Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!


PANTANAL DE OTUQUIS





CARACTERÍSTICAS DEL PANTANAL OTUQUIS

En el PN-ANMI Otuquis se encuentran y entremezclan tres grandes regiones biogeográficas: el Pantanal, el Chaco y el Cerrado.  El PN-ANMI Otuquis presenta los sectores más aislados de cada región y por este motivo las zonas de transición entre las mismas también están en buen estado de conservación.  El Pantanal y sus transiciones hacia el Chaco y el Cerrado son lugares fundamentales para varias especies de fauna y flora particularmente para muchas poblaciones de aves y peces migratorios. Como todo humedal es importante debido a los servicios ambientales que presta, tales como la regulación y la purificación de aguas, la recarga de acuíferos subterráneos y la provisión de un lugar de nacimiento y cría para muchas especies de fauna. Los Bañados de Otuquis se originan cuando las aguas del sistema de los ríos Tucavaca y Aguas Calientes se abren en innumerables brazos, distribuyéndose en un área de aproximadamente 480.000 ha, hacia el sur del nuevo municipio de El Carmen Rivero Torres y del municipio de Puerto Suárez. Está claro que tiene un rol fundamental en el sistema hídrico regional en una de las regiones del país donde el recurso agua llega a ser más escaso en ciertas estaciones.

UBICACIÓN GEOGRÁFICA:

El PN-ANMI Otuquis se encuentra al sudeste del departamento de Santa Cruz, en las provincias Germán Busch y Cordillera.  Desde su decreto de creación, el Área Protegida está dividida en tres bloques El Parque Nacional Pantanal de Otuquis (bloque Otuquis), es el sector más extenso; se encuentra al sur-este de la ciudad de Puerto Suárez, e involucra los municipios de Puerto Suárez y Charagua. El Parque Nacional Pantanal de Otuquis Zona Río Pimiento (bloque río Pimiento) que es el sector de menor extensión, se ubica al norte de Puerto Suárez, en los municipios de Puerto Quijarro y Puerto Suárez, e incorpora la mayor parte de la laguna Cáceres.El Área Natural de Manejo Integrado Pantanal de Otuquis (ANMI) se encuentra en el municipio de Puerto Suárez. El PN-ANMI Otuquis tiene una superficie total de 1.005.950 ha (10.059 km2), de las cuales 903.350 ha corresponden al Parque Nacional (bloques Otuquis y río Pimiento) y 102.600 ha al ANMI. Sus coordenadas geográficas son: 58°00’ – 59°30’ Longitud Oeste y 19°00’ – 20°00’ Latitud Sur. El AP colinda al sur con la República del Paraguay, sobre aproximadamente 200 Km., y al este con la República de Brasil, sobre aproximadamente 126 Km. En ambos casos, son fronteras artificiales delimitadas por hitos, con la excepción de un trecho de los ríos Paraguay y Negro.  En comparación, el AP tiene solamente 205 Km. de límites internos en Bolivia.

 pesar de que, en general, el AP se encuentra en buen estado de conservación, ésta tiene la particularidad de situarse muy cerca del polo de desarrollo de Puerto Suárez y Puerto Quijarro.  El cerro Mutún, a poca distancia del ANMI, tiene grandes perspectivas de desarrollo minero e industrial.  El AP incluye a Puerto Busch y al triángulo Man Césped, que forman parte de fuertes aspiraciones regionales. Además, incluye a la Bahía Cáceres y su cuenca inmediata, heredando así los problemas que enfrenta esta zona, en aparente decaimiento ambiental.

