Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Disclaimers: Xena y Gabrielle pertenecen a Xena Warrior Princess y son propiedad copyright de MCA/Universal y Renaissence Pictures. Prue, Piper, Phoebe, Leo, Cole, La Fuente, Shax son personajes de Charmed, serie creada por Constance M. Burge y son propiedad de Spelling Televisión Inc. (A Paramount/ Viacom company). La historia es nuestra... Contiene algunos términos en Romaní, de mitos celtas y de esoterismo. Es de la categoría explícita (quienes se puedan ofender, absténganse de leer), alternativo (con mucho subtexto) y es un crossover de nuestras dos series favoritas: Xena Warrior Princess y Charmed (para quienes la conozcan o quieran hacerlo).

La saga tiene 8 relatos. Inicia con una trilogía, el regreso de Xena, gracias a Gabrielle y al poder de las Halliwell, las brujas de Charmed. Incluye personajes oscuros con secretos como Lilith la oscura, el albino Karej, la bruja de Endor Saj-haget y su hermano, el gitano Kalderash. Y por supuesto Aíne, reina de las malévolas banshees.


SECRETOS Y MISTERIOS: LA NUEVA SAGA DE XENA

Druida y Xenygab

Trilogía del Samsara.
Primera parte: Cree en el encanto

Prólogo: En busca del poder

Tres meses. Ese era el tiempo trascurrido desde que la legendaria Princesa Guerrera había muerto en Japón, dejando a su fiel amiga Gabrielle en la más triste soledad.
En ese momento, Gabrielle se encontraba en la lejana tierra de los faraones tratando de superar un poco su dolor. Su único consuelo había sido, hasta hace una semana, sentir el espíritu de Xena que le decía que jamás la abandonaría. Pero al fin y al cabo eran simples palabras, o al menos eso eran para la bardo, porque en la realidad, la guerrera la había abandonado por el llamado "bien supremo". Aunque entendía que Xena no podía condenar a 40000 mil almas solo por ella, su corazón le decía que hizo mal, que debió salvar a Xena y así juntas luchar por alcanzar ese bien. Sin embargo, la Princesa Guerrera no le pidió su opinión, hizo su elección y como resultado de ello Gabrielle se encontraba sola con la única compañía del fantasma de Xena, o al menos así había sido hasta hacía poco más de una semana cuando tuvieron una discusión, la más fuerte que hubieran tenido desde hacía mucho tiempo. En aquella penúltima visita del Fantasma de Xena, Gabrielle le reclamaba su dolor y su tristeza, pero sobretodo le reclamaba su abandono. Durante los dos primeros meses de la muerte de la princesa guerrera, ésta aparecía constantemente, cada que la bardo pensaba en ella, Xena aparecía (al menos solo para Gabrielle) y le hablaba, Gabrielle así se sentía menos dolida y menos sola, pero repentinamente todo cambio, Xena se ausentaba por días y aunque la Reina Amazona le hablara, la guerrera no aparecía y si lo hacía era para desaparecer casi al momento. Desesperada de esta situación, Gabrielle estalló y le reclamó, Gabrielle no podía más con tanto dolor y angustia, si, angustia de que Xena no apareciera nunca más. La Princesa Guerrera le intentó explicar que como se encontraba entre dos mundos (el de la vida y la muerte), ella podía oír los pensamientos de ambos mundos y sentía que en ambos un terrible peligro se acechaba, idea que compartía con Lao ma y Akemi. Xena le decía a Gabrielle que ellas tres intentaban averiguar lo que pasaba. Gabrielle por su parte al escuchar hablar de aquellas dos mujeres, con las que sentía rivalizaba por el amor de Xena, la bardo le reclamó a Xena que la había olvidado que la había cambiado por ellas, que por eso ella no sufría ni sentía tanta rabia, dolor y furia. La Princesa Guerrera intentó hacerla entender, pero en el estado de cólera en que se encontraba Gabrielle, razonar era muy difícil, fue tal el grado de dolor que sentía la bardo que le exigió a Xena que desapareciera para siempre de su vida que ella la dejaba libre, y que se reuniera definitivamente con Lao Ma y Akemi ya que según sentía Gabrielle eran más importantes para Xena. Ésta ante tal petición sintió un dolor más grande que nunca hubiera sentido. Sin más que decir Xena se acercó para abrazar a la bardo, pero esta la ignoró y Xena dolida, desapareció.

-Mensajes del más allá... aquí.-
Gabrielle camina, con el espíritu vencido, tras desesperadamente intentar escuchar algún indicio del espíritu vagante de Xena. sin embargo, un nuevo sentimiento ha surgido dentro de ella, hace unos pocos días: es acechada. Su primera intención ha retomado fuerza. "Debo seguir la misión de Xena: ayudar a los pueblos del valle del río fértil, algo le decía que estaban en problemas" Su determinación ha menguado por instantes, como cuando pasó de regreso por el gran río, preguntándose que sucedió con los días felices en que transitaba junto a su alma gemela.

No pretende olvidar su misión. "Si el espíritu de Xena se ha alejado es porque el bien supremo no ha sido alcanzado" "No he colaborado con él, he dejado que mi dolor se apodere de mi espíritu y la injusticia sigue reinando" "Tal vez si vuelvo al camino de la lucha, pueda volver a sentir a Xena a mi lado."

Mientras atraviesa un páramo abandonado con algunos árboles y matorrales, el primero desde que cruzó el desierto. Parece ser una especie de oasis. Es evidente que la palideciente luz del ocaso no ayuda a vislumbrar mejor su camino. "Espero que mi fanático acechador no ose cruzarse conmigo" "No se de lo que sea capaz con este ánimo". Tras unos instantes, es obvio que no esta sola. La luz declinante le resta visibilidad, pero su experiencia e instinto agudizan sus otros sentidos. No escucha ni huele nada, pero en su interior casi puede sentir el ritmo de una respiración que intenta contenerse para seguir oculta. "Desde que deje la vieja ciudad de los ríos (Mesopotamia), no he dejado de percibir esa respiración ahogada (hacia sus adentros) tal vez no sea un tonto y para seguir respirando deberá mantenerse lejos de mí".

-Gabrielle: Si tan solo no fuera tan insistente este ¡¡¡¡Ahhh...!!!! El ofidio tras el arbusto emite un sonido casi cortante, cuando se altera al sentir la mano de Gabrielle apoyarse en la corteza del tronco. Con un rápido movimiento, casi con un golpe de aire, la barda empuja fuera de su cercanía al reptil, que cae entre los matorrales...

-Gabrielle: Estoy cansada de este sexto sentido. Todo parece hablar e importunarme cuando menos mi reptante acompañante ya no querrá conversar, aunque..."

Gabrielle detiene su trayecto hacia un páramo claro, cuando sonidos cadentes llegan a sus oídos. Entre los árboles donde ha caído la serpiente surgen murmullos, en un lenguaje incomprensible. Gabrielle con un movimiento sagaz saca de su bota el sai y vertiginosamente se abalanza sobre la figura que se aleja del anteriormente amenazador animal...

-Gabrielle: ¡Te tengo!... ahora veras tu... ¿niña?

La figura intenta escabullirse, pero Gabrielle clava su sai a la capa del escurridizo intruso. En su intento de escapar, la figura cae de espaldas, emitiendo un ¡Auch! grave, pero revelando una voz aguda e infantil. Los largos mechones de cabello rizado y trenzas salen de la capucha. Es una chica, no cabe duda, de la edad de las doncellas de Sumeria.

-Gabrielle: Ahora explicarás por que desde hace días me sigues... y que sea rápido, no pienso perder mucho tiempo. ¡Habla!

Diversos murmullos salen de la figura, en su lenguaje críptico tan abominable para Gabrielle. De pronto, la vivaz serpiente agredida se ensancha y casi se pone vertical. Gabrielle puede jurar que le reprocha su actitud, pero en vez de atacar, con un movimiento relajado, vuelve a la tierra y se aleja con un desdén hacia Gabrielle, casi echándole en cara su dignidad de criatura , mientras se pierde de vista con elegancia.

La sombría figura se trata de incorporar, pero cae de nuevo, para darse cuenta de que su ropa esta atorada bajo el sai. Desprendiéndose de este. Sin voltear, se pone en cuclillas.

-Figura: ¿Sabes? - estaba muy herida en su orgullo.- Después de todo tu eres quien no la deja descansar tras su largo y penoso tránsito.

Esas palabras parecen hablar de Xena. Gabrielle inmediatamente finge deshacerse de esa impresión, para preguntar... ¿de qué hablas?

-Figura: No de quien crees, -pronuncia la figura más oscura que antes por la ya ausente luz solar.- La serpiente es más sabia que dañina. El estar pegada a la tierra no la vuelve inferior, si no que sabe escuchar sus gemidos y la fuerza de la naturaleza.

Tras una pausa, la figura se incorpora, siempre de espaldas: ¿Sabes? nunca quiso dañarte. Pero tu ya no escuchas...

-Gabrielle: Lo siento. Me asusto que se levantara y...

-Figura: No, tu sabes que ya no hablo de la víbora, ella no puede guardar rencores, solo se sintió un poco ultrajada. Como cualquier animal. Pero... ¿Y su silencio? No es solo por ti... es por todos... ¡Las almas!

La voz de la chica empieza a quebrarse, mientras los sonidos guturales y algunos gemidos lastimeros se hacen horribles chillidos.

-Gabrielle: No pierdas el control, no te asustes. Tampoco quise herirte pero...- Avanza hacia la chica queriendo tranquilizarla. Esta muy alterada, tal vez por la embestida...

-Chica: ¡No! Todos sufrirán. No quiero el final... ¡¡¡¡No puedo!!!!! ¡NOOO!- Ella se desmaya.

-Gabrielle: ¡Diablos! Esa embestida no fue buena idea...

Cuando se acerca a levantarla, ella súbitamente vuelve en si, intentando respirar, pero grita al ver a Gabrielle junto a ella.

-Chica: ¿Qué paso? Eres... tú. Si, tú... la nómada sin sitio... la del don de la historia... la otra mitad...

-Gabrielle: (pensando) Se daño algo... ¿o es así de siempre?.- Perdón, no se que quieres de mi, pero...

-Chica: La bardo...

Gabrielle se hace hacia atrás, a punto de ponerse a la defensiva de nuevo, pero rectifica. El soplo de sensaciones ante este hecho fortuito parece recordarle que sigue poseyendo el don de la vida. Hacía mucho que no sentía fluir la sangre por sus venas.

-Gabrielle: No te ves ya afectada (lo dice con frialdad y sarcasmo). Tal vez ahora expliques por que no dejas de seguirme... Quieres algo...

-Chica: Si... que escuches, que seas el portal. Ella... o él...
Lo siento, todavía no puedo canalizar al espectro, esta luchando... tu evitas sentir... pero ya tendrás que hacerlo.


Mientras, en la nueva ciudad de Amarna, en Egipto.
Palacio real. Junta de sumos sacerdotes. (Varias voces, de ancianos y escribas)

"La conjunción con el gran dragón ha iniciado. Si no iniciamos el rito en 3 días, se perderá la energía del sol brillando mas que nunca. Karej tiene razón."

-Sumo sacerdote 6: Pero es peligroso. Los dioses no están de acuerdo. Recuerden las señales del río, ¡¡Los peces...!!

-Un extraño: Si no eres parte de la solución... ¡Apártate!- Karej dice esto tras hacer su entrada triunfal a la reunión. Un ímpetu de fuerza y violentos ademanes acompañan su feroz mirada. Su piel albina denota su origen extranjero, al igual que sus ojos gris acero. Únicamente lleva un taparrabo blanco, junto con la espalda llena de tatuajes, aros y la cabeza rapada con una tiara de piedras rojas.- El nuevo amanecer se acerca... nadie que se oponga verá la nueva era... Lo dije al faraón y lo digo siempre a esa, esa... pobre remedio de rey...

-Sacerdote 6: No oses blasfemar contra la estrella de la mañana y de la noche. ¡¡¡Hemkare es...!!!

-Karej: ¡Nadie! Si tan solo la nueva emperatriz viniese, la oscura reina... pero solo tendremos que aguardar.

-Sacerdote 1 y 7: Hemos visto señales, pero no sabemos interpretarlas. Tan solo las auroras, dos y tres, como una unión... nuestro hermano tiene razón y...

-Karej: ¡¡¡Callenséeeee!!! No los necesito... ustedes... ¡¡¡¡Absurdos!!!! Mi nueva era no necesita pobres peleles... Fuera...

Solo el sacerdote 6 y el 1 dejan la sala, aunque un poco inseguros...

El 1 sabe que los peces presienten un gran cambio. Si tan solo sus cataratas no nublasen por completo su visión.
El sacerdote 6, aunque cojo, tiene las visiones de sus sueños palpitando en sus sienes tras 1 noche de... ¿profecías...?

-Sacerdote 6: Solo algo puedo asegurar, el lazo de sangre y el pacto de amor son la respuesta... necesitamos un cristal... pero eso es pedir un milagro... y la fuerza interna nos ha abandonado...

-Sacerdote 1: Pero ya no hay cristales por estos rumbos... desde que Karej...

-Sacerdote 6: Ese manipulador... y sus aliados... pero no cederé, alguien tendrá que despertar las fuerzas... en especial si están en otro plano, en la otra vida, con otro resplandor solar...


Pero en un lugar lejano... más allá del alcance del consejo... y de cualquiera (solo voces...)

-Usted curo o va a curar a alguien que la fuente no quiere...

-Uh...

-¿Qué?...

-Sentí un escalofrío...

-¿¡Phoebe!?...

-Algo anda mal...

(sonido del viento...)


Campamento en el bosque. Gabrielle intenta cerrar los ojos, pero los pasos y la voz de la chica la mantienen despierta. Ya es muy noche...

-Gabrielle: ¿No crees que ya debes dormirte? Puedes estar tranquila, no te atacaré a pesar de que me seguiste desde... ¿dónde?

La chica sigue balbuceando, con diferentes inflexiones en su tono, casi histérica.

-Gabrielle: Esta bien. no pregunto más, solo calma...

-Chica: Si vienen a mi, uno solo, tal vez pueda presentarla pero si no...

-Gabrielle: Ah, esperas a alguien (con intención sardónica), por que no pensaba montar mas camastros... verás, una orgía no es lo que...

-Chica: No quieren, es solo que... están confundidos...

-Gabrielle: No quieren que los reciba. Tal vez ya no tenga vida hogareña, pero recuerdo que una vez fui buena anfitriona, en algunos palacios, cuando Xe... no importa, de todas maneras, no estoy presentable, ni sociable. así que... ¿te llamas?

-Chica: Saj-haget... de Endor.

-Gabrielle: Bonito nombre, pero no se su raíz.

-Saj-haget: No importa, su significado es... algo complicado... Mi madre y mis nanas me... olvídalo.

-Gabrielle: ¿Y buscas... o buscabas...?

-Saj: El don de la palabra, de un alma intranquila, mama dijo...

-Gabrielle: Y ella esta...

