Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

EDITORIAL NOVARO


Al principio Editorial Novaro sólo publicaba 
historietas cómicas, hasta que en diciembre de 1951 

apareció Tarzan y en marzo del año siguiente, Supermán.

En septiembre, Roy Rogers inauguró la cadena de 
títulos de vaqueros de la editorial  y en ese mismo 
mes apareció Chiquilladas, la primera de sus revistas 
genéricas, que incluirían infinidad de subtítulos.

 

El segundo superhéroe que apareció en Novaro fue 
Capitán Marvel, siete meses después de supermán, 
sobreviviendo poco más de un año, pues Fawcett, la 
editora de Captain Marvel, perdió la demanda

establecida por DC, la editora de supermán, 
argumentando que el primero era un plagio del segundo 
y se tuvo que suspender el titulo, tanto en la unión 
americana como en México.


En febrero de 1954 sale a la venta Batman y ese mismo mes aparece la primer historieta de manufactura nacional realizada por Novaro: un número extraordinario de Pepita, presentando la “Vida Y Amores De Jorge Negrete”, dibujado por María Isabel Camberros. Tres meses después aparece su primer titulo cultural, de producción nacional: Vidas Ejemplares. Siguieron: Vidas Ilustres, Aventuras De La Vida Real y Leyendas De America, En 1956 y Epopeya en 1957. En este mismo año Tesoro De Cuentos Clásicos comenzó a publicar material dibujado en México. Durante el resto de los cincuentas y toda la década de los sesentas, Editorial Novaro fue una de las más importantes fuentes de comics traducidos. (junto con La Prensa y Editora Sol.). Lanzó, además, otra cadena de revistas culturales comenzando por Lectura Para Todos, de muy baja distribución; siguió Mujeres Célebres en 1961, Grandes Viajes y Joyas De La Mitologia en 1963, Estrellas Del Deporte en 1965 e Historias Del Cristianismo y Patronos Y Santuarios, en 1966. En el número 103 de Tesoro De Cuentos Clásicos, aparecido en marzo de 1966, se revivió al personaje Fantomas, dibujado por Ruben Lara y con guión adaptado de la novela francesa de principios de siglo. Aunque la primer incursión de Fantomas en la historieta mexicana fue casi 30 años atrás, en Paquín, esta fue su caracterización más importante y recordada. Después de 33 apariciones en Tesoro De Cuentos Clásicos, se lanzó en enero de 1969 la revista quincenal Fantomas, que no dejó de publicarse sino hasta la desaparición de la Editorial, a mediados de los ochentas. En 1972, una nueva oleada de revistas de producción nacional tiene poco éxito: Sherlock Holmes y Arsenio Lupín que se independizaban de Tesoro De Cuentos Clásicos; Hata Yoga, que hacía lo propio de Joyas De La Mitología; Aun Hay Más, inspirada por el programa de T.V. Siempre En Domingo, con Raúl Velasco quien es protagonista de la historieta; Los Arrancados, imitando el estilo de Rius en Los Agachados; y tres títulos basados en personajes de comics americanos: Korak Turok y El Poderoso Sansón Además Tarzán comienza a dibujarse en México. En 1974 se lanza la serie Libro Cómic, consistente en la reedición a todo lujo de viejas revistas de la editorial. Con casi siempre 64 páginas de papel brillante, con portadas rígidas ahuladas y pintadas, la cuidada edición costaba doce pesos. Muy caro. De hecho, ya todas las historietas eran caras. después de toda una década de pagar un peso por cada una, a principios de los años setentas el precio de las revistas se elevo paulatinamente, primero a 1.20, luego a 1.50 y después a 2.00. En marzo de 1975 llego el golpe más duro: Novaro lanzó tres ediciones de casi todos sus titulos: La Serie Avestruz, de formato estándar, de periodicidad mensual y a un costo de 3.00. Su numeración comenzaba desde el 1 y estaba precedida por un 3; La Serie Aguila, de tamaño menor y con un costo de 2.00, continuaba la numeración de las series originales, pero ahora precedida por un 2 y La Serie Colibrí: una Mini revista mensual que reimprimía las viejas historias de los años 50’s y 60’s, para delicia de la nueva generación, todo por un costo de 1.40. Su numeración iniciaba desde el 1 y estaba precedida por un 1. En 1979 y para celebrar sus 30 años, la Editorial Novaro publicó ocho revistas, la mitad de ellas hechas en México. En 1980 aparecieron las dos últimas revistas importantes de la editorial: reimpresiones de Conan El Bárbaro y Hulk, El Hombre Increíble, aparecidas originalmente en La Prensa. En el mismo mes que estas dos revistas aparecen, Novedades Editores lanzaba lo que vendría a ser su éxito de toda la década: El Asombroso Hombre Araña. Las ultimas revistas publicadas por Editorial Novaro aparecieron en 1985.
regreso a pagina principal

Email: mavridis@servidor.unam.mx