Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Herencia Cristiana

 

Sexo, Violacion, Aborto y Sodomia 

en las Iglesias Cristianas 

 

Los abusos a monjas reabren el debate sobre el sexo en la Iglesia Católica

por MIGUEL BAYÓN, El Pais.

La denuncia de cientos de violaciones de monjas por parte de sacerdotes en 23 países -14 de ellos en África- ha reabierto el debate sobre el sexo dentro de la Iglesia católica. Círculos misionales españoles manifestaron ayer a este periódico su 'sorpresa' por 'el alcance y la gravedad' de los hechos denunciados, y se refirieron a las dificultades del clero africano para vivir el celibato, desprestigiado en su sociedad. El Vaticano admitió el pasado martes que lo denunciado era 'conocido' y los superiores de las órdenes aseguraron ayer que se toman 'medidas concretas'.

'Estoy sorprendido, porque fui misionero en África occidental de 1974 a 1994 y nunca oí de violaciones', dice Juan Pérez Charlín, provincial de los Misioneros de África-Padres Blancos,orden hermana de las Hermanas Misioneras de Nuestra Señora de África, de la que es superiora Marie McDonald, autora de uno de los informes. 'Pero no dudo de lo que se cuenta, porque son testimonios de monjas. No excluyo historias personales de sacerdotes diocesanos africanos que hayan tenido sexo con mujeres, rara vez con religiosas. Indudablemente hay que plantearse que el celibato no es un valor en gran parte de África, donde el valor por excelencia es la familia y tener muchos hijos'.

Pérez Charlín recuerda que a partir de 1971 diversos obispados de África central solicitan al Vaticano que se permita ordenarse a personas casadas. 'No sería nuevo en la Iglesia: ya ha existido, y sigue existiendo en las iglesias católicas orientales'. No cree que pueda hablarse de una cultura africana que menosprecie a la mujer. 'Allí hay sociedades matriarcarles y matrilineales, y otras donde la mujer no cuenta', señala. Y matiza: 'Hablamos de un continente con un 30% de cristianos, y cristianos no significa católicos. Un continente donde lo urgente es la democracia, la justicia, los derechos humanos'.

El informe de McDonald afirma que el celibato y/o la castidad no son valores en varios países examinados, y que la posición de la mujer en la sociedad y en la Iglesia hace que 'una monja se vea a sí misma como inferior, alguien que debe servir y obedecer. Es comprensible que una monja vea imposible rehusar si un sacerdote le pide favores sexuales. Esos hombres son símbolos de autoridad que deben ser obedecidos'.

Manuel de Unciti, teólogo y dirigente de Obras Misionales Pontificias, estima que la denuncia 'es muy grave, y así lo reconoce el Vaticano'. Y, aunque se manifiesta 'sorprendido', admite que 'runrún siempre ha habido'. De Unciti supone que los informes se centran principalmente en el 'clero local diocesano', y sugiere: 'Es difícil para una persona pasar de ciertas concepciones culturales al celibato, que no disfruta de mucho aprecio en África'.

Grave problema sexual

El teólogo Enrique Miret Magdalena es tajante: 'El problema sexual es grave en el mundo clerical'. Y cita estudios recientes de sociólogos católicos: 'En EE UU, sólo el 2% de los sacerdotes cumple el celibato. El 50%, sólo relativamente. De esa mitad, un tercio es homosexual. Si eso pasa allí, ¿qué no pasará en África?

Los informes incluyen todo tipo de abusos y acoso sexual, casos extremos de aborto impuesto, exigencias cotidianas a las novicias para proveerles de documentos, sumisión de feligresas y sus familias a los caprichos del párroco, engaños sobre supuestas virtudes antisida de la píldora anticonceptiva, y excesiva indulgencia de los obispos con los sacerdotes que han cometido agresiones contra monjas y novicias. Los informes fueron realizados en los años noventa por dos religiosas que efectuaron constantes entrevistas in situ con las presuntas víctimas. La hermana Maura O'Donohue, médico y coordinadora del programa sobre sida de Cáritas Internacional y del Cafod (Fondo Católico de Ayuda al Desarrollo) presentó el primer informe en 1995 al cardenal Eduardo Martínez Somalo, presidente de los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, que le encargó otro, el cual abundó en las denuncias. El informe de McDonald es de 1998.