-Saj: No aquí...

-Gabrielle: En tu casa...

-Saj: Donde todos iremos... algún día...

-Gabrielle: ¿Creta? ¿Mikonos?...

-Saj: Creo que lo llaman mundo de los no vivos...

-Gabrielle: O sea que...

-Saj: En ocasiones los mensajes de ahí llegan con retraso. Mal servicio de mensajería... (por primera vez sonríe ante su tan simple broma, aunque luce todavía algo errática).

-Gabrielle: Mira chica, no pienso ser grosera, pero no pedí tu compañía así que...

La chica se quita la capa, revelando por fin su aspecto. Es de piel oscura, grandes pestañas, delgada, un poco mas baja que Gabrielle, con su largo cabello negro y ojos azabache como pozos sin fondo... Gabrielle sabe como son estos...

-Gabrielle: Si quieres te puedo mostrar alguna ruta hacia un pueblo no muy inhóspito... y... yo no iré...

-Saj-haget: Vas a Amarna... por que te necesitan...

-Gabrielle: Vaya, veo que tienes bastante perspicacia, o es acaso adivinanza... tal vez...

-Saj: ¡Dilo...! ¡¡¡BRUJERÍA!!!! No me apena. De hecho, me ofendería que no se notara. No creo ser tan inexperta para que...

-Gabrielle: ¿Te refieres al abracadabra y demás cosas? Solo Circe podía... o Medea... pero ya hablar de...

-Saj: ¿No me crees?

-Gabrielle: Solo se que eres una mala acechadora con bastante paciencia para continuar pegada a mi... aunque...

-Saj: Si te dejara, mi mama me regañaría...

-Gabrielle: ¡Uyyy! ¡¡¡¡¡Madres y sus castigos de ultratumba...!!!!! que miedo. ¿Qué sigue? ¿hombres malos aullando a la luna como fieros caninos...?

-Saj: Si no respetas a quienes no están... no esperes que sigan a tu lado. La traición a los últimos deseos es difícil de superar.

-Gabrielle: ¿Tu qué sabes lo que ell... lo que son los últimos deseos?

-Saj: Es mi trabajo... mi pasatiempo... mi herencia y mi poco agraciada cicatriz... ¿Te muestro?

Gabrielle parece poco entusiasmada, pero desea librarse de ella de una buena vez...

-Gabrielle: De acuerdo. Que puedes hacer...

Saj dibuja algo en el piso con el dedo, luego aviva las llamas... busca en su bolsa un caldero y lo pone... sonríe como esfinge... con miles de cábalas...

-Saj: Prepárate...


De vuelta a Amarna
Tras pasar un oscuro pasadizo, una figura alta casi abominable, musculosa y pesada se introduce a una sucia caverna, con ambiente putrefacto. Una voz lo recibe, con molestia.

-Voz: Llegas tarde.

-Karej: Lo se "oscura", pero...

-Voz: No estoy en disposición de perder un preciado minuto mas... lo sabes...

-Karej: oscura, nada puede osar ya detenernos. Y aunque así fuera.

La áspera y delgada voz emite sus palabras con la misma fría calma tan inquietante.

-Voz: tu enésimo error: dejar que alguien ose. Nuestros enemigos se acercarán y si descubren la manera... te imaginaras que tu cabeza caerá primero que la mía.

El ruido de una pesada túnica y joyas tintineando alteran la sangre a Karej.

Karej, quitándose el pesado abrigo de piel de camello, susurra: -descuida "dulce pesadilla", te reconfortaré, como siempre hago... tus negras... ansias...


De vuelta en el bosque-oasis.
Gabrielle parece harta de la chica. Sus intentos toda la noche han sido en vano...

-Saj: Se que algo anda mal, pero... no es la diosa lunar... creo que es...

-Gabrielle: ¿La ausencia de cordura?

-Saj: No, ¡¡Pero por el libro de Thot... lo tengo.!!

Saj remueve algo de tierra, encontrando una especie de animal muerto. rápidamente hace una petición.

-Saj: me puedes ayudar, y te mostraré... córtale un hueso y saca algo de filo,... no mucho, no quiero acabar como la última vez...

-Gabrielle: (para si misma: si se mata, no es mi problema, ya me ha quitado mucho tiempo, así que...) Esta bien. Dame los... ¿restos? (¡Necesita ayuda de un mayor!)

Gabrielle corta de un tajo la pata de la zorra, y con maestría saca el hueso, afilándolo un poco. Se lo da a Saj-haget.

-Gabrielle: Espero que sea algo bueno...

-Saj: Lo será.- Con un súbito movimiento, Saj se corta una vena y chorrea sangre en su caldero pequeño, ante la mirada espeluznada de Gabrielle.

-Gabrielle: Ya es suficiente, si quieras algo solo pide...

-Saj: (interrumpiendo) ¡Shhhh! No digas, nada...

Saj empieza a balbucear en su extraño dialecto. Con los ojos llenos de lágrimas por el dolor y respirando entrecortadamente, gira hacia Gabrielle, diciendo:
-Saj: Rápido, un nombre... de tu pasado... que este en el otro mundo...

Gabrielle se da por vencida. Piensa en nombrar a Xena, pero se resiste a manchar su memoria con el acto circense de una débil mental... Por último, balbucea su respuesta:
-Gabrielle: La reina de las amazonas original... sabia y digna Melosa... (lo dice sin ganas, con voz baja, viendo con pena a Saj).

-Saj: Imperiosa mujer amazona... reina sin igual... te reverencian toda una tribu... tu linaje se remonta por centurias... Melosa... di tu nombre y tu rango... demuestra tu presencia... por los secretos custodiados de Endor... te invoca la bruja...

De pronto, desde la cortina de humo que viene de la fogata, una figura espectral empieza a materializarse, de manera tan fiel y casi tangible, que Gabrielle no sabe que hacer. Su primera reacción de indiferencia pasa al mas puro asombro, aun que la incredulidad es patente...

-Gabrielle: (a Saj) ¿Cómo supiste...? ¿quién te dijo...? ¿son espejos o...? ¿qué es esto?

Melosa se hace totalmente visible y corpórea, aunque luce como en sus últimos días, digna y regia, pero derrotada por el tiempo...

-Saj: oh... gran regente... poderosa fémina... habla a la bruja... y con quien espera tus respuestas... ahora tu tienes voz por mi... por Endor...

-Espíritu: no es bueno el momento... quien me invoca...

Gabrielle piensa que la voz de es tan real como inconfundible... parece que no hay otra explicación. ¡Saj ha traído de vuelta a una occisa! súbitamente, su mente repasa a la velocidad del rayo una idea que ilumina su corazón, "traerla de vuelta... a mí... como siempre... sin esperar a la otra vida... La realidad la golpea fuerte y deja por un momento su idea de epifanía para dirigirse a...

-Gabrielle: eres tu... de verdad...

-Melosa: mi sucesora... no tengo mucho tiempo... se breve.

Gabrielle empieza su interrogatorio, casi tropezando con sus frases, totalmente en shock, casi sin poder extinguir su sorpresa. Todo cuanto ve, escucha y siente con todas sus habilidades le dan la certeza que se encuentra con una aparición 100% cierta, sin lugar a duda...

Gabrielle (para si: si es una ilusión... por los dioses en su ocaso... ella es buena. Muy buena...)

Saj parece triunfante, aunque algo sudorosa, temblando e inquieta, como si miles de ideas surcaran su mente, peleando unas con otras...

El inquietante y totalmente sobrenatural interrogatorio continúa... pregunta tras respuesta.

Gabrielle pensando: esto es... MUUUY BUENA MAGIA...

Todo es tan cierto como que afilo el hueso de un animal casi en restos hace unos instantes. Nada denota falsedad o locura. Incluso la herida de Saj y la manchas de piel de zorra en el cuchillo de Gabrielle dicen a gritos...: Realidad 100%.


De regreso en el país de los faraones

En el interior de un cámara religiosa, el sacerdote 6 no acaba de conciliar el sueño. Las visiones son cada vez mas violentas y acaban con la poca tranquilidad que posee. El dolor en su pierna cercenada se acrecienta conforme el tiempo transcurre. Esa es otra señal de que el evento celeste del dragón es algo más que solo un fenómeno más del calendario religioso. Desesperado, se dirige a la puerta de su habitación, con la intención de emprender una misión. Pero es interrumpido por el ruido que se dirige hacia donde está. La puerta se abre, dejando ver a un chico con una antorcha, que viene visiblemente fatigado.

-Sacerdote: ¿Eritr, que sucede? he estado a punto de buscarte. Mi encargo no puede demorar... los astros...

-Eritr: Lo se, poderoso Ohil-er. Pero ha sucedido algo que debe saber... El pálido mago ha disuelto el consejo del templo. ¡Y ha mandado un nuevo edicto que... señor... esta usted en peligro mortal!

-Ohil-er: ¿Qué ha hecho ese demonio?

-Eritr: Ha sentenciado a muerte directa a quien no presente sus respetos a la nueva reina... y preste sus servicios para su próxima ceremonia...

-Ohil-er: ¿Qué clase de servicios?

-Eritr: Lo sabes, abuelo... la clase de cosas que tu, los sacerdotes y nosotros, los yinies... podemos brindar...

-Ohil-er: Te he dicho mil veces que nunca, ni entre nosotros digas en voz alta nuestro lazo o nuestra descendencia... es peligroso. Egipto ya no es como antes.

-Eritr: lo se.. y lo siento.

El joven moreno y de ojos negros se pasea por la habitación, como buscando algo...

-Ohil-er: Y que es lo que buscas. Te he pedido que busques lo necesario para un rito de emergencia.

-Eritr: Necesito algo de valor, para dar a cambio...

-Ohil-er: ¿Por qué? ¿estas tratando de nuevo con forasteros? Solo debías ir al templo y...

-Eritr: Karej ha saqueado el templo y ha incautado todo los que se encontraba en recintos sagrados, incluso en propiedades de la gente.

-Ohil-er: ¿Por eso viniste? ¡Ya no hay esperanza!

-Eritr: El sabio Dernubis ha tenido una... señal. Por eso debemos escapar...

-Ohil-er: ¿Cuál visión?

-Eritr: El signo de escarabajo lo dijo todo... podemos contactar con el mundo de la muerte... Ha visto a una nigromante. Por eso no hay que perder tiempo.

-Ohil-er: Esta bien, me reuniré con los demás sacerdotes...

-Eritr: No... no es posible.

-Ohil-er: Algo no me has dicho...

-Eritr: Los otros se opusieron a los sacrilegios de Karej... ya nada podemos hacer por ellos...

-Ohil-er: ¿Y Dernubis?

-Eritr: Nos vera a las afueras de la muralla, río arriba.

-Ohil-er: Hijo, en ti si puedo confiar... no como tu madre...

-Eritr: Hay un problema conmigo...

-Ohil-er: ¿Qué sucede? ¿Te han visto?

-Eritr: Algo malo pasa con las fuerzas mágicas de Horus... ya no puedo transformarme con igual rapidez... y desde hace varias lunas ya no puedo volver a mi forma normal con la misma facilidad...

-Ohil-er: Me lo temía... Hijo... no te engañaré por más tiempo he tenido visiones terribles.

Eritr lo mira con expectación y temor real.

-Ohil-er: El mundo de la noche eterna esta en total movimiento: Y los espíritus renegados puede que ya hayan tomado el control.

-Eritr: Entonces ¿estamos perdidos, señor, totalmente destruidos, sin esperanza?

-Ohil-er: No si hay una gran fuerza que pueda hacer frente a los no vivos. Pero no se como encontraremos un valiente guerrero que los detenga o aplaque.

-Eritr: ¿Por qué dudas de que un guerrero los detenga?

-Ohil-er: Esa fuerza debe querer proteger por alguna razón el equilibrio del mundo-natural... y ser un no vivo... Bueno, salgamos mientras podamos.

El sacerdote se apoya en el niño y salen sigilosamente. Repentinamente el sacerdote se cubre de niebla y logra atravesar sin levantar sospechas los retenes que los soldados han puesto por todos los recovecos del lugar... El niño tarda, pero con esfuerzo sobrehumano sufre una metamorfosis impactante... sale del recinto como una mariposa negra... Ambas fuerzas salen bajo la luz de la luna hacia las arenas del desierto...


Campo al amanecer.
Dos figuras yacen en camastros. Una de ellas se incorpora. Es la bardo, que ha tenido problemas para conciliar sus sueños y que ya no resiste seguir dando vueltas a lo mismo. Ha saciado sus dudas toda la noche respecto a las habilidades de su extraña y un poco errática seguidora. La comunicación con los muertos de Saj es inquietante, pero real. Tan real como la ausencia de...

Un golpe...

-Gabrielle: ¡Auhhh! ¿Qué? ¿estas loca? O los muertos oyeron cosas malas de mi y quieren usarte como ejecutora de castigos.

-Saj: Perdón, es que... ¿te dolió la patada?

-Gabrielle: Lo que sentía antes de eso era peor... más doloroso que todo por lo que he pasado... y he pasado casi por todo.

-Saj: ¿Has estado casada, o viuda, tienes hijos, te abandonaron o algo?

-Gabrielle: Todas las anteriores linda brujita.

-Saj: Pues siento decirte que los muertos no me hablan... ¡Me gritan y enfurecen para luego sacudirme o dejarme en ridículo! Créeme que no es algo voluntario o que me guste.

-Gabrielle: ¿Por qué simplemente no los ignoras o los callas? Entiérralos más profundo.

-Saj: Porque no se cómo. No eres la primera que lo sugiere. Pero en realidad antes podía dormir y concentrarme en otras cosas. Porque la nigromancia es una de mis tantas actividades. Atiendo partos, hago pociones, curo, interpreto señales y...

-Gabrielle: Esta bien, ya entendí... eres la bruja más equipada de trucos del mundo.

-Saj: Bueno, lo que pasa ahora es que no logro dirigir mi poder en un solo punto. Creo que los muertos no están descansando bien.

-Gabrielle: Si, me imagino todas las actividades y dificultades que deben tener. Bailes, ceremonias. todo eso. El tártaro es el epicentro del acontecer social.

-Saj: Pues te creerás graciosa al decirlo. Y que conste que indico que TU crees que eres GRACIOSA. Yo pienso diferente.

Gabrielle pone cara de enojo y piensa en formas de responder al comentario.

-Saj (continuando): Pero hay mucha intranquilidad y movimiento con los espíritus... No es normal... es... aterrador.

-Gabrielle: ¿A qué te refieres? ¿Algo mas que solo mal olor de cadáveres?

-Saj: Ellos no me dejan en paz. Algunos me dicen cosas horribles. Otros no dejan que duerma pues quieren que haga cosas por ellos. El otro mundo esta muy agitado. Incluso las maneras de manifestarse son extraordinarias. Creo que hay un desequilibrio total o una gran revolución.

-Gabrielle: ¿Tienes alguna prueba de lo que dices?

