Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
        Esta página contiene varias lecturas reflexivas que a través del tiempo me han enviado varias amistades. Espero que te agraden tanto como me agradan a mi.

I
 
        Había una vez un chico que nació con cáncer. Un cáncer que no tenía cura.
Diesisiete años y podía morir en cualquier momento. Siempre vivió en su casa, bajo el cuidado de su  madre. Ya estaba cansado y decidió salir solo por una vez. Le pidió permiso a su madre y ella acepto. Caminando por su cuadra vio muchas tiendas. Al pasar por una tienda de música, al ver el aparador, noto la presencia de
una muchacha de su edad. ¡Amor a primera vista!
        Tartamudeando le dijo:
- " Si, eeehh, uuhhh... me gustaría comprar un disco compacto".
        Sin pensar; tomó el primero que vio y le dio el dinero.
- "¿Quieres que te lo envuelva?"- Preguntó la joven, sonriendo de nuevo...
        El respondió que si  y ella fue al almacén para volver con el paquete envuelto y entregárselo. Lo tomó y salió de la tienda. Se fue a su casa, y desde ese día en
adelante visitó la tienda todos los días para comprar un disco compacto. Siempre se
los envolvía la joven, para luego llevárselos a su casa y meterlos al armario. El era
muy tímido para invitarla a salir y aunque trataba, no podía. Su mamá se enteró de
esto he intentó animarlo a que se atreviera a invitarla a salir, así que al siguiente día
se armó de coraje y se dirigió a la tienda. Abrió la puerta y entró sin mirar nada que no fuera ella. Acercándose poco a poco, llegó al mostrador donde se encontraba. Lo miro y le dijo sonriente:
- "¿Te puedo ayudar en algo?".
        Mientras él pensaba que era la sonrisa más hermosa que había visto en toda su vida. Sintió el deseo de besarla en ese mismo instante. Como todos los días compró otra vez un disco compacto y como siempre, ella se fue atrás para envolverlo... El tomó el disco compacto; y mientras ella no estaba viendo,  rápidamente dejó su teléfono en el mostrador y salió corriendo de la tienda.
        ¡¡¡¡¡Ring!!!!! Su mamá contesto: "¿Bueno?".
        ¡Era la chica! Preguntó por su hijo y la madre, comenzó a llorar...
- "Murió ayer". Le dijo.
        Hubo un silencio prolongado, cortado por los lamentos de su madre. Mas tarde; la mamá entró en el cuarto de su hijo para recordarlo.  Abrió el armario y en vez de encontrar la ropa, lo primero que encontró eran un montón de discos compactos envueltos. Ninguno estaba abierto. Tomó uno y se sentó sobre la cama para verlo, al abrirlo, un  pedazo de papel salió de la caja plastica. Decía: ¡¡Hola!!, ¿Quieres salir conmigo? TQM... Sofía.
        Al ver esto, la madre empezó a abrir uno y otro, y en cada disco compacto había un papel igual...
        Así es la vida, no esperes demasiado para decirle a ese alguien especial lo que
sientes. Díselo hoy. ¡Mañana puede ser muy tarde! Este mensaje ha sido escrito
para hacer reflexionar a la gente y así, poco a poco, ir cambiando el mundo.
Si crees que es importante que este mundo cambie, manda este mensaje a todas las
personas que quieras y estimes. No tiene nada de malo decirle a un(a) amigo(a)
que lo(a) estimas. Este mensaje es para decirte que eres muy especial.


