Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Según varios estudiosos (kabbalistas, ocultistas, etc, etc.), éstas son las energías que dan vida o motor al ser humano...

 

 

LOS CUERPOS QUE USA EL ESPÍRITU.

 

El hombre es un ser espiritual con tres cuerpos inmortales y cuatro mortales. El espíritu al descender hacia la materia, para lograr experiencias allí, se va revistiendo de sustancia cada vez más densa hasta que queda totalmente aprisionado en el cuerpo físico. Al llegar a esta etapa ya ha olvidado quien es, y vive confundido creyendo que es su

personalidad, cuando realmente es su Espíritu Eterno e Inmortal.

 

Los tres cuerpos inmortales se representan con un triángulo.

1. El espíritu: Es la parte más sutil de la naturaleza humana. Aquí irradia el verdadero ser que se envuelve en el Cuerpo Crístico. Es el Padre. Se le conoce como

Atma, o cuerpo Átmico. Es el Yo Supremo Espíritu Divino. Es la Mónada Divina. Se representa con el color azul: la Vida.

 

2. El Cuerpo de la Bienaventuranza o Cuerpo Crístico: Se nutre de aspiraciones elevadas y amorosas: ternura, compasión para toda la humanidad. Es la intuición en el hombre. Es el Hijo. La Mónada Cósmica. Se le conoce también, en la filosofía oriental, como Cuerpo Búdico. Se le representa con el color amarillo o dorado: la Conciencia.

 

3. El cuerpo Causal, Mente Superior o Mente Abstracta: Contiene materia del plano mental. Se le conoce como Manas (del sánscrito, Mánas: man, hombre, pensar; significa "el pensador'.). Es la inteligencia en el hombre. Es el Yo Superior o Ángel Solar, nuestro verdadero Ángel Guardián. Es el Espíritu Santo. Es la parte femenina de la Triada Superior (Binah). Se le representa con el color rosa: la Forma.

De acuerdo a H.P. Blavatsky (ver apartado de “grandes figuras”): el alma (espíritu) del hombre es un individuo o conciencia permanente, que vive en una forma o cuerpo de materia invisible. A este almacuerpo, compuesto de un tipo de materia llamado Mental Superior, se le llama el "cuerpo causal". Es una forma humana sin caracteres sexuales de hombre ni de mujer... más bien de Ángel de la tradición, y la rodea un ovoide de materia resplandeciente luminosa, pero delicada como los desvanecidos colores de una puesta de sol. Esta forma llamada augoeides, y el ovoide de materia luminosa que la rodea, forman la habitación permanente del alma, el cuerpo causal; y en este cuerpo causal vive ella inmortal y eterna, para ella no hay nacimiento, niñez, vejez ni muerte; es inmortal y va creciendo en poder de amar, pensar y obrar en el rodar de los siglos. Vive exclusivamente para adiestrarse en algún aspecto de la vida por las experiencias que ha de adquirir para llegar a cifrar su felicidad suprema en cooperar a la realización del plan evolutivo del Divino Padre'..

 

Estos tres cuerpos: Espíritu, Cuerpo Crístico y Cuerpo Causal forman uno sólo. El Yo Superior es cualquiera de estos tres o los tres juntos. Los tres Cuerpos forman la Mónada (del griego, "monas” : unidad), y es Mónada ya sea que se manifieste con un solo aspecto o con dos o los tres. Es decir, es Uno aunque aparezca como Tres, como dos o como Uno solo.

 

Los cuatro cuerpos mortales. llamados “cuerpos lunares”  o el Cuaternario Inferior, forman la personalidad (de persona: máscara). Los cuatro forman el “yo inferior” y se representan con un cuadrado.

 

 

El cuerpo Mental Concreto cobra existencia con la parte de sustancia que proyecta Manas o la Mente Superior hacia abajo. Esta sustancia forma un puente existente entre el Cuerpo Mental Abstracto y el Mental Concreto, se le llama Antakarana o Puente del Arco Iris.