-Saj: Ellos no suelen manifestarse sin que yo les ofrende algo. Pero cuando me hablaron de ti. Y cuando me han dado indicaciones, ellos se muestran claramente y sin importar que hayan extraños captando lo que hacen... no es nada común... Están preocupados, casi histéricos. Incluso mis ancestros.

-Gabrielle: ¿Por qué hablas así?

-Saj: Bardo. Mis antepasados son quienes mejor se comunican conmigo a través del portal de vida y muerte. Existe una conexión entre brujos que no dejan de llamarse incluso cuando cruzan el umbral. Pero todo ahora es Prikasa.

-Gabrielle: ¿Prikasa?

-Saj: Mal augurio. Mala suerte. Mis abuelos y parientes me gritan y me forzaron para llegar a ti, pero no me dicen nada más. Hace mucho que no me hablan cuando los invoco. Pero se presentan sin llamado, con mensajes crípticos y recomendaciones bizarras. No se que pasa, pero creo que es grave.

-Gabrielle: ¿Qué tan grave? ¿Podría ser un desorden en su mundo? ¿O acaso en el nuestro? aunque lo mas grave debe ser tu salud mental.

-Saj: No intentes hacerme pasar por loca... muchos lo han hecho y las verrugas que les salieron no fueron coincidencia. Podría decirte que los lugares donde las puse no fueron nada cómodos...

-Gabrielle: Esta bien. De todas formas no pensaba evitar tus... elocuentes ideas.

-Saj: Te gusto lo de anoche (ríe con ánimo perverso, con segunda intención)

-Gabrielle: A decir verdad, ¡Quedé fascinada! No puedo esperar a hacerlo otra vez...

-Saj: Algo me dice que serás complacida... aunque no del todo...

-Gabrielle: ¿A qué te refieres?

-Saj: A que un enviado de tu pasado tal vez no se acerque... tiene sus propios asuntos...

-Gabrielle: (con pesar y un poco furiosa) No quiero hablar con... no lo entenderías... El nexo no lo rompí yo...

-Saj: Pero fue necesario. No quieren que se distraigan...

-Gabrielle: El incienso que inhalas tiene un ingrediente... ¿especial? Odio hablar contigo y cuantos idiotas hay en ti o en tu cabeza... no se porque te soporto...

-Saj: En realidad yo tampoco... pero no podré separarme de ti hasta que te envíe a tu destino... y quienes forman parte de él...

-Gabrielle: ¿Y cuándo empiezas con tu fiesta de vivos y muertos? Esas charlas suelen ser tan entretenidas como filósofos debatiendo la luz de la razón... Ese Sócrates y sus paseos... Pero bueno...

-Saj: En cuanto haya luna... o sombras... pero esta noche es especial...

-Gabrielle: ¿Por qué? ¿Jugaremos charadas con el inframundo?

-Saj: No, hay algo en el cielo... no se que es... tal vez me lo digan cuando lleguemos con los que mandan aquí...

-Gabrielle: Te refieres al faraón... no creo que nos reciba sin cita

-Saj: No, con los verdaderos líderes. Verás suelen tener cierta... magia. Son quienes se comunican con el otro reino. Y no me refiero al de los beduinos o los saebas. Espero solo que...

De repente un chillido cruza el páramo de matorrales. Es como un grito... muy agudo, casi un silbido, pero no hay viento... Saj-haget se pone lívida y empieza a buscar cosas en su gran y desordenado bolso...

-Saj: Debo atraparla... ella sabe... ¿Qué diablos hace aquí?

-Gabrielle: ¿Buscas algo?

-Saj: Un cristal para atrapar sus gritos... Ella no tiene que salir a esta hora... o en esta zona... esta loca.

-Gabrielle: ¿Pariente?

-Saj: Más o menos... mi estafeta o mensajera con "los otros": Aíne.
(desesperada) ¡Vamos... algo mágico... mi crystalos... donde... en mi sombrero... ¡Ahhhh! ¡Qué horror! (con asco) Hay un sucio conejo en mi sombrero (con gesto de repugnancia o de desdén)... donde esta mi magia. Lo tengo... ven dulce señora gritona...

-Saj: (a Gabrielle) Tu eres ágil. Salta a esa colina y atrapa el chillido... Puedes hacerlo...

Saj le lanza el cristal. La bardo lo atrapa de un salto y con rapidez increíble sube al punto más alto del inhóspito terreno... con mínimo esfuerzo agudiza el oído y...

-Gabrielle: ¡Lo tengo! Que buena voz! ¿Ha pensado en cantar... o espantar a los niños...?

-Saj: No la molestes... ella tendrá mis indicaciones. Sabía que mis ancestros no me dejarían sin instrucciones... Ahora sabremos que es lo que nos encomendaron y por que estamos ligadas...

-Gabrielle: ¿Nosotras?

-Saj: Y espero que seamos más... un lindo grupo de amigas... aunque... Olvídalo, hay que descifrar el mensaje.


Escena del año 2001 d.c.

-¡Phoebe!

Sonido de viento...

-¡No!

-¡Prue!

-¿Quién eres??

-¡El fin!


Escena del desierto. De día... Una pequeña caravana, llena de gente angustiada y ansiosa se aleja. Se puede ver que no tienen más fuerzas y que el inclemente sol está por acabarlos. Y eso no es lo peor.

-Eritr: ¡O no! ¡Beduinos!

-Ohil-er: ¿Por dónde? Debemos escapar... ya nos han visto. Anubis, Ra, Ayúdenos.

Empiezan a tratar de huir. En la persecución todo se altera.

-Dernubis: Tendremos que usar nuestra magia...

-Ohil-er: No... mejor dejemos que se lleven lo que tenemos... Si Karej llega a saber donde estamos no podremos escapar de su ira... El maldito... (entre el ruido de los caballos, camellos y la persecución) es en serio lo que me dijiste... ¿ese augurio?

-Dernubis: Tan cierto como que mi ojo derecho esta desprovisto de la luz... Karej ya ha liberado a la oscura... Quiere ser el nuevo Osiris... Y su Isis no es clemente como la nuestra... esa maligna criatura...

-Eritr: No podemos dejar que nos atrapen. Nos matarán...

-Ohil-er: No si les damos todo y les damos bendiciones y buenos conjuros... Estos seres del desierto adoran las sorpresas mágicas...

-Dernubis: Tanto como aniquilar a sus víctimas... El muchacho tiene razón... Hay que perderlos... Uram, Quercis... maniobra evasiva...

Los dos fuertes guardianes empiezan a mover los camellos y a tratar de pasar por entre los valles formados por la arena... Sin proponérselo, al cruzas un conjunto de dunas, son cercados por los asaltantes, quienes ya vociferan contra ellos, exigiéndoles su botín. Cerca de ellos, a menos de 2 kilómetros se ve un valle fresco de verdor... la única salida... Ya es demasiado tarde.

El primer ataque de flechas y macanas daña la única tienda que tienen y tumba a un camello con pasajeros. Los dos ancianos intentan bajar...

-Uram: No señores, no deben bajar, pasaré al niño con ustedes y cuidaremos que salgan rápido... ilesos.

-Dernubis: No joven guerrero... dejarlos con la tienda a merced de asesinos no es justo... no sucederá.

-Quercis: No anciano... Usted nos ayudo con sus poderes... salvó a nuestra madre y ha velado por el eterno descanso de nuestros parientes en el otro mundo... no permitiremos que sufran... le debemos mucho... todo.

-Uram: (preparando su arco y dándole su lanza a su gemelo) Ustedes sobrevivirán. No hemos traicionado a nadie. Pero preferimos cargar con un castigo de traidores a que ese hechicero y su arpía logren lo que quieren. Debemos sacrificarnos sumo escriba...

-Dernubis: El gran Amón y el de cabeza de coyote los conducirá a su morada final, con mis bendiciones.

-Eritr: (asustado pero firme) Andando sumos señores... veo una salida y... por Ra...

El camello y su carga son derribados... los ancianos a punto de caer son recogidos y puestos en la arena por el fuerte Uram, lleno de músculos.

-Ohil-er: Estamos perdidos... no lo lograremos... (dice esto mientras sus dos únicos caballos galopan despavoridos, uno de ellos herido) Mi nieto ya esta preparado... ¡Eritr!

En ese momento el niño de trenzas y ojos pintados empieza a orar, en profundo trance... increíble a pesar del pandemonium organizado por la banda de maleantes... su piel empieza a agrietarse y su rostro se deforma... plumas y membranas empiezan a formarse... el taparrabo que cubre su sexo cae, mientras el se encorva y de su espalda surgen los huesos... con un grito desgarrador sucumbe... pero sin dejar de emitir sonidos... su garganta ahora lanza graznidos.

En cuestión de minutos su forma humana ya es casi inexistente y sus alas se extienden... El pájaro de desierto se desarrolla hasta el último detalle. Los que presencian el hecho, los sacerdotes, la vieja cocinera, la niña deforme y los dos guardaespaldas se encogen y hacen una mueca de horror. El abuelo no termina de acostumbrarse a la metamorfosis animal de su nieto totémico...

El ave lanza un graznido y levanta en vuelo... Eritr se ha transformado... y empieza a atacar a la manada de fieros vándalos.

Sin aviso, los beduinos hacen fuego con piedras a la caravana de nuevo...

Un sonido surge desde detrás de una duna lejana... un objeto vuela dando miles de revoluciones por minuto... golpeando al jefe de los beduinos... estos empiezan a vociferar.

Un grito de guerra conocido... o al menos un intento de imitar.

-Voz femenina: ¿¡Qué es ese ayayayay!? Me lastima los oídos más que Aíne.

-Otra voz: Lo sé... no tiene caso caer en eso...

El arma vuelve hacia donde surgieron las voces... un segundo golpe con mayor violencia es seguido y hace caer con un efecto dominó a tres jinetes...

-Voz: Espero que sepan lo que es huir despavoridos.

El ave mientras tanto ataca a los beduinos que intenta seguir disparando.

Un caballo de los que huyeron esta ahora en manos de Saj. Argo esta junto a él...

-Voz: (conocida) Espera Argo hasta conocerlo más... no quiero una compañera con otro corazón roto... Hey piltrafas humanas... no soy alta... pero pronto me verán hacia arriba, desde el suelo... vamos niña.

En la caravana empieza a moverse hacia la voz, entre las flechas que siguen cayendo. No saben por qué, pero ven su salvación.

Sin notarse mucho, los dos ancianos empiezan un rito, tomados de las manos... unas palabras conocidas...

Saj empieza a notarlo conforme se acercan... la idea ha calado en su mente...

-Saj: ¡Já!... pobres beduinos... no sabrán que los golpeo...

Gabrielle por fin se muestra debajo de su manto...

-Gabrielle: Lo sabrán por que me voy a presentar... debo hacerme un nombre por mi misma... sola... !Teman a la bardo! o algo así de inspirador.

-Saj: Rubia... creo que ya hiciste tu tarea...

-Gabrielle: Morena... no se porque he de detenerme.

-Saj: Ya han llamado a la retaguardia... y ya vienen.

Un silbido empieza a originarse y un suave movimiento empieza a hacerse evidente... Las arenas rugen en furia... vivas... letales...

-Saj: Sabes que es un simún.

-Gabrielle: Con la cara tapada por el incremento de arena) Es algo como un... ¡¡¡¡Por Hera... tornadooooooo!!!!!

-Saj: Sip... los señores han llamado a los espíritus de arena... y también yo lo haré...

Saj entona el mismo canto de los ancianos... o cuando menos su versión en su lengua nativa... de Endor...

El sonido ya es insoportable y las arenas se levantan como lenguas avorazadas lastimando con sus látigos, dañando los ojos, Los caballos y animales se echan y en Gabrielle la arena parece haberse colado hasta el interior... Incluso en su respiración hay restos de arena y casi se ahoga...

Los beduinos son diezmados... dispersados sin que pueda verse hacia donde... Dos de ellos se levantan por los aires y salen expulsados de la escena... Eritr-ave vuela tratando de evadir las embestidas de los crueles remolinos.

Los últimos malhechores salen disparados, desagrupados... sin armas o monturas... los corceles salen sin mirar atrás con total pavor... la caravana continua agrupada... Con esfuerzo titánico el ave-Eritr desciende junto a ellos.

Tras largos minutos... el silbido amaina y las corrientes de aire se reestablecen... todo el panorama ha cambiado, las dunas ya no existen... la arena se ha sedimentado haciendo curvas y cubriendo con su manta las cosas... se puede ver restos de armas... algunas monturas... desde un ángulo extraño se puede ver algunos miembros humanos, enterrados en capas de arena... Algunos pobres beduinos sin escape son enterrados vivos por la inmisericorde lengua arenisca... Pero la caravana empieza a dar muestras de vida de nuevo...

El ave hace un recorrido aéreo de reconocimiento...

-¡Ahhhhhh!

Un cuerpo se levanta con un manto cubierto de arena, agitándose y esforzándose por respirar y no morir...

-Gabrielle: Qué diablos pasa con el clima... tormenta del desierto no es algo bueno... ¡Ahhh!

Otro cuerpo se levanta, con cierta dificultad, lentamente... Los dos corceles aparecen ya tranquilos, con huellas de lo ocurrido pero sin mayor daño...

-Saj: Creo que quienes pidieron ayuda fueron... bueno, ¡Ahhh!, cuanta arena... nunca podré quitármela del cuerpo...

-Gabrielle: Decías... algo de quienes hicieron esto... tuviste algo que ver...

-Saj: ¿Yo?... pues... no se... ahhhh... que maldición, toda la amria cae en mi...

-Gabrielle: ¿Amr que? Por favor... no me apabulles con tus términos de cocina...

-Saj: Yo solo les pedí protección y que saliéramos casi sin arena... pero no esto... No otra vez...

Un ruido en el aire se incrementa... el aleteo.

-Gabrielle: Espero que soportes mas las plumas en tu cabellos que la arena... mira...

La impactante ave desciende... pero no como se espera... Algo anda mal...

-Saj: Parece que alguien salió del nido sin completar sus lecciones...

-Gabrielle: No lo hace tan mal... aunque... ¡Al suelo! (jalando a Saj y tumbándola)

El ave cae sin remedio, dando tumbos en su cruel aterrizaje, apenas a unos centímetros de rozar a las dos chicas... cae a unos metros... como muerto...

Ambas se levantan de un salto... e inspeccionan al animal...

-Saj: No... otro mulo. No pienso levantarlo.

Gabrielle la mira con expresión extrañada...

-Saj: O para tu comprensión... cadáver...

-Gabrielle: ¿¿¿¡¡¡¡Qué extraño... pájaro!!!!???

-Saj: No te fíes de la primera impresión... no es bueno.

El ave muta, primero mudando de plumas... luego creciendo y perdiendo su forma natural... dando la imagen cercana de un feto pero creciendo sin parar hasta la clara visión de un niño de 8 años aproximadamente... que parece dormido... Inmediatamente se oyen los galopes y las voces alarmadas de un grupo.

-Uram: ¡¡No osen acercársele!! o morirán...

-Gabrielle: Solo inténtalo (murmurando... con enojo) No pienso permitir que me pisoteen y tenga que hablar contigo por conjuros (a Saj).

-Saj: Espera... creo que solo quieren proteger a su... ¿mascota?

Ohil-er desmonta con trabajo, cayendo dos veces, una de bruces en su afán de llegar a su nieto. Gabrielle intenta acercarse a ayudar, pero entiende que puede ser malinterpretado.

-Dernubis: (a gritos, con voz cascada de viejito, seguida de fuertes toses) ¿Esta bien?

El abuelo se postra junto a el... El silencio se vuelve insoportable. Ohil-er no mueve los labios, solo asiente a su anciano compañero. Todos parecen suspirar aliviados... por un segundo. Enseguida la tensión entre extraños es patente y cae sobre ellos como un pesado manto de incertidumbre.

-Saj: (a Gabrielle) Creo que tengo algo de alpiste... ¿servirá?...

Gabrielle oculta su cabeza en el manto ante el comentario... se siente perdida.

-Saj: Ya sabes... como ofrenda... el "venimos en paz" ¿¿No?? ¿¿¿Segura???

Los dos gemelos Quercis y Uram se acercan empuñando su lanza. Gabrielle solo toca el chakram por precaución... Todo parece indicar un final violento.

De improviso, el enfermo Dernubis cae de su lugar en su afán de llegar a donde están... Los hombres se pensarlo se acercan y lo cargan.

-Dernubis: si, gracias hijos... estoy bien... debo hablarles...

Saj se pone lívida al hacer contacto visual con el anciano... Su rostro sufre una transformación paulatina pero total... Gabrielle nota su temblor y preocupada la agarra del antebrazo...

-Gabrielle: (a Saj) esta bien... saca el alpiste... me estas asustando...

Saj pierde el equilibrio y solo es sujetada por Gabrielle. Todos la miran con miedo e interés. Dernubis nota algo fuera de serie...

-Dernubis: Ohil-er... atento... creo que es...

Saj balbucea algo incomprensible... solo Ohil-er le parece entender... Con un movimiento espasmódico del pie, Saj-haget pinta 5 líneas...

-Saj: (gritando... con dolor y una voz que no es suya) Dos... tres... dos... tres (repite estas frases cada vez más rápido con poca respiración, sin cesar).

Gabrielle la cree histérica y se pone alerta... algo anda mal...

-Gabrielle: hey hermana... por favor no me asustes... no soy buena con las crisis... ya no...

Gabrielle la mira con claro pavor. La imagen es impresionante. Saj sigue apoyada en Gabrielle, temblando y sudando son cesar, con la ropa pegada. Su rostro dibuja mil y una sensaciones, todas atemorizantes. Sus ojos se llenan de lágrimas sin control y caen mientras sufre espasmos. No quiere acostarse y se sujeta de Gabrielle con fuerza, lastimándola con sus uñas en el brazo. Sus ojos quedan en blanco y la cara pierde toda expresión. parece que ya no respira.

Una voz de ultratumba surge desde ella, cavernosa, sin sentido, como el viento colándose por los acantilados, voz milenaria, nada humana.

-Saj: (con otra personalidad) Dernubis, por Thot. Debes cerrar el portal. El dos y el tres son necesarios. Mira a mi bruja... Tienen que traer al futuro... la oscuridad... las... encanta... ddd... assss.

Saj parece recobrarse cayendo sobre Gabrielle, pero sin llegar al piso... las lágrimas y los espasmos respiratorios todavía la acompañan. Pero en sus ojos las pupilas vuelven a ser evidentes y salen ruiditos, con su propia voz.

Gabrielle ya luce más tranquila. Mucho mas que los otros espectadores que no dejan de ver a Saj como su fuera un incendio o un muerto. Solo Dernubis tiene los ojos cerrados y expresión meditativa. Ohil-er junto a Eritr durmiendo mira con expectación a Dernubis.
Gabrielle ya acostumbrada a las sorpresas de Saj la mira y le habla para ver si esta conciente...

-Gabrielle: ¡Vaya! Tu acto de voces debe ser un éxito en las fiestas...

-Saj: (respirando con dificultad y con lágrimas) ¿por qué... ellos están aquí? ¿Dije algo? Por que me ven... Ya suéltame...

-Gabrielle: ¿No recuerdas lo que dijiste?

-Saj: No bromeo... ¿qué hice... no les di el alpiste?... ¿verdad?

-Gabrielle (Sonriendo al ver que esta de vuelta la misma pobre neurótica e irónica): Parece que les diste algo peor... porque parecen a punto de vomitar con nauseas... nunca hagas dulce para niños...

-Saj: Soy una bruja... ¿cómo crees que se vería que lo niños esperaran que les diéramos dulces?... es tonto...

-Gabrielle: A ellos les vendría bien miel... descansa...

Repentinamente Dernubis camina hacia ellas, con dignidad a pesar de su vejez. al llegar junto a ellas solo asiente aprobatoriamente. Las sonrisas no parecen ir con él. Lanza una exclamación a Ohil-er.

-Dernubis: Parece que ya hemos comprendido la señal del río y las estrellas Ohil-er. Si el muchacho esta bien, te recomiendo que lo dejes con los gemelos. Hay trabajo que hacer. Del que solo tu y yo podemos ejecutar...

-Ohil-er: ¿Te refieres... a?

-Dernubis: Así es. Parece que es ella. ¿No viste el trance?

Gabrielle y Saj se miran con total extrañeza. Una le hace a la otra el movimiento sutil con la cabeza de que huyan. La otra solo gesticula que esperen. Dernubis gira hacia ellas. Toma el brazo libre de Saj y se apoya en ella, todavía llena de sudor y muy impresionada.

Gabrielle parece no querer seguir con esa escena. El anciano hace la seña a los gemelos de tomar los caballos, al niño y a Ohil-er por su cojera.

-Gabrielle: (con algo de miedo implícito, pero con carácter) No toquen a mi animal... se los advierto... no les haré nada si...

-Dernubis: ¡Vienes de la paz... convertida en guerra total. Eres una guerrera sin igual. Tuya es el arma que surca los aires, ¿no es así? (dirigiendo la mirada al chakram).

-Gabrielle: Es... un obsequio... no soy violenta pero... tenga cuidado...

-Dernubis: Soy Dernubis, sacerdote del dios Amón-Ra y descifrador de los misterios de Thot e Isis. El más grande de los iniciados. No te puedo ver con mis ojos, pero si con mi alma. Eres una de las piezas de nuestra misión... y traes algo valioso encima...

-Gabrielle: Mi arma no es un juguete anciano... tampoco mercancía de trueque.

-Dernubis: Me refiero a tu compañera... (pausa) (a ambas) Vinieron buscando la sabiduría... y han chocado con ella de golpe. Sugiero ir al oasis que esta cerca.

-Gabrielle: De ahí venimos, necesitamos llegar al imperio de Egipto antes que...

-Ohil-er (en brazos de Uram): El reino esta corrompido... no deben ir... nosotros traemos sus respuestas. No deben rechazar nuestra invitación.

Saj parece perturbada... rara, casi misteriosa como cuando Gabrielle la conoció. Se ha encerrado en sus disertaciones. Dernubis se aproxima más a ella y quedan frente a frente.

-Dernubis (a Gabrielle): Traes el único medio para descifrar el misterio y la solución del conflicto final... al.

-Gabrielle: Se refiere a... (mirando a Saj, quien parece una estatua, con los ojos hacia el suelo arenisco).

-Dernubis (solo pronuncia esa palabra, con la voz de un juez dictando sentencia, imperturbable. El designio de los dioses): NIGROMANTE.


En la Cámara obscura.

Karej sigue viendo su cuenco de metal, en busca de nuevas visiones. La sangre gotea de su altar... con unas túnicas cruelmente arrancadas a sus portadores... los sumos sacerdotes.

-Karej: (hablando solo) Lo sé... Pophys ha de ceder como es su claro fin... Pero tu, oscura hechicera harás de este reino la noche eterna... Vivos y muertos confundiéndose... adorándote... a través de mí... tu único nexo con las tinieblas. Nada ha de impedir que se levanten los malditos.

Se oyen fuera de su ventana gritos histéricos de mujeres y llanto de infantes... Las voces de hombres y sus reclamos furiosos van siendo sofocados por el de los carros furiosos de soldados... que van fuera de sí, luchando por los designios y sortilegios del único pontífice de la nueva advocación de Isis... la oscura... nadie sabe su nombre... pero tiene sed...

-Karej: (continuando) Pophys ha luchado eternamente contra Ra. Maldito seas tu y tus rayos portadores de dicha de la mañana. Pero el reino negro ya viene. El signo del dragón en el cielo anuncia que Pophys traerá a los muertos y tragará para siempre al disco brillante del cielo... Como gozaré con mi pálida piel sin molestias... solo deseando y complaciendo a la diosa... beberé su leche... seré su aliado... y líder de ¡¡¡los esclavos!!!


Mientras, en el reino oscuro...

Aíne se muestra desolada... más que de costumbre... Sus pálidas facciones contrastan con sus ojos enrojecidos. Su enmarañado pelo le da un tinte de loca... como Fedra al perder a sus hijos. Pero sus agudos gritos son oídos en todas dimensiones... hasta unos oídos ausentes de estímulo... sin nada por que moverse... solo velando y pagando una penitencia auto-impuesta.

La figura yace impasible, una estatua navegando en las nieblas... Sus escapadas espirituales, su única razón de existir ya no ocurren.

-Voz: era cuestión de tiempo... ella continuaría y la vida... es lo que debe ser...

-Aíne: Tu auto-inmolación no sorprende a nadie... Tienes "mártir" tatuado en tu frente...

-Voz: es mejor... nunca lograría cosechar algo que no fuera dolor... eso nos hubiese destruído...

-Aíne: ¿Y ésto no es lo mismo? Velas eternamente como... yo (una risa forzada). Cuando menos yo tengo misiones... invitar a otros a mi lecho...

-Voz: Caronte hace mucho que no ha vuelto...

-Aíne: La barca ya no es un buen medio de transporte... y Caronte ha sido relevado...

-Voz: No entiendo... ¿él acaso...?

-Aíne: Me gustaría seguir viendo tu martirio... pero te esperan pruebas peores...

-Voz: Yo no hago nada... sin futuro... el pasado pronto lo olvidaré...

-Aíne: La cruel rueda de la fortuna lo dice: reino, he reinado, reinaré, no tengo reino... pero sigue, dinámica, sin freno... que me darás si te anuncio algo... vital... ¿por fin me darías el tributo?

-Voz: (con sarcasmo) Lo siento... mi esentia veritas ya no es propiedad mía.. esta encadenada a otra alma... por toda las vidas...

-Aíne: Maldito karma... pero ya cambiarás de opinión...

-Voz: No veo como... aun con tus sucios trucos...

-Aíne: ¿Si te digo que tu ley inmutable de unión de almas puede acabar pronto?

-Voz: No te atreverías... no sientes nada... no se que beneficio te traería...

-Aíne: Yo no lo haré... otra lo hace por mí...

-Voz: No te creo... si quisieras lo evitarías..

-Aíne: (con alarido patético) ¿No te das cuenta que mi única fuente de dicha esta por desaparecer... de fundirse?

-Voz: La dicha es un término hueco para ti... eres una pobre bacteria... parásito que aspiras los dolores... no te daré los míos... aunque nunca obtenga la redención...

-Aíne: ¡Estúpida! ¡Pobre seso duro! Te embruteció la violencia de tus días terrenos... Mi única solución es que el filo velo no se rasgue...

-Voz: Ve a llorar lágrimas de cocodrilo a otra parte... tal vez asustando a los niños muertos en el parto... siempre son tu bocadillo...

-Aíne: Estoy harta de darle vueltas... ya no hay tiempo...

-Voz: Déjame en paz o cerraré tu garganta como la otra vez... (ríe sin ganas... aunque feroz).

-Aíne: Es cuestión de tiempo... regresarás.

-Voz: Ya no hay caminos... quemé mis puentes...

-Aíne: Yo soy tan poderosa que construiré nuevos... solo para ti... serás mi nuevo juguete...

-Voz: ¿Te deben regalos las hadas? solo por eso no detienes las lágrimas...

-Aíne: Igual que tu, mi tesoro herido...

-Voz: Deja de molestar... te lo advierto... no soy agradable cuando me da rabia...

-Aíne: ¿No lo entiendes? Los dos mundos chocarán y se colapsarán... Déjame decírtelo en términos que tu entiendas...

La imagen que pintará es peor que un armageddon.

-Aíne: (continuando) Imagina no vivos desollando a los seres que respiran... sin quitarles el aliento de vida... para seguir cosechando sus gritos... Muertos y vivos en lucha eterna,... en suma oscuridad... si tu no haces lo que te digo... esa será la consecuencia de tu desobediencia y tu desdén... imagina a tus adorados querubines en las garras de la serpiente negra sin entrañas... la siempre estéril... por tu culpa... más para cargar en tus otras vidas... ¡O perdón! ¡Ya no habrán renacimientos, reencarnaciones,... solo tu pobre y lastimero fantasma aullando mas que yo... viéndolas sobrevivir sin dejar su cuerpo mortal... tu las hiciste guerreras... por eso resisten y se aferrarán... ¡Jajá jajá!

La silueta alta, dejando de encorvarse, se pone de pie... Los ojos azules brillan de ira... aprieta los puños y se limpia las lágrimas para hacerle frente al absurdo pero insoportable hada de la noche...

-Voz: (entrecortada) Así que Caronte...

-Aine: Ya no tiene a quien traer... para toda la eternidad... Los no vivos comerán... en el exterior. Al rasgarse el velo... ya nadie distinguirá adentro o afuera. El reino de los vivos perecerá, quienes viven lo harán en eterna desgracia, sin ningún resplandor... y los pobres zombis vampiros se alimentarán de la agonía... incluso tu... todo en torno del albino y la oscura... insaciable... fría como roca y estéril como desierto...

-Voz: Entonces...

-Aíne: Si los magos y brujas no hacen algo... si no invocan el 3 y 2 eso será nuestra realidad... Nunca Tártaro y vivos... no entierro ni duelo... nunca un nuevo nacimiento... solo sombras... La oscura traerá la nueva era...

-Voz: ¿Ya no habrá separación de vivos y muertos? no se oye mal...

-Aíne: Solo imagina a la bardo tratando de quitarse de encima el hedor de la carne putrefacta, mientras la carcomen por dentro miles de fantasmas pero sin dejarla descansar... incluso tu alma corrompida... se te antoja estar dentro de ella... alimentarte de su alma... dejarla casi sin aliento... entonces sigue... Caronte y su desaparición es solo el primer signo. Alpha draconis es el último... ¿quieres oír mas? Tu hija también se derrumbará, con sus enseñanzas de Eli... y...

-Xena: Basta. Me tienes a tu entera disposición... pero mi odio también para toda la eternidad.

