Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

Tamaño y Peso.

Los delfines nariz de botella medidos en Sarasota, Florida tuvieron un promedio de 2.5 a 2.7 metros y pesaron entre 190 y 260 kilogramos. Las diferencias en el tamaño del cuerpo y dimensiones del cráneo pueden estar relacionadas con los diferentes habitan. El dos eco tipos del noroeste del Atlántico muestra una variación pronunciada en el tamaño. El gran tamaño del cuerpo es característico del eco tipo de las afueras de la costa.

Los grandes delfines nariz de botella en el Pacífico pueden llegar hasta 3.7 metros y pesar 454 kilogramos. En el mediterráneo, los delfines nariz de botella pueden crecer hasta. 3.7 metros o más.

En promedio, los machos maduros son ligeramente más largos que las hembras, y considerablemente más pesados. Como los jóvenes, las hembras crecen aceleradamente hasta aproximadamente los 10 años de edad.

Caracteristicas FisicasForma del Cuerpo

Un delfín nariz de botella tiene un cuerpo liso, aerodinámico, fusiforme, adaptado para la vida en el ambiente acuático.

Coloración

La coloración es de un gris no descriptible a un gris verdoso o gris oscuro en la parte trasera, descolorándose a blanco en el vientre, la mandíbula inferior, y las regiones anales. El vientre puede ser rosáceo. Esta coloración, un tipo de camuflaje conocido como sombreado, puede ayudar a ocultarse de sus depredadores y de la presa. Cuando se ve desde arriba, el dorso oscuro de un delfín se pierde con las sombras de las profundidades. Cuando es visto desde abajo, el brillante vientre de los delfines se mezcla con la superficie destellante del mar.

Los animales más viejos en algunas regiones algunas veces muestran manchas discretas a los lados y en sus vientres.

Aletas Pectorales

Las extremidades delanteras de los delfines son las aletas pectorales. Las aletas pectorales tienen los elementos esqueléticos principales de las extremidades delanteras de los mamíferos terrestres, pero son más cortas y se han modificado. Los elementos esqueléticos son rígidamente soportados por el tejido fino conectivo. El grueso cartílago tiende a ubicarse longitudinalmente entre los huesos.

Las aletas pectorales se curvan por detrás levemente y apuntan a las extremidades. Los delfines utilizan sus aletas pectorales principalmente para dirigir y, con la ayuda de la cola, para frenar.

La circulación de la sangre en las aletas se ajusta para ayudar a mantener la temperatura del cuerpo. Las arterias en las aletas están rodeadas por venas. Así, un cierto calor de la sangre que viaja a través de las arterias se transfiere a la sangre venosa. Este intercambio de calor a contracorriente ayuda a delfines a conservar el calor del cuerpo.

Para contrarrestar el exceso de calor del cuerpo, la circulación aumenta en las venas cerca de la superficie de las aletas y disminuye en las venas regresando al corazón.

Cabeza de un DelfínCabeza

Un delfín nariz de botella tiene un rostro bien definido. Puede parecer que siempre están sonriendo, no obstante, no es una muestra de la felicidad pues su cara está fijada en esa expresión incluso cuando sienten dolor o peligro.

Los dientes son cónicos enclavijados. Están diseñados para agarrar el alimento. El número de dientes varía considerablemente entre individuos. La mayoría tienen de 20 a 25 dientes en cada lado de la quijada superior y de 18 a 24 en cada lado de la quijada inferior, un total de 76 a 98 dientes.

Los ojos están a los lados de la cabeza, cerca de las esquinas de la boca. Las glándulas en las esquinas internas de las cuencas del ojo secretan una sustancia aceitosa, mucosidad que lubrica los ojos, quita los desechos, y ayuda probablemente al ojo de manera aerodinámica mientras nada. Esta lágrima puede actuar como película protectora de los ojos contra organismos contagiosos.

Los oídos se sitúan a un lado de los ojos, son pequeñas y discretas aberturas, sin aletillas externas.

Un solo respiradero, situado en la superficie dorsal de la cabeza, es cubierto por una aleta muscular. La aleta proporciona un sello hermético. Un delfín nariz de botella respira a través de su respiradero. El respiradero se relaja en una posición cerrada. Para abrir el respiradero, un delfín nariz de botella contrae la aleta muscular. sentidos

Imagen Sentidos

OÍDO

Los delfines tienen un bien desarrollado y agudo sentido del oído. La corteza auditiva del cerebro está altamente desarrollada. El nervio auditivo puede tener hasta 67,900 o más fibras cocleares. Esto es dos veces más que el nervio auditivo humano.

