Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Teoría Estructural Funcionalista:

_________________________________

La principal suposición que sostiene la perspectiva funcionalista es que la sociedad es un sistema estable, bien integrado, autoregulador, que perdura por que sirve a las necesidades básicas de la gente. La orientación funcionalista tomo forma en el siglo XIX, en los escritos de los sociólogos franceses Auguste Comte y Emile Durkheim y el sociólogo británico Herbert Spencer. Sus principales defensor contemporáneos han sido los sociólogos estadounidenses Talcott Parsons, Robert Merton y mas recientemente, Jefrey Alexander y Niklas Luhman.

Spencer dedujo una analogía entre las sociedades y los organismos vivos. Un organismo esta compuesto de muchas partes especializadas (el cerebro, el corazón, los pulmones, etc.).

Cada parte tiene una función particular, la cual contribuye a mantener el conjunto. Estas partes son interdependientes: cada una necesita de las demás. Para que el organismo sobreviva, ellas tienen que trabajar en armonía con todas.

Así pasa con las sociedades. Las propuestas clave en la teoría funcionalismo pueden resumirse como sigue: cada sociedad esta compuesta de muchas estructuras especializadas o instituciones sociales (la familia, religión, política, el sistema educativo, etc.). Cada una de estas instituciones tiene una función que contribuye a mantener el conjunto. (la familia, por ejemplo, sostiene y educa a los hijos.) Estas estructuras sociales son interdependientes. (La economía depende de que el sistema educativo proporcione habilidades a los futuros trabajadores; el sistema educativo depende de la economia para recoger fondos). Para que una sociedad sobreviva, sus partes interdependientes deben funcionar en armonía. Los funcionalistas sostienen que la sobrevivencia depende de la cooperación y que la cooperación depende del consenso sobre los valores fundamentales y las reglas de conducta. Bajo condiciones normales las variadas partes de la sociedad trabajan juntas hacia metas compartidas, orden de producción, estabilidad y equilibrio. Visto de esta perspectiva, el conflicto es un síntoma de "enfermedad" en un organismo social.

Los funcionalistas modernos dan mucha importancia al delicado balance entre las diferentes estructuras sociales. Debido a que estas estructuras son interdependientes , el cambio en una de las áreas de la vida social inevitablemente causa ajustes en otras áreas. Por ejemplo, los cambios en la economia (tales como aumento en el desempleo) efectúan cambios en la familia (un incremento en los divorcios y en la cantidad de padres solteros) determinan cambios en la economia. Conforme a esta perspectiva, el cambio imprevisto y rápido puede echar el sistema entero -la sociedad- fuera de alcance.

Desde la perspectiva funcionalista, las siguientes preguntas son fundamentales para la investigación sociológica: "que funciones proporcionan las diferentes partes del sistema?. En que contribuyen al conjunto?. Cómo se conectan las partes entre si?. Los funcionalistas contestan estas preguntas examinando las consecuencias de los patrones de conducta y las ordenes sociales y los motivos de las personas. Merino señalo la importante distinción entre las funciones manifestas aquellas que son pensadas y reconocidas y las funciones latentes aquellas son impensadas y muchas veces desconocidas. Por ejemplo, la función manifiesta de la educación es proporcionar a los jóvenes información, habilidades y valores. Las funciones latentes de la educación incluyen mantener a la gente joven fuera del mercado de trabajo sobresaturado, proporcionar a los padres una "guardería" a los padres que trabajan y perpetuar las diferencias de clase clasificando a los estudiantes dentro de la línea académica o vocacional conforme a su potencial percibido o denotado.

Merino también distinguió entre los patrones de conducta que son funcionales - que contribuyen a la estabilidad o sobrevivencia de sistema social- y aquellos disfuncionales que tienden a minar un sistema social.

Los patrones que son funcionales en un tiempo pueden volverse disfuncionales en otro.

Algunos conceptos claves para funcionalistas son: sistemas, función, interdependencia, equilibrio y balance.

La perspectiva funcionalista domina la sociología en las décadas de 1950 y 1960. El análisis funcionalista es particularmente útil para trazar el mapa de las conexiones entre varios elementos de un sistema social, pero los funcionalistas tienden a restar importancia al papel que juega el poder para crear y mantener los arreglos sociales.

______________________________________________________

Volver a la pagina principal.