo avanzar por tal causa, dejara abierta la recamara.

Entonces se hace presión con el dedo pulgar de la mano derecha sobre el botón del pestillo de retenida, para sacar el cargador del deposito, tomándolo al mismo tiempo con la mano izquierda por su parte inferior que sobresaldrá de la empuñadura. Si se desea hacer fuego con rapidez puede dejarse caer el cargador vació para introducir otro nuevo en él deposito sin perdida de tiempo.

Una vez nuevamente el cargador en su alojamiento, llévese hacia abajo la orejeta del reten de la corredera y al quedar libre avanzara esta empujando por el muelle recuperador cargando nuevamente el arma.


Descargar

Primeramente se quita el cargador como ya explicado y después se saca el cartucho que queda en la recamara llevando hacia atrás la corredera.


Llenar el cargador

Tomándolo con la mano izquierda de manera que quede la abertura hacia arriba, se van colocando uno a uno los cartuchos, empujando para abajo un poco el elevador y deslizándolo sucesivamente en su alojamiento.

 
Finalizando el artículo sobre la Ballester Molina 11.25 mm (.45 ACP), en esta 4º parte y ultima de la misma, bajo el título Instrucciones para desarmar y armar la pistola.

En ésta cuarta parte les transcribimos las instrucciones para desarmar y armar parcial y total de la pistola según lo relata el catálogo del folleto de la Pistola Ballester Molina.


Pistola Ballester Molina
Instrucciones para desarmar y armar la pistola

Cuidado y limpieza

Retírese el cargador y el cartucho alojado en la recamara. Presiónese sobre el tapón del muelle recuperador con el pulgar de la mano derecha y entonces déjese distender el muelle recuperador suavemente para que no salte. Llévese atrás la corredera hasta que la muesca correspondiente se situé frente al talón de su reten que podrá así retirarse por el costado izquierdo si se empuja su eje que sobresale por el lado opuesto de la armadura.

Con esta operación se habrá desunido la parte fija de la móvil del arma y la corredera podrá sacarse deslizándola hacia delante, junto con el cañón, eslabón de enlace, manguito del cañón, muelle recuperador y sus piezas.

Sáquese entonces por atrás el muelle recuperador y sepáresele de su guía tope, gírese por delante para sacar el cañón cuidando de volcar la brida de unión hacia delante.

Para el objeto indicado en el epígrafe, no es necesario desarmar mas piezas.
Para armar la pistola se procede en sentido inverso, de la siguiente manera.

Sosteniendo la corredera con su fondo hacia arriba se introduce totalmente el cañón con el eslabón de enlace volcado adelante y se coloca el manguito llevándolo a la derecha de la pistola su extremo interior, deslizando seguidamente por atrás en su alojamiento el muelle recuperador con su guía tope.

Manteniéndolo en la misma posición, se une este conjunto a la armadura, haciendo entrar los nervios longitudinales de una en las correspondientes ranuras de la otra, cuidando de sujetar la guía tope del recuperador al hacerlo y colocando después el arma en su posición normal en forma de que el taladro del eslabón de enlace se presente frente al correspondiente de la armadura uniendo entonces ambas partes mediante el perno del reten de la corredera.

Llévese esta a su posición mas avanzada en introdúzcase, comprimiendo el muelle recuperador, el tapón en su alojamiento y sosteniéndolo gírese a la izquierda el manguito del cañón hasta que le rebaje semicircular de su extremo inferior se presente frente al tapón y lo retenga al soltarlo.


Desarme total

Si después de efectuado el desarme explicado anteriormente se ha de seguir desamando la pistola, empújese el percutor con la punta de un lápiz o cualquier objeto puntiagudo y sáquese su reten deslizándolo hacia abajo para dejar libres y que puedan sacarse por atrás de la corredera, el percutor, su muelle y el extractor.

Téngase presente, al continuar el desarme, que todos los pasadores y ejes deas piezas que están montadas en la armadura salen por el costado izquierdo pudiéndose usar en caso de necesidad el percutor para empujarlos.

Gírese hacia arriba el seguro hasta que zafe de su pitón y quedara libre. Para quitar el martillo retírese su eje y saldrá por arriba de la armadura juntamente con su empujador (que se separa de aquel retirando el pernito que los articula) y la cabeza impulsora con su muelle, al volcar la armadura.

Retírense las cachas soltando sus cuatro tornillos.

Saquese los pasadores del expulsor, reten del martillo y de su muelle y quedaran libres dichas piezas.

Sepárese el pasador eje del disparador para retirar a este juntamente con su palanca saliendo después en freno automático deslizándolo hacia abajo. Extráigase el pasador que une al disparador a su palanca y aparecerán el resorte y su guía que están alojadas en el disparador.

Para desarmar el pistillo de retenida del cargador, desatorníllese su empujador haciéndolo girar a la izquierda con la yema del dedo pulgar de la mano derecha hasta que se separen el pistillo, el empujador y su muelle.

Los pernitos reten del seguro y para asegurar él reten de la corredera saldrán junto con su muelle, de la caja que se aloja, una vez desarmados dichas piezas.

El eslabón de enlace se separa del cañón retirando el pasador que los une.

El cargador solo ha de desarmarse excepcionalmente.
Para ello basta sacar los pasadores que sujetan la tapa y saldrá esta por la parte inferior como también el resorte junto con el elevador.

Para armar las piezas citadas anteriormente basta con proceder en forma inversa a la seguida para desármalas.


Mantenimiento

Como ocurren con todos las armas que usan pólvora sin humo, es necesario limpiar esta pistola después de haber hecho fuego con ella o engrasarla para limpiarla posteriormente con detención, pasándole repetidas veces por el interior del cañón un trapo y pasándole otro limpio bien engrasado.

Igualmente ha de lubricarse de tanto en tanto el cierre y demás partes sujetas a fricción, sobre todo cuando se ha usado el arma en gran escala, en cuyo caso recomendamos desarmarla totalmente para limpiar detenidamente sus piezas y lubricarlas poniendo cuidado en armarla después correctamente.

Los cargadores han de mantenerse siempre limpios suavemente engrasados en su interior, evitando golpearlos para que no se deformen y funcionen debidamente el elevador y su resorte.

VOLVER AL INDICE