Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
Independencia de Panamá de España
28 de Noviembre de 1821

 

El 3 de octubre de 1821 dos espías encubierto enviados por Iturbide traían la misión de hablar con los cabecillas de la independencia para proponerles que se unieran al nuevo Imperio Mexicano, ambos llegaron tarde pues se encontraban en el mismo mes que la revolución estallo debido a los actos adelantados con el primer grito de Independencia en la Villa de Los Santos por medio de Rufina Alfaro 10 de noviembre de 1821le siguió el de las otras ciudades, Natá, Penonomé, Ocú, Parita, etc.

Se inicia el movimiento panameño de independencia de la Corona Española que fue conseguido el 28 de noviembre de 1821 José de Higginio, Obispo de Panamá, Dr. Carlos de lcaza, Mariano de Arosemena, Juan de Herrera, Narciso de Urriola, José de Alba, Gregorio Gómez, Manuel Marta de Ayala, Antonio Planas, Juan Pío Victorias, Antonio Bermejo, Gaspar Arosemena y 1 de diciembre de 1821 en Veraguas Casimiro del Bal.

La nueva nación veía la luz, pero se encontraba sin presupuesto para seguir la aventura independentista, él Obispo Durán le dona al nuevo gobierno panameño $60,000 tomados de varias propiedades de la Iglesia debido al poco armamento militar con el que se contaba y la inseguridad de ser reconquistados por España, Panamá toma una medida apresurada y que luego les costaría con creces, se unió a la Gran Colombia de Simón Bolívar.

Sin saber que el 30 noviembre de 1821 las fragatas de guerra Prueba y Venganza llegarían a la Bahía de Panamá acompañadas por el Mariscal Murgeón a buscar al resto de las tropas españolas ancladas en Panamá, y no a reincorporar a la nueva nación al Imperio Español los panameños creían que venían en son de guerra y la ciudadanía, toma las armas para defender la Bahía de Panamá, los capitanes españoles José de Villegas y Joaquín de Soroa firman un tratado de paz con el Coronel José de Fábrega el 4 de enero de 1822, el convenio de paz entre la monarquía española y los patriotas acuerdan la no agresión a ambos territorios y la retirada de los españoles al sur, todos los barcos de la Corona Española abandonaron la nueva nación.