-Aíne: Tu misión ha empezado... pero los demás componentes han de aproximarse... ¿conoces algo llamado triqueta?

Xena solo mueve la cabeza negando... está totalmente fuera de sí, pero no piensa demostrarlo al histérico espíritu...

-Aine: (con incisivas preguntas) ¿Y algo llamado San Francisco?


Inicia la invocación de las antiguas brujas de Endor... El oasis perdido.

Saj se encuentra junto a la chica deforme y a la vieja comadrona. A pesar de lo apacible del entorno, no deja de dar vueltas en el improvisado lecho. Si tan solo pudiera oír de boca de Gabrielle lo que sucede. A pesar del poco tiempo juntas, es la única en que puede depositar su confianza... todos los espíritus así lo indican.

Piensa que debería de estar acostumbrada a lo feo, a lo grotesco (la brujería no es tan glamorosa como puede oírse). Pero las heridas, protuberancias y miembros extraños de la niña la saca de sus casillas. ¡Y la vieja que no le quita la vista de encima!

A lo lejos se oye un raudal de agua... y otra voces. Pero está tan confundida que no comprende si son de gente a su alrededor o sus visiones del inframundo y sus intranquilos habitantes. Prefiere asomarse.

-Saj: ¿Saben donde está mi... compañera?

Ninguna de las dos mujeres hace el intento de contestar...

-Saj: (para si) ¿Dónde habrán dejado a la otra parca? Parecen aves carroña.

El viento del atardecer empieza a rebelarse, con remolinos de arena.

-Saj: Deberían cerrar la tienda...

En ese momento, sin ninguna prueba física o movimiento, la puerta se cierra.

-Saj: (dentro de sí) Debe ser algún poder mágico... mover cosas con solo quererlo, pensarlo... mmm... interesante... un aquelarre.

De la otra tienda surge una voz...

-Voz: Pronto estaremos con ustedes, Corexias.

La chica responde con voz baja y atiplada: Esta bien sumo señor...

La vieja se incorpora para llenar su cántaro de un líquido granate... tal vez vino o... algo más. Parece tener ojos detrás de la cabeza, porque Saj siente su atención en ella.

Repentinamente la puerta se abre con un vendaval. Un tapete tejido se pone delante de la abertura, con gran velocidad.

-Saj: (me gustaría saber cual de ellas... apuesto que es la chica... ¿por qué habrían de cuidarla si no es valiosa por algo?).

Tras la puerta, saliendo de la otra tienda, Uram, los sacerdotes y Gabrielle se preparan para hablar con Saj-haget. Es increíble como la barda ha podido intercambiar impresiones y llegar a conclusiones con esa facilidad, con esos hombres. Los dos sabios están muy sorprendidos por el nivel intelectual y la perspicacia de Gabrielle. Uram solo la observa con miles de intereses de por medio... no todos loables ni dignos...

Tardan en penetrar en el otro aposento. Todos piensan meditabundos las palabras exactas que emplearán con la frágil hechicera. ¿Como pueden forzarla a dar las señales clave?

Gabrielle se adelanta y encabezando a los demás da los primeros pasos dentro de la tienda. Su primer imagen es la anciana y la chica "rara" (por no decir totalmente bizarra). Enseguida sus ojos chocan con la ansiosa mirada de Saj.

-Saj: ¿Qué pasa rubia? ¿Estamos en problemas?

-Gabrielle: Por Hera... definitivamente eres bruja.

-Saj: ¿Y qué (lanza una mirada furtiva a las otras dos) se supone es el plan?

-Gabrielle: Por lo pronto debes escuchar muy atenta a los ancianos... tienen teorías muy graciosas... bastante locas sobre nosotras... aunque no me extrañaría que estuvieran en lo cierto...

-Saj: Y bien... empieza la fiesta.

Los hombres entran con aire dramático, un poco exagerado y amanerados.

-Dernubis: Veo que ya esta con nosotros totalmente señorita...

-Uram: O por lo menos eso aparenta...

-Ohil-er: Uram... las palabras solo deben escucharse si conllevan valor a los oídos de los demás...

Uram, visiblemente avergonzado por el regaño se encamina hacia la vieja con su fuente de líquido rojo, del cual bebe ruidosamente. Uram recibe una copa del líquido.

-Gabrielle: No pienso participar en el brindis... no estoy de humor.

-Saj: Alguien podría decirme por qué estoy aquí. Me hace pensar que me equivoqué de lugar.

-Dernubis: Nunca repita eso maga. Esto tenía que suceder... los dioses lo designaron así...

-Ohil-er: Usted...

-Saj: Saj-haget de Endor...

-Ohil-er (continuando): Saj-haget... bueno... estaba destinada a nosotros...

-Saj: ¿De qué diantres hablan...?

-Dernubis: De lo que te trajo hasta la guerrera y en este rumbo. Es lo mismo que nos trajo hacia ustedes...

-Gabrielle: Ustedes también creen que el mundo esta lleno de sortilegios y malos presagios... Parecen familia (dice esto con sorna hacia Saj, quien la mira totalmente perdida).

-Saj: Yo fui hacia ella por que alguien me lo pidió...

-Dernubis: ¿Alguien importante...?

-Saj: Toda mi prole... mi sangre... los brujos de Endor...

-Ohil-er: De la misma forma... nuestros dioses nos inspiraron a esta... misión por así decirlo. Tu aparecías en nuestros designios. Eres la que traerá a los 5 elementos... la que dará vuelta a la llave y traerá el portal... de la noche eterna para proteger la luz de Ra.

-Saj: Eso quiere decir que...

-Gabrielle: Ellos piensan que tu fuiste anunciada en sus ritos, en sus visiones proféticas como el medio para sus fines. Y no creo que estén mal del todo.

-Saj: Como es que los apoyas...

-Gabrielle: Por que he visto lo que tu abracadabra puede hacer... con el otro reino... Y porque yo he venido a pedirte lo mismo que ellos.

-Saj: Que es...

-Gabrielle: Traer de nuevo a alguien frente a mí...

-Saj: Veo que no estaré desempleada más tiempo... bien... ¿quién es el primer cliente? (dice esto con una sonrisa amarga y pavor en sus ojos... lo peor para ella vendrá... demostrar que su necromancia y su nexo con el reino de sombras es definitivo...)


La prueba de la muerte en vida.
La habitación de la oscura...

El cuerpo esbelto, desnudo, se remoja en su tina de mármol, en líquidos humanos... semen, sangre de mujeres, lágrimas y vino... La cruel entidad, tan bella como vacía cree que esto la hará cálida y dejará de ser una cripta andante... Que la hará brillar... pero una sombra no brilla, solo opaca...

El agotado semental pálido como una tela de algodón puro resopla e intenta recuperar su ritmo cardiaco. Cada liberación de su líquido humano le paraliza el corazón y le causa incendios internos... Solo el néctar que fabrica de los animales recién nacidos le permite seguir viviendo con su cruel ordeña... pero es su puesto de sumo pontífice lo que está en juego. Y el sacrificio para dar goces a la oscura es bien recompensado.

-La oscura: Lo ves Karej, mi dulce manantial... Todos prefieren mi fría nubosidad al abrasador empujón de Ra... Mira como disfrutan de sus pupilas vacías... No es un placer verlos en calma, sin sudar, sin quemar sus delicados rostros...

En el exterior los sicarios reales empujan a la gente. El panorama es patético. Incluso los duros militares de la oscura tropiezan a no ver totalmente con sus antorchas. Los niños intranquilos emiten sollozos ahogados ante la confusión de esa noche tan larga. Las mujeres hacen acopio de su valor y actúan con una normalidad que están muy lejos de sentir. Los hombres se alebrestan ante el menor estímulo, por lo que reciben muchos latigazos, golpes con mazos de piedra e incluso son arrastrados por los carros de milicia.

Lo más impactante de todo ello son los halos y los velos que se mueven de un lugar a otro de los palacios y callejuelas, como reptiles... Almas en pena que botan vasos y que echan a perder la comida de la fuentes con solo trasmitir sus alientos gélidos y llenos de mortandad. Incluso el fuego se extingue al sentirlos. Los animales han huido, prefiriendo morir en las arenas de desierto. Los cachorros dan un aspecto lastimero mientras mueren de hambre y de sueño al querer dormir, pues su sentido natural es el de reposo, pero el ajetreo humano y la cacería de los predadores nocturnos no cesa. Serpientes, arañas, chacales y bestias amigas de la noche se dan su manjar, sin importar si es humano o animal. Solo los gatos, portadores de habilidades psíquicas formidables, criaturas de visión nocturna y que espantan espíritus burlones esquivan a todos, aunque permanecen maullando secamente, como crueles espectadores de lo que sucede. También las serpientes, que comen y escupen con gracia y porte real, seguras de su propia importancia y sagaces en su paso entre muertos en vida por la cruel opresión y los insufribles espíritus que solo pueden injuriarlas pero no dañar o tapar su paso.

La oscura beldad se retira los restos de fluídos. De su interior sale un líquido que ella cree es el primer aviso de su condición de natural feminidad y maternidad. Si solo pudiera ver que es un fluido sucio y ponzoñoso, ácido y corrosivo, que jamás permitirá brindar vida, pues mata cualquier semilla que pudiera buscar una incubadora. El servil albino recoge el fatal líquido en su copa y la ingiere... La pestilencia entre sus dientes y lengua pudiera destruir su poca humanidad existente. Pero para quien ha dejado su alma a cambio del poder, especialmente con el reino de lo oscuro y tenebroso, un "fausto" carnal y corrompido no puede defender que es humano, cuando sangre inocente baña su sucio trato con las fétidas catacumbas de los malignos y perversos.

-La oscura: Es solo el principio... dulce proveedor. Ven, quiero hacer germinar de tus semillas. Una sonrisa diabólica y roja como sangre ilumina el lecho, mientras el cuerpo del albino, alto, musculoso y tatuado se mueve con espasmódicos y repugnantes contoneos de fingido placer.

La total ironía es la gran alpha draconis, las estrellas del designio brillando con luz propia. Un diamante flotando encima de un pantano de alimañas y pobres inmolados.


Visión de Saj: el aquelarre de sangre y lazos.
La noche cae en el refugio de los rebeldes, aunque es claro que no están seguros de nada. El anochecer aconteció en cuestión de minutos, totalmente antinatural. Todos se encuentran asustados por el súbito eclipse, pero Saj, Dernubis y Ohil-er saben las razones: el otro mundo ha iniciado su paso, quebrando las murallas y las fronteras que dan equilibrio al ciclo vital.

-Saj: Quería hablar de mis... alucinaciones.

-Dernubis: Con nosotros no has de fingir, maga. Sabemos que tu habilidad y conocemos de tu casta. Tu visión nos fue mostrada por las fuerzas de la naturaleza. Solo tenemos que ponerte a emplear tus trucos y portentos.

-Ohil-er: La visión que recibimos nunca fue clara... No sabíamos tu aspecto, sexo, condición o forma de emplear la magia. Los peces del río y la voces de viento, junto con el dios del sueño, nos indicaron que el ser o ente que vendría a nosotros, que era seguro que aparecería podía manejar en ambos lados de la frontera sin renunciar o ningún efecto personal o espiritual.

-Dernubis: Los peces salieron del rió y morían junto a nuestros lechos. Pero seguían dando mensajes con sus colas. Varias estrellas murieron, pero donde estaban aun tenía un halo. Es decir, quien viniera a nosotros debía poder ver más allá de los demás, poder percibir lo que es latente, traspasar y rasgar cortinas de dimensiones, mundos o realidades, tiempo y movimiento de almas en su tránsito.

-Ohil-er: Solo una bruja puede pasar de los físico a lo psíquico y espiritual, permutando materia energía y espíritu a la vez.

-Dernubis: Pero enfrentamos el reino de muerte, de sequía y cruel cripta de la oscura. Entonces solo quien pudiera pasar los velos negros de los reinos turbios podía dar respuestas, un nigromante.

-Gabrielle: Todavía no se por qué no pueden hacerlo ustedes. ella no es muy experimentada ni confiable.

-Dernubis: Guerrera, ya has conocido el poder del bien, del amor: Pero también tienes en tus entrañas. Profundamente el ardor de la maldad pura, puedo verlo. Te has dejado ganar por el mal y has declarado guerra con tu corazón y tus mas altas estimaciones.
He aquí tu respuesta. Nosotros somos magos, sacerdotes, interpretes, sabios. Pero solo podemos servir a un lado: bien o mal, vida o muerte. Nosotros ya elegimos nuestro bando. Pero quien toca a la puerta de la muerte y se comunica con quienes la habitan hace más: puede danzar con lo malo y bueno, luz y sombras en una delgada línea sin caer. Por que la muerte no hace concesiones, se lleva a buenos y malos.

-Ohil-er: De eso sabes mucho, guerrera, ¿o no?

Gabrielle esta a punto de salir corriendo, con el corazón encogido y congelado, pero finge no entender.

-Dernubis: Ya ha hablado de que es ella, o no Saj. Eres partera, sanadora adivinadora, pero también golpeas con magia, hechizas, haces tus propios trabajos... El abismo mortal es solo un camino mas que transitas. El tiempo son solo ondas. Por eso puedes contactar buenos y malos de ambos lados y distintas dimensiones para saber que traman. Y el reino oscuro esta fuera de sí, como todos notamos.

-Saj: ¿Qué quieren que haga (dice esto con total resignación, pero clara de sus riesgos)?

-Gabrielle: ¿Estas loca? Hace poco no terminaste muerta porque te protege algo... pero no eres la fuerte ni la invencible...

-Saj: Tu tampoco... y te hace falta a tu lado...

-Gabrielle: No es el tema ni el lugar...

-Saj: Me encanta como esquivas el tema... y la razón de tu pesar...

-Gabrielle: ¡Basta!, solo quiero protegerte.

-Saj: Ella lo hizo por la misma razón... Ella no esta feliz... Solo le falta saber que tan triste estas tu y como podría pasar el trago amargo.

-Dernubis: Saj-haget de Endor. Debes adentrarte en los misterios de tus visiones.

-Saj: Necesito un filo, sangre nueva y mucha paciencia...

El rito empieza, con la ayuda de las otras mujeres... Saj parece agotada y tropieza con todo, derramando cosas y siendo sostenida por los dos grandes y si... totalmente bellos guardaespaldas gemelos. Eritr se ha levantado y se acerca al grupo, que está en círculo, sujetando lavanda, romero y hierbas raras, palmas, para el cortejo de Saj-haget.

-Ohil-er: Este es Eritr. Mi nieto. Mi hija nació en otra tierra. Sin saber que yo podía tener descendencia, me fui con una mujer del desierto. Como era eunuco, pensé que no habría problema. Pero fui un eunuco fallido. No lograron quitarme todo mi... fruto producto... Mi miembro y mis receptáculos eran tan firmes que tuve a mi hija en el desierto. Era saeba, podía hablar y manejar los vientos... Por eso Eritr nació con alguna habilidad mágica: cambia a formas de bestias.

