Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

ENVENENAMIENTOS

        Son provocados por alimentos ya sea en mal estado o por hongos tóxicos (que el niño puede haber comido durante una excursión), ya sea por sustancias de uso casero (detergentes, ácidos, quitamanchas, medicinas, etc.) dejadas imprudentemente al alcance del niño. Los síntomas son siempre agudos; debe sospecharse de un envenenamiento todas las veces que el niño, primero en óptima salud es asaltado de improviso por vómitos, malestares, dolores violentos, y sudores más o menos abundantes o fríos. El auxilio debe ser muy rápido: después de haber llamado al médico o un transporte para llevarlo al hospital mas cercano, si el niño no tiene vomito, debe serle provocado o facilitarle con los dedos en la boca, porque la eliminación inmediata del veneno acabado de ingerir es la cura más fácil, porque se encuentra el frasco, o porque el mismo niño da las indicaciones necesarias. las restantes precauciones terapéuticas (lavado de estomago, purgante, inyecciones, suministro de un contraveneno o de un antídoto),  son de exclusiva competencia del médico.


VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL