Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Disclaimer: Lo de siempre, no me pertenece Xena ni Gabrielle. etc etc, que conste que tengo mucho aprecio hacia Renne O'Conor y a Lucy Lawless, lo que estará escrito aquí no quiere decir que sea verdadero, solo juego con la imaginación, haciéndola realidad en esta historia.

Aviso: Hay subtexto, si eres menor de 16 o no te gusta que se habla de la relación más aya de la amistad entre dos mujeres, lárgate.

Advertencia: Que este es un FF continuación, aunque fuera de lo común, pero los Bardos nombrados somos las autoras de ''La muerte no es el Final''.

Para cualquier cosa, mi diré. lobeznadelbosque@hotmail.com lobeznadlbosque@yahoo.es


LA PELÍCULA.

Capitulo 10.
Escrito por Lobezna del Bosque


--En un programa de gran audiencia tres personajes serán llamados, después de una larga carrera juntos, personajes de leyenda son, dos de ellos eran más popular que el tercero, y dentro de poco esta serie que atraído mucha polémica va a terminar, ¡Pero recibamos con un gran aplauso ha Lucy Lawless y Rene O´Connor!

Aplausos como locos, incluso silbidos de admiración, entraron por la puerta grande las dos mujeres, estaban algo alegres y sus miradas se cruzaban con ternura.

--Por favor también recibamos con aplausos al creador Rober Tapert.--dijo la presentadora exigente, -en caso de emergencia los aplausos de grabación-dijo al coordinador.

Un gran silencio se izo en la sala, como era de esperar, las malas noticias avían llegado, piensa que la gran serie de Xena: Warrior Princess iba a terminar no era agradable para nadie, los aplausos que sonaban eran grabados, Los tres personajes se sentaron enfrente de la presentadora.

--Bueno, ¿es cierto que la serie termina con ésta temporada.

Lucy--Pues si, ya son muchos años dando alegría.

Presentadora.--Y polémica.--risas del fondo.

Rene--Bueno si, un poco, pero según nuestro pensamiento, cada cual que elija lo que le gusta más.

--¡¡¡Renne eres la mejor!!!.--grito un espectador.

Presentadora--¿bueno que va a ser de sus carreras ahora chicas?.

Rene--Bueno yo estoy apunto, cuando termine la serie, de hacer una película.

Lucy--Es una gran directora.

Tapert--No tanto como yo.

Presentadora--Bueno ya Tapert, sigamos con las chicas, ¿tu Lucy que aras después?.

Lucy--Pues cuidar a los pequeños, creo que después de Xena ya e tenido bastante.

Presentadora--Pero aras unos capítulos de Expediente-X, ¿no?.

Lucy--Bueno si, are esos capítulos que e firmado y más tarde me alejare de todo.

Presentadora--¿Han pensado alguna vez por que a venido eso del subtexto?.

Tapert--Bueno veras...

Presentadora--Tapert perdona que te interrumpa, pero se lo preguntaba a las chicas. ¿Chicas?.

Rene--No se, es cosa de la dirección, Y también un poco de las personas que piensan mal de todo, jejeje, pero es gracioso ver como todo el mundo le gusta una serie y más tarde tienen dos opiniones distintas.

Presentadora--Como se ve, a vosotras no os importa si os dicen que sois pareja o no.

Tapert--Bueno en realidad, Lucy es mi esposa.--salto algo enfadado.

Lucy--Tapert no hay que ser ahora poseso.

Tapert--Pero...

Presentadora--Chicos dejar la riña para quien le guste, bueno con esto acabamos todo, buenas noches.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

A Friend In Need I/ en rodaje.

Todos estaban rudamente trabajaban, algunos no creían que terminaría, nadie sabia como iba a terminar la serie, salvo Tapert y Melysa Good, que ésta estaba en contra constantemente, Lucy Lawless y Rene O'Conor no sabían nada de los planes de Tapert, él estaba e las ultimas semanas comportándose muy extraño con O'Conor, no la hablaba y apenas la dirigía la palabra.

Pero un día tanto desprecio mutuo, fue expuesto, O'Conor como siempre estaba con Lucy Lawless ensañando las frases, ambas estaban alucinadas por saber el final, pero no quisieron decir nada, no pensaron en nadie, ni en sus sentimientos, ya que de una forma se acabaría su calvario, que se trataba de Tapert, en le camerino las dos se pusieron melancólicas recordando viejos tiempos, cuando empezó la serie.

--¿Te acuerdas de la ropa que me ponían al principio?.--dijo riéndose Rene.

--Pues estabas muy sexy con esa falda.

--¡Lucy!.--grito escandalizada.

--Es la verdad, Melysa y yo lo hablábamos, estabas muy atractiva.--intentaba poner roja a su amiga.

--¿Qué pensara Tapert sobre tu descubrimiento?.--dijo seductiva Rene, acercándose a Lucy.

--Que es una locura.--dijo serio Tapert, entrando por la puerta del camerino.

--¡¡¡Tapert!!!.--gritaron las dos asustadas.

--Si cariño, veo que te diviertes, ¿ya han leído el final?, tenemos que grabar la escena.--decía con desprecio.

--Ya voy.--dijo con desagrado Lawless--Nos veremos después Rene.--dijo guiñándole cariñosamente.