II
Para reflexionar un poquito...
        ¿No te parece extraño como un billete de $100 "parece" tan grande cuando lo llevas a la iglesia, pero tan pequeño cuando lo llevas a las tiendas? ¿No te parece extrano cuan larga parece una hora cuando servimos a Dios, pero muy corta cuando un equipo juega baloncesto por 60 minutos? ¿No te parece extraño que largas parecen dos horas cuando estas en la iglesia, pero que cortas son cuando estas viendo una pelicula? ¿No te parece extraño que no puedes pensar en algo que decir  cuando oras,  pero no tienes ninguna dificultad en pensar cosas de que platicar con un amigo? ¿No te parece extraño cuanto nos emocionamos cuando un juego de beisbol se extiende a extra-innings, pero nos quejamos cuando un sermón es más largo que lo usual? ¿No te parece extraño lo difícil que es leer un capitulo de la Biblia, pero que fácil es leer 100 páginas de una novela popular? ¿No te parece extraño como las personas desean los asientos del frente en cualquier juego o concierto, pero hasta se esfuerzan para buscar asientos de atrás en los servicios de la iglesia? ¿No te parece extraño que necesitemos 2 o 3 semanas de aviso para incluir un evento de la iglesia en nuestra agenda, pero podemos ajustar nuestra agenda para otros eventos en el último momento? ¿No te parece extraño lo difícil que es aprender una verdad simple del evangelio para compartirla con otros, pero que facil es para las mismas personas entender y repetir un chisme? ¿No te parece extrano como creemos lo que dicen los periódicos,  pero cuestionamos lo que dice la Biblia? ¿No te parece extraño que todos quieran ir al cielo, siempre y cuando no tengan que creer, o pensar, o decir, o hacer alguna cosa? ¿No te parece extraño como podemos enviar miles de chistes por correo electrónico y se esparcen como reguero de polvora, pero cuando empezamos a enviar mensajes acerca de Dios, la gente lo piensa dos veces antes de compartirlos con otros?
ES EXTRAÑO, ¿NO TE PARECE?

¿Te estas riendo?
¿Estas reflexionando?

Esparce la Palabra y da gracias al Senor porque El es bueno!

III
El tiempo
        Para darse cuenta del valor de un año: preguntarle a un estudiante que ha
fallado en un examen final. Para darse cuenta del valor de un mes: preguntarle a una madre que ha dado a luz a un bebe prematuro. Para darse cuenta del valor de una semana: preguntarle al editor de un diario semanal. Para darse cuenta del valor de una hora: preguntarle a amantes que esperan para verse. Para darse cuenta del valor de un minuto: preguntarle a una persona que ha perdido el tren, el omnibus o el avión. Para darse cuenta del valor de un segundo: preguntarle a una persona que ha sobrevivido de un accidente. Para darse cuenta del valor de un milisegundo: preguntarle a la persona que ha ganado una medalla de plata en las olimpiadas.
        El tiempo no espera para ninguno Atesora cada momento que tengas.
Lo atesoraras más cuando puedas compartirlo con alguien especial.

IV
        Siempre nos preguntamos cuál es la manera para ser felices. Yo considero que ser feliz es una utopía pues nunca se es completamente feliz en un mundo como en el que vivimos... pero aqui tengo algo que me enviaron en cadena. Al seguir estos consejitos quizas podamos obtener algo de felicidad.

       Muchos dicen que el secreto para ser feliz es el dinero que puedas tener, o el amor que puedas cultivar, o bien la salud que puedas poseer, entre otros. Yo pienso que la base de la felicidad, es la vida misma, recuerden que todos fuimos bendecidos al momento de nacer, y ese es el regalo más grande que Dios no ha brindado: "LA VIDA". Durante el transcurso de ella todos tenemos momentos tanto felices, como amargos; problemas y vicisitudes que enfrentar, sentimientos y emociones que saber controlar, y muchas veces no es fácil.
        La vida no es acerca de mantener una puntuación. No es acerca de cuantos amigos tienes o cuan aceptado eres. No es acerca de si tienes planes este fin de semana o si estas solo. No es acerca de con quien salgas, quien sea tu cita,con cuantas personas salgas, o si no tienes ninguna de estas. No es acerca de a quien hayas besado. No es acerca de sexo. No es acerca de quien es tu familia o cuanto dinero ellos tienen o que tipo de carro tengas. No es acerca de cuan hermoso o feo seas, o que ropa vistas, que zapatos traes, o que tipo de música escuchas. No es acerca de si tu cabello es rubio, rojo, negro o marrón, o si tu piel es blanca o negra. No es acerca de que grado hayas obtenido, cuan listo eres, cuan listo crean que tu eres, o cuan listo diga un examen que tu eres. No es acerca de a que club perteneces o cuan bueno seas en un deporte. No es acerca de representarte en un pedazo de papel y ver quien "aceptara tu escrito".
        Pero, vida es acerca de a quien amas y a quien hieres. Es acerca de a quien hagas feliz o infeliz a propósito. Es acerca de mantener o traicionar la confianza.    Es acerca de amistades, usadas como una santidad o un arma. Es acerca de que      tu dices y con que significado, tal vez perjudicial, tal vez alentador. Es acerca de que juicio haces y porque. Y a quien tu extiendes el juicio. Es acerca de a quien
ignoras intencionalmente. Es acerca de celos, miedo, ignorancia y venganza. Es
acerca de cargar en tu interior amor, dejarlo producir, y extenderlo. Pero lo mas
importante, es que es acerca de usar la vida para tocar o envenenar los corazones de los demás, algo que no ocurre solo. Solo tú escoges la forma en que esos corazones serán afectados y de esta elección es que se trata la vida. NUNCA le prives a alguien de la esperanza.......       ....esto es toda fuerza que ellos tienen.
        Y aunque la vida no viene con un manual, tiene sus reglas, reglas que son descritas en la siguiente historia titulada "EL SECRETO PARA SER FELIZ":