OBJETIVOS DE CONSERVACIÓN DEL PN Y ANMI OTUQUIS

Los objetivos para crear un AP y los valores sujetos de  protección se pueden agrupar en tres grandes temas:

Protección del Gran Pantanal y los bañados de Otuquis Conservación de la biodiversidad Uso sostenible de los recursos naturales renovables Protección del Gran Pantanal y los bañados de Otuquis En el sector norte del pantanal boliviano se ubica el Área Natural de Manejo Integrado de San Matías (ANMI San Matías) y en el sector su se encuentra el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado de Otuquis (PN y ANMI Otuquis) cubriendo principalmente las provincia Ángel Sandoval Germán Busch, además de tener presencia en las provincias Velasco y Cordillera, todas del departamento de Santa Cruz. Cualquier humedal es importante debido a los servicios ambientales que presta, tales como la regulación y purificación de aguas y la provisión de un lugar de nacimiento y cría para algunas especies de fauna.  Para muchos, un pantano es un área perdida y sin valor, por lo cual varios países se han empeñado en drenar los humedales, quitar curvas de río y alterar de alguna forma los procesos naturales.  Dentro de los conceptos de la Hidrovía Paraguay-Paraná y el polo de desarrollo de la provincia Germán Busch existen propuestas que, de no considerarse inversiones para reducir los daños ambientales que podrían traer aparejados, conducirían a un gran impacto ambiental, dejando de lado cualquier posible beneficio duradero para la sociedad. Lamentablemente, sólo después de percibir el deterioro de los servicios ambientales y otros daños ambientales ocasionados por ciertos proyectos, algunos gobiernos están teniendo que invertir para restaurar estos ecosistemas fundamentales. Para muchos, el Gran Pantanal es el mayor humedal en el mundo y por ende el más importante (WWF, 1999).  Por su tamaño y estado de conservación, el Gran Pantanal constituye una de las prioridades mundiales de conservación. Para entenderlo mejor, cabe señalar que en algún momento existían más de 1.000 sitios RAMSAR en el mundo, totalizando 710.000 km2.  El Gran Pantanal representa cerca de la mitad del área total de estos sitios de importancia mundial (Mereles, 2000).   Inclusive, se le atribuye importancia como regulador del clima regional, lo cual sólo sería posible comprobar si se lo destruyera definitivamente. Existen varias estimaciones del área total del Gran Pantanal, se calcula que la porción boliviana alcanza aproximadamente a los 13.857 km2 (WWF, 2002) representando entre el 10 y 12% del mismo. Sin embargo, se considera que la porción boliviana es la mejor conservada, habiéndose reportado una concentración importante de fauna, mucha de ella atractiva para el turismo (Parkeret al., 1993). El Pantanal boliviano está presente en los tres bloques del AP.  Casi todo el bloque del río Pimiento está dentro del Pantanal (aproximadamente 45.000 ha), y los bloques Otuquis y ANMI tienen aproximadamente 120.000 ha de Pantanal, principalmente en el triángulo Man Césped. El bloque río Pimiento es de suma importancia para la regulación de aguas en su sistema de canales -  la Bahía   Cáceres y el canal Tamengo. El buen manejo de esta zona es fundamental para el futuro de la navegación, sin mencionar la importancia que tiene para la pesca, el turismo y para el suministro de agua potable para las tres poblaciones más importantes de sus alrededores (Puerto Suárez, Puerto Quijarro y Corumbá).  Recién ahora, cuando la calidad de estos servicios se está deteriorando rápidamente, se ve la necesidad de un mejor manejo.  El cómo consensuar el manejo de este recurso múltiple es uno de los retos fundamentales. Aún restan muchas preguntas por responder acerca de cómo funciona este humedal, cómo se conecta con el Pantanal, qué rol cumple para las poblaciones de peces, qué rol cumple para las poblaciones de macro fauna, y cómo aporta al clima regional. Durante su época de aguas altas (febrero y marzo), los bañados de Otuquis se unen con el Pantanal, tanto por la laguna Cáceres, como al sur del cerro Mutún, aunque el Pantanal alcanza su máximo nivel algunos meses después. Debido a que los bañados de Otuquis aún son poco conocidos, es difícil sugerir algún manejo específico, más allá que el de su protección como una cuenca compleja e importante. Por su difícil acceso, se encontraría entre los humedales menos intervenidos del mundo. Sin embargo, es justamente la zona más susceptible de sufrir impactos ambientales en el caso de una construcción inadecuada de la carretera transoceánica



PAGINA PRINCIPAL