--Nos veremos.--contesto deductiva.

Lucy se marcho del camerino, Rene se estaba terminando de arreglar, Tapert aún seguia ahí, se sentó, espero paciente a que O'Conor terminara, cuando esta estaba ya lista, se dio la vuelta y fue a la puerta, pero fue detenida por Tapert.

--Espero que te quede claro que esto termina.

--Ya lo se Tapert.

--No me has entendido.--dijo serio.

--¿Ha que te refieres?.--pregunto extrañada y desconfiada.

--Muy simple, entiende, Lucy ahora tiene otras cosas que hacer, en si fue ella quien me dijo que no quería seguir con la serie, ¿ya sabes?, con eso de Expediente-X, esta muy agobiada y todo esto la vuelve loca.

--Ya lo se.

--No me entiendes, Lucy dejara de verte, tiene tres hijos, una carrera, seamos sinceros tu serás historia después que hallamos terminado todo esto, ¿Comprendes?, no te acercarás a ella o te ara daño.

Tapert dejaba a una Rene desconsolada, no entendía nada, Rober la estaba insinuando una locura, Lucy su amiga fiel dejaría de verla y hablarla, él nunca se preocupaba de lo que avía entre ellas, aunque en las ultimas semanas tenia unos fuertes confortamientos con Rober, parecía que le estaba hablando en serio, se miro en el espejo del camerino y se fijo al lado de unas rosas una carta que ponía; De Lucy con amor para Rene. Ésta la abrió y leía, su cabeza se movía de forma de negación, no lo podía creer todo lo que leía, de incomprensión paso a furia, solo quería terminar con ese día, terminar con todo, terminar cuanto antes y largarse de ahí, olvidar.

Al terminar la serie, cada cuál se marcho a sus respectivas casas, salvo una morena de ojos azules como el cielo, que se marcho a una cita, como siempre, corrió al camerino que compartía con su amiga, al llegar lo encontró todo vació, no había rastro de ella, ni su ropa ni sus pertenencias, había desaparecido, Lucy pensó entonces que quizás le iba a esperar en el restaurante que siempre iban, así que se arreglo y se fue, pero Tapert le interrumpió sus planes.

--Lucy cariño tenemos que hablar.

--Tapert déjame tengo que irme.

--Ella no estará.

De repente quizás fue el peor error que cometió Tapert, Lucy se dio la vuelta y en sus ojos se podía ver una seriedad que helaría a cualquiera, Tapert pensó para si que tenia que tener la boca cerrada a veces.

--¿Qué quieres decir?.

--Nada, Rene no quiere verte, ¡no se!, ella piensa que se a terminado la serie por que tu querías.

--Sabes bien que eso no es verdad.

Antes que Tapert la dijera nada, ésta le empujo tirándole al suelo del camerino, Lucy como desesperada, miro el aparcamiento y no vio el coche de Rene por ninguna parte, llamo al teléfono de Rene y esta no contestaba, al final fue al restaurante a esperar un milagro, pero la noche estaba llegando, y Lucy estaba sola en aquel restaurante que compartía con su mejor amiga.

                                                                                                                                                            

Un hombre en una habitación desordenada, como un loco estaba ante un ordenador, intentaba ser el grande, volver a circulación, quería volver a ser respectado y adorado, como creador que era, pero nada le venia a la mente ni a su ordenador, algo más de 2 años estaba en esa situación, destruido por su ego masculino, por tonterías, por retener a alguien sin conseguirlo, arruinado y humillado por todos, aparte de odiado por muchos, tan aburrido estaba que decidió mirar Internet, se encontró una pagina WED llamada El mundo Subtexto, de España, estaba bien echa, tenia de todo, fotos, chat, póster's, artículos, en si una de las más completas en español, pero se dedico a leer Fan Ficción, historias de algunas Xenitas-Bardos que revivían a Xena y a Gabrielle con sus nuevas aventuras relacionadas con el Subtexto, o sin él, estuvo hasta bien entrada en la madrugada leyendo sin parar, Fan Ficción´s, de todo tipo y de todos los Bardos, pero en especial, se fijo en un FF extraño, lo llamaba FF Continuación, Un Bardo escribía una pequeña historia por capitulo, luego se la enviaba a otro Bardo y éste lo continuaba, cada cual era diferente su obra, enseguida se notaba donde acababa uno y donde empezaba otro, al parecer avía tenido buena aceptación entre los Xenitas españoles y extranjeros. Entonces a aquél hombre se le ocurrió la mejor de sus ideas maléficas, ésas 3 Bardos que escribieron ''La Muerte No es el Final'' le devolverían la vida de nuevo a Xena de una forma distinta, empezó como loco a escribir unos guiones, todo relacionado al FF Continuación.

Una morena de ojos azul cielo, estaba muy tranquila en su lujosa casa de Nueva Zelanda, por desgracia su marido la llamo por teléfono, para decirle que tenia una de sus mejores ideas para regresar como director y guionista otra vez en Hollywood, ella solo paso reprochándole por que no le avía pagado la manutención de sus hijos, como buena mujer que era, siempre estaba en todo lo relacionado en la causa para la mujer, después de muchos gritos y disgusto, su marido la convenció para que le ayudara a conseguir su idea, pero ella no sabia los planes maléficos que tenia él.