        Hace muchísimos años, vivía en la India un sabio, de quien se decía que guardaba en un cofre encantado un gran secreto que lo hacía ser un triunfador en todos los aspectos de su vida y que, por eso, se consideraba el hombre mas feliz del mundo. Muchos reyes, envidiosos, le ofrecían poder y dinero, y hasta intentaron robarlo para obtener el cofre, pero todo era en vano. Mientras más lo intentaban, más infelices eran, pues la envidia no los dejaba vivir.  Así pasaban los años y el sabio era cada día más feliz. Un día llegó ante él un niño y le dijo: "Señor, al igual que tú, también quiero ser inmensamente feliz. "Por que no me enseñas que debo hacer para conseguirlo?". El sabio, al ver la sencillez y la pureza del niño, le dijo: "A ti te enseñare el secreto para ser feliz. Ven conmigo y presta mucha atención. En realidad son dos cofres en donde guardo el secreto para ser feliz y estos son mi mente y mi corazón, y el gran secreto no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de la vida".
        El primer paso, es saber que existe la presencia de Dios en todas las cosas de la vida, y por lo tanto, debes amarlo y darle gracias por todas las cosas que tienes.
        El segundo paso, es que debes quererte a ti mismo, y todos los días al levantarte y al acostarte, debes afirmar: yo soy importante, yo valgo, soy capaz, soy inteligente, soy cariñoso, espero mucho de mí, no hay obstáculo que no pueda vencer: Este paso se llama autoestima alta.
        El tercer paso, es que debes poner en practica todo lo que dices que eres, es decir, si piensas que eres inteligente, actúa inteligentemente; si piensas que eres      capaz, haz lo que te propones; si piensas que eres cariñoso, expresa tu cariño; si
piensas que no hay obstáculos que no puedas vencer, entonces proponte metas
en tu vida y lucha por ellas hasta lograrlas. Este paso se llama motivación.
        El cuarto paso, es que no debes envidiar a nadie por lo que tiene o por lo que es, ellos alcanzaron su meta, logra tú las tuyas.
        El quinto paso, es que no debes albergar en tu corazón rencor hacia nadie; ese sentimiento no te dejará ser feliz; deja que las leyes de Dios hagan justicia, y tu perdona y olvida.
        El sexto paso, es que no debes tomar las cosas que no te pertenecen, recuerda que de acuerdo a las leyes de la naturaleza, mañana te quitaran algo de más valor.
        El séptimo paso, es que no debes maltratar a nadie; todos los seres del mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.
        Y por ultimo, ôlevántate siempre con una sonrisa en los labios, observa a tu alrededor y descubre en todas las cosas el lado bueno y bonito; piensa en lo          afortunado que eres al tener todo lo que tienes; ayuda a los demás, sin pensar que vas a recibir nada a cambio; mira a las personas y descubre en ellas sus cualidades y dales también a ellos el secreto para ser triunfador y que de esta manera, puedan ser felices...".
 


V
La siguiente lectura fue enviada por Deborah Costales.
La misma trata sobre el racismo.
 
