Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

El .357:  El Primer Magnum

 

Medidas SAAMI DEL .357 MAGNUM

 

.357 Magnum con proyectil típico de 158 grains

.357 Magnum con proyectil típico de 158 grains

 

.357 Magnum con proyectil Partition Gold de 180 Grains

.357 Magnum con proyectil Partition Gold de 180 Grains

 

El .357 Magnum es uno de los cartuchos de arma corta para el cual existen la mayor variedad de puntas para usos diversos

El .357 Magnum es uno de los cartuchos de arma corta para el cual existen la mayor variedad de puntas para usos diversos

 

Los años 30 fueron tiempos difíciles. Los agitados años '20s se transformaron en la depresión de los '30s, convirtiendo en desocupados a muchos hombres honestos, y haciendo que los deshonestos traficaran con el alcohol y robaran bancos alcanzando proporciones epidémicas. Los policías, ya sobrecargados de trabajo y mal pagos, se encontraron enfrentando un adversario mejor armado y organizado.

Súbitamente, los oficiales de policía, en todos los niveles, estaban inadecuadamente armados con revólveres de doble acción .38 Specials Colt o Smith & Wesson, mientras que "el otro lado" usaba pistolas Smith & Wesson 38-44 -ampliar imagen-semiautomáticas en .45 ACP y tristemente famosa "Chicago Chopper" -picadora de Chicago-, la pistola ametralladora Thompson calibre .45 ACP.

Las dos principales fábricas de armas comenzaron a trabajar en forma inmediata para proveer nuevas armas para los cuerpos policiales de toda la Nación. Colt aparentemente detectó lo que se avecinaba y fué el primero en el mercado en introducir el .38 Super en 1930. Era sencillamente la pistola semiautomática Colt Modelo 1911 .45 ACP, recamarada para un nuevo calibre .38 de alta velocidad. El .38 Super impulsaba un proyectil de 130 grains totalmente encamisado a 1300 pies por segundo y albergaba 10 cartuchos antes que fuera necesario recargar.


En apariencia, ni los tiradores ni la policía estaba lista aún para una pistola semiautomática moderna, y Smith & Wesson continuó desarrollando el extensamente probado y tradicional revólver. Luego de haberse introducido el .38 Super, la firma de Springfield comenzó a trabajar sobre un revólver de armazón de calibre .44 (ahora denominado armazón "N") en una versión más potente del .38 Special.

Tanto el arma como la munición fueron denominados .38-44 Heavy Duty (reforzado).

Los Modelos .38-44 Outsdoorsman con miras ajustables y los de miras fijas .38-44 Heavy Duty de miras fijas, fueron los revólveres de doble acción más finos producidos alguna vez por Smith & Wesson.

Elmer Keith informó sobre sus pruebas de un lote inicial de munición .38-44 disparadas en un revólver del mismo calibre de cinco pulgadas, y Phil Sharpe, un destacado experto en municiones de 1930 también trabajó con el nuevo .38 dando por resultado final una nueva arma fabricada por Smith & Wesson y una nueva munición de Winchester denominada .357 Magnum, introducida en 1935. El nuevo revólver no era otro que el .38-44 con un tratamiento térmico especial en el tambor y en el armazón y recamaraba un nuevo cartucho que era 1/10 de pulgada más largo que el .38 Special y denominado, por supuesto, "el .357 Magnum".

Aquellos primeros .357´s eran en realidad fabricados y ajustados individualmente, y además de ser numerados en forma seriada, también eran registrados por Smith & Wesson, es decir marcados con una segunda cifra y con un certificado especial extendido al propietario original. Estaban disponibles en largos de cañón desde 3 1/2 pulgadas hasta 8 3/4 pulgadas con, virtualmente, todas las medidas intermedias. El más largo y el más corto eran los más populares entre dos grupos de usuarios: los amantes de las actividades de las actividades al aire libre y los policías, respectivamente.

El Coronel Doug Wesson promovió al primer Magnum empleándolo para cazar especies tales como: antílope, alce, reno y osos grizzly. Era el advenimiento de la era de la caza con arma Smith & Wesson del Gral. George Patton cal. .357 Magnum de 3 1/2 pulgadascorta.

Los primeros .357 Magnums de 3 1/2 pulgadas se popularizaron entre los agentes del FBI luego de que uno de los primeros le fue obsequiado a J. Edgar Hoover.

Una personalidad del mismo tenor, el que fué luego general, George Patton, adquirió un .357 Magnum de 3 1/2 pulgadas en Hawaii en 1935. Equipado con cachas de marfil en coincidencia con su revólver Colt Single Action .45, Patton llamaba a su .357 su "killin´ gun" (arma para matar).

Patton usaba su par de armas diferentes con cachas de marfil como una sello personal. Realmente tenía dos cartucheras fabricadas por S.D. "Tio Sam" Myres de manera que podía tal que podía usar cada arma a derecha o izquierda, a voluntad.

Esto causó mucha confusión ya que aún se dice, erróneamente, que llevaba un par de revólveres Colt Single Action .45.

El primer Magnum fue un éxito instantáneo y Colt recamaró su modelo Single Action y el New Service en este calibre. Muchos de los modelos de pre-guerra de los Colt Single Action .357 cruzaron el Atlántico para tomar parte en la Batalla de Gran Bretaña.

 

Las armas recamaradas para el primer Magnum eran un éxito mientras que las primeras municiones no corrían la misma suerte.

Los primeros cartuchos .357 estaban recargados usando fulminantes de Rifle, una ventaja, pero los proyectiles eran tan blandos que producían un emplomado del cañón luego de disparar uno o dos tambores llenos, un factor definitivamente negativo.

Los recargadores podían solucionar este problema usando proyectiles de aleación dura para remplazar los blandos fabricados por extrusión de fábrica; las balas encamisadas para el .357 aún no se habían inventado.

El .357 Magnum, el primero, y para muchos tiradores entendidos, el mejor de los Magnums, se comercializa firmemente desde hace más de 50 años.

De todos los Magnums, es el que entrega su máxima potencia con un mínimo retroceso percibido.

Mientras que en la década del '30 era considerado como una clase mágica de cartucho, que podía perforar cualquier automóvil o abatir cualquier Smith & Wesson Modelo 27 -ampliar imagen-animal, a través de los años se lo colocó en el lugar correcto y se convirtió en un favorito de los tiradores que también se dieron cuenta de sus limitaciones. Su mejor desempeño lo alzanca como cartucho de defensa, como cartucho de caza de varmints (alimañas) o presas pequeñas, para los cazadores; y solamente se puede emplear para la caza mayor en forma ocasional, generalmente se lo considera para animales de talla mayor que un coyote en manos de un experto.

En los últimos años, demostró ser un cartucho excelente para el tiro a las siluetas metálicas a corta y larga distancia cuando se lo usa con las recargas y en las armas apropiadas.

El .357 ha sido el favorito de algunos notables redactores sobre temas de armas y visto con desdén por otros.

Elmer Keith lo consideraba como mínimamente adecuado, y uno tiene la sensación de que nunca debe comprarse uno ya que, según él, no era más que un .38 Special potenciado. Sin embargo cuando examiné recientemente todos sus revólveres, encontré un .357 Smith & Wesson de 3 1/2 pulgadas de cañón con cachas de marfil.

Skeeter Skelton tuvo al .357 en gran estima, tanto el Smith & Wesson original con cañón de 5 pulgadas y al Ruger Blackhawk original con cañón de 6 1/2 pulgadas. No podemos ignorar a Bill Jordan y al .357 que diseñó junto con la fábrica Smith & Wesson: el .357 Combat Magnum

Veamos algunos de los mejores revólveres en este calibre disponibles para los tiradores de hoy y quizá hacer una breve recorridoa por la historia de algunos que ya no están. Sígueme y disfruta del primer Mangum, el .357.


SMITH & WESSON

Esta firma fue la que inició todo. El .357 original, ahora el Modelo 27, tristemente fué dado de baja de la línea de producción. Una característica clásica del Modelo 27 es el segrinado fino sobre la parte superior del cuadro y sobre la banda del cañón.