Una rubia de ojos esmeralda, trabajaba en Los Ángeles, era una reconocida Directora y gran guionista de Hollywood, era por muchos adorada, le encantaba Internet, por lo cuál, miraba muchas paginas de Internet, desde que aprendió español no dejaba de devorar FF españoles, tanto le gusto uno que quiso saber sobre la autora, el FF se llamaba ''Despertar'', durante 6 meses se hicieron muy buenas amigas, la Bardo y la rubia de ojos esmeralda, ella en si le contaba cosas de su pequeña vida, solo se conocían por los nick, nunca supieron sus verdaderos nombre, pero la rubia en sí necesitaba una amiga ya que avía pasado por una mala relación y necesitaba que alguien la animara, aunque la Bardo le decía que el Amor no era superado por nada y que intentara conquistar otra vez el amor que avía perdido por un idiota, según le avía contado, le dijo que algún día se conocerían, lo cuál la rubia sin dudarlo le envió un billete para Nueva Zelanda, para los estudios de Xena: Warrior Princess, así la animaría, la Bardo lo acepto encantada, pero después de tanto chatear, cuando terminaron, a la rubia la llamaron por teléfono, era él idiota que le avía echo romper con la única persona que podía amar en el mundo, le estaba proponiendo un trabajo, ella sin dudarlo acepto, ya que vería a su gran amor.


Pasaron unos 2 meses, entre reunir dinero, productores, que no eran otras que una rubia y una morena las productoras de una película que iban a hacer, todo el mundo ya solamente pensaban que nadie aria eso, una película sobre sus heroínas, pero el problema no era otro que 3 Bardos, pero él hombre que se llamaba Rober Tapert ya tenia esos cabos bien atados con un contrato de propiedad, mientras que la rubia y la morena no sabían nada.
La rubia de ojos esmeralda no era otra que Gabrielle, o lo que es igual Renne O'Conor, estaba feliz vería a su amiga Bardo, ya tenia confirmado que iba a llegar, pero la pena era que cuando llegara su amiga, tenia que asistir a una reunión en Nueva Zelanda, para hablar sobre la película próxima, O'Conor y la su amiga fueron juntas a la reunión, Renne no quería dejarla sola, por si acaso se iba a perder por el lugar.

La morena de ojos azul cielo, era la inigualable Xena, pero prefería que la llamaran Lucy Lawless, un caso que era raro ya que estaba casa con Tapert, aún conservaba su apellido de soltera, pero nadie quiso investigar el tema, pero la boda fue anunciada por todo lo alto, aparte de que tuvo dos hijos de su marido Rober, alguien debería investigar sobre ése caso del apellido, quizás abría algo oculto en ése matrimonio sospechoso, cuando vio a Renne tenia una sonrisa radiante, pero al verla acompañada la cambio a la seriedad de su personaje Xena, parecía molesta, quizás demasiado, a Tapert no le agrado ver aquel cambio tan repentino de su esposa, por otro lado la acompañante de O'Conor era una joven de pelo corto y de color morado, llevaba una camisa sin mangas, tranquilamente se podía ver que tenia musculación, llevaba unas gafas muy oscuras, que solo se podían ver sus cejas por encima de las gafas, se avía percatado de lo que avía pasado en unos minutos, pero se fijo en unas jóvenes como ella, incluso más jóvenes que ella, le izo mucha gracia por que ella, sabía quienes eran las jóvenes pero ellas no sabían quien eran, esa situación era muy graciosa, se sentó al lado de Renee, más tarde se iban a ir a la pequeña casa de O'Conor, para comer y descansar de unos días de muchas marcha, Tapert entrego a las otras dos jóvenes un contrato que nada más entregado cogieron unos bolígrafos para firmar sin leer nada, pero tanto Renee como su compañera las detuvieron, cogieron los contratos y leyeron por encima, como era de esperar en Tapert, él se quedaría con las obras de las Xenitas-Bardos sin darles nada a cambio, como mucho unas firmas y nada más, ósea un fraude a gran escala.

--Perdone mi intromisión.--dijo la joven acompañante de Renee.
--¿Quien es usted?.--pregunto furioso en ingles Tapert.
--Tapert no seas tan grosero.--contesto O'Conor de igual forma.
--¡¡¡Tu no me contestes así!!!.--le grito amenazador.
--¡¡¡Tapert!!!.--grito en seco Lucy, haciendo calmar a Tapert, que se avía asustado,--¿Quien es ella para interrumpir?.--pregunto con interés Lawless, mirando a Renee esperando una explicación.
--Una muy buena --dijo sin más.
--Perdonen, pero este contrato esta en ingles, es un poco difícil de saber que pone, pero bueno, creo que en sí pone que usted se queda con todas las obras, algo que no es muy legal que digas.
--¿Pero quién es usted?.--pregunto una de las jóvenes con mucho interés.
--Soy Lobezna del Bosque, quién os propuso éste alocado proyectó.--dijo con picardía.
--Lobezna del Bosque dijo que no iba a venir y que nosotras decidiéramos que era lo mejor.--contesto la otra joven llamada Naiyima.
--¡Y seguro que te lo a dicho Robert!.--contesto O'Conor.
--Si.--sentenciaron las dos a la vez.
--Creo que ya que estoy aquí, lo menos que podía hacer señor Tapert es traducir éste contrato, para que así pueda leerlo mejor y quizás, tal vez, a lo mejor firmare algo, pero no lo tenga muy seguro, ¿Gabby que te parece si nos vamos ya, después de lo de a noche estoy reventada.
--Vale.