Si el pasado martes el portavoz papal, Joaquín Navarro Valls, admitió oficialmente el problema, ayer la Unión Superior de Generales y su organismo internacional - que agrupan a 200.000 religiosos y un millón de monjas- confirmaron la posición del Vaticano, informa Lola Galán. Reiteraron que 'el problema es sabido' y subrayaron que se están tomando 'medidas concretas'. Al tiempo, los responsables de las órdenes religiosas hacen hincapié en el hecho de que este lamentable asunto no debe enturbiar el valor y los sacrificios de miles de personas dedicadas a la vida religiosa.

 

Una Opinion

En la TV española he visto y oído lo siguiente: "El Vaticano reconoce que sacerdotes y misioneros violaron a monjas en varios países del mundo. Lo hacían para satisfacer sus apetitos sexuales sin temor a contraer el Sida."... Y siguen comentando. Los informes de una religiosa con mucho peso en organizaciones de ayuda al tercer mundo son demasiado contundentes. Hablan de coacciones, violaciones y abortos en 23 países, sobre todo en África. La lista de horrores también se extiende a países como Irlanda, Italia o los EEUU. Parece que, sin embargo, es en África donde el respeto al voto de castidad resulta la excepción.

Que muchos de sus sacerdotes violaban o abusaban sexualmente de monjas lo sabía el Vaticano desde hace tiempo. Sin embargo fue hace cinco años cuando se encargó un estudio sobre el problema. Ahora ya está encima de la mesa. Lo ha redactado la religiosa María Otodioju y lo ha publicado una revista norteamericana. Las páginas del último número del National Catholic Reporter parecían mas un libro del marqués de Sade que un reportaje sobre la vida sexual del clero. En él se cuenta, por ejemplo, que en África es costumbre que las novicias que desean entrar en una Congregación tengan que acostarse con sacerdotes. Pero muchas veces el suplicio no queda aquí. Si se quedan embarazadas directamente las echan de la Orden. Si piden auxilio al Obispo, en el mejor de los casos, castigan al cura con dos semanas de retiro, de ahí que el informe diga que los abusos están institucionalizados. Los hechos son evidentes, las causas mas complejas. Algunos acusan al voto de castidad otros se inclinan por razones culturales. Lo que si es cierto que el informe apunta directamente al Sida. Tristemente, las hermanas también informaron de que los sacerdotes las habían explotado sexualmente porque temían contaminarse del Sida a través de contactos sexuales con prostitutas y otras mujeres de riesgo. Un caso sobresale en el informe. El de una monja a la que un sacerdote obligó a abortar tras dejarla embarazada. Murió en la intervención y el propio cura ofició el funeral.

Esta noticia no me ha sorprendido. Lo sorprendente es que el Vaticano reconozca los criminales hechos perpetrados por sus sacerdotes. En el comienzo de la religión, los curas se podían casar e incluso tener varias mujeres hasta que en el a lo 1215 en el Concilio de Letrán dispusieron a los curas la obligación del celibato. Desde entonces numerosos casos de homosexualidad y violaciones han ocurrido entre los miembros de las ordenes religiosas a los que siempre se procura dar la menor publicidad posible para no desprestigiar una institución basada en mentiras, engaños y crímenes.

Martin

 

Visite ... HERENCIA CRISTIANA

Vuelva a ... SEXO, VIOLACION, ABORTO Y SODOMIA

 

INDICE | ESCRIBEME | Valores Morales Cristianos | Grandes Heroes Cristianos | Grandes Logros Cristianos

http://www.herenciacristiana.com
Ultima Actualizacion Marzo 16, 2002
por greenman_92553.
COPYRIGHT - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS