Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

"Derecho a un medio ambiente sano"

 

Monica Sierra

Todos los habitantes debemos gozar del derecho a vivir en un medio ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; por tal motivo tenemos el deber de preservarlo.

Los seres vivos poseemos una manera de vivir que depende de nuestra estructura, fisiología y también del tipo de ambiente en que vivimos, de manera que los factores físicos y biológicos se combinan para formar una gran variedad de ambientes en distintas partes de la biosfera. Así, la vida de un ser vivo está estrechamente ajustada a las condiciones físicas de su ambiente y también a las bióticas, es decir a la vida de sus semejantes y de todas las otras clases de organismos que integran la comunidad de la cual forma parte.

Tardíamente el hombre comienza a entender el suicidio a que se ha sometido mediante la destrucción de los recursos naturales, los daños causados por el desarrollo científico - técnico son incalculables y de nuestra responsabilidad, por eso, asumirlos, es de sabios y tenemos la obligación de trabajar arduamente para hacer más vivible nuestra propia vida, sin que ello constituya una voz más al clamor de la naturaleza por su progresiva destrucción, sino al contrario, una concientización hacia los valores de nuestra vida y los derechos de las futuras generaciones.

Al hombre le es imprescindible la naturaleza en tanto él forma parte de ella y es su racionalidad la que lo distingue de los demás seres vivos y legítima su autonomía, pero aun así es incapaz de comprender en toda su magnitud lo ilegítimo y no ético de su actuación contra la misma.

Somos los responsables de los desequilibrios ambientales ocasionados, al talar los árboles, destruir los bosques, contaminar las aguas, modificar genéticamente las plantas y los animales, etc., con estas irrespetuosas e impensadas acciones alteramos nuestra atmósfera, destruimos la capa de ozono, cambiamos desfavorablemente las condiciones climáticas, atentamos contra la biodiversidad, cambiamos nuestro patrimonio genético, agotamos irreversiblemente los recursos no renovables y provocamos la escasez de alimentos, bienes y servicios para nuestra comunidad y la de generaciones futuras.

El hombre en su desarrollo trató siempre de sobrevivir a todas las adversidades, pero según se ha ido perfeccionando su intelecto, hoy, no solo le preocupa su vida, sino la calidad de esta y la de sus sucesores.

Es por ello que el derecho a la vida debe ser entendido como el derecho a una buena calidad de vida, como resultado de la armonía lograda en todos los aspectos que inciden en el bienestar y la felicidad de una persona, sin embargo, los efectos de la contaminación ambiental deterioran considerablemente esa calidad de vida a la que todos aspiramos.

El ambiente es patrimonio común de la humanidad y por eso debemos contribuir a vivir en un ambiente sano, que propicie nuestra salud, pero no debemos pensar sólo en la nuestra, sino en nuestros descendientes y los de ellos, no solamente en nuestra especie, sino en toda la comunidad biótica y el ambiente abiótico en el cual se desarrolla nuestra actividad vital.

Anteriormente los recursos naturales eran suficientes para satisfacer las necesidades de todos los organismos. No obstante, el crecimiento desmedido de la población humana y el urbanismo desenfrenado plantean problemas serios al respecto. En la actualidad, se hace necesario una cuantificación rigurosa de los recursos naturales y una planeación racional de su aprovechamiento.

 

 

 

 

 

Aunque se han realizado numerosos estudios, no es posible establecer cual es el número máximo de habitantes que pueden vivir en la tierra. Se sabe con certeza que muchos de los recursos con los que cuenta la humanidad no son eternos y que no están lejos de su agotamiento.

 

Importancia Económica.

Los procesos industriales, de comercialización y los avances tecnológicos, son indispensables para lograr el desarrollo económico de un país, pero estos procesos deben ser planificados y controlados, ya que ellos determinan las modificaciones ambientales.

El rápido crecimiento de la población, el acelerado crecimiento urbanístico y el crecimiento industrial que la mayoría de las veces, carece de control y planificación, han sido causa directa del deterioro ambiental, pues el hombre, para lograr su proceso de desarrollo económico, ha utilizado mal los bosques, los suelos, las aguas, los lagos, los ríos, los puertos, contaminando casi todo el ambiente, poniendo en peligro su especie y otras especies animales y vegetales que se establecen en las comunidades.

 

Importancia Ecológica.

La vida del hombre depende obligatoria y necesariamente de los recursos naturales. Estos recursos son parte de la ecología y al destruirlos, no sólo se destruye el ecosistema sino el futuro de las generaciones venideras. Es importante no alterar la ecología porque al afectarla se estaría perturbando el medio ambiente en donde se encuentran gran número de seres vivos y no vivos.

El bienestar de las comunidades de la biosfera esta determinado por el buen uso que haga el hombre del ambiente, por el aprovechamiento racional de los bienes que ofrece la naturaleza. El hombre, en forma indiscriminada, ha hecha mal uso de los recursos naturales que nos provee la naturaleza, pues cada día ha ido deteriorando más su ambiente natural, ha roto el equilibrio de la trama de la naturaleza.

De manera que al entender todo esto se puede decir, que para lograr la armonía del hombre con la naturaleza, es necesario que exista un control y una planificación acordes con el desarrollo social, educativo y económico del país, sin que para ello se deteriore el ambiente.

Tomemos conciencia de lo que el medio ambiente significa para los seres humanos, la gran utilidad que tiene para nosotros y a la vez hacer un esfuerzo por mantenerlo vivo, ya que detrás de nosotros vienen encaminadas muchas generaciones más en el planeta, que al igual que nosotros querrán disfrutar de todo lo maravilloso que nos rodea.

Debemos ponernos a meditar y a reflexionar ┐Qué mundo le entregaremos a nuestros hijos?, ┐Llegarán a conocer las especies vegetales y animales que existen hasta el momento?, ┐Vivirán dentro de un mundo limpio y cuidado? Aunque todos sabemos que las soluciones de las preguntas mencionadas se encuentran en nuestras manos, la mayor parte de la población mundial es inconsciente y lo toma como algo normal que hace todos los días, sin percatarse de que estamos terminando con el planeta tierra.

La solución es muy sencilla y consiste en poner un granito de arena cada uno de nosotros para que conservemos todo lo que nos fue entregado en un principio y pertenece a cada uno de los seres humanos que conformamos el globo terráqueo, es cuestión de fomentar la cultura de la conservación y evitar nuestra autodestrucción.

 

7 regresar