EL VIAJE INTERIOR por Francisco-Manuel Nácher López

La obra que encontrará a continuación el visitante de esta página, El viaje interior, del español Francisco-Manuel Nácher, es un compendio de poemas escritos por un estudiante de ocultismo. Creados en diferentes momentos y para variadas circunstancias, los poemas fueron compilados por el autor a manera de guía de turistas útil para que el lector emprenda un viaje singular: hacia su propio mundo interno. El apasionante e insólito tour incluye seis etapas en su recorrido. Comienza con un despertar a la vida interna que arrastra al alma humana a una incesante búsqueda; en su camino hacia el encuentro consigo misma, el alma va realizando importantes hallazgos sin poder evitar la ocurrencia de una noche oscura, antesala de la culminación de su peregrinaje: la total plenitud. Este viaje a que nos invita el autor ilustra con bellas palabras y armoniosas rimas el recorrido que ha de seguir el intrépido estudiante de la Filosofía Rosacruz, como parte de su método de desarrollo y, en general, todo aquel que intente vivir una verdadera existencia espiritual. Durante la primera etapa de su desarrollo -el despertar- las dudas agobian al aspirante espiritual: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Para qué estoy aquí? Decidido a encontrar las respuestas, el aspirante empieza a buscarlas y a descubrir la presencia de la ley divina en el mundo que le circunda. En esta tercera etapa de hallazgos, hacen acto de presencia la luz, la amistad, el amor, la moral. El afán sincero y tenaz del aspirante, le lleva a un encuentro inesperado: su Dios interno. Después, será sometido a duras pruebas para demostrar su fortaleza y estatura espiritual, momento que el autor representa con una noche oscura en que se experimentan soledad, miedo y pérdida de fe. Si el aspirante logra superar la prueba, alcanza la plenitud, es decir, la meta de su existencia, su fin último, y así exclama: "Deja que me sumerja en Ti, Señor... // Deja que me transforme en Tu conciencia...". La poesía del autor es profundamente filosófica, racional y mística, por lo cual puede satisfacer todo tipo de sensibilidades. No se necesita ser erudito para entenderla, ni santo para sentirla. Está orientada a todos aquellos que tienen interés por la vida superior, con la intención de hacer latir sus corazones. Es una lectura recomendable para quienes conocen los principios de la Filosofía Rosacruz de Max Heindel, pero lo es mucho más para quienes no han tenido todavía esa oportunidad.

Fraternidad Rosacruz - Centro de Madrid

El Viaje Interior
Momentos Com Mi Abuelo
Decalogos Para Meditar