Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

EL OSO POLAR  

                                                

 

Nombre común

Oso polar

Reino

Animal

Phylum

Cordado

Clase

Mamífero

Orden

Carnívoros

Nombre científico (género y especie)

Thalarctos maritimus

Descripción del animal

El oso blanco posee cabeza alargada, hocico recto y orejas pequeñas, largo cuello, extremidades poderosas, patas anchas de plantas peludas y un significante rabo mocho. El pelaje, blanco con ligero tinte amarillento, se compone de largos pelos que sobresalen de un denso manto inferior.

Tipo de alimentación (herbívoro, carnívoro, omnívoro etc.)

Carnívoro. Se alimenta de focas, pequeñas morsas y peces, a veces delfines, bacalao y renos. Solo en algunos casos extremos se alimenta de líquenes y algas.

¿Cómo es su reproducción?

Vivípara

Número de crías que tiene

Dos por camada, usualmente 1ó 2.

 

 

Descripción breve de su comportamiento

Su comportamiento es inofensivo cuando no suele ser atacado, de lo contrario suele ser muy agresivo.

Medio donde habita (acuático o terrestre)

Terrestre cuando necesita caminar, acuático cuando necesita nadar para atrapar a sus presas.

Tipo de ecosistema donde se encuentra

Glaciares y aguas costeras. Se caracteriza por ser extremadamente frío, seco, ventoso y escaso de precipitaciones. En la práctica no existe el verano. La temperatura mínima registrada fue de -89,3 ºC y la velocidad del viento de hasta 320 km/h. Los temporales son sordos, sin truenos ni relámpagos y arrastran la nieve endurecida. Su nombre es ventisca y en la jerga antártica "Blizzard". Este clima se debe a numerosos factores, entre ellos la alta latitud, la magnitud del casquete glacial que la cubre y a la pobre insolación.

Características del medio físico (luz, temperatura, humedad, etc.)

El antártico consta de tres ambientes: la atmósfera, el continente cubierto de hielo y el mar.

En la atmósfera no existen gérmenes patógenos y sí bacterias, levaduras y microhongos, como se comprueba efectuando cultivos especiales.

La flora es muy pobre sobre el continente y está representada por líquenes, musgos y como excepción, algún ejemplar de planta superior.

La fauna del ambiente continental se reduce en especial a artrópodos invertebrados, por ello se lo considera el desierto mayor del mundo.

En el ambiente marino la vida es esplendente. Colaboran para ello, el largo período de luz, la oxigenación, la riqueza en sales de sus aguas. Se inicia con el plancton y de él, directamente o indirectamente, se alimenta toda la fauna antártica.

Una característica de la fauna antártica es la relativa pobreza en especies, pero una gran riqueza en individuos, por lo menos hasta que el hombre actúa.

La fauna submarina es rica y variada, pero desde el punto de la observación a simple vista tienen mucho más interés las aves y los mamíferos.

 

¿Cómo se adapta al medio ambiente para sobrevivir? (mecanismos de adaptación)

El fenómeno de adaptación que caracteriza al oso polar es sorprendente, este ejemplar emigra en el deshielo hacia el norte y regresa hacia el sur por el hielo saliente.

Es una especie (rara, amenazada, en peligro de extinción, extinta, sujeta a protección especial, etc.)

Especie amenazada. Nuestro planeta cada vez se calienta más y esto provoca deshielos en los polos y caída de témpanos de hielo y por ende modificación en su hábitat.

Causas por las que se encuentra en esta categoría

Es una especie sumamente acosada por el hombre ya que su piel es de alto valor comercial en el mercado y por lo tanto en peligro de extinción.

Acciones que podemos tomar para la conservación de esta especie

Conocer su ciclo vital para proteger a las crías.

No cazarlos para obtener su piel.

Procurar eliminar los productos que rompan la molécula de ozono, que el agujero negro no se incremente y los rayos ultravioletas no actúen sobre nuestro planeta.

 

 

Aprendizaje

El Ártico y la Antártida son las dos únicas regiones polares. La tundra es una zona de tierra que se encuentra en los limites del océano Ártico.

Los osos polares para evitar el exceso de calentamiento, se zambullen en las aguas heladas del Ártico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EXTINCION DEL OSO POLAR

 

Adiós al oso polar en apenas cien años

Oso polar

El oso polar ya ha comenzado a sufrir los efectos del cambio climático.

Expertos de la Universidad de Alberta, en Canadá, advirtieron que el oso polar corre peligro de extinción en los próximos cien años debido al calentamiento global.

Científico con un oso polar

Los científicos quieren recabar más información.

Según los datos recogidos por el doctor Andrew Derocher, el animal -que depende del hielo para cazar focas- ya ha comenzado a padecer los efectos del cambio climático.

La capa de hielo del océano Ártico se derrite a un promedio de un 9% cada 10 años. De acuerdo a estos cálculos, la región ártica podría perder su masa de hielo durante los veranos para mediados de este siglo.

Adaptación

"Los osos polares son una especie que depende enteramente de la existencia del mar congelado" advirtió Derocher.

Los osos utilizan el hielo como plataforma flotante desde la cual pueden cazar focas y viajan sobre ellas hasta donde éstas se refugian.

Según el experto británico Peter Wadhams, de la Universidad de Cambridge, el futuro del oso polar es incierto a menos que sea capaz de cambiar sus hábitos.

