Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

CLIMA DE LA TUNDRA

El clima de la tundra se caracteriza por sus duros inviernos, bajas temperaturas, escasas precipitaciones de lluvia o nieve y veranos cortos. Por ejemplo, la media mensual de las temperaturas en la Tierra de Baffin oscila entre los 7 °C y los -31 °C y la media anual es de -12 °C. En el interior de los continentes las temperaturas tienden a extremarse, por lo que no hay variacion en las medias anuales. El permafrost suelo permanentemente helados cobra especial importancia en la tundra artica. La superficie de estos suelos se descongela en verano hasta profundidades variables. La combinacion de suelo helado y superficies llanas de la tundra impide el drenaje del agua, que se estanca en la superficie o satura la capa superior del terreno. Se forman lagunas y cienagas que proporcionan humedad a las plantas, lo que compensa las escasas precipitaciones.

Las periodicas congelaciones y deshielos del terreno en los lugares mejor drenados producen grietas regulares en el suelo que forman poligonos. Donde el drenaje es peor aparecen formas rugosas, irregulares, con monticulos, nodulos congelados y cordones de tierra. En verano, el deshielo de las laderas puede provocar que los suelos se deslicen y se produzcan aterrazamientos originados por solifluxion o corrimientos de tierra. Todos estos modelos descritos para la tundra artica aparecen en menor escala en la tundra alpina. Tambien es comen el paisaje de roca pelada cubierta de li­quenes al que se llama paramo. Estas formas de relieve propician una serie de pequeños habitats que dan variedad al paisaje de la tundra.

ATRAS