-Dernubis: Y esa niña extraña Corexias es extranjera. No sabemos sus orígenes, pero era cruelmente castigada por sus poseedores. Ella mueve cosas con solo pensarlo.

-Saj: Bueno, parece que... escucho un grito no... ¡¡¡Aahhhhhaahahh!!!

Saj empieza a golpearse la cabeza. Nadie sabe que dentro de ella resuenan los chillidos lastimeros de Aíne:
Saj cae al suelo, pero en su trance da las claves. Habla con la voz de Aíne, la tenebrosa deidad consorte del Tanatos.

-Saj: (con voz de Aine) Vayan en busca de las tres. El poder de tres nos liberará. Podrán invocar un pasaje a otro tiempo y dimensión para atrapar a las fuerzas ligadas por sangre. Las mas poderosas de su tiempo, las únicas con ese lazo de hermandad y profecía. Igual a Saj en casta, pero con fuerzas diferentes. ellas lograran la liberación de la fuerza de espíritu que debe pelear otra vez. Barda: ella debe intervenir. No importa lo que aún sientas por ella. Y tu la del don de la palabra y la historia, deberás traer a la triqueta portadora de luz.

-Dernubis: ¿De qué hablas? hada de lo terrible.

-Saj: ¡Callad! Una ve lo que otros no, con solo captar una esencia. Ve hacia adelante y atrás. Otra es arma de destrucción y puede congelar incluso la gélida maldad. La última... es como Corexias. Pero su otra habilidad, la de viajar por dimensiones sin su cuerpo, como alma, nos será de mucha ayuda...
Miren ustedes... las parcas me han dado la clave. Tres... que coincidencia. Con tres y otro haces el número de la permanencia de la vida y de la luz. Las parcas están molestas con la oscura... ya no tienen destinos que hilar... por que no hay tiempo ni vida... Por eso Saturno, que cuida las horas y es el inmutable da esta receta. La bruja proveerá de la energía y ustedes sacerdotes harán el pasaje. Luego la seudo-guerrera dará el salto sin retorno para invocar y atraer a esas brujas futuras... Si no... prepárense a ser succionados por viles lenguas hirientes que sustraerán sus líquidos y ansias de vivir solo por diversión. Deambularán sin luz alguna con olor a muerto fresco, pero sus pútridos pulmones aun bombearán rancio aire de desolación y cruel hambruna. La lujuria de los muertos será insaciable y sus orgasmos de suciedad serán como navajas en sus corazones.
¡¡¡¡¡Besitos!!!!!

Saj empieza a llorar, pero por primera vez, ha logrado permanecer en su espíritu mientras la atroz Aíne daba su mensaje.

Gabrielle esta fuera de sí, pero no deja de cargar a Saj.

-Saj: Estén listos. Debemos recoger un paquete triple de buena brujería práctica...


Continuando: entrada del mundo wicca.
El reto ha sido intenso, pero los presentes en el rito de magia han puesto de su parte toda su energía para que el resultado sea el esperado. Después de todo no pueden fallar ni un ápice, además de enfrentar el obstáculo de hacer todos sus movimientos con sigilo y pasando inadvertidos, para así esquivar la furia de la oscura. Tanto los ancianos como los más jóvenes han formado una estructura piramidal, en el centro de la cual esta Gabrielle, la destinada a cruzar el portal. La misión de la bardo es terriblemente delicada: ha de atravesar el continuo espacio-tiempo sin ser detectada por las fuerzas malignas, ni de su tiempo ni del futuro.

-Gabrielle: Dudo mucho que esas brujas, que están tan lejanas vayan a confiar en mis palabras. Reconozco que he perdido mucho de mi don de persuasión...

-Dernubis: Deberás ganar su confianza con acciones, no con absurdas sentencias o versos épicos. Por el contrario, deberás ser sincera, cruda.

-Ohil-er: Es verdad, guerrera. La situación es tan frágil, que sin su total confianza y pleno conocimiento de lo que sucede ellas no podrán hacer nada... nuestro fin será inevitable.

Irestry, la anciana cocinera de pociones lleva un cuenco de bronce con caparazones de tortugas de río y algunas cabezas de pescados, los mismos que se negaron a regresar a las aguas y se inmolaron frente al quicio de la ventana del ciego Dernubis. Este último está mas aquejado por las preocupaciones, presiente que el viaje de Gabrielle no será sencillo.

-Gabrielle: Insisto en que no seré eficiente en mi tarea. El tiempo del que dispongo es muy poco ¿en verdad creen que tres completas extrañas me darán su apoyo y arriesgarán su vida solo porque les diga que unos peces se murieron?

-Saj: Por eso debes ser muy acertada. Debes hacerles ver el peligro que corren ellas. Si no son totalmente altruistas, cuando menos por su seguridad darán la razón a tus palabras... ¡Ahggg!

De la boca de Saj surge una sustancia verdosa, la quinta vez que expulsa sustancias extrañas...

-Saj: Creo que necesitaré un remedio de gallo y mandrágora... si, eso es...

La anciana Irestry está a punto de echar agua a la nauseabunda materia que Saj ha vomitado, pero Ohil-er la detiene.

-Ohil-er: Espera... creo que ya se por que esas reacciones...

-Saj: En serio...

-Ohil-er: Un envío del más allá... lo que necesitamos para el portal...

-Gabrielle: Pensé que Saturno tendría que ver con el pasaje a... donde quiera que me dirija...

-Dernubis: Pero no entiendo que clase de magia... por Ra y Thot de los misterios... esta magia tiene que ser muy poderosa. En mi vida como sumo sacerdote he usado un encantamiento tan complicado... y vital para nuestra supervivencia...

La receta dada por Aíne, que las parcas bordaron en un sucio manto parece carecer de todo sentido. Pero Saj ha logrado adivinar el último ingrediente... una porción del tiempo...

-Saj: El conjuro estará completado con la pieza clave...

En cuanto menciona esto, las fuerzas del interior de la tierra hacen su aparición. La ligera agitación se vuelve una sacudida, como si el suelo rugiera. La cruel mano de Aíne, que lleva a las almas sin dejarlas despedirse o condolerse del dolor de los suyos entrega un hacha impregnada de sangre y restos de piel... de algún órgano...

-Saj: Ahora lo comprendo...

-Dernubis: ¿Cómo lo has dilucidado?

-Saj: El inexorable Saturno se ha cortado su parte íntima para proveer de fuerza a los portales...

-Gabrielle: Por que nos entrega sangre... esto es... ¡Asqueroso!

-Ohil-er: Si no me equivoco, lo cual es improbable, las deidades caídas ya no tienen control sobre el mundo: Pero sus mismos restos, aún en su ocaso tienen propiedades insustituibles. La diosa Ishtar, Astarte o incluso su Afrodita todavía puede crear filtros con sus dorados cabellos para nublar la razón de muchos hombres con sus pasiones desencadenadas. El regente del tiempo, el de la destrucción de eras, de caída de imperios ha dado su elixir, que puede hacer que la línea espacio tiempo se acelere o retroceda... no perdamos más tiempo.

-Eritr: Cuando quieras anciano...

-Saj: Iniciemos.

De pronto todos los presentes, que crean la virtual pirámide empiezan a moverse, esparciendo los ingredientes, sin perder su ángulo y sus líneas equidistantes. Saj, visiblemente nerviosa recorre la arena con el hacha con sangre marcan los pasos que dieron los miembros de la ficticia pirámide. A la quinta vuelta, Saj hace una seña de detenerse. Su siguiente paso deja a Gabrielle sin respiración. Saj mete el hacha debajo de su falda, mezclando parte de la sangre con su herida y su propia esencia femenina.

-Saj: Gabrielle. Nunca pensé decir esto... pero te extrañaré... Espero que el tiempo no haga más estragos en tu persona. Esta vez no te congelarás para conservar tu lozanía... Maneja esta arma con cuidado. No podrás usarla más de 3 veces.

-Ohil-er: Si necesitas moverte entre mundos y dimensiones, utiliza nuestro ojo de Horus. Ha sido cargado con los conjuros del libro de los muertos y nuestra propia esencia. Incluso Eritr y Corexias te dan regalos...

-Eritr (interrumpiendo a su abuelo): Cuando utilices tus armas...

-Gabrielle: ¿Los sais? ¿el chak..., mi disco? Por momentos le cuesta creer que posea el arma. El metal frío le recuerda la temperatura de su alma y el vacío que la atormenta. Que irónico que lleve el arma de quien dejo todo por el bien supremo. Esa arma debió de seguir otra ruta... Pero nunca se perdonaría no seguir viviendo bajo sus ideas de justicia y protección de los necesitados.

-Corexias: Ahora pueden herir incluso seres incorpóreos, yinies, fuerzas sobrenaturales. Lo único que debes hacer es decir "portenos mornie utulie" que caigan las sombras... y la dirección y efecto del disco será más fuerte. Golpearás y herirás esencias mágicas como si fuera piel o músculos... Además la piedra que cuelga de tu cuello te permitirá hablar su lengua y comprender a las brujas...

-Dernubis: Que los dioses den luz a tu camino, a tu intelecto y... tu corazón ya no se empañe... es tu peor enemigo ahora...

-Saj: Horas adelante, paso de eones, choquen líneas de tiempo. Ábranse a mis ojos y resquebrajen ventanas... las arenas del reloj ya no se regirán por leyes inalterables... La bruja de Endor las ha alterado...

-Corexias: ¡¡¡¡¡No se te olvide el saludo... Benditas sean!!!!

Un portal se abre, succionando a Gabrielle, mientras deja escapar sonidos extraños. Los dos sacerdotes logran ver ciertas cosas: Máquinas extrañas, hombres raros, caída de templos, incendios de ciudades, invasiones, guerras, sacrificios, voces de gentes, algunos quemados en hogueras, objetos de metal nadando en las profundidades del mar, aves de hierro acariciando las nubes, hombres extraños caminando por un desierto blanco, pero no en la tierra, casi flotando junto al universo, gente muriendo, enfermedades, un puente, un viento, un libro que huye del mal...

Gabrielle ya no puede verse en ningún lugar... ni siquiera su presencia espiritual queda...


En el inframundo.

-Aíne: Ya ha dado el salto... La entrenaste bien... Cree en lo que debe de hacer... Que lástima... necesito compañeras así para calmar mis gritos... a veces para alentarlos...

-Xena: Mejor cállate... ella no pisará tu entrada en mucho tiempo. Eso te lo garantizo...

-Aíne: Por tu resolución veo que no olvidas tu nexo con el otro mundo. Espero tampoco olvides que tu sacrificio no puede evitarse. No te permitiré...

-Xena: Amenázame con tus fríos chillidos... Se lo que debo hacer. Nadie ha nacido que tenga que recordarme u ordenarme hacer algo que yo no quiera... Todo es mi culpa... pero solo yo decido... Y no olvido triste chillona...


Otra realidad.

Las puertas se abren de par en par ante el remolino. Ya es muy tarde para reaccionar...

-¡¡¡¡Phoebe!!!!

-(O El inocente!)

-¡¡¡No!!!

La cruel figura, con ansia asesina y cabellos largos lanza su primer ataque, una bola o ráfaga de energía maligna y mortal. El cuerpo de la primera mujer esta a punto de interponerse en su trayectoria pero...

La escena se ha congelado... por completo...

-Voz 1: ¿Cómo congelaste todo?

-Voz 2: Yo no he hecho nada...

-Voz 1: ¿Y por qué no puedo moverme?

-Voz 2: Sabes que mi poder no evoluciona así. No puedo usarlo contra ti... pero... ¡Oh oh! Creo que... Prue.

Las dos mujeres son proyectadas por una nueva ráfaga hacia la sala de estar, cayendo pesadamente en el suelo, entre la mesa de centro, otra cayendo junto a un reloj...

-Voz 1: Hey, cuidado con destruir otra reliquia fami... ¿qué diablos es eso...?

-Voz 2: O no... otra sorpresa del mal...

Repentinamente la escena se descongela... el inocente es impulsado por los aires, pero una figura femenina lo recoge al ser expulsada de un vórtice creado en el techo del recinto. La ráfaga de energía solo lo ha aturdido, y cae sin sentido sobre el suelo, debajo de Gabrielle. Con un rápido volantín, Gabrielle cae hacia atrás hincada, protegiendo con su brazo a Griffins, el inocente herido. Pero con su mano libre lanza sin chistar el chakram. Shax, el demonio sicario, asesino cruel y portentoso no puede eludir el ataque y ni lo intenta. Su cuerpo es invulnerable a las armas, sean cual sean.

Para su sorpresa, Gabrielle grita portentus mornie utulie... El disco se enciende con un brillo extraño, que parecen halos o tentáculos de luz girando a velocidad del rayo. Cada línea que describe se concentra en un punto del demoníaco enemigo y hace que retroceda... el sucio atacante cae y se lleva las manos a la cara en un burdo intento de escudarse. Las dos mujeres tiradas presencian el espectáculo sin habla. Intentan levantarse, sin soltarse, adoloridas.

Sin aviso, el demonio desaparece en un halo oscuro que surge del piso. La señal clara de que la fuente lo ha llamado a su presencia.

-Prue: Piper, no te separes... creo que esto no ha acabado.

-Piper: Auch. Creo que me rompí el... que es eso...

Ambas miran a la guerrera con cara de asombro.

-Prue: A mi señal, la lanzaré hasta la cochera del vecino...

-Piper: Espera, se está acercando...

-Prue: No hagas ningún movimiento. Phoebe.

El llamado sigue sin contestación...

-Piper: Algo anda mal... ella tendrá algo que ver (mirando a Gabrielle mientras se incorpora).

Gabrielle (confundida, sin soltar el chakram) dice para si, he llegado a mi destino... espera... la frase.

-Gabrielle: ¡Been... dit... asss son... No... por Hera... Beenditasssss... soy... sean... Por el extinto reino de Hades...

-Piper: Creo que dijo la contraseña para entrar al club.

-Prue: A mi señal... no le quites el ojo de encima...

-Piper: No podría aunque quisiera... no va con la decoración del comedor... ni con la redecoración de Shax...

-Prue: ¡No sabemos quién eres! Pero te advierto que si la fuente te manda... estas perdida... no sabes con quien te has metido...

-Gabrielle: Vengo por mí... por las brujas...

-Piper: Si, ya sabemos ese cuento... ¡Ahora Prue!

-Prue: ¿Qué parte de espera mi señal no entendiste?

-Piper: Creo que Shax huyó de ella... y Phoebe no esta... no anda bien... tal vez Cole... o alguien...

-Gabrielle: De que hablan... de una fuente... como la que baña el bosque de Temiscira...

-Prue: No, el del Golden Gate Park

-Piper: Espera... salvó a Griffins... creo.

-Prue: No te despegues.

Las dos como si estuvieran adheridas con pegamento salen de la sala, rodeando una mesa y caminando hacia Griffins, pero evadiendo a Gabrielle.

-Piper: Ahora chica salvaje o reina de las fieras... debemos...

-Gabrielle: El esta con vida... ese demonio no lo eliminó.

