Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
JUANTO EL IRRESPONSABE
Personajes:
Narrador : Arquimedes Torre
Maestra : Fabiola Reyes
Mamá: Wendy Crespi
Juanito: Luis Ornelas
Padre: Omar Ramirez

Narrador :Juanito es un común y corrriente de 10 años de edad, la esena comienza la noche anterior al primer día de clases del año escolar, y Juanito por segunda vez está cursando el 5 año de primaria.

Mamá: (Gritando) Juanito, ya preparaste las cosas para irte mañana la escuela.

Juanito: (Mientra juega Play Station) Si mamá, ya termine, además quiero esperar a mi padre que llega de Francia.

Mamá: Está bien, pero mañana te levantas temprano.

Narrador : Juanito juega mientras espera a su papá que se había ido a un viaje a Francia, la mamá se queda dormida mientras veía la televisión. Y a eso de las tres de la mañana llega Pedro, ve a su esposa tirada en el sillón, y a su hijo aún jugando videojuegos.

Padre: (Gritandole a su esposa) Pero Claudia como es posible que no hayas mandado a dormir a ese niño.

Mamá: (Hablandole de una manera dulce) Pedro, que no vez que te estaba esperando.

Pabre: (Alterado un poco) Por eso ese niño está como está, por que nunca le prestas atención, siempre te da igual lo que haga o lo que deje de hacer. En fin, ya vámonos a dormir que mañana tengo que reportarme en la empresa a las seis.

Narrador : Don Pedro esa mañana sale muy temprano de su casa a su trabajo, Claudia y su hijo aun duermen.

Padre: (Hablandole al oido) Ya levantate que se les va a hacer tarde.

Mamá: (Aún media dormida) Si, si, en diez minutos me levanto, pierde cuidado amor.

Narrador : Pero Claudia se queda dormida y cuando despierta ya son las nueve de la mañana.

Mamá: (Se despierta algo alterada) En la torre, ya son las nueve y Juanito no se ha levantado. Pues ya ni modos, ya no fué a la escuela, no hay gran cosa que perder como es el primer día casi nadie va.

Narrador : Esto parece un simple descuido de parte de Claudia, sin embargo no es la primera ocasión y siempre le pasan esas cosas por lo menos don veces por semana. De ahí que Juanito vaya tan mal en la escuela. Don Pedro siempre trata de darle lo mejor a su hijo, por eso es que se la pasa trabajando todo el día para que a Juanito no le falte nada y pueda estudiar. Pero volvamos a la aasa de los Morales y veamos que sucede cuando ya va a llegar Pedro por la noche.

Mamá: (Gritando)¡Juanito!, ¡Juanito!. Mira, ya va a llegar tu papá y si le dices que no fuíste a la escuela se va a enojar, que te parece si cuando y te pregunte que como te fué en la escuela, le inventas cualquier cosa.
Ya vez como es ese viejo cascarravias de tu padre.

Juanito: Si mamá lo que tu digas, además que tiene de malo una mentirita.

Narrador: En eso estaban cuando suena la puerta. (Se oyen toquidos en la puerta)

Mamá: Ya voy, ya voy.(Abre la puerta)

Padre: ¡Ya llegué familia! Juanito ven para aca, quiero que me cuentes como te fué en la escuela.

Juanito: Pues muy bien papá, juegué, vi a mis compañeros y otrás cosas.

Padre: Que bueno, así me gusta, que estudies.

Narrador : Pedro se siente tranquilo con esa explicación, sin saber que lo han estado timando. Pero eso se repite diariamente, al grado que ya pasadas dos semanas el niño solo ha asistido en dos ocasiones.

Narrador : Eso noche llega y le pregunta lo mismo a Juanito, pero esta vez ya comienza a sospechar que algo anda mal ya que según el niño solo le han dejado tarea dos veces ( Los dos días que fué a la escuela).

Padre: Juanito que te parece si maña te llevo a la escuela, creo que le estoy dedicando mucho tiempo al trabajo y los he descuidado un poco.

Mamá: (Alterada) No, eso es imposible, eso no es necesario, yo siempre lo llevo en el carro a la escuela.

Padre: (Molesto) ¿Por qué no quieres que vaya? ¿O me están ocultando algo?

Juanito: No papá, si quieres llevarme a la escuela entonces que así sea.

Narrador : Esa noche Claudia no pudo dormir, ya que si su esposo llevaba al niño a la escuela se podía dar cuenta que no lo ha llevado a la escuela y le daría una buena regañada y solo pensar en eso le lavan escalofríos.

Padre: (Gritando)¡Juanito,!, ¡Ya levantate, ya son las siete y tu entras a las ocho!

Juanito: Está bien, ya voy, pero no quiero ir a la escuela.

Padre: (Enojado)¿Cómo que no quiere ir a la escuela?, crees que me mato todo el día para que te pongan a jugar con tu porquería esa. No señor, usted se baña y lo llevo a la escuela, pero más aprisa, que ya me hizo enojar.

Juanito: (Diciendo a regañadientes) Si, si viejo, lo que tú digas.

Padre: (Voltea alerado)¿Qué dijiste muchacho insolente?
Juanito: Que el carro que tienes ya esta lago viejo, que ya te compres otro.(Se ríe)

Padre: Más le vale.

Narrador: Pedro lleva a su hijo a la escuela y a la hora en que lo deja sale la profesora y le grita:

Maestra: ¡Señor Morales!, Necesito hablan con usted sobre su hijo.

Padre: Si, que se le ofrece. No se preocupe, a mi también se hace raro que a mi hijo ya le guste la escuela, eso ya lo se.

Maestra: No Sr. Morales, su hijo en estás dos semanas solo ha venido dos veces, y veo que los recibos de pago los ha estado cumpliendo puntualmente, y la verdad no se me hace congruente que este usted regalando el dinero no cree.

Padre: (Alterado) ¿Pero como?, no es posible mi esposa me dijo que ella lo trae diario.
Maestra: Siento decirle esto pero es la verdad, su esposa nunca lo ha traido, las dos veces que ha venido su hijo lo trajo y lo llevó un vecino de usted, y para acabarla de amolar a su esposa siempre la veo en el salón de belleza del centro comercial.

Padre: Creo que el día de hoy no iré a trabajar y tendré una seria charla con mi esposa.

Maestra: Pero recuerde que la culpa de la irresponsabilidad no solo es de parte de la madre, si no que también del padre que aunque se la pase trabajando para dar dinero no quiere decir que sea responsable, no solo tiene que fijarse en lo material, si no en el cariño y la atención que necesitan como personas.

Pedro: Creo que tiene razón, ya no le dedicaré tanto tiempo al trabajo y le daré más a mi familia.

Narrador: Desde ese momento los Morales Descubrieron el verdadero valor de la responsabilidad en la familia, ese valor tan importante que no debe faltar en la sociedad en la que vivimos.




REGRESAR