Cuando uno observa este segrinado, literalmente se siente transportado a los tiempos cuando las armas eran ajustadas a manos por hábiles artesanos más que por máquinas impersonales.

El cañón original de 8 3/4 pulgadas de la década del '30 fue rápidamente "acortado" a 8 3/8 pulgadas para ajustarse a las reglas de tiro al blanco de la época respecto al radio o distancia entre miras.

Smith & Wesson Modelo 19-1 Combat MagnumSmith & Wesson Modelo 586 .357 Combat Magnum -ampliar imagen-Smith & Wesson Modelo 19 -ampliar imagen- 

 

 

 

 

Dos de las longitudes más populares: el cañón de 3 1/2 pulgadas fue el favorito de los agentes del FBI de esa época y el favorito de Skeeter Skelton fue el de 5 pulgadas.

En la década del '50, Bill Jordan, por entonces miembro de la Patrulla de Fronteras de los Estados Unidos -U. S. Border Patrol- comienza a alertar sobre la necesidad de un revólver .357 más pequeño y liviano, que el policía pudiera transportar todo el día sin tanto esfuerzo como ocurría con el de armazón N.

El resultado fue una combinación del .38 Special de armazón K con un tambor de .357 magnum y cañón pesado con la varilla de expulsión de vainas protegida.

El modelo resultante, el .357 Combat Magnum, ahora denominado Modelo 19, es uno de los revólveres de portar, pequeño, mejor logrado. Completamente cargado, el Magnum de 4 pulgadas de armazón K pesa 6 onzas menos que el modelo 27 de 3 1/2 pulgadas y es menos voluminoso. Por los años 80, algunos tiradores que tenían el Modelo 19 Combat Magnum y su equivalente en acero inoxidable, el Modelo 66, se quejaban que el armazón K no resistía la munición moderna. Jordan, diseñó originalmente el Magnum de armazón K para que se cargara con cartuchos .38 Special para las sesiones de práctica y con cartuchos .357 Magnum para las funciones de servicio.

Cuando los usuarios comenzaron a disparar miles de tiros con munición Magnum en los 19/66 se presentaron algunos problemas relacionados con el desgaste del cono de forzamiento y pérdida de precisión. Ya que la mayor parte de mis cargas sobre el Modelo 19 ha sido con puntas fundidas, nunca tuve problemas con él. De hecho, cuando disparé el Sheriff´s Department Qualification Course con el pequeo 19 y aún teniendo varios años de uso, obtuve la puntuación perfecta de 300x300.

Pero el problema existía y Smith & Wesson respondió con un tercer .357, el Modelo 586 de armazón L, pavonado, y el Modelo 686 de acero inoxidable, el Distinguished Combat Magnum.

El armazón L está comprendido entre el K y el N, un 586 completamente cargado, con cañon de 4 pulgadas pesa 43 onzas. De manera que el 586 pesa solamente una onza menos que el .357 de armazón N pero todo su

Smith & Wesson Modelo 686 .357 Magnum SilhouetteColt Lawman III .357 Magnum con cañón de 4 pulgadas -ampliar imagen-

 

 

 

 

 

peso se encuentra en su cañón extra-pesado y en su cono de forzamiento, con el diámetro del tambor comprendido entre los dos modelos más antiguos. Y lo más importante es que Smith & Wesson mantuvo el tamaño de la empuñadura del armazón K. Es muy difícil para hombres y mujeres con manos pequeñas, incluyendo policías, controlar el armazón más grande tipo N.

La carga original .357 en 1935 consistía de un proyectil de 158 grains de plomo extrudado sobre 16,0 grains de pólvora Hércules 2400, encendida por un fulminante de rifle. Esta carga es demasiado fuerte hoy en día para muchas armas ya que la pólvora 2400 cambió a través de los años y resulta adecuada una carga de 14.0 a 15.0 grains con proyectiles de 158 grains.

(Observaciones RDO: la primera frase indica una carga excesiva, sobre todo porque la pólvora 2400 no sólo ha cambiado de fórmula a través de los años sino que también es extremadamente variable en cuanto a presión, además que el fulminante de rifle aumenta, por sí mismo unos 1000 a 1500 psi más de presión. Con apenas 1 grain de más, la 2400 puede llegar a variar a 3000 psi la presión ejercida por el cartucho. Además no todas las armas son capaces de resistir altas cargas de .357 Magnum: depende de la marca, modelo y estado de las mismas. La Revista Deportiro no se hace responsable de los dichos expresados en esta anterior fórmula.)

Mi modelo 27 de 8 3/8 pulgadas siempre fue un revólver muy preciso pero casi siempre disparé con él proyectiles de plomo. En él apliqué mi recarga predilecta, la carga original de Keith en vainas de .38 Special, 13.5 grains de #2400, y su proyectil de nariz bastante larga, el fundido con el molde Lyman #358429 de 168 grains. Este proyectil se coloca en vainas .38 Special ya que es demasiado largo para permitir la rotación del tambor en muchos revólveres .357 cuando se le aplica el "crimp" en la marca hecha para tal fin con vainas .357.

Cinco disparos con esta antigua recarga agrupa en 1 1/8 de pulgada a 25 yardas.

 

COLT

Mientras que esta firma apostó rápidamente al .357 en la década del '30, recamarando en el primer magnum sus dos revólveres de armazón grande, pasarían 20 años antes que un Colt originalmente recamarado en .357 fuera ofrecido al público. En ese momento, tanto el New Service como el Single Action Army en .357 y en todos los demás calibres habían desaparecido del catálogo de Colt.

El Single Action resurgirá en 1956; el Colt Python .357 Magnum con cañón de 4 pulgadas -ampliar imagen-New Service permanecería sepultado. El primer Colt .357 fue básicamente su Officer´s Model Match .38 Special con armazón .41 y provisto de un cañón pesado de gran contorno -bull barrel-. Todos los jóvenes de la época sabíamos que el policía de la historieta Dick Tracy, llevaba un Colt .357 Magnum. Luego, como ocurre frecuentemente, un arma destinada a ser un clásico de todos los tiempos, comenzó como algo muy diferente.

El tiro al blanco con revólveres .38 Special estaba en boga en la década del 50 y Colt se propuso crear lo máximo en un revólver de tiro. Usaron el armazón del Modelo Officer .357 Magnum y le agregaron un cañón muy pesado y sobredimensionado con un contrapeso completo hasta la boca del cañón. El resultado fué un revólver muy pesado, de manera que el cañón y el contrapeso formaban la silueta de un número 8 visto desde la boca, la banda solista fué acanalada (banda ventilada) para quitarle peso, alguien decidió recamararlo en .357 Magnum y así nació el Python.

De manera que con una serie de cambios, el que iba a ser el mejor revólver de tiro calibre .38, se transformó en el que muchos consideran como el mejor .357 Magnum. La publicidad de la época llamaba al Python "el Cadillac de los Revólveres".

Nunca me encontré con un propietario de un Python que no sintiera que tenía el mejor .357 Magnum posible. Yo mismo tuve dificultades al elegir entre un Smith modelo 27 y un Colt Python, especialmente cuando ambos eran modelos con cañón largo. Son verdaderamente .357's clásicos y revólveres sumamente precisos y durables.

El Python fué ofrecido originalmente con cañón de 6 pulgadas, luego sucesivamente con cañones de 4 pulgadas, 2 1/2 pulgadas y mi favorito, el modelo con cañón de 8 pulgadas. Su terminación original era el lujoso pavonado conocido como "Colt Royal Blue", que ya no existe más.

El Colt .357 Magnum, el modelo Trooper Mark III, el Trooper Mark V, el Single Action y el New Frontier, todos en .357 ya no están más en producción por Colt.

 

Colt Trooper Mark III cal. .357 Magnum -ampliar imagen-Colt Trooper Mark V .357 Magnum -ampliar imagen-Colt Single Action Segunda Generación .357 Magnum -ampliar imagen-

 

El King Cobra, que aparece y desaparece periódicamente es básicamente una mezcla de las mejores características de los modelos Python y Trooper a menos precio que el Python. El King Cobra es el Trooper Mark V que incorpora un cañón pesado al estilo del Python.

