Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!


 

 


COMPUTACIÓN Y SOCIEDAD.

 

 

 

                UNIDAD  I.   Integración del conocimiento humano.

 

                UNIDAD II.   La política como factor de decisión en la ciencia y la tecnología.

 

                UNIDAD III.  La educación como elemento de desarrollo.

 

                UNIDAD IV.  Ingeniería y sociedad.

 

                UNIDAD V.   Sociedad y productividad.

 

UNIDAD I

 

INTEGRACIÓN DEL CONOCIMIENTO HUMANO

 


 

 

 

Cuadro de texto: La supervivencia del género humano depende de la capacidad humana para aplicar el raciocinio a la resolución de problemas dentro de su ambiente. Para lograr lo anterior, todas las sociedades, aún las más primitivas, dependen de las investigaciones científicas y tecnológicas en su existencia diaria. La búsqueda de nuevos esquemas intelectuales y nuevas expresiones tangibles es un fenómeno humano determinado por complejas condiciones sociales y ambientales. Por consiguiente, cuando se mira hacia el pasado pronto se da uno cuenta de que cada etapa de desarrollo difiere de la anterior. Estos cambios son iniciados conscientemente por los seres humanos, lo que hace de la ciencia y la tecnología un fenómeno social.
La diferencia entre ciencia y tecnología en nuestra cultura la oscurecen las  creencias populares, lo que da lugar a muchos conceptos erróneos de ambos términos.

La tecnología y la vida humana están relacionadas por complicadas interdependencias e interacciones: Nuevas herramientas crean nuevas oportunidades para que los seres humanos alcancen nuevas metas y hagan las cosas de nuevos modos. Pero, a fin de aprovechar las nuevas oportunidades, con frecuencia las personas tienen que aprender a vivir en forma diferente, lo cual implica reorganizar la sociedad. Por tal motivo, un cambio tecnológico va casi siempre acompañado de un cambio social.

La tecnología cambia a la sociedad. Aporta nuevas capacidades y nuevas oportunidades; vuelve anticuadas algunas formas de vida y algunos valores. Conviene recordar que las clases de cambios que ocurren en una sociedad dependen de la condición del conglomerado social en el que se presentan, es decir, de sus hábitos, tradiciones y valores. Sin embargo, pueden determinarse tendencias generales examinando el impacto que tiene la tecnología en instituciones sociales básicas como la familia, la política, la economía, la educación y la religión.
 

 

 

 

 

 


UNIDAD I . INTEGRACION DEL CONOCIMIENTO HUMANO

 

 

Objetivo: El alumno analizará los conocimientos científicos, tecnológicos y culturales;

 describirá su evolución e interrelación así como el impacto de dichos conocimientos en el desarrollo de la sociedad.

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


No. DE  TEMA                                            TEMAS

 

 

1.1                                   Conocimiento  cultural, científico  y  tecnológico.

 

1.2                                   Ciencia   y  tecnología   en  el  desarrollo  histórico  y social.

 

1.3                                   Ciencia, tecnología y sistemas  productivos.

 

1.4                                   El método  científico.

 

 

 

 

 

 

 

1.1  CONOCIMIENTO  CULTURAL, CIENTÍFICO  Y   TECNOLÓGICO.

 

Objetivo del tema: Identificar los conocimientos científicos, tecnológicos y culturales.

 

 

Epistemología : Es la  rama de la filosofía que se encarga del estudio del fenómeno del conocimiento.

 

Teoría del  Conocimiento:

 

     - En  el  proceso del conocimiento intervienen 2 elementos: sujeto y objeto

 

     - En el conocimiento se encuentran frente a frente la consciencia y el objeto, el objeto y el sujeto.

 

El conocimiento se manifiesta como  una  relación entre estos dos elementos y a  la vez con ella  están

eternamente separados uno del otro. La relación entre estos es al mismo tiempo una correlación, el-

sujeto sólo es sujeto para el objeto, y el objeto sólo es objeto para el sujeto. La función del sujeto consiste en aprender al objeto y la del objeto en ser aprendido por el sujeto.

     

    -El conocimiento se manifiesta como una invasión en el ámbito del objeto y como una captura de las

propiedades de éste. Lo que cambia mediante esta función no es el objeto sino el sujeto. En él aparece un algo que contiene las propiedades del objeto, aparece la imagen del objeto.

 

    - El objeto es el que determina, y el sujeto es determinado; por lo tanto se define el conocimiento como:

 una determinación del sujeto por el objeto... pero dicha determinación recae únicamente en la imagen

que el sujeto posee del objeto.

 

    -Esta imagen en cuanto que encierra las características del objeto es objetiva, pero como se encuentra-

entra entre el sujeto y el objeto constituye el medio por el cual “la conciencia cognocente” aprende a

este objeto.

 

    -La definición que damos implica que el sujeto actúa respectivamente ante el objeto, pero no implica pasividad. Por el contrario en el conocimiento puede hacerse referencia a una actividad y espontaneidad del sujeto, en la que participa la conciencia del sujeto a fin de formar la imagen.