Las dos salieron sin más de la sala de reuniones, contentas, a Lawless le molesto mucho como trataba aquella joven a su antigua amiga, de una forma demasiado amigable, incluso la llamo Gabby, que eso le molestaba más aún, Tapert estaba muy furioso, llevaba mucho planeando todo eso, sabiendo la respuesta de Lobezna del Bosque, les comunico que no iba a venir y que las otras dos Bardos podían firmar tranquilamente el contrato, las dos jóvenes se fueron también, Lawless quería saber la verdad sobre aquella amistad, y si fue detrás suya.
Lobezna ya se avía subido en el coche de O'Conor, pero esta aún no, cuando abrió la puerta del coche y se disponía a sentarse para conducirse a su casa, Lucy la agarro del brazo y la encaro.

--¿¿Ha donde vas??.
--Ya has escuchado, a mi casa a descansar.
--¿Con ella?.--dijo con disgusto y furiosa.
--Lucy piensa lo que quieras, pero ella es un buena amiga.
--¿¿¿Como lo éramos nosotras???.--pregunto con mucho interés, pero la pregunta tenia doble sentido.
--¡¡¡Olvídalo!!!, ¿lo recuerdas?, fue lo último que me digites antes de dejar todo.--decía molesta.
--Pero eso es el pasado, ¿Renee podemos hablar en un lugar tranquilo?.--pregunto suplicante Lucy.
--¡Que tu secretaria llame a la mía, para ver si tengo un hueco en mi agenda!.--decía maliciosamente e hiriente.

Se subió al coche enfadada y se marcho, Lawless se quedo perpleja por el comportamiento de su antigua amiga, no podía imaginar cuanto avía cambiado, de repente estaba arisca, malvada, tenia que hablar con ella a toda costa, aunque la tuviera que secuestrar, necesitaba como nunca su compañía, tenia que estar con ella y saber lo que una vez se dejo a medias, triste se fue a su coche, estaba decidida iba a ir detrás de O'Conor con su coche, pero cuando iba a arrancar el coche, sintió una mano sobre su hombro, esta se asusto y le dio un puñetazo a Robert Tapert.

--¡¡¡Estas loca!!!.
--Hoy no estoy para tonterías Tapert.
--Estarás contenta de verla de nuevo, ¿no?.
--Tapert si no quieres otro puñetazo en la cara, no me molestes más tengo algo que hacer.--dijo furiosa.
--Ir detrás de ella, cuando aceptaras que termino, ella ya no quiere verte, después de lo que hiciste.
Lucy salió como alma que se lleva el diablo del coche y agarro del cuello a Robert, sus ojos estaba llenos de rabia e ira.
--No me tientes Tapert, sabes bien que seria capaz de darte una gran paliza aunque seas el padre de mis hijos.
--Me estas asfixiando.--dijo a duras penas Robert, Lucy le soltó, pero no cambio de rostro.--Ella no quiere verte.
--Fue tu culpa Robert, por tu estúpido ego masculino, mataste a Xena para demostrar que eras su dueño, igual que intentaste conmigo, pero no te funciono.
--No del todo, al menos estas sola.--dijo maliciosamente.
--Es algo que voy a arreglar, por tu culpa todo se estropeo, O'Conor pensó que yo quería que terminaras con la serie, y eso sabes bien que no es verdad.
--Pero ella lo cree y con eso me vasto.
--¿Por que ahora la Película?, si eres tan ingenioso.
--Crees que me a gustado estar en ése agujero que me metieron ustedes dos, pues no.
--Te metiste tu, tú fuiste quien te arruino.
--Me es igual ahora, todo el mundo espera la Película de Xena, es el momento y no lo voy a desperdiciar con tonterías, aunque tenga que aguantar a O'Conor cerca tuyo.
--Ya no hay nada entre nosotros Tapert.
--Ni con ella.--dijo maliciosamente.

Lawless le iba a contestar, pero prefirió irse, antes de que tuviera que dar explicaciones a sus hijos, aunque ellos eran pequeños solo tenían el más joven 1 año, cuando quiso seguir a O'Conor ya era muy tarde, no sabia por donde ir.
Lawless miro al vacio y luego a Tapert, hacerco su cara y le dio un beso en los labios, éste se quedo en el lugar.

--Rober hubo amor entre nosotros, pero no te queria, son dos cosas distintas, ya lo emos hablado demasiado, ¿ok?, vive el presente Rober y no el pasado.--encendio el motor de su coche--¡Por cierto!.--Rober se haceco a la ventana--Traduce el contrato, me parece que ésa Lobezna es de armas tomar y no les robes sus historias, solo son unas pobres chicas que lo unico que quieren es ver otra vez su serie favorita, no las estafes, Tú antes escribias con ganas y corazon como ellas lo han echo con esos FF, busca lo que te hacia escribir de ésa forma.

Cuando Lucy se marcha con su coche, Rober estaba pensativo y dijo serio y dolido.

--Tenerte era lo que  me izo escribir así, tenerte todos los días junto a mi, sin ser mi esposa.

Lucy decidió marcharse a su casa, para ver como estaba sus hijos, a todo esta conversación estaban presente las dos Bardos, alucinado por lo que avían presenciado, aunque era mal pensar, las palabras hirientes era de pensar así, si se reunían podría deformar y dar rienda suelta al Xenaverso del Subtexto y pensar que Tapert y Lawless no estaban juntos y que Lucy odiaba a Tapert por separarla de la serie y de O'Conor, tenían que saber más y quien mejor que Lobezna del Bosque, que estaba con O'Conor, a toda costa necesitaban más información, así que fueron a su Hotel para mirar en Internet las posibles viviendas de Renee.

En la casa de O'Conor nada más llegar se fueron a la cama a descansar, realmente estaba agotadas, estuvieron durante unos días de marcha constante, cuando Renee recibió la notificación de Tapert para hacer una Película de Xena, estaba algo alegre, pero lo paso muy mal, la ultima temporada fue dolorosa, quizás demasiado, tuvo que aguantar las tonterías de Tapert constantemente, no la dejaba en paz ningún día, pero quizás con la llegada de Lobezna podría cambiar su suerte.

                                                                                                                                                        

Lobezna se durmió nada mas tocar la cama, se puso a pensar lo que ocurrió hace días cuando empezo su mejor idea, aunque muy ariesgada.

O'Conor soñaba tranquilamente, en realidad era recordar lo que avía echo durante los dos últimos meses, cuando conoció a Lobezna, una joven de pantalones muy anchos, camisa sin mangas, exhibiendo sus brazos musculosos, pero sin exceso, un pañuelo en la cabeza y con una camisa de manga larga en la cintura, desde que llego a su casa la sacaba de marcha todos los días para animarla, apenas hablaba de ése gran amor que la destrozo tanto.

--Venga nena diviértete, sete ve muy fea así.--dijo burlona Lobezna.

--No gracias Lobezna, deberíamos ir a casa.

--¡Deberíamos ir a casa!, Me e pasado muchas horas en un avión es hora de divertirse, me e quedado 2 días durmiendo, yo quiero marcha y la quiero ahora y con la mejor compañía, y esa eres tu Rene, Tu dices descansar y Yo a Bailar...

Lobezna tenia unas copas demás, aunque Rene también estaba algo alegre, las dos como locas bailaron sin parar, por fin Rene estaba divirtiéndose, aunque Lobezna era una Xenita, conocía muy bien a O'Conor mejor que su mano, las dos jóvenes al ver que el local donde se estaban divirtiendo se cerraba, decidieron irse a descansar, cuando llegaron al apartamento de O'Conor, Lobezna no dejaba de mirar a Renee, sus pensamientos volaban libremente por su cabeza algo ebria ideas locas, aunque no eran tan locas, ambas estaban dolidas por amor.

--¿Renee por que nunca me hablas de ese amor que te ha echo así?.

--¿Asi como?.

--Tan apartada del mundo, salvo por hoy, ¿no te has divertido antes?.

--Lobezna mejor descansamos y hablamos mañana.--trataba desviar las preguntas.

Lobezna fue al sonido esterio y puso música con el volumen bajo para no molestar a los vecinos, aun estaba con ganas de marcha y de bailar, se quito la chaqueta y se acerco a Renee la cogió de la cintura y la atrajo a ella, bailaban muy pegadas, lo que parecía tan inocente se convertio en algo muy sensual, la mano de Lobezna cobro vida y acariciaba muy dulcemente la mejilla de Renee, ésta ya se estaba preocupando.

--Sino supiera que estas borracha creería que intentas algo.--decía a duras penas Renee.

--¿Sinceramente?.

--ejem.

--Si yo tuviera alguien tan linda como tu cerca, no la dejaría escapar por nada del mundo.

--Será mejor irnos a la cama.--escapo al fin de los brazos de Lobezna.

--Perdón.

--No pasa nada.

Fue lo ultimo que dijo Renee ya que sus labios fueron abordados por los de Lobezna, tenia sus manos sobre las mejillas de O´Conor la acariciaba tiernamente, su lengua temerosa rogaba paso en la boca de Renee, ésta al sentir la humedad calidad en sus labios, abrió la boca poco a poco dejando paso a la temerosa lengua de Lobezna, ambas se degustaron, con pasión y ternura, hasta que Lobezna se aparto a duras penas de los labios de Renne.

--Te estaba pidiendo perdon por lo que iba hacer, buenas noches Renee.

--Ha... éste buenas noches, puedes llamarme Gabby si quieres.

--Bien, buenas noches Gabby.

Lobezna aun estando algo bebida no dejaba de decirse que avía cometido un error y debía arreglarlo de alguna forma, se tumbo en la cama mirando el techo, a pesar de que la bebida tenia un efecto malo sobre ella, se levanto de golpe de la cama, fue al baño y se lavo la cara con agua fría, cuando paso por la puerta de Renee la escucho llorar, así que decidida fue a su asta ahora habitación y miro en el ordenador de O´Conor algunas direcciones que tenia grabadas en su correo electrónico y encontró una muy peculiar, escribió un breve pero intensa carta, la envió y espero a que un hombre desesperado hiciera el resto.
                                                                                                                                                    Pasaron 2 meses y unas semanas y el envió loco de Lobezna surgió efecto.                                                                                                                                                         
Cuando ya era hora de comer se despertaron las dos jóvenes, bajaron al comedor, después de comer se pusieron sus bikinis, para estar en la piscina y disfrutar de un día caluroso, Renee estaba tomando el sol, mientras que Lobezna nadaba en la piscina, estaba algo pensativa, no dejaba de darle vueltas a la idea de que pudieran quitarle sus historias, pero en sí estaba algo preocupada por Isis, verla en persona le impactó bastante, también ver a Naiyima, salió del agua y fue a por su toalla para secarse, se sentó en una hamaca al lado de Renee y ésta la sonrío inocente.

--¿Por que no me dijiste que avía algo entre vosotras dos?.--decía con los ojos cerrados Lobezna muy seria.
--¿Que dices?.--extrañada a la pregunta improvisada de Lobezna.
--¿Era Lucy quien te dejo tan destrozada?.--ahora iba al grano.
--Mira Lobezna, vale que me conozcas y que me ayudases a pasar el mal trago, pero te pido por favor que no te metas en mi vida privada.--decía secamente y dolida.
--¡Vale!, pero así no conseguirás que vuelva.--soltó en el aire la respuesta.
--¿¿¿Ha que te refieres???.--preguntó con interés.
--¡Vamos Renee!, Lucy casi me mata al verme junto a ti y eso te a gustado.--decía con picardía y sarcasmo.
--Lo pasado pasado ésta.--dijo sin más.
--Hakuna matata, ¡Vamos Renee que no eres el Rey León!.--decía burlona.
--¿Y tu que sabes?, sufriste por un amor y ahora estas aquí.--decía con palabras agresivas.
--Gracias por recordármelo.--respondió dolida Lobezna.

Se levanto de la hamaca y se fue a la casa, las palabras de O'Conor le avían dolido más que las miradas asesinas de Xena, se quedo pensativa en el salón principal, se subió a la habitación que ocupaba, se vistió con sus ropas de rapero y bajo, miro por la ventana y Renee estaba destrozada en la hamaca, estaba llorando, pero necesitaba estar sola, Lobezna se fue al despacho de O'Conor, vio un montón de hojas, enseguida supo que era el guión de La Película de Xena, se puso a leerlo, por suerte estaba en Español, todo el guión era sus historias, pero esta vez el Maitexto se pasaba, aunque era el deseo de todo el mundo, no debía ser así, más que nada por que el éxito de la serie fue el Subtexto, pero eso era un FF reescrito y llevado a la gran pantalla, Lobezna encendió el ordenador de O'Conor y se pudo a escribir, también el guión estaba en el PC, lo cuál le fue mejor para cambiar algunas cosas que no debían de ser, miro el contrato que tenia Renee, básicamente ponía que cuanto la iban a pagar y que después de cada escena o descanso no le era permitido acercarse a Lawless, ahora entendía por que estaba furiosa y llorando, le prohibían algo que anhelaba, eso no podía ser, de repente y sin saber porque sonó el teléfono de O'Conor, temerosa de que no fuera Lucy, Lobezna cogió el recado, al otro lado del aparato no eran otras que Naiyima e Isis, buscándola para saber más sobre la historia de Lucy, Renee y Robert, Lobezna no las dijo nada, solo que fueran a ayudarla a una cosa en la casa de O'Conor, las dos jóvenes Bardos aceptaron sin dudarlo, la tarde estaba apagándose, las dos Bardos llegaron, Renee seguía en la piscina relajándose, Lobezna espero a que las dos Bardos llegaran con un taxi en la puerta principal de la casa de O'Conor, cuando bajaron le dieron un fuerte abrazo a Lobezna y ésta las llevo al lugar donde estaba trabajando.

--¿Pero que quieres hacer?.--pregunto con interés Isis.
--Rehacer éste guión, aunque seamos Xenitas-sub., no deja de ser una serie para todo el mundo, tanto para los anti-sub como para nosotras, su éxito se basaba en que eras libre de pensar lo que quisieras, debemos juntarnos para conseguir eso, por que veo que Tapert se le han aguado las ideas y a escrito con más palabras nuestras obras.
--Por mi deacuerdo, pero debes contarnos unas cuantas cosas.--decía Naiyima.
--Más tarde, ahora hay que escribir como nunca lo hemos echo y claro es para terminarlo ya.--dijo Lobezna proponiendo algo imposible, pero con coraje.

--No Lobezna tienes que contarnos todo.--exigió Isis.                                                                                  --Lobezna algo de razón tiene Isis.--dijo una inocente Naiyima.--¿Por que no nos cuenta que ocurre de verdad entre Lucy y Renee?.                                                                                                                     --¡¡¡Eso la verdad!!!, ¿Y entre Renee y tu?.--dijo una mosqueada Isis.                                            --No hay nada entre ella y yo, ¿si os cuanto algo me juráis que no se lo diréis a nadie y que no lo publicareis?.                                                                                                                                        --No.--contesto secamente Isis enfadada.                                                                                               --Isis no ha sucedido nada entre ella y yo.

Lobezna parecía muy nerviosa, ya que Isis se le estaba encarando mucho y no podía decirla nada, pero se le acercaba más y más, y aunque daba pasos hacia atrás, al final se tropezó con unas de las mochilas que trajeron las dos bardos y callo al suelo, con tan mala suerte que Isis al estar tan cerca suya se cayo encima de Lobezna.
--¿¿¿Qué vais a hacer???.--dijo una interesada y seria Lawless, al parecer Lucy avía entrado a la casa de O'Conor, siguió a las Bardos y ahí estaba, viendo a Lobezna en el suelo y escondiendo algo que queria averiguar.--¿Y bien?.
--¡Lobezna tengo que hablar contigo!, ¿Lucy?.--apareció Renee, al ver a Lucy se quedo paralizada.
--¡Isis que no eres peso pluma!, me estas aplastando..--decía una dolida por el peso Lobezna.                       --¡Pobre chica!, ¿que tal si te quitas de encima suya?.--decía una burlona y seria Lucy.                                --¡¡¡No!!!, ¿Ahora no me dirás que no puedo contar nada?, Lucy en la casa de Renee.--aun furiosa decía Isis.   --¿¿¿Te gusta estar encima mía???.--pregunto con malicia Lobezna.                                                            --¿Quizás?.--contesto con picardía Isis.                                                                        

--Lawless podrías marcharte de mi casa.--dijo sin más una seria Renee, olvidándose del incidente.

--Renee he venido a hablar contigo.--contesto una sincera Lucy.

--Mira no estoy para tonterías, vuelve a tu casa con Tapert tu marido y déjame en paz, tu quisiste esta situación, si no me hubieras dejado aquella carta.--estaba muy dolida y verla la hacia sentir mal.

--¿Qué carta?.--dijo una confusa Lucy.

--¡Joder!.--bufo Lobezna--Mirar estoy harta y algo cansada, dentro de poco se va hacer de noche, tú Isis ponte a escribir, tú Naiyima estate preparada para reemplazarla.--organizaba Lobezna furiosa.
--¡Madre mía!, ¿Lobezna has escrito todo esto?.--Isis se dio cuenta que Lobezna se avía quedado por la mitad del guión, más o menos casi media hora escrita, eso son muchas hojas.
--¡Si y ahora hacer lo que e dicho!, eso hay que terminarlo esta noche o madrugada.--ordeno Lobezna--¡Hay que resucitar a Xena!.--dijo animada--Vosotras dos seguirme.--dijo seria y ordenando.

Las dos mujeres la siguieron sin entender su cambio tan radical, de repente se avían encontrado a un general, organizo todo en unos segundos, llegaron a una habitación que estaba en la primera planta, al lado del despacho de O'Conor, las dejo pasar a las dos heroínas primero, luego entro ella y cerro la puerta.

--Mirar Tapert se quiere quedar con todo.
--¡Eso ya lo sabia!.--decía con desagrado Lucy.
--¡Vale, mira de una vez!.--dijo furiosa Lobezna--Entre O'Conor y yo no hay nada, yo solo tengo una bonita amistad y quiero lo mejor para ella, por desgracia tu eres lo mejor para ella, pero e leído el contrato y O'Conor no se puede acercar a ti, si acepta hacer la película.
--¿Bromeas?.
--No Lucy, no esta bromeando, Robert me dijo que si aceptaba hacer la película y quizás la serié, no podría acercarme a ti, ha no ser para estudiar el contrato, pero con alguien más presente.--decía dolida Renee.
--¿Pero Renee, por que no me lo has dicho antes?.--decía cariñosa Lucy.
--Por que con verte desde lejos me conformo.
--Mirar dejar el drama para cuando me vaya, ¿ok?, ahora lo importante es que Tapert no se quede con todo, si con una parte por ser el creador, pero sin vosotras no hay película, aunque ya hallan encontrado un actor que se le parecía a Ares, pero yo ago este guión y tu Renee lo vas a dirigir.
--¿Qué.....?.--decía sorprendida.
--¿Y porque no?.--decía animada Lucy.
--Tapert no me va a dejar.
--Mira Tapert no te deja la ''otra'' película, no esta que estamos rescribiendo ahora, nosotras decidiremos quien la va a hacer, ¿ok?, lo único es que Tapert sea su creador, nada más, sino se quedara con todo y eso no lo vamos a permitir, vosotras también tenéis un tanto por ciento de ganancias.--decía seria y alegre Lobezna.
--¿Que quieres decir?.--pregunto Lucy con interés.
--Tomar leer este contrato y decírmelo luego, Y aclarar esa estúpida carta, que seguro escribió Tapert.

Lobezna desapareció de la habitación, pero volvió a entrar miro a Lucy y luego a Renee.

--¡Por cierto Lucy!, Renee no a dejado ningún día de amarte.

Se volvió a marchar de la habitación, Renee se sonrojo por lo que avía disparado Lobezna, Lucy sonreía muy pícaramente, miraron juntas el contrato, en si era algo normal, ellas dos se quedaban con la mitad de las ganancias, de la películas y productos de esta misma, las tres Bardos se llevaban un 40% para ellas, como mucho Tapert se llevaba un 10%, incluso algo menos, las dos mujeres muy convencidas firmaron sin más, Renee seria la directora, como productoras ellas dos, muy alegres de estar juntas de nuevo y sin Tapert por medio de ellas, se dieron un beso apasionado y muy duradero, como si ambas tuvieran sed de la otra, degustaron ése momento que era de ellas, Lobezna estaba detrás de la puerta y al notar el tremendo silencio, se marcho al despacho triunfante, vio como le estaba tocando el turno de Naiyima de escribir, así que dentro de poco le tocaría a ella, después de casi dos horas como locas las tres Bardos escribiendo, aparecieron unas sofocadas Renee y Lucy, ya era muy tarde casi las 5 de la madrugada cuando Lobezna termino la ultima hoja, enviaron por FAX y E-mail a todos los que participaban en la película, incluso a Tapert, Naiyima se quedo dormida en el asiendo de la mesa, frete al ordenador, Lucy y Renee estaba tumbadas en el sofá que avía, Isis y Lobezna estaban tiradas en el suelo muy juntas, y cubiertas por una manta de viaje, todas estaban algo reventadas por tantas horas de ordenador.
De repente el teléfono del despacho sonó, cada cuál, aún dormía, una dormida Renee fue a ver quien llamaba, eran las 8:30 de la mañana.

--¿Renee?.
--Si soy yo.
--Soy Tapert, que os estamos esperando un buen rato.
--¿Para qué?.--pregunto extrañada.
--Por la reunión, anoche enviaste un E-mail a todos y no has llegado, es por el nuevo guión y el nuevo contrato.
--¡así!, enseguida voy para aya, esta Lucy por ahí.
--No, la llamamos al su móvil y esta apagado.
--Bueno ya veré si la encuentro.

Colgó el teléfono y volvió a los brazos de su amor, esta la dio un beso en la frente muy cariñosa, y cerraron los ojos de nuevo, Lobezna dio un salto y gritando desesperada dijo.
--¡¡¡¡La reunión!!!!.
--Ha llamado Tapert, me a dicho que llevan un buen rato esperando.--decía aún dormida.
--¡¡¡Despertar ahora!!!, tenemos que ir a ésa reunión.

Todas abrieron los ojos y como desesperadas salieron de la casa, llevaban un maletín con el guión antiguo y el nuevo, Lobezna se marcho con Renee y Naiyima con Isis se fueron con Lucy a la reunión, si alguien les preguntaban no avían visto nada, aunque no era muy creíble, ver cada 5 minutos a Lucy y a Renee besándose, tenia que guardar ése secreto, por que era bien sabido que para bien de todos era callar, como locas llegaron a tiempo a la reunión mientras estaban llegando avía muchas voces, cuando entraron las 5 mujeres se izo un gran silencio.

--¡Piensas que voy a permitir que ésa rubia haga la película!.--decía con desprecio Tapert.
--Te callas y te aguantas Robert, Renee ara mejor la película que tu, aceptaras las condiciones, por que sino no abra película, ¿esta claro?.--esa mirada tan singular amenazadora de Xena.
--Ok.--tuvo que resignarse Tapert.

Unos meses ajetreados fueron haciendo la película, en secreto Lawless y O'Conor se casaron, y como madrinas fueron las 3 Bardos, Tapert no dejaba de ser el padre de los hijos de Lucy, pero quien ocupaba su corazón era solamente una rubia singular. La Película como era de esperar fue un gran éxito, pero también hubo muchas polémicas, entre un bando y otro sobre el Subtexto, nunca nadie estaba conforme, pero era lo mejor, seguir con el misterio, mientras que en realidad el amor triunfo por encima de todo, Lobezna, Isis y Naiyima continuaron haciendo guiones para la nueva directora O'Conor y para la productora Lawless, la serie continuo durante 4 años más, en cuales, Lucy y Renee fueron madres de un precioso niño que le llamaron Kevin, en honor a Kevin Smith, Tapert solo era un nombre más en la lista de producción, Naiyima e Isis se volvieron a sus casas y enviaban sus guiones por correo electrónico, mientras que Lobezna se quedo con Renee y Lawless en la casa de invitados, desde ahí podía vigilar todo lo que pasaba a su alrededor, ¡tanto! que incluso se izo una gran experta de paginas Web, lavaba todas las actualiciones y era quien informaba a todas las demás paginas sobre lo nuevo de Xena: Warrior Princess, y ya que era arte de la nueva familia de Renee y Lucy no tenia ganas de volver, trabajo y felicidad ya tenia, no dejaba de ser un Bardo, pero sin quererlo se avía convertido en la protectora de las dos, era con quien le informaban sus dudas y todo sus contratos, sin Lobezna no hacia ''algunas cosas'',tuvo muchos confortamientos con Tapert ninguno de los dos se soportaban, pero el no dejaba de ser el creador de las heroínas de la mitología ficticia, sin dejar de ser el asesino cruel y despiadado de Xena, pero en su más y profundo yo estaba alegre de ver su serie devuelta y a pesar de que Lucy Lawless admitió en una entrevista que Xena era Gay, Lobezna tuvo que arreglar todo esa confusión, por que la polémica siguió y siguió, asta que una gran serie se convirtió en esperanza para algunos y polémica para todos. 
Fin...........................

Volveremos con los FF Continuación normales, sin ser uber, con:::::::: El Talón de Afrodita.
Espero que ayas disfrutado de la lectura, y que continuéis siendo fieles a estos FF Continuación.


Indice Fan Fiction

Página Principal