El Python de 8 pulgadas, provisto con cachas Skeeter Skelton de Kingwood, pesando 52 onzas y cargado en su totalidad con 6 cartuchos con proyectiles de 158 grains es extremadamente agradable de disparar y muy preciso.

Los Pythons con los que me he cruzado a través de los años normalmente tienen un diámetro de estrías bastante ajustado, por lo cual ayuda a lograr buena precisión con proyectiles de plomo y encamisados.

 

RUGER

Bill Ruger hizo retornar a los tiradores americanos al Single Action principalmente con su .22 Single Six introducido en 1953 y con el Blackhawk en .357 en 1955. Al terminar a secundaria en 1956, compré un Single Six y al poco tiempo un .357 Blackhawk, desde ese momento comencé a disparar con revólveres Ruger.

Ruger hizo lo que los tiradores le reclamaban a Colt durante años: modernizar al Single Action. Bill Ruger tenía el extraño don de saber lo que los tiradores deseaban, y básicamente tomó al Colt Single Action, lo actualizó con resortes con espiras y con miras ajustables, lo recamaró en calibres Magnum y capturó una parte importante del mercado americano en el proceso.

El primer Ruger Blackhawk de fuego central, hoy afectuosamente Ruger GP 100 con cañón de 6 pulgadas cal. .357 Magnumdenominado como el Flat-top Model (Modelo de tope de armazón plano), se ofrecía en tres largos de cañón: 4 5/8, 6 1/2 y 10 pulgadas. Este último es muy raro y muy valioso para los coleccionistas. En 1963, el Flat Top fue reemplazado por el Blackhawk de 3 tornillos (Three screw Model). La empuñadura se cambió del estilo del Simple Acción de Colt a una que permitía más espacio para los nudillos.

Al mismo tiempo, la silueta Flat-Top se perdió cuando se colocaron en el armazón los rebordes protectores a los lados del alza. El Blackhawk de 3ra. generación, el New Model, apareció en 1973 con el agregado de la barra de transferencia de seguridad, y su tamaño y peso aumentaron sustancialmente, ya que el armazón fué reemplazado por el empleado en toda la línea, del tamaño del .44.

Con 50 onzas, un Blackhawk New Model .357 de acero inoxidable y cañón de 4 5/8 pulgadas, completamente cargado, pesa 7 onzas más que un First Model de 6 1/2 pulgadas. Esta es una de las razones por la cual muchos tiradores se aferran a sus Flat-Tops. Ruger tienía una dedicación casi completa sobre los Single Actions en los '70s de forma que resultó una sorpresa cunado decidieron capturar una gran parte del mercado policial con la introducción de su línea de revólveres de doble acción Security Six.

Luego de haber vendido cerca de un millón de estos .357s, descontinuó este modelo y lo reemplazó por uno mejor: el GP-100. Este es un revólver de doble acción completamente moderno de construcción modular, producido en dos modelos: acero pavonado e inoxidable, con cañón provisto de un contrapeso solamente en el modelo de 4 pulgadas y con cañón pesado y standard en los modelos de 6 pulgadas.

Como los revólveres Dan Wesson, los GP-100 no tienen un armazón metálico para la empuñadura sino un vástago que permite acoplar la cacha, en este caso, fabricada en goma con paneles de madera. Y como Dan Wesson, Ruger también ofrece una de las pocas cachas de armas de doble acción que son confortables al momento de disparar. Un beneficio adicional residen en el hecho que el vástago permite la colocación de cachas especiales o "a medida" de varios tamaños y pueden colocarse fácilmente cachas adecuadas para manos pequeñas.

Los GP-100 tienen la reputación de ser excepcionalmente precisos. Todos ellos tienen un alza ajustable standard de la firma y se proveen con un guión negro rampeado que puede ser reemplazado fácilmente con guiones de color rojo, blanco, azul o amarillo, a voluntad del tirador. Para mí, un punto importante que favoreció la comercialización son unos buenos aparatos de puntería y guiones intercambiables.

