Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 La filosofía griega procede de Oriente. Los principales filósofos griegos habrían tomado de doctrinas hebraicas, egipcias babilónicas e indias, no solo sus descubrimientos científicos sino también sus concepciones filosóficas más personales.

La filosofía presocrática está dominada por el problema cosmológico hacia los sofistas. No excluye al hombre de sus consideraciones; pero ve en él solamente una parte o un elemento de la naturaleza y no el centro de un problema específico.

Los filósofos presocráticos y Sócrates

Tales de mileto.
Entre los principales filósofos presocráticos se encuentra tales de Mileto, contemporáneo de Solón y de Creso, su “florecimiento” se sitúa hacia el año 585 antes de cristo.

Tales fue político, astrónomo, matemático y físico además de filósofo. De su fama de sabio continuamente absorto en la especulación da testimonio la anécdota referida por Platón, de que observando el cielo se cayó en un pozo, cosa que provocó la risa de una sirvienta tracia.

Anaximandro

Conciudadano y contemporáneo de tales, nació en el 610. También fue político y astrónomo. Es el primer autor de escritos filosóficos de Grecia; su obra en prosa Acerca de la naturaleza señala una etapa notable e la especulación cosmológica entre los jonios.

Usó el nombre de principio para referirse a la sustancia única; y encontró tal principio no en el agua o en el aire o en otro elemento, sino en el infinito. Este principio infinito abraza y gobierna a todas las cosas; por su parte es inmortal e indestructible, y por lo tanto, divino.

Anaxímenes

Anaxímenes de Mileto, más joven que Anaximandro y quizá discípulo suyo, floreció hacia el 564. Al igual que tales, reconoce como principio una materia determinada que es el aira; pero a esta atribuye los caracteresdel principiode Anaximandro: la infinitud y el movimiento perpetuo.

Del aire nacen todas las cosas que hay, que fueron y que serán incluso los dioses y las cosas divinas. El aire es principio de movimiento y de toda mutación.

Heraclito

La especulación de los jonios culmina en la doctrina de Heráclito, que por primera vez aborad el problema mismo de la investigación y del hombre que la emprende. Heráclito de Efeso perteneció a una familia noble de su ciudad, floreció hacia el 504 antes de J.D. Es autor de una obra que después se conoció como “Acerca de la Naturaleza”.

El punto de partida de Heráclito es la comprobación del incesante devenir de las cosas. El mundo es un flujo perpetuo: “No es posible meterse dos veces en el mismo río ni tocar dos veces una sustancia mortal en el mismo estado.

Pitágoras

Pitágoras nació en Samos, probablemente en el 571. Es probable que Pitágoras no haya escritgo nada. Aristóteles, en efecto, no conoce ningún escrito suyo.

Es muy difícil dilucidar en el Pitagorismo la parte que corresponde a su fundador. Sólo una doctrina se le puede atribuir con absoluta certidumbre: la de la supervivencia del alma después de la muerte y la transmigración a otros cuerpos. Según esta doctrina, que Platón se apropió, el cuerpo es una cárcel para el alma, que la divinidad ha encerrado ahí como castigo. Mientras el alma se encuentra en el cuerpo, tiene necesidad del mismo, pues sólo por medio de éste puede sentir; pero cuando está fuera de él, vive una vida incorpórea en un mundo superior. El alma vuelve a esa vida, si se purifica durante la vida corpórea; en caso contrario, vuelve después de la muerte a la cadena de las transmigraciones.

Jenófanes:

Jenófanes de Colofón fue el primero en afirmar la unidad del ser. El punto de partida de Jenófanes es una resuelta crítica del antroporfismo religioso “Los hombres, dice, creen que los dioses han tenido nacimiento y poseen voz y cuerpo semejante al nuestro”. Por esto los etíopes hacen a sus dioses chatos y negros, los tracios dicen que tienen ojos azules y cabellos rojos; también los bueyes, los caballos y los leones, si pudieran, imaginarían sus dioses a su semejanza. En realidad, no hay más que una divinidad “que no se parece a los hombres ni enel cuerpo ni en el pensamiento”.

Parménides

Parménides era ciudadano de Elea o Velia, colonia focense situada en la costa de Campania, al sur de Paestum., es probable que hubiese nacido hacia el 516-11. Parménides escribió un poema dividido en 2 partes, del cual existen actualmente 154 versos, la primer parte era la doctrina de la verdad, y la segunda la doctrina de la opinión, en ésta última, exponía las creencias del hombre omún-

Zenón

Discípulo y amigo de Parménides, zenón de Elea era veinticinco años más joven que él. Zenón intervino en la política de su ciudad natal. La obra de Zenón, era una especie de refuerzo de la argumentación de Parménides, dirigido contra quienes procuraban ponerla en ridículo aduciendo que, si la realidad es una, nos encuentran embrollados en muchas y ridículas contradicciones. El método de Zenón consistía en reducir al absurdo la tesis de los negadores de la unidad, consiguiendo así la confirmación de la tesis de Parménides; por ello Aristóteles llamó a Zenón el inventor de la dialéctica. En cambio, Hegel cree que la dialéctca de zenón es imperfecta, y la compara con la dialéctica kantiana de las antinomias; Zenón se habría servido de las antinomias para demostrar la falsedad de las apriencias sensibles, y Kant para afirmar la verdad por lo cual Zenón sería superior a Kant.

Meliso

Meliso de samos, también discípulo de Parménides, fue el general que destruyó la flota ateniense. Meliso defendía la doctrina de Parménides contra Empédocles y Leucipo. La prueba de su fundamental falsedad del conocimiento sensible, consiste seún Meliso, en que éste nos atestigua al mismo tiempo la realidad de las cosas y su mutación. Pero si las cosas fuesen reales en su multiplicidad, no cambiarían; y, si cambian, no son reales. No existen, pues, cosas múltiples, sino sólo la unidad.