 

4. Cuerpo Mental Concreto o Mental Inferior: Es la inteligencia normal del cerebro humano. Es el "yo" personal del hombre. Está formado de partículas de las cuatro subdivisiones inferiores del plano mental. Se puede manifestar en los planos inferiores. Aparece como una densa neblina con la forma del cuerpo físico y la porción que sobresale es lo que se conoce como el aura mental. Este cuerpo crece a medida que el hombre evoluciona. Su materia mental corresponde con las cuatro subdivisiones de materia astral; y con la materia sólida, líquida, gaseosa y etérica del plano físico.

 

5. Cuerpo Astral, Emocional o de Deseos: Está compuesto de siete grados de materia astral y se manifiesta en el plano astral. No puede subir al plano mental. Aparece en la mayoría de los seres humanos como sustancia astral amorfa. Cuando el ser humano es más evolucionado y disciplina sus pensamientos y sus sentimientos, se manifiesta como un cuerpo más definido y capacita poderosamente a su poseedor. Su aura es la porción que sobresale y se extiende como una nube alrededor del cuerpo físico como unos 30 centímetros en la mayoría de las personas. En las personas evolucionadas se extiende a mayor distancia, pudiendo abarcar varios metros. El aura astral es de muchos colores, cuya brillantez y claridad depende de la calidad de los pensamientos y sentimientos de su poseedor. Varía continuamente, porque el humano cambia de pensamientos con asombrosa frecuencia

6. Cuerpo Etérico o doble etérico: El vehículo del Prana: Es un molde exacto del cuerpo físico, al que une con el cuerpo astral. Tiene el tamaño del cuerpo físico sobresaliendo como dos centímetros de la piel. La porción que sobresale como aura del cuerpo etérico, o aura de salud, es más extenso y su tamaño depende de su estado de salud. No puede dejar el plano físico porque es parte del cuerpo físico. Si se separa la totalidad de la sustancia de este cuerpo se produce la muerte en el cuerpo físico. No tiene mentalidad. Su función es transmitir al cuerpo físico la corriente de vida y protegerlo de los bamboleos emotivos del cuerpo astral; si se separa del físico, se desfasan los chakras o centros que transmiten la energía de vida, de las zonas correspondientes en el cuerpo físico y se perjudica la salud del físico. Cualquier daño en el etérico aparece en el cuerpo físico. Las enfermedades se manifiestan primero en el etérico y después en el físico. Para curar al físico es necesario curar antes el etérico. El doble etéreo está formado por cuatro éteres físicos:

a) Etérico o electrónico: medio conductor de la corriente ordinaria de electricidad y del sonido.

b) Superetérico o el Núcleo positivo: el medio conductor de la luz.

c) Subatómico o Núcleo neutralizado: el medio conductor de las "formas más sutiles de la electricidad".

d) Atómico: el medio para la transmisi6n del pensamiento de cerebro a cerebro.

 

7. Cuerpo físico, denso o material: Igual como el cuerpo mental y el astral, éste está animado por el "Hijo", o segundo aspecto de la Trinidad y está formado por células, cada una de las cuales es una diminuta vida separada. Está compuesto de sólidos, gases y líquidos. El cuerpo físico no siente, únicamente recibe el impacto que le transmite el cuerpo astral, porque el poder de sentir placer o dolor no está en sus células; está en el cuerpo de los sentimientos o astral, es por este motivo que cuando duerme, está bajo anestesia o muere se separa el astral y el físico deja de sentir.

 

El cuerpo etérico absorbe prana o vitalidad y la distribuye al cuerpo material. Sirve como intermediario para transmitir al cuerpo astral los contactos sensorios del cuerpo físico y al físico la conciencia del astral y de los planos superiores. Desarrolla los centros energéticos llamados chakras.

 

 

Como un comentario adicional y pequeño, para aquellos que no sepan que es el aura, es la piel del cuerpo etérico... su función es la de proteger, así como la piel de nuestros cuerpos protege y recubre nuestros órganos vitales... esa es la misma función del aura.

El aura encarna tres tipos de energía: la física, la astral y la mental. Existen estudiosos que han hablado del aura, como “el gran interrelacionador”, pues ésta conecta al cuerpo, la mente y el alma.

Y como comentario final, cuando tenemos un aura fuerte y luminosa, nada negativo nos puede penetrar...

 

 

 

 

IaN HaGeN