Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!


José Francisco Peydró:

Imagen de Jos´┐Ż Francisco

 

Como en cada año, como en cada momento, como en cada suspiro, la fiesta está cerca. Matiz especial para todos, momento mágico, tiempo dedicado para la transformación. Espera ansiada para vivir la conmemoración de épocas pasadas, para sentir en las venas infinitas sensaciones de guerreros, infinitos sentimientos morunos y como siempre una gran vocación por una tradición. Ese momento que cómo el nacimiento de alguien, invoca el resurgir de fantasías, presume ser el momento óptimo de sentimiento, de sensación de orgullo de un pueblo que de alguna manera anuncia su gran fiesta. Pensar, sentir, trabajar, palabras y más palabras para todos aquellos que desde detrás aclaran dudas, exponen ideas y plasman proyectos, el resultado ya se verá en septiembre, la satisfacción se tendrá para siempre.

Comparsas y más comparsas, personas y más personas, escuadras y más escuadras. Que gratificante es sentir y observar, como si de una familia se tratase, a la gente apiñada, a las comparsas juntas, al pueblo encima y es que las Fiestas de Moros y Cristianos de Ibi, son más que fiestas.

Es complicado privar a alguien de este momento, es difícil quitar a alguien de este reto, es casi imposible negarle su ilusión, pero el destino muchas veces se viste de negro y aunque es indeseable no es evitable.

Año mágico, más que unas fiestas, es algo indescriptible. Bajo este y otros apuntes, este si no pasa nada, es nuestro año, es nuestra ilusión de salir a la calle, de sentir a la gente cerca y sentirse orgulloso que tu proyecto se plasma.

Tantos caprichos tiene la vida, que muchas veces nos priva de ella misma. No es posible, que dices, te confundes, será mentira, calificativos múltiples se oyen en el devenir de un día en el que la noticia asola a una comparsa, en el que la noticia cubre de un tupido velo a todos y que tras la confirmación esperada, no se deja de caer en el más profundo asombro.

Cómo se puede privar a alguien en la plenitud de su vida a ese inexcusable derecho?.

La respuesta es casi inalcanzable, pero lo que si se piensa o tal vez se reflexiona de una manera positiva es que estés dónde estés esperamos que allí también se celebren Fiestas de Moros y Cristianos, que la gente aplauda, que existan sentimientos, que no haya dolor, que la ilusión no te la pueda desmoronar nada ni nadie, porque con una vez sobra.

El sentimiento y el sentir de una Comparsa hacia ti, es la única que dedicarte estas fiestas a ti, el sentirte en cada uno de nosotros como si fueses tu el que nos dirigieses, de expresar lo que tú hubieses querido.

Afligidos por tal perdida, nos nos queda más que desearte que estes dónde estés descanses en paz.

 

Hasta siempre José Francisco.
 

COMPARSA TEMPLARIOS EN MEMORIA DE JOSÉ FRANCISCO PEYDRÓ BARÓN.


Pulse aquí para volver a la página principal

Comentarios sobre la página a