Los delfines nariz de botella escuchan tonos dentro del radio de acción de frecuencia de 1 a 150 Khz. (El promedio de audiencia para los seres humanos es de cerca de 0.02 a 17 Khz.). La sensibilidad máxima (el promedio en que los delfines oyen lo mejor posible) es de 40 a 100 Khz. Los delfines nariz de botella pueden detectar frecuencias de sonido de menos de 1 Khz. Si son bastante ruidosos.

 

La mayoría de la recepción de sonidos, o el escuchar, ocurre probablemente a través de la quijada inferior. Los estudios demuestran que la quijada inferior recibe con eficacia sonidos con frecuencias sobre 20 Khz. Un delfín puede captar el sonido a través del fino tejido suave y el hueso que rodea el oído.

Los delfines han calcificado pesadamente los huesos del oído medio, pero el papel del oído medio en la audiencia no se entiende completamente. Los científicos no saben si los delfines mantienen el aire en el oído medio cuando se zambullen. La anatomía especializada del oído del delfín permite probablemente que capte sonidos bajo del agua con eficacia, una tarea que es difícil para los seres humanos.

La cavidad del oído medio de un delfín está llena de un tejido fino altamente vascular (provisto de sangre. Cuando se zambulle un delfín, este tejido ayuda a que se ajuste la presión en el oído medio.

Un delfín tiene pequeñas aberturas externas en el oído, algunas pulgadas detrás de cada ojo. Cada abertura conduce a un reducido canal auditivo y al tímpano. Algunos científicos creen que los delfines captan el sonido con estas aberturas. Las investigaciones han demostrado que las aberturas externas del oído pueden recibir sonidos con frecuencias muy bajas, por debajo de 20 Khz. Otros científicos creen que las aberturas externas del oído de los delfines son no funcionales.

Imagen Sentidos 2VISTA

Los delfines nariz de botella tienen un rango visual de 180º hacia el frente, hacia atrás y hacia los lados, pero no hacia arriba. Éste es a menudo el porqué vemos a los delfines cazando peces con el vientre de lado y porqué cuando navegan giran hacia los lados. Los delfines nariz de botella también tienen una adaptación muy interesante, ya que pueden mover un ojo independientemente del otro. Los delfines tienen una aguda visión dentro y fuera del agua. El ojo de un delfín está adaptado particularmente para ver debajo del agua. En el aire, ciertas características de la lente y la córnea son perfectas para la refracción de la luz causada por la transición de la visión acuática a la aérea. Sin esta adaptación, un delfín sería miope al contacto con el aire.

Las retinas de los odontocetes tienen dos áreas centrales que reciban imágenes. Debido a esta característica de la retina, los delfines nariz de botella tienen una visión binocular en el aire, y pueden tener visión binocular y monocular debajo del agua.

Las retinas de los delfines contienen células de barra y células de cono, lo que indica que pueden tener la habilidad de ver en luz débil y en luz brillante. La presencia de las células del cono sugiere que los delfines pueden poder ver colores, aunque los estudios en delfines nariz de botella no han documentado la visión de color.

TACTO

Un delfín puede detectar el movimiento del agua sobre su cuerpo para utilizar sacar ventaja de ello, pero cómo lo hace exactamente sigue siendo un misterio. Aparte de la sensibilidad externa de los delfines al flujo del agua, todos los cetáceos utilizan el sentido del tacto en situaciones sexuales y sociales. Frotan ligeramente o acarician a otro delfín con las aletas pectorales, frotan juntos sus cuerpos y presionan sus órganos genitales contra el otro, que no necesariamente tiene que ser del sexo opuesto.

Imagen Sentidos 3GUSTO

Los delfines tienen cierta capacidad de paladear y pueden detectar los cuatro estímulos básicos (dulce, agrio, amargo y salado). Se piensa que las glándulas gustativas son como un sistema de radar que pueden utilizar para localizar a otros delfines, encontrar alimento, para orientarse, reproducirse, así como para la sensibilidad de la tensión.

Los delfines son especialmente sensibles a las sustancias encontradas en la orina y heces de los mamíferos, así que es posible que utilicen la información de estos rastros químicos para localizar otros delfines. Una hembra que está lista para engendrar lanza algunos estímulos químicos potentes para atraer a los machos.

Los productos corporales, especialmente la orina, también pueden contener indicadores químicos de la tensión fisiológica, lo cual puede alertar a otros sobre la condición física de un cetáceo que ha pasado a través de las mismas aguas antes que ellos. Las papilas gustativas pueden utilizarse también para encontrar el alimento, ya que un gran cardume puede dejar un rastro químico durante varias horas. En términos de orientación, muchas de las corrientes de los océanos tienen distintos rastros químicos que los delfines pueden utilizar para navegar.

OLFATO

Los lóbulos olfativos del cerebro y los nervios del olfato están ausentes en todas las ballenas dentadas, lo que indica que tienen un sentido del olfato limitado.