TURISMO EN HONDURAS

INTRODUCCION

Honduras cuenta con 20 parques nacionales, 10 refugios de vida silvestre, 10 reservas biológicas y una antropológica, generalmente de bosques nublados, húmedos, macizos montañosos y arrecifes coralinos con una gran riqueza en flora y fauna, propios para el ecoturismo.

Dentro de los parques nacionales destaca el de Cusuco, a 25 kilómetros al noroeste por carretera de tierra de Cofradía, en el norteño departamento de Cortés, al campamento del parque. Está a dos horas en vehículo desde San Pedro Sula y acceso todo el año en automóvil de doble tracción. Tiene bosque nublado, con buena población de quetzales, oficinas, guías, sendero autoguiado y un centro de visitantes en construcción.

El parque nacional de Pico Bonito, a 5 kilómetros de la ciudad puerto de La Ceiba, en la costa atlántica, pero accecible sólo por los ríos Zacate y Cangregal. Tiene un bosque nublado, abundante fauna amenazada, cascadas de hasta 25 metros y la cobertura del núcleo principal casi virgen por las fuertes pendientes.

De la ciudad puerto de Trujillo hay acceso al parque nacional Capiro-Calentura que cuenta con bosque húmedo tropical, una base de radar en la cima, vista panorámica del valle del Aguán y del Mar Caribe. Hay un viejo camino de piedra utilizado por los españoles hasta las cercanías de una cueva. En Trujillo se encuentra un fuerte colonial en donde en 1502 la expedición de Cristóbal Colón ofició la primera misa en la parte continental.

El parque nacional de La Tigra, a 37 kilómetros de Tegucigalpa, con acceso todo el año, cuenta con bosque nublado, dos centros de visitantes, sendero autoguiado y dormitorios, mientras el parque nacional La Muralla tiene bosque nublado, población de quetzales, centro de visitantes, senderos rotulados y una reserva delimitada.

Los Cayos Cochinos, constituido por 13 cayos, sólo es accesible por avioneta desde La Ceiba o por embarcación desde el pueblo de Nueva Armenia (una hora en vehículo al este de La Ceiba). Dos de los cayos son mayores, contando con hermosos arrecifes coralinos que son el hábitat único de la boa rosada. Bosques bien preservados y pueblos de pescadores.

De los diez refugios de vida silvestre destacan Cuero y Salado, a 27 kilómetros al oeste de La Ceiba, acceso fácil, pero hay que coordinar la visita en la oficina de FUCSA en La Ceiba, tiene bosque húmedo tropical y de mangle. Reserva de maníferos, tales como manatí, mono aullador, mono cara blanca, pizotes y 197 especies de aves. Dormitorios, lanchas, guías y centro de visitantes.

Otro refugio de vida silvestre es la laguna de Guaymoreto, a 5 kilómetros al este de Trujillo, con bosques de mangles y biodiversidad costera muy concentrada.

También están los refugios de Barbareta, ubicada al extremo noreste de Roatán, Islas de la Bahía, con bosque tropical húmedo y manglares. Las lagunas de invierno, ubicadas en el golfo de Fonseca, en el Océano Pacífico, tienen varios puntos de acceso, con bosques de manglar y constituyen el lugar ideal para observar aves migratorias. La laguna de Caratasca es la más grande del país con alta biodiversidad.

Las reservas biológicas son Glisayote, Uyuca, Jardín Botánico de Lancetilla, volcán Pacayita, El Chile, Montecillos, Guajiquiro, Carías y Río Kruta. La más renombrada es el Jardín Botánico de Lancetilla, ubicada a 6 kilómetros al sur del puerto de Tela, con bosque húmedo tropical, colección botánica exótica con más de 700 especies de plantas y la colección de árboles frutales asiáticos más grande del hemisferio occidental.

Honduras posee la primera reserva biosfera en Centroamérica. Tiene un área muy rica en recursos naturales, arqueológicos y culturales. El acceso a la Zona Sur de la reserva es posible a través del departamento de Olancho. A la parte norte sólo es posible por avioneta partiendo del puerto de La Ceiba a la población de Palacios y de allí por lancha a otros destinos.

Honduras, como país tropical, requiere del turista ropa liviana porque la temperatura oscila entre 18 y 26 grados centígrados. En época de lluvia es necesario el sobretodo.