"Puede que el oso polar se adapte a su nuevo hábitat, como por ejemplo el oso marrón en Alaska que se alimenta de salmón, además de pequeños animales terrestres".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los peligros que acechan al depredador más grande

 

 

  Oso polar del zoológico de Berlín.

 

Los mares, hielos y costas del Polo Norte pueden ser los últimos testigos mudos de la presencia viva del oso polar. Así de duro suena, pero así de dura es la realidad. Son ya muchas las semanas que en AULA venimos recordando las especies en peligro de extinción. Un animal de las características del oso blanco tampoco escapa a las garras del progreso que hemos elegido para nuestro mundo, a costa, muchas veces, de la salud de nuestro planeta y de sus habitantes más débiles.

Son muchos los peligros que hacen incierto el futuro y la conservación del mayor carnívoro terrestre, el oso polar. La contaminación con sustancias químicas de su cadena alimenticia o la degradación de su hábitat por la minería y las prospecciones submarinas son algunos de ellos.

Pero si hay un peligro directo que amenaza con llevar a la extinción al oso polar es la fusión del hielo. Según investigaciones realizadas por Greenpeace en el año 1998, el Artico occidental se calienta el doble de rápido que el resto del planeta. Este frío dato puede hacer que el oso polar sea la primera víctima del cambio climático. Una de sus numerosas consecuencias es el derretimiento de las costas de las zonas que habitan los osos polares.

Se alimentan mayoritariamente de focas oceladas que cazan en los límites de la corteza de hielo. Y son esos límites los que más aceleradamente se están derritiendo. Según la citada organización ecologista, esa retirada del hielo marino provocará que los osos se queden atrapados en la costa o cerca de ella en verano y en otoño, con lo que se rompería su cadena alimenticia.

Hay que recordar que el oso polar ya ha sobrevivido a otras actividades que, en su día, pusieron en duda su supervivencia. Una de ellas era la caza furtiva. En Alaska y en otras regiones del Artico se crearon parques y cupos de caza que hicieron albergar un cierto optimismo.

Pero la realidad es hoy otra muy distinta. Si no se toman medidas drásticas para frenar el calentamiento del planeta, el proceso irá a más y serán muchas las especies que acaben extinguiéndose. El oso polar puede ser el primero.

Hace poco más un año, la revista National Geographic publicó un reportaje sobre el despertar a la vida de unos pequeños oseznos junto a su madre. El autor, Norbert Rosing, pudo recoger con su cámara fotográfica las evoluciones de una familia peculiar: la osa con sus tres hijos (lo normal es que la descendencia sea tan sólo de dos).

Al final de su texto, afirmaba lo siguiente: “Sólo veo una superviviente en el paisaje, protegiendo a sus crías del viento ártico y de otros peligros de la vida en el hielo. Consciente de las amenazas que acechan a la especie, tengo suerte de haber vislumbrado su mundo”

Característica

Oso polar (Ursus maritimus)

Oso polar (Ursus maritimus)

 

 

 

 

El oso blanco no tiene el pelo blanco

C. P.
Los osos polares son unos de los animales más queridos y admirados de cuantos existen. Su agradable apariencia tiene mucho que ver en ello. Pero es sólo una apariencia. Se trata de un animal muy peligroso para el hombre. Bien lo saben los esquimales, tradicionales enemigos del oso blanco. Pero en esto también las apariencias engañan.

El oso polar, también denominado oso blanco, no es blanco. Su color se debe a la dispersión de las partículas de luz que efectúan unas diminutas burbujas de aire que el oso polar esconde en su pelaje para aislarlo del frío. Las fibras del pelaje, en sí, carecen de color.

El carnívoro más grande que existe

El oso polar puede llegar a medir tres metros de altura, lo que le convierte en el carnívoro más grande que existe. Tiene un hocico puntiagudo y las patas cubiertos de pelo muy denso, que esconden sus poderosas uñas. Vive más sobre mar helado que sobre tierra firme y, normalmente, en grupos de uno o dos adultos junto a los individuos jóvenes.

Vagabundean al carecer de refugio como tal y son animales hábiles buenos nadadores. La cría de los cachorros corre a cargo de la madre. Los machos nómadas no desempeñan ningún papel en los primeros años de vida de los oseznos; incluso, pueden ser peligrosos para ellos. Además de focas, se alimentan también de peces, moluscos, crustáceos e, incluso, nutrias.

Además

OSO PARDO. Otro tipo de oso en grave peligro de extinción es el oso pardo. Hace tres siglos vivía en la mayoría de los bosques europeos. Actualmente, ha desaparecido de 11 países del Viejo Continente. Su situación en España no es más esperanzadora.

EN ESPAÑA. En la actualidad, tan sólo son 80, aproximadamente, los ejemplares que sobreviven en la Cordillera Cantábrica y en los Pirineos. La humanización de su entorno ha propiciado que su población se reduzca drásticamente en las últimas décadas.

QUE HACER. Son muchas las asociaciones que luchan por la conservación del oso pardo. Para saber más sobre ellos puedes teclear encontrar información en www.faunaiberica.org, oacercarte a la Fundación Oso Pardo a través de su página web (www.fundacionosopardo.org). Todos los esfuerzos son pocos a la hora de salvar la vida de los últimos ejemplares que habitan en la península Ibérica.