        Durante un fin de semana en un Casino de un Hotel de Atlantic City, Nueva Jersey, una mujer se ganó una cubeta llena de monedas de veinticinco centavos de
dólar. Decidió tomarse un descanso para ir a cenar con su esposo en el Comedor del Hotel, pero primero quería guardar en su cuarto la cubeta con las monedas.
- "Ya vuelvo, guardo esto y nos vamos a cenar"- le dijo a su esposo.
        Se dirigió al ascensor y cuando intentó entrar, vio que ya dos hombres estaban adentro. Ambos eran negros. Uno de ellos era grande, muy grande... una mole intimidante y presionaba el botón que mantenía la puerta abierta. La mujer se congeló en la puerta del ascensor. Su primer  pensamiento fue:
!Estos dos negros me van a robar!
        Su siguiente pensamiento fue:
!No seas racista, ellos parecen unos caballeros amables!
    Pero sus estereotipos raciales eran muy poderosos y el miedo la mantuvo inmovilizada. Permaneció parada y mirando fijamente a ambos hombres. Se sentía angustiada, aturdida, avergonzada. Rogó que ellos no pudieran leer sus pensamientos, pero sabía que seguramente sabían lo que le pasaba. Su vacilación
en entrar con ellos al ascensor era demasiado obvia. Se sonrojó. Sabía que no podía permanecer parada ante ellos, por lo que con un gran esfuerzo dio un primer paso hacia el ascensor y luego otro y otro, hasta lograr entrar. Evitando el contacto visual con ellos, se volteó rápidamente y quedó de frente a la puerta, con los dos negros detrás de ella. ¡Sus temores se incrementaron! La puerta se había cerrado, pero el
ascensor no se movía. El pánico la consumía. ¡Dios mío, pensó, estoy atrapada y a punto de ser robada! Su corazón latía apresuradamente. Sudaba por cada poro de su piel. Luego,uno de los hombres dijo: ¡¡Al piso!!
        Su instinto de supervivencia le aconsejó: Haz lo que te digan. No opongas resistencia por una cubeta llena de monedas. ¡¡Piensa en tu integridad física!! Lanzó la cubeta hacia arriba, extendió sus brazos y se tiró de cabeza sobre la alfombra del piso del ascensor y cerró sus ojos con firmeza. Una Lluvia de monedas cayó sobre ella. Rogó a Dios que los  dos negros tomaran las monedas y que no le hicieran daño. Pasaron unos segundos que le parecieron interminables.
Oyó que uno de los dos hombres, le dijo cortésmente:
-"Señora, si nos dice a que piso se dirige, presionaremos el botón correspondiente".
        El que lo dijo tuvo problemas en articular las palabras. Estaba tratando muy vigorosamente de no soltar una carcajada. Ella abrió los ojos, levantó la cabeza y miró hacia arriba a ambos negros. Ellos le ofrecieron sus manos para ayudarla a
levantarse.  Confundida, trastabilló hasta lograr ponerse de pie. El más bajo de los dos le dijo:
- "Cuando le dije a mi amigo "al piso", quise decir que debería presionar el botón de nuestro piso. No quise decir que usted se arrojara al piso, señora."
        El hombre se estaba mordiendo los labios. Era obvio que a duras penas podía contener las carcajadas que se revolvían incontenibles en su interior. Ella pensó:
"Dios mío, he hecho el gran ridículo."
        Estaba muy humillada para poder hablar. Deseaba lograr emitir una disculpa, pero no le salían las palabras. ¿Como se le pide disculpas a dos respetables
caballeros con quienes te comportasteis como si te fueran a robar? No sabía que decir, apenas logró tartamudear el número de su piso. Entre los tres recogieron las monedas y rellenaron la cubeta. Cuando el ascensor llegó al piso de ella, los dos hombres insistieron en acompañarla hasta la puerta de su habitación. Ella caminaba muy inestablemente y los dos hombres temían que ella no lograría llegar hasta el
final del corredor. En frente a la puerta de su habitación, ellos le desearon que tuviese una buena noche. Mientras ella se escurría dentro  de su cuarto, podía
oír las grandes carcajadas de ambos hombres caminando hacia el ascensor. La mujer se cepilló el traje, se peinó y logró calmarse y controlarse. Bajó a cenar con
su esposo.
        Al día siguiente, un ramo de flores fue llevado a su habitación -- una docena de rosas. La tarjeta del ramo decía:
"Muchas gracias por las mejores carcajadas que hemos tenido en muchos años."
        Estaba firmada: Eddie Murphy y Michael Jordan.