-Prue: Tu que sabes de demonios...

-Gabrielle: Por culpa de uno engendré a... no...

-Piper: (interrumpiendo) Si, ya sabemos lo que es seguir a los malos a la cama... o bueno... a cualquier mesa con velas y champagne...

Gabrielle las mira sin comprender... (creo que esta piedra milagrosa es más una piedra de confusión de mensajes).

-Prue: ¿Por qué estas aquí... qué quieres?... Te advierto que no podrás...

-Gabrielle: Vengo a llevar a unas brujas a mi tiempo... para salvarlo...

-Piper: Increíble (mientras revisa el cuerpo desmayado de Dr. Griffins) hasta en otros tiempos llega su fama...

-Prue: Por tu ropa creo que eres de una cultura guerrera, probablemente de un siglo o 2 antes de J.C... Armas de metal fundido... con figuras... cuero. Muy antiguo.

-Piper: Eso o trabaja en el club sadomasoquista del centro...

-Gabrielle: No las entiendo... ¿Son las brujas, no? Deben ser 3... ¿Dónde esta la otra? O es un brujo (mirando a Griffins).

-Prue: ¿Cómo? ¿No sabes que somos las encantadas?

-Piper: ¿Y no sabes de Phoebe?

-Gabrielle: ¿Qué es un phoe... ¿bry? No tengo tiempo que perder... Las necesito para evitar el mal y...

-Prue: Creo que debiste hacer cita... verás, estamos ocupadas luchando por no ser masacradas por asesinos sobrenaturales y con una hermana desaparecida... no creo que tengamos tiempo para luchar en fango en tu circo romano...

-Piper: Creo que debemos... Leo... por dios santo, Leo...

-Gabrielle: Busco a una que ve el futuro, otra que mueve... cosas y otra que...

-Piper: Veo que te han hablado de nosotras... las Halliwell.

-Gabrielle: Son hermanas...

-Prue:¿ No notas el parecido? (mientras se acerca a Piper).

-Piper: La que heredo los pómulos bellos son yo.

-Prue: ¡Leo! de que nos sirve un guardián con la responsabilidad de un repartidor de comida china...

-Piper: Hey... cuida tu boca... no querrás ser la última en ser curada si llegan a herirte de muerte... en especial con esas armas de la rubia.

-Gabrielle: Gabrielle.

-Prue: Esta bien... Gabrielle... ¿eres modelo exótica? ¿O cumples fantasías de dominatriz?

-Gabrielle: Vengo de la distante tierra de los faraones para llevarme conmigo a tres poderosas brujas que detendrá el reino de la noche eterna... creo que me he equivocado y...

-Prue: Estas en la casa correcta... pero tenemos problemas personales, así que...

-Gabrielle: Que saben del Tártaro, del reino de los no vivos...

-Piper: Leo no responde Prue. Debemos consultar el libro. Griffins tardará en recobrar el conocimiento. Hay que dejarlo en un lugar seguro.

-Prue: Llamaré a Morris... solo te tengo una pregunta (mirando a Gabrielle) ¿cómo pudiste herir a Shax sin hechizos? El es invulnerable a las armas por muy antiguas o históricas que sean...

-Gabrielle: Mi arma esta encantada... para acabar con fuerzas sobrenaturales...

-Piper: Nosotras también.

-Gabrielle (continuando): Ese... lo que sea iba a exterminarlas... no puedo permitir que les hagan daño, no hasta que se detenga el mal.

-Prue: Sin nuestra hermana no conseguirás que te ayudemos, ¿comprendes?

-Gabrielle: ¿Si la regreso me ayudarán?

En ese momento un resplandor azul brillante invade en forma de partículas de luz.

-Prue: Llegó el chow mein y mi arroz frito. 30 minutos o es...

-Piper: Leo...

-Leo: Hay malas y peores noticias... Hola (mirando a Gabrielle extrañado).

-Gabrielle: ¿Qué eres?

-Leo: Un ángel, técnicamente.

-Gabrielle: Apenas entraste sentí mucha paz.

-Leo: Phoebe está con Cole. La fuente está muy extraña. Parece que el submundo está ejecutando un plan. El demonio Tempus está aquí...

-Piper: Pero si lo eliminamos...

-Leo: No... solo lo dañaron. pero lo peor es que Phoebe es una virtual rehén, aunque tenga a Cole... y los superiores me piden arreglar otro asunto... los tiene destruidos y muy nerviosos...

-Prue: Esos ancianos buscan la mejor época para flaquear...

-Leo: Creo que esta invitada (mirando a Gabrielle) es lo que ellos esperaban.

-Piper y Prue: ¿¿¿¡¡Ella!!???

-Leo: El mundo de los muertos planea algo. Unos emisarios extraños, no se de donde salieron, anunciaron que una portadora vendría como embajadora a solicitar el poder de las encantadas... para detener una armagedon.

-Prue: Creo que tenemos a alguien parecida... pero no creo que...

-Leo: Chicas, si lo que dicen es cierto, ella nos dará una explicación necesaria.

-Piper: ¿Y bien? ¿qué nos puedes decir?

-Gabrielle: En mi tiempo, seres sobrenaturales, con las peores intenciones han empezado a rasgar la cortina que separa a los dos mundos...

-Prue: ¿La guerra fría...? ¿persigues comunistas o?

-Gabrielle: No se que batallas refieras, pero es más complicado. Solo les diré una cosa: Los no vivos están por salir de su inframundo para destruir a los mortales... una extraña criatura planea instaurar un reino de tinieblas con no vivos masacrando y torturando a todos... hasta el fin de las eras... o mejor dicho para siempre.

-Piper: ¿Y eso cómo nos afecta?...

-Leo: Al no haber un reino separado, los seres nunca morirán. No habrán almas reencarnando, ni nacimientos, solo seres consumiendo la vida a los mortales, succionando sus almas. Sería el fin del mundo como lo conocemos. Todo sería muerte. Un cementerio... por toda la eternidad...

-Gabrielle: Mi mundo viene de fechas tan lejanas que ni yo se en que fecha estamos o como llegue aquí sin dañarme para siempre. Pero si les puedo decir que el panorama es de un final para todos. Incluso ustedes nunca existirán...

-Piper: Ah, eso no puede ser bueno... uyyy.

-Prue: Que dijiste que era... ¿el Tártaro...? Que bueno que tengo una maestría en arte griego antiguo y egipcio... Buscaré el libro de las sombras... creo que habrá que liberar a Phoebe. Que Cole la traiga o nosotras la sacaremos personalmente. Solo así podremos evitar que las momias regresen...

Piper se acerca a Gabrielle, pero antes de poder estrechar su mano, la bardo da un paso atrás. Piper no deja de mirarla con extrañeza. Pero ha decidido ser pacífica y... aunque sea raro... sociable...

-Piper: ¿Gabrielle? ¿Eh? Yo soy Piper Halliwell. La hermana de en medio. El es mi marido y ángel guardián Leo.

Leo sonríe con un poco de desconfianza. Gabrielle lo mira un poco perdida. Todo ante ella es diferente y totalmente inexplicable...

Prue se acerca a Gabrielle. Intenta darle la mano, pero se arrepiente. Solo le echa un vistazo de arriba a abajo y sonríe con poca naturalidad. Voltea a ver a Piper y le guiña el ojo. Ha decidido confiar en la extraña... aunque con sus dudas y sin perderla de vista. Como siempre lo hace.

-Prue: Yo soy la mayor. Prue Halliwell... Prepárate. Creo que empezaremos a mostrarte nuestros... encantos. Síguenos.

La asombrada bardo sigue a las dos mujeres pisos arriba hasta llegar a un ático, lleno de cacharros y polvo. Lo único que esta a la vista como objeto central es un gran libro en un atril... parece emitir poder y respetabilidad..

-Prue: Te presento el libro de las sombras de las Halliwell.

-Piper: Tenemos que buscar...

-Prue: Ya se... ¡¡TÁRTARO!!

(con una mano las páginas mágicamente se pasan y voltean... como por arte de magia)

Gabrielle (pensando para si misma "es como Corexias, mueve cosas sin tocarlas")

-Piper: ¿Amazonas?

-Prue: Si ya se... bueno, aquí está... el Tártaro... creo que tendremos que desempolvar algunos sarcófagos o sacar huesos a relucir...

-Gabrielle: Puedo ver...

-Piper: Con una condición...

-Gabrielle: ¿Cuál es...?

-Prue: Que vengas con tu arma a liberar a nuestra pequeña hermana. La necesitaras...

-Gabrielle: Por mi honor... es un trato...


Cocina de la casa de las Halliwell.

-Prue: Aún creo que no sabemos lo peor...

-Leo: Los ancianos también están sospechosos. Pero tienen sus esperanzas en ustedes...

-Piper: Eso no es gran cosa...

-Prue: Como sea, espero que esta vez nos den mejores señas...

-Piper: No me gustaría acompañar o no se que dama de las cavernas. Sabes que no puedo vivir sin calefacción...

-Prue: Si los ancianos la enviaron...

-Leo: Creo que ella vino sola... y los ancianos están muy agradecidos con ella... piensan que es una enviada especial... clave para solucionar su situación y la del futuro de todos...

-Piper: Pero tan grave es para que ella haya viajado tanto... ¿por nosotras? No se que pensar...

-Prue: Lo único que se es que está muy firme en su posición... Y puede ser de ayuda... Nunca hemos estado... ya sabes... allá abajo con todos los demonios puestos sobre aviso. Si alguno llega a tocar a Phoebe..

-Leo: Cole esta con ella...

-Prue: De él me encargaré tan pronto Phoebe este segura...

-Piper: No creo que Phoebe lo deje tan fácil. Está dispuesta a todo por él...

-Prue: Pues tendré que acostumbrarme a la idea de que mi hermanita me odie... Cole es peligroso... para todos...

-Piper: Tranquila... no es que ella vaya a aborrecerte... No más de lo usual... Si te perdono lo de su regalo de navidad del 83...

-Prue: Ya basta Piper... oye, ¿no deberías estar con la "pequeña gladiadora"?

-Piper: Tienes razón... la dejé en la sala... y creo que nuestra decoración no va con ella. Es demasiado... civilizada...
(hace una mueca de susto) ¡Gabrielle! ¿Sigues ahí? ¿Quieres ver nuestra... caja embrujada de imágenes?

-Leo: ¿Qué caja?

-Piper: (con solo una seña) la TV.

Piper se une con Gabrielle en su sala. Permanece sentada con el chakram en sus manos... Aún esta aferrada al pasado. Piper la nota lejana por completo... Aunque de por si no es fácil verla en el sillón... Ella sigue sin notar la presencia de Piper que la observa con mucho interés, haciéndose mil y un preguntas...


En la cocina...

-Leo: No te sientes cómoda con Gabrielle... ¿verdad?

-Prue: Vaya, veo que sabes como me siento... ¿no yo era la empática?

-Leo: Debes hacerle caso a Piper y ocuparte del asunto con ellas...

-Prue: Es solo que...

-Leo: Ella es buena... su esencia no miente... percibo que es la mano de la justicia... y que está acostumbrada a pelear por el bien. Aun con sus consecuencias. Los ancianos tienen razones de peso...

-Prue: ¿Cuáles?

-Leo: No me dejaron enterarme.

-Prue: ¡Queeé raro! Los señores guardo-todos-los-secretos-vitales-que-las- mantendrán-con-vida-para-salvar-al-mundo...

-Leo: Pero tienes que confiar..

-Prue: No es por ella... Mis instintos están en lo cierto cuando la veo. Se que es de nuestro bando. Es solo que su presencia es preocupante. Los signos que ella da son aterradores. He estado tan cerca de la muerte que me asusta que se propague. No quiero perder a nadie...

-Leo: Si apoyas a la viajera, podrán evitar todo...

-Prue: Su presencia me hizo pensar... si no hubiera sido por ella, tal vez Shax nos hubiera destruído. Y Phoebe en ese lugar. El poder de las tres está en peligro. Es una sensación muy extraña...

-Leo: ¿Seguirás con los planes?

-Prue: ¿Qué otra opción tenemos? Ella ha venido en nuestra búsqueda. No se irá sin nosotros, si es tan determinada como parece. Se que es buena. Pero su misión es mortal. No hay que ser muy perspicaz para saberlo...

-Leo: Parece que esa... hechicera del pasado dejará a los zombis libres por el mundo, alimentándose del miedo de los que aun queden vivos... Creo que quiere tener súbditos y su propia prole...

-Prue: ¡Vaya! Das muchos ánimos...

-Leo: Confío en ti... (sonriendo para infundir confianza, pero muy condescendiente)... ¿son mis chicas o no?

-Prue: (con una mueca de molestia por lo tonto de sus palabras) Creo que la comida china me hará vomitar...

-Leo: ¿Dijiste algo? (sin idea de lo que habla)

-Prue: Nooo... nada. Creo que ya está listo. Afortunadamente la chica logró cortar un pedazo a Shax. Con el hechizo modificado y la poción de Baltazar pero con la materia de Shax, podremos seguirlos...

-Leo: Yo sólo podré orbitar cerca de la entrada. No puedo con la fuerza de la Fuente. Y solo orbitaré a Gabrielle, para no despertar más sospechas. Será mejor que permanezcan a salvo hasta tener a Phoebe y al poder de las tres...

-Prue: Leo... ¿cuándo te hemos hecho caso con eso de "quedarse a salvo? Iremos a patearle el trasero a todos los demonios...

-Leo: No olvides que la del arma mata demonios es Gabrielle...


Mientras tanto, en la sala...

Gabrielle por fin sale de su trance. Al ver a Piper viendo el chakram por encima de su hombro se levanta de golpe de la silla y sostiene el chakram con ambas manos... Parece que regresar a la realidad no le hace bien. Se limpia las lágrimas con un movimiento indiferente...

-Piper: Vaya... ¿reliquia familiar?

-Gabrielle: ¿Qué?

-Piper: Tu... cosita mata asesinos de la fuente de todo mal...

-Gabrielle: (con cara dura) Se llama Chakram. Es muy valioso...

-Piper: Se ve...

-Gabrielle: No lo entenderías...

-Piper: Pero creo que nos será de mucha ayuda, así que si quieres hablar de... lo que sea... hazlo. Debemos empezar a confiar la una en la otra... somos... compañeras... quien sabe por cuanto...

-Gabrielle: Solo te diré que poseer esto es algo que siempre anhele... pero nunca supe cual era su precio. Y me arrepiento cada día que paso en la tierra...

-Piper: (con actitud de conductora de "talk show") ¿Cómo se llamaba? ¿el dueño del chakram?

Gabrielle está a punto de ceder a sus sentimientos... pero es interrumpida por la presencia de Leo y Prue que esperan la respuesta...

-Gabrielle: Ella ya no está conmigo... si podemos seguir con nuestra misión... esto no es un día en la academia de... mejor prosigamos... no podemos perder más tiempo. Quienes me enviaron deben estar en espera...


Tiempo remoto. A las afueras de Amarna, valle de los reyes.