Todos los GP-100 que pasaron por mis manos tenían una doble acción y un disparador en acción simple excelente y el diseño es tal que puede dispararse bien en doble acción, especialmente con el modelo con cañón pesado de 4 pulgadas que portan muchos policías.

Un tercer Ruger .357 está representado por el Modelo Bisley. Bill Ruger se remontó al pasado, tomó el diseño de la empuñadura, la cola del disparador y el martillo del viejo Colt Bisley, lo modernizó y lo combinó con la acción y el armazón del Blackhawk, así surgió el .357 New Model Bisley. Y, por primera vez, un Ruger de acción simple en .357 Magnum se ofreció con cañón de 7 1/2 pulgadas, una verdadera ventaja para los aficionados a las actividades al aire libre, los cazadores y para aquellos que practican el tiro a distancias largas.

Con su empuñadura toda de acero, un Bisley de 7 1/2 pulgadas completamente cargado pesa 54 onzas y es el .357 más agradable de disparar aún con cargas muy fuertes.

Habiendo trabajado con numerosos Bisleys de todos los calibres en los últimos años los encontré siempre con una precisión, una terminación y un disparador muy por encima del promedio. Son revólveres de acción simple buenos, fuertes que brindarán décadas de servicio rudo.

 

DAN WESSON

Los primeros .357 Dan Wesson tenían un buen diseño que poca gente deseaba por dos razones: era un revolver diferente, innovador y de aspecto tosco.

Dan Wesson mismo, dejó Smith & Wesson y se propuso, por propia cuenta, construir lo que consideraba un producto más atractivo. Pero el mundo no se agolpó a su puerta hasta que el diseño fue mejorado y una nueva generación de tiradores descubrió la precisión inherente de estos revólveres. Pero nos estamos adelantando un poco en la historia.

Dan Wesson decidió que había llegado el momento de presentar un nuevo diseño de revólver.

Rompiendo completamente con la tradición, ofreció un revólver que se caracterizaba por una construccion modular, fácilmente desarmable para tener limpieza y reparación.

En vez de un armazón para la empuñadura, la cacha original, de una sola pieza, se encastraba en un vástago del armazón, y, lo más innovador de todo, era que se le podía quitar fácilmente el cañón y el tirador tenía la opción de cambiar cañones de diferente longitud a voluntad en pocos instantes.

Aquellas primeras armas, con sus cañones delgados y una tuerca de sujeción en uno de los extremos Dan Wesson cal. .357 Magnum con cañón extra pesado -ampliar imagen-de ellos eran absolutamente antiestéticos.

Una vez que la tuerca del cañón se ocultó dentro de una funda de cañón y que se ofreció como opción un cañon pesado y, mucho más importante, los tiradores de silueta descubrieron al Dan Wesson, el éxito quedó asegurado.

La fábrica se introdujo en forma temprana en el tiro a la silueta, ofreciendo cañones largos y pesados para el .357, comenzando con uno de 8 pulgadas y luego uno de 10 pulgadas, además, como estaban deseosos de escuchar a los tiradores de silueta mejoraron los aparatos de puntería y ofrecieron guiones tipo patridge, intercambiables, para el tiro a grandes distancias (200 metros, por ejemplo).

Los tiradores respondieron adquiriendo los revólveres .357 y en otros calibres ofrecidos por la fábrica.

Dan Wesson cal. 357 Magnum con cañón standard -ampliar imagen-Mientras que el Dan Wesson .357 halló gran aceptación entre los tiradores de siluetas metálicas, no fue apreciado por el personal policial. Esto es desafortunado ya que el Dan Wesson .357 es perfecto para tiradores diestros y para el uso de cargadores rápidos.

Con el botón de liberación del tambor colocado delante de él, es fácil y rápido pasar el arma a la mano izquierda, abrir el tambor con esta mano e insertar los cartuchos con el cargador rápido en él, con mucha velocidad.

El .357 Magnum sobrevivió a la aparición del .44 Magnum, del .41 Magnum, y del .454 Casull. Ha sido el arma de servicio favorita de los policías durante casi cincuenta años.

Es aún un gran cartucho para muchos que necesitan un revólver, pero no para todos.

 

VOLVER AL INDICE