Empédocles

Empédocles nació hacia el 492 y murió alrededor de los 60 años. El mismo presenta su doctrina como un instrumento eficaz para dominar las fuerzas naturales e incluso para recuperar del Hades la vida de los difuntos. Su figura de mago (o charlatán) está iluminada por las leyendas que se formaron respecto a su muerte. Sus secuaces dijeron que fue llevado al cielo durante la noche; sus adversarios, que se había precipitado en el cráter del Etna para que le creyeran un Dios. Empédocles es consciente de los límites del conocimiento humano. Los poderes cognoscitivos del hombre son limitados; el hombre ve sólo una pequeña parte de una vida que no es vida y conoce sólo aquello con lo que casualmente se encuentra.

Anaxágoras

Anaxágoras de Clazomene, nacido el 499 a. de J.C., es presentado como un hombre de ciencia absorto en sus especulaciones y extraño a cualquier actividad práctica. Para poderse ocupar de sus invstigaciones,cedió cuanto poseía a sus parientes. Fue el primero que introdujo la filosofía en Atenas, gobernada entonces por Péricles. Tambien acepta el principio de Parménides de la sustancial inmutabilidad del ser.

Protágoras

Protágoras fue el primero que se llamó sofista  maestro de virtud, su florecer se sutúa en el 444. Enseñó durante cuarenta años en todas las ciudades de Grecia, yendo de una a otra. Estuvo repetidas veces en Atenas, pero al fin, después de ser acusado de ateísmo, se vio obligado a abandonar la ciudad. Se atribuye a Protágoras una obra sobre los dioses. Protágoras quería decir que “tal como aparece para mí cada cosa, así lo es para mí y tal como te aparece a ti, así lo es para ti: porque hombre eres tú y hombre soy yo”.

Gorgias

Gorgias de Lentini fue contemporáneo de Protágoras, quien enseñó primeramente en Sicilia y luego en otras ciudades de grecia. Las tesis fundamentales de gorgias eran tres, concatenadas entre sí: 1° Nada existe; 2° si algo existe, no es cognoscible por el hombre; 3° Aunque algo sea cognoscible, es incomunicable a los demás. Sostenía el primer punto demostrando que no existe ni el ser ni el no ser. En efecto, el no ser no es, por que si fuese sería a la vez no ser y ser, lo que es contradictorio. Y al ser debería ser o eterno o engendrado. Pero si fuese eterno sería infinito y si infinito no estaría ne ningún lugar, esto no es, no existiría de hecho. Si es engendrado, debe haber nacido o del ser o del no ser; pero del no ser no nace nada; y si ha nacido del ser ya existía primero, en consecueancia, no es engendrado. Pero si el ser fuese, no podría ser pensado, ya que las cosas pensadas no existen, y aunque fuese cognoscible, no sería comunicable, por que la palabra no es el ser, así pues, comunicando palabras no comunicamos al ser.

Sócrates

Socrátes debió nacer en el 470 aproximadamente. Su padre, Sofronisco, era escultor; su madre, Fenarete, comadrona: él mismo parangonó después su obra de maestro con el arte de su madre. Completó en atenas su educación juvenil, estudió probablemente geometría y astronomía; y, si no fue discípulo de Anaxágoras, conoció el escrito de este filósofo, según se desprende del Fedón platónico.

Sócrates se mantuvo alejado de la vida política, su vocación fue la filosofía. Pero el entendió la investigación filosófica como un examen incesante de si mismo y de los demás; a este examen dedicó enteramente todo su tiempo, sin practicar ninguna enseñanza regular.

Sócrates no escribió nada, le parecía que la investigación filosófica no se podía llevar adelante o continuarse después mediante unos escritos. Para Sócrates, que entiende el filosofar como el examen incesante de sí mismo y de los demás, ningún escrito puede sucitar y dirigir el filosofar. El escrito puede comunicar una doctrina, no estimular la investigación. Si Sócrates renunció a escribir, ello fue debido, por tanto, a su misma actitud filosófica y forma parte esencial de tal actitud.

Sóctrates no se propone, pues, comunicar una doctrina o un conjunto de doctrinas. No enseña nada; comunica sólo el estímulo y el interés por la investigación. En tal sentido compara, en el Teetetes platónico, su arte con el de su madre, la comadrona Fenarete. El se declara estéril de sabiduría. Acepta como verdadero el reproche, que muchos le echan en cara, de saber interrogar a los demás, pero sin saber que contestar él mismo.

La influenciade Sócrates se había ya ejercido en Atenas sobre una generación entera, cuando tres ciudadanos, Melitos, Anitos y Licón, le acusaron de corromper la juventud enseñando creencias contrarias a la religión del estado. La acusación tenía escasa consistencia y habría quedado en nada, si Sócrates hubiese hecho alguna concesión a sus jueses. No quiso hacerla, por el contrario: Su defensa consistió en una exaltación de la tarea que había emprendido respecto a los atenienses. Declaró que ne ningún caso habría abandonado esta tarea, a la cual le requirió una orden divina. Por una pequeña mayoría, Sócrates fue declarado culpable, podía ser desterrado o proponer una pena adecuada al veredicto. En vez de esto, aún manifestándose dispuesto a pagar una multa de tres mil dracmas, declaró orgullosamente que se sentía merecedor de que se le alimentase a expensas públicas en el Pritaneo, como se hacía con los hombres beneméritos de la ciudad. Se produjo entonces la condena de muerte.