Las recámaras de la oscura y los principales templos de la ciudad están custodiados y ocultos a todos. No siquiera la anciana Irestry con sus espejos-cristales logra penetrar en las sombras. Eritr ha intentado entrar en su forma de gato, pero aun los felinos, protegidos por su psiquis son rechazados por una especie de atmósfera asfixiante. Es la maternidad de la oscura... el amor de una serpiente hecha de cruel veneno, el dulce arrullo que puede dar a sus súbditos en una cuna-sarcófago. La oscura tiene un amor fatal. Es la viuda negra que aparea y engendra para aniquilar con la peor crueldad.

-Saj: Presiento que los muertos ya planean su entrada triunfal... ¡Gabrielle! ¡Date prisa!

Ohil-er y Dernubis totalmente debilitados, acompañados por los fornidos gemelos, planean maniobras de defensa. Que el equinoccio este al mismo tiempo que la ascensión de alpha draconis es señal de un evento mágico supremo.

-Dernubis: No solo el mal puede usar los influjos mágicos del universo. Esta conjunción cósmica nos dará la fuerza para combatir ataques de Karej... pero no se por cuanto tiempo.

-Uram: Pero señor, la presencia de hechizos los atraerá. Por lo que sabemos de la oscura, no solo succiona la vida, sino el espíritu y la magia de otros. No son tan fuertes para soportar un combate con sus malignos sortilegios...

-Ohil-er: Pero ya vienen las que podrán con ella... y con el sucio de Karej...

-Una voz: ¡¡Ahhhhh!!

-Dernubis: Qué pasa...

Saj se ha levantado de su postrada manta y camina como loca en círculos... habla con tres voces diferentes al unísono...
De pronto su voz real se impone. Las malas jugadas de los espíritus parecen ser menos dañinas para la joven nigromante.

-Saj: La maldad está despertando... es quien daña en el futuro... Las está esperando para una emboscada. Gabrielle. Cuidado con la fuente. Cuidado encantadas...

De pronto otro espíritu se apodera de la psiquis de Saj-haget. Una voz conocida surge:
¡Gabrielle! ¡Ten cuidado. No dejaré que mi sacrificio sea vano... Tu continuaras el bien que yo no pude... pero que hago a mi manera... cuidaré del mundo... es mi penitencia y la cumplo por mi honor...

El espíritu sale de Saj y se desvanece.


En el reino subterráneo, en la barca de Caronte...

-Aíne: Bien hecho Princesa. Pero tu aviso no le llegará.

-Xena: La joven bruja habló con mi voz...

-Aíne: Si, pero la bardo ya no está entre ellos...

-Xena: ¿De qué diablos hablas...? ¡Si le ha pasado algo, da el trato por olvidado! (furiosa)

-Aíne: Solo pide que esté bien. Ha llegado a la casa de donde surge todo el mal futuro... El averno de la Fuente...


El inframundo de la fuente.

-Cole: Parece que ya se van...

-Phoebe: Pero tengo que llegar con mis hermanas... La fuente no debe saber que yo...

-Cole: Creo que tu presencia no es lo que le interesa...

-Phoebe: Dudo que ya quiera dejarnos en paz...

-Cole: No se que plan tiene, pero es más complicado que todo. Solo se que la presencia de Tempus y su nueva horda de asesinos ha sido juntada para una misión secreta, solo los demonios de nivel superior lo saben... y no todos lo sabemos...

-Phoebe: Cole, no creo que sea por nosotros...

-Cole: No Phoebe. El ataque a Griffins fue la carnada de la trampa. Aún si fallaran o salvaran a Griffins, algo habría de destruir el poder de 3 y La fuente podría seguir con su nueva misión sin preocuparse que ustedes lo arruinara como lo han hecho tantas veces...

-Phoebe: Debo volver con Prue y Piper. ¿Crees poder llevarme?

-Cole: El influjo de la fuente es más fuerte aquí. Toda actividad fuera de lo normal sería notada. Sus hombres no nos dejarían llegar ni a la salida más cercana.

-Phoebe: O sea, toda mi esperanza es Leo. Leo, confío en ti. Mis hermanas podrán resolverlo...

-Cole: Espero que tu fe sea fuerte.

-Phoebe: Lo es... ellas lucharan por mi... y yo por ellas...

De repente una ráfaga se escucha... es Shax mal herido que llega... La discusión y la voz fúrica de la fuente no se hace esperar.

-La fuente: Estúpido... ¿cómo que una hechicera te detuvo? Las dos debían estar acabadas...

-Shax: Una nueva... sacó un aparato, tenía una magia muy remota... sagrada.

-La fuente: Cállate... mereces sentir como tu apestosa carne se pudre y se degenera en mis manos pobre idiota... Aunque si lo que dices es cierto... las fuerzas del bien ya están trabajando con la conjunción de alpha draconis... los maldigo... La oscura lo sabrá... ahora fuera de mi presencia... no vuelvas hasta aniquilar ese apestoso poder de tres. ¡¡Mal nacidas brujas...!!


En otra parte, el resplandor de un guía blanco baja hacia el fétido infierno de la Fuente, en una zona casi desierta. Leo se materializa rodeando a Gabrielle con su brazo...

-Gabrielle: Esta bien... no es necesario tanto contacto...

-Leo: Esta bien... tienes claro quien es Phoebe, y lo que has decirle...

-Gabrielle (molesta): Por vigésima vez, sí. Ella es la de la extraña pintura que me mostraron en la casa. Castaña, vivaz. Ella es la del don de la premonición... Saldrá ilesa... lo prometo...

-Leo: Estaré en la casa. Ellas saben como venir hasta aquí y te seguirán para salir de aquí y seguir con tu parte de misión personal.
Y Gabrielle, antes de que te vayas... Eres muy valiente y se que darías todo por el bien...

-Gabrielle: Ya no estoy tan segura de ello...

-Leo: Pero confiamos en ti y en que lograras reunir a las hermanas... Gracias...

-Gabrielle: (conmovida por el gesto amable de Leo... le recuerda a... Virgil) de nada (balbuceado).

Toma el chakram y un sai y se encamina hacia el interior de la caverna con gases de olor mortal y fríos ojos que observan todo...


En otra parte, las ráfagas de Shax irrumpen en una zona desierta, alejada del centro a donde Gabrielle se dirige, la guarida de los demonios superiores. Pero no es Shax quien viaja en ese viento feroz y letal. Prue y Piper se materializan y esperan a que Gabrielle llegue al punto donde Leo se encontró con el amado demonio de Phoebe, Cole, el traidor a la maldad por el amor de una bruja digna de una profecía del bien.

-Prue: Si ella falla, atacaremos...

-Piper: Prue, solo trajimos siete pociones destructivas y algunas necesitan el poder de tres pasar hacer mayor daño...

-Prue: Piper, no dejaré que Phoebe caiga en territorio de la fuente o sea parte de su reino mientras viva...

-Piper: Pero Gabrielle es astuta y determinada... Creo que nada puede afectarle excepto...

-Prue: ¿Sabes algo que yo no sepa?

-Piper: No se todo, pero miraba ese objeto o arma que porta... como yo miro las fotos de mamá... se que eso perteneció a alguien que era el centro de su vida... tal vez su razón de hacer las cosas...

-Prue: Entonces no es tan letal y fría como quiere asemejar...

-Piper: Tu también lo notaste..

-Prue: Hermanita, soy experta en personas que pretenden ser inmutables y totalmente seguras... sin ningún dolor...

-Piper: Veo que alguien ya se sincera más y se acepta como es...

-Prue: ¿Si? ¿quién hace eso? No veo a nadie mas por aquí... pero mejor prepárate...

-Piper: No me sorprende ya casi nada de la Fuente...

-Prue: Yo se que sus sorpresas están más allá de nuestra imaginación, que puede afectarnos por toda la eternidad...


En la última puerta, cerca de la entrada a la sala personal de la fuente, Phoebe forcejea con un asesino, que está por matarla... Cole casi cae presa de dos letales mercenarios hechiceros y aúlla de desesperación... Un objeto brillante surca el cuarto... Destruyendo al demonio captor y dejando libre a Phoebe.

Phoebe patea a uno de los demonios. Cole se encarga de otro, pero antes de que le ateste el golpe final... el objeto se encarga del asesino... El disco regresa a donde surgió. Desde las sombras la figura de Gabrielle aparece antes los dos asombrados Phoebe y Cole, que están mudos por la impresión y casi desfallecen por el esfuerzo.

Cole se derrumba ante Phoebe, herido por uno de los demonios. Tardará en sanarse su parte humana. Phoebe lo sujeta y lo deposita con mucho trabajo en una esquina con total preocupación. La escena a Gabrielle le produce un deja vu, pero se zafa de esa imagen que la daña y le hace recordar lo que ha pasado... sin ella...

-Phoebe: Cole, no... estas herido. No te dejaré.

-Cole: Esa mujer es...

-Phoebe: La detendré...

-Gabrielle: No es necesario enfrentarnos... Phoebe bruja de la premonición...

-Phoebe: Vaya, me conoces... pero tengo otros trucos...

-Gabrielle: Prue y Piper me han hablado de tu poder de lucha. Pero no perdamos tiempo, debo sacarte de aquí...

-Phoebe: No pensaras que me iré contigo... antes tendrás que vencerme...

-Cole: Phoebe... espera...

-Phoebe: ¡Cole! (como un lamento).

-Cole: Se quien es ella... su arma destruyó asesinos de primer nivel con solo tocarlos... Es... la Némesis de Shax... la que salvó a las encantadas...

-Phoebe: ¿Es ella? (totalmente extrañada).

-Gabrielle: Soy Gabrielle. Tus hermanas y Leo te contarán por que estoy aquí y quien soy para ustedes. Pero solo te diré que he venido por lo mismo que todos en este inmundo lugar en este momento. Tengo una misión... detener a los demonios...(mirando a Cole).

-Phoebe: ¿Mis hermanas? ¿te enviaron?

-Gabrielle: Así es... ellas confían en mi... y yo estoy empezando a hacerlo...

-Cole: Debes irte con ella...

-Phoebe: No te dejaré... te aniquilarán...

-Cole: No... es perfecto... No tendré que sacarte... ella lo hará. Tranquila amor, no tardaré en reunir mas fuerza maligna y me esfumare hacia tu casa. Con Leo estaré seguro...

-Gabrielle: Date prisa bruja. Mi misión ahora depende de ustedes también...

-Phoebe: Cole, ¿estas seguro de?

-Cole: Si cariño... Ella esta causando gran revuelo... tiene a la fuente fuera de sí (riendo con dolor). Ella es quien puede acabar con su plan tan secreto y maléfico... además ¡Ahhhhh! (sufriendo) ella te apartará del peligro...

-Gabrielle: No estés tan seguro (interrumpiendo).

-Cole: ... y te llevará con Prue y Piper... si no logro escapar en minutos puedo usar el argumento de que ella me derrotó y te llevó consigo... Los otros demonios están aniquilados... debes irte... ¡Ahora! antes de que se enteren de la presencia de esta guerrera y manden a la caballería...

-Phoebe: (besando a Cole) No te dejaré... nuestra historia no ha terminado... Volveré.

-Cole; (aun sangrando y respirando entrecortadamente) Lo se, tu no me dejaras...
Se besan apasionadamente, sin querer soltarse.

-Gabrielle: (con total tristeza y dolor... una herida que no cicatriza) Lamento interrumpir pero... debemos irnos...

-Phoebe: (parándose) estoy lista... Espero que sepas que hacer y no hagas nada que no sea limpio. Mis hermanas son unas auténticas brujas... no se detendrá ante nada.

-Cole (riendo): nadie mejor que yo para corroborarlo... Son temibles. Una auténtica pesadilla. Especialmente calamidad-Prue... y Piper... es.

-Gabrielle: Ya me formaré mi opinión... Tranquilos... ellas saben lo que hacen y a que estoy destinada.

-Phoebe: Vamos.
Lanza un beso a Cole

-Gabrielle: (a Phoebe) Se lo que es tener nexos con un demonio... Un consejo rápido (mientras huyen) Rompe tus lazos con él... No hay futuro con el mal... por más humano que parezca... Sentirás tu corazón dejar de latir... pero será para bien...

-Phoebe: No necesito consejos de una perfecta extraña... ¿Quién te viste? Tendremos que ir a mi closet... Prue tiene unas botas que te irán mejor...

Gabrielle en su trayecto tiene que usar sus sais y su chakram en mas de dos ocasiones. Phoebe solo observa asombrada.

-Phoebe: ¡Wooa! Ni con horas extras de pilates podría tener ese lanzamiento... ¿quién te entrena?

-Gabrielle: La guerrera más poderosa del pasado que el mundo haya conocido...

-Phoebe: ¡Ohh! Me imagino que su agenda estará saturada...

Con mucho sigilo... avanzan entre la oscuridad... A la vuelta de la esquina... hay guardias.

-Phoebe: Hey chica... Sujétate de mi...

-Gabrielle: ¿Qué diablos pretendes...? ¿te dije que confiaras en que...?

-Phoebe: Solo hazlo, te prometo que alcanzarás nuevos aires...

Phoebe levita con Gabrielle asustada y trepada en su espalda... pero pasan sin ser vistas por los cíclopes que guardan el único acceso al pasadizo que conduce a la libertad...

En la siguiente esquina... dos figuras conocidas se vislumbran nuevamente...

-Phoebe: (descendiendo con dificultad) ¡Chicas! No saben que gusto verlas...

-Prue: Se divirtieron...

-Gabrielle: Fue muy... enriquecedor... el viaje... pero el que yo les daré será aun más extraño que el que hice...

-Piper: Bueno, creo que no nos extrañaran en la fiesta...

-Prue: Y justo cuando el comité de bienvenida estaba por arroparnos... miren...

Tres súcubos se acercan dispuestas a atraparlas. Dos Grimlocs parecen flotar hacia ellas. Con un solo lance de chakram Gabrielle derriba a los demonios...

-Piper: Prometo usar mi tarjeta de crédito para conseguir uno igual... ¿no venderán chakrams en la red?

-Prue: Ahora... el regalo de Shax...

-Phoebe: Vaya... ¿viajar por aero-Shax? ¿No será en turista?

-Gabrielle (con cara de susto) ¿qué extraño dialecto habla: ¿crédito, aero...? Son extrañas...

-Piper: Solo has visto la punta del iceberg hermana...

-Prue: Andando... tanto humo maligno daña mi nuevo maquillaje.

Las encantadas, hacen alarde del poder de tres... en pocos segundo, los vientos que antes solo Shax controlaba las impulsan a las cuatro fuera de las malignas fauces de la Fuente... ésta no estará nada complacida con la reunificación del poder de tres y la adición de la bardo... Parece que las fuerzas empiezan a emparejarse y la situación se equilibra... el bien pronto tendrá una importante adición, la definitiva... la justicia total... forjada en el calor de la batalla... y su valentía cambiará el mundo... ¿o no?

Continuará...


Indice Fan Fiction

Página Principal