Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Factores en la eficacia del liderazgo

La perspectiva de enfoques y los enfoques del comportamiento produjeron investigaciones que mostraron que un liderazgo eficaz parece depender de algunas variables, entre ellas las cultura organizacional, la naturaleza de las tareas y actividades de trabajo, los valores y experiencia de los gerentes.

Los investigadores tomaron entonces el siguiente paso lógico: trataron de descubrir los factores de la situación que influyen en la eficacia de un estilo particular de liderazgo.

La percepción de la situación de trabajo por el gerente, determinará como la afectará dicha situación. Los que no perciben objetivamente la situación llegarán a entender muy gradualmente sus verdaderas dimensiones.

He aquí los factores que influyen en la eficacia del líder: su personalidad, experiencia y expectativas; las expectativas y comportamientos del superior; las características, expectativas y comportamiento de los subordinados; las exigencias de la tarea; la cultura y políticas organizacionales, y las expectativas y el comportamiento de los colegas. Estos factores también influyen a su vez en el líder. El proceso de influencia es recíproco.

Personalidad del líder, sus experiencias y expectativas

Como hemos ya señalado, los valores, formación y experiencia del líder afectarán a la selección del estilo de liderazgo. En general, los gerentes adquieren el estilo con que se sienten más cómodos.

Las expectativas de un gerente son otro componente más. La evidencia ha demostrado que, por varias razones, las situaciones tienden a corresponder a nuestras suposiciones; a esto se le llama en ocasiones profecía que se cumple por sí misma.

Las expectativas y comportamientos de los superiores

El estilo de liderazgo que aprueban los superiores de un gerente es muy importante al determinar la orientación que éste seleccionara. Así, un superior que claramente favorece un estilo orientado a las tareas (“Estas haciéndolo con una supervisión estrecha, continua así”) puede hacer que el gerente adopte ese tipo de liderazgo. El superior que prefiere un estilo orientado a los empleados lo alienta a adoptar una orientación más centralizada en el empleado.

Características, expectativas y comportamientos de los subordinados

Los subordinados desempeñan un papel decisivo en la influencia que recibe el estilo de liderazgo de su gerente.

Las características de los subordinados influyen en el estilo de liderazgo del gerente en diversas formas. En primer lugar, las destrezas y preparación de ellos influyen en la elección de estilo. En segundo lugar, sus actitudes también serán un factor importante.

Las expectativas de los subordinados constituyen otro factor que determina lo adecuado de un estilo en particular. Los que han tenido gerentes centrados en el empleado esperan que el nuevo jefe muestre un estilo similar y reaccionarán negativamente ante un liderazgo autoritario.

Las reacciones de los subordinaos ante el estilo de liderazgo del gerente suelen indicarle la eficacia del mismo. Normalmente se necesitará mucho más tiempo y paciencia por parte del gerente antes que los subordinados acepten el nuevo estilo.

Necesidades de la tarea

La naturaleza de las responsabilidades del trabajo de los subordinados también repercutirá en el tipo de estilo de liderazgo que usará el gerente. Así, los trabajadores que requieren instrucciones precisas exigen un estilo más orientado a la tarea que aquellos cuyos procedimientos deben dejarse parcialmente a cada empleado.

Cultura y políticas organizacionales

La cultura de una organización moldea el comportamiento del líder y también las expectativas de los subordinados. Las políticas establecidas de una empresa afectan asimismo el estilo de liderazgo.

Expectativas y comportamientos de los colegas

Los gerentes constituyen un importante grupo de referencia. Los gerentes forman amistades con sus colegas de la empresa y las opiniones de los colegas son importantes para ellos. Además, la actitud de los colegas también afecta a la eficacia del desempeño del gerente; los colegas hostiles pueden competir agresivamente por los recursos de la organización, dañar la reputación del gerente y mostrarse poco cooperativos en otros aspectos.