Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
 

Origen de la Cumbia 

Naturaleza triétnica: 

La Cumbia es el aire musical más representativo de Colombia. Sobre su origen, la mayoría de los folclorólogos reconocen su carácter triétnico; es decir, producto del aporte de tres culturas: negra africana, indígena y blanca.
  • La negra aportó la estructura rítmica y la percusión (tambores)
  • La indígena aportó las flautas (caña de millo y las gaitas) y, por ende, parte de la línea melódica.
  • La blanca, por su parte, las variaciones melódicas y coreográficas, y la vestimenta de los danzantes.
Cabe aclarar que esta relación de aportes es algo arbitraria, porque no se puede asegurar que la melodía e interpretación de los instrumentos sean exclusivas de una u otra cultura Ścon la excepción de la rítmica negraŚ, ya que si bien las flautas son de origen aborigen, la ejecución de las mismas fueron de dominio primero de los negros, y, posteriormente, de los mestizos, y muy poco de los propios indígenas. La razón se explica en virtud del carácter asincopado de la cumbia, tanto en su ritmo como en su melodía.

Lo mismo se podría decir de la coreografía de la cumbia, pues la forma de baile de los hombres es, sin lugar a dudas de impronta negra; mientras que la forma de bailar de las mujeres podría ser indistintamente indígena, negra y, porqué no, blanca; aunque algunos folcloristas hacen notar el movimiento de las caderas de las bailarinas como una característica negra y no indígena.

Sea cual fuere el origen primigenio de la cumbia como ritmo y como danza, parece que al principio primero se dio la fusión negro-aborigen, en el marco del esclavismo, y luego se enriqueció con el aporte de los europeos. Hoy por hoy, la cumbia espresa claramente el mestizaje de la cultura colombiana.

Lugar de origen:

La otra cuestión que interesa a los estudiosos del folclor es el sitio o lugar de nacimiento de la cumbia. Según el maestro José Barros (compositor de la Piragua, Navidad Negra, etc.) la cumbia nació en el país de la cultura indígena Pocabuy (que habitaba la región del Banco, Magdalena. Otros folclorólogos y músicos plantean que la cumbia debió nacer en Ciénaga, Magdalena (cerca de Santa Marta), o en Soledad, Atlántico (cerca de Barranquilla), o en Cartagena, en razón de la cercanía a los puertos por donde entraron inicialmente los conquistadores y colonizadores españoles, Santa Marta y Cartagena.

Si la cumbia es de naturaleza negroide e indígena, la lógica nos plantea que la cumbia debió nacer cerca los asentamientos esclavistas, donde los negros podían exteriorizarse o expresarse libremente, y donde podían relacionarse con los indígenas, y estos sitios debían estar cerca de los puertos por donde ingresaron los negros en razón del tráfico de esclavos. Y, como quiera que es muy difícil señalar el lugar de nacimiento de la cumbia, lo mejor es conformarnos con que ésta nació en algún lugar de la Costa Caribe Colombaina, cerca de Santa Marta o Cartagena, de cara al mar y con el peso del grillo esclavista. Las demás tesis, son proposiciones hipotéticas.
 
 

Instrumentación

El conjunto típico o autóctono de la cumbia está conformado por una tambora, un tambor alegre, un llamador, un guache (o maracas), y una flauta de millo (o gaitas). El uso de las maracas y de las gaitas se circunscribe a ciertas regiones geográficas:

En el departamento del Altántico, el instrumento melódico es la caña de millo o la gaita corta; mientras que en la región de San Jacinto y Ovejas (Sucre), predominan las gaitas: la «gaita hembra» es la que lleva la melodía; y la «gaita macho», marca el bajo contínuo. En el departamento del Atlántico se utiliza también la «gaita corta», que es una flauta recortada con 6 orificios.

  • Tambora: tambor grande de doble parche, marca el bajo.
  • Tambor alegre: tambor de tamaño mediano que lleva la línea rítmica básica.
  • Llamador: tambor pequeño que marca en contatiempo el compás.
  • Maraca: totumo relleno de semillas de capacho o de piedrecillas de río.
  • Guache: cilindro de metal relleno de semillas de capacho o piedras pequeñitas de ríos.
  • Gaita: flauta vertical, larga, con cabeza hecha de cera de avispa y carbón vegetal, y pluma de pavo o pato. La «gaita hembra» tiene 5 orificios, y lleva la melodía; y la «gaita macho» tiene un solo orificio y hace las veces de bajo. La «gaita corta» tiene 6 orificios.
  • Flauta de millo: flauta pequeña fabricada con caña de millo o sorgo, con lengueta, que se ejecuta de manera transversal.
ARTICULO: Nuestro Folclor,.