 

    -Todo conocimiento representa un objeto que es independiente de la conciencia cognocente.

 

 

 

-CONOCIMIENTO

 


                                          Apropiación intelectual sólo para el ser humano: leyes, conceptos, principios.

 

                                          

                                          Es una herramienta mediante la cual el hombre penetra diversas áreas de

                                            la realidad para tomar posesión de ellas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-          La realidad presenta niveles y estructura desiguales en su constitución. Esta complejidad de lo real, objeto-sujeto del conocimiento dictará formas desiguales de apropiación por parte del sujeto cognocente. Estas  formas darán los diversos núcleos del conocimiento y la posición más o menos eficaz de la realidad:

 

 

 

 

 

                                                                                                            Empírico

 


  

                                                                                                            Filosófico

 


                                                                                                         Científico

 

 

 

                                                                           Teología

 

 

  

 

Cultura:  Conjunto de estructuras religiosas, de manifestaciones intelectuales, artísticas, etc., que caracterizan a una sociedad.

Tecnología: “Conjunto de los instrumentos y métodos industriales”

                       “En el sentido más amplio,  es la aplicación del conocimiento”

               

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Ciencia: Es un sistema de conceptos a cerca de fenómenos y leyes del mundo exterior que permiten preveer y transformar la realidad en beneficio de la realidad.

 

El vocablo “Ciencia”  equivale literalmente a conocimiento, los conocimientos significan la posesión de datos confirmados acerca de los fenómenos materiales y espirituales y su acertada reflexión en la consciencia humana.

 

“Conocimiento científico”... No responde solo a la pregunta cómo, sino también por qué se realiza precisamente de ese modo. Conocimiento racional, sistemático, exacto, verificable y por consiguiente infalible. Por medio de la investigación científica, el hombre ha alcanzado una reconstrucción conceptual del mundo que es cada vez más amplia, profunda y exacta.          

 

La “Ciencia” como actividad pertenece a la vida social; en cuanto se le aplica al mejoramiento de nuestro medio natural y artificial, a la invención y manufactura de bienes materiales y culturales la ciencia se convierte en tecnología. Es un bien por sí mismo

 

Pero no todo conocimiento es objetivo; Ejemplo: lógica y matemática... son racionales, sistemáticos y  verificables, pero no son objetivos, ya que no dan informaciones acerca de la realidad: simplemente, no se ocupan de los hechos... sino que tratan de entes  ideales (como los números).

 

 


                                                             Formales (lógica y matemáticas)


CIENCIAS

                                                            Empíricas  (física, química y fisiología)

 

 


 

 

 


                                                                                 Charles Babbage

 

www.pws.com/aeonline.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 


ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE I.1-1: Elaborar un listado de tres conocimientos científicos, tres

                                                                     conocimientos tecnológicos y tres conocimientos culturales.

 

ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE I.1-2: Generar una lista de ciencias y disciplinas clasificadas como

                                                                      formales y empíricas.

 

ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE I.1-3: Analizar cada uno de los tres capítulos siguientes y generar un

                                                                      documento, por cada uno de ellos el cual debe incorporar las

                                                                      partes y conceptos escenciales del capítulo.

 

ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE I.1-4: Responder a cada una de las preguntas formuladas en la

                                                                     sección “temas de discusión” ubicadas al final de cada 

                                                                     capítulo.

 

 

 

 

 


 

 

 


CAPÍTULO 1. CULTURA TECNOLÓGICA:

    -     Definición de ciencia.

-          Definición de tecnología.

-          La tecnología y el cambio en la cultura.

 

CAPÍTULO 2. LA TECNOLOGÍA Y LA VIDA HUMANA:

-          Principio del determinismo tecnológico.

-          La búsqueda de la libertad humana.

-          Elecciones acerca de la tecnología.

 

CAPÍTULO 3.  LA TECNOLOGÍA Y LA SOCIEDAD:

-          Las familias y la tecnología moderna.

-          Orden político y cambio tecnológico.

-          Educación para una sociedad tecnológica.

                                                                                          -      La tecnología moderna y los sistemas    

                                                                                                 económicos.

 

 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:

“Tecnología, cambio y sociedad”

Pytlik- Lauda- Johnson

Editorial alfaomega

México, 1996

Cap. 1, 2 y 3.

p. 3-37

CAPÍTULO 1

 

CULTURA TECNOLÓGICA

 

 

 

 

La supervivencia del género humano depende de la capacidad humana para aplicar el raciocinio a la resolución de problemas dentro de su ambiente. Para lograr lo anterior, todas las sociedades, aún las más primitivas, dependen de las investigaciones científicas y tecnológicas en su existencia diaria. La búsqueda de nuevos esquemas intelectuales y nuevas expresiones tangibles es un fenómeno humano determinado por complejas condiciones sociales y ambientales. Por consiguiente, cuando se