Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Indice

Tema 1

Tema 2

Tema 3

Tema 4

Tema 5

EL TEATRO EN JAPÓN

 

kabuki

El kabuki es una de las cuatro formas del teatro japonés clásico,  junto con el noh,  el teatro de marionetas o bunraku y el kyogen.      Se desarrolló durante los más de 250 años de paz que duró el periodo Edo (1600-1868).      Los gustos de la clase mercante que se desarrollo en este periodo se ven reflejados en los magníficos vestuarios del kabuki y en los escenarios de las obras,  que incluyen héroes enormes y gente común tratando de reconciliar el deseo personal con la obligación social.

En contraste con las otras formas del teatro clásico,  el kabuki de hoy en día continúa siendo bastante popular,  como atestiguan las diversas obras que se escenifican ante entusiastas audiencias en teatros como el Kabukiza de Tokio,  el Minamiza de Kioto y el Shochikuza de Osaka.

Historia del kabuki

Los intérpretes de kabuki eran,  durante las primeras épocas de su representación,  fundamentalmente mujeres.      Se cree que el kabuki se originó a partir de las danzas y el teatro ligero que se llevaban a cabo en Kioto en 1603,  principalmente por Okuni,  una asistente al santuario de Izumo.      La palabra kabuki tienen connotaciones en torno a lo sorprendente,  heterodoxo y deleitable,  y se aplicó a las representaciones de la popular compañía de Okuni tanto como a sus imitadores.

En virtud de que una parte considerable del negocio de las compañías de kabuki de mujeres (onna) era la prostitución,  el shogunato Tokugawa las desaprobó,  prohibiendo su desempeño en 1629 y declarando ilegal la incursión de mujeres en el escenario.      El kabuki de hombre jóvenes (wakashu) se hizo entonces popular,  aunque en 1652 también fue prohibido por el impacto negativo en la moral del público dadas las actividades de prostitución también de los actores adolescentes.

Con la prohibición de la actuación de mujeres y muchachos,  el kabuki se convirtió en un teatro representado por hombres de edad madura,  aunque antes de que este tipo de kabuki,  denominado yaro,  pudiera llevarse a escena,  el gobierno impuso el requisito de que los actores evitaran cualquier manifestación de sensualidad y se apegaran a las convenciones más realistas del teatro kyogen.

Noh y Kyogen

El noh y kyogen constituyen,  junto con el kabuki y el bunraku,  las cuatro formas del teatro clásico japonés.      El noh,  que en su sentido más amplio incluye el teatro cómico kyogen,  se desarrolló en el siglo XIV como una forma teatral distintiva,  lo cual lo convierte en el teatro profesional existente más antiguo del mundo.

Aunque el noh y el kyogen se desarrollaron de manera conjunta y son inseparables,  son,  en muchos sentidos,  opuestos.      El noh es,  fundamentalmente,  un teatro simbólico,  que otorga especial importancia al ritual y a los elementos sugerentes en una atmósfera enrarecida y estética.      En el kyogen,  por otro lado,  la importancia radica en hacer reír a la gente.

 

Historia del teatro noh

A principios del siglo XIV,  las compañías de actores en una serie de tradiciones teatrales seculares se dedicaban a dar giras y presentarse en los templos,  santuarios y festivales,  a menudo bajo el patrocinio de la nobleza.      El género de representación llamado sarugaku era una de estas tradiciones.      Las brillantes obras de teatro,  así como los actores Kan'ami (1333-1348) y su hijo Zeami (1363-1443),  transformaron el sarugaku en noh,  básicamente en la forma en la que todavía se representa hoy en día.

Kan'ami introdujo en el sarugaku la música y elementos de danza del entretenimiento popular llamado kuse-mai,  atrayendo de esa manera la atención y el patronazgo del shogun Muromachi,  Ashikaga Yoshimitsu (1358-1408).

 

 

 

 

 

 

 

Historia del kyogen

Se cree que el kyogen tiene sus raíces en el entretenimiento traído de China en el siglo VIII o incluso antes.      Durante los siguientes siglos esta forma evolucionó en el sarugaku,  y hacia principios del siglo XIV había una clara distinción,  en las compañías de sarugaku,  entre los intérpretes de obras noh serias y los de las humorísticas kyogen.

Como componente del noh,  el kyogen recibió el patrocinio de la aristocracia militar hasta el tiempo de la Restauración Meiji (1868).      Desde entonces,  el kyogen se ha mantenido vivo gracias a las familias de artistas,  principalmente de las escuelas de Izumi y de Okura.      Actualmente,  los actores profesionales de kyogen escenifican sus obras de manera independiente y también como parte de los programas de teatro noh.

 

 

 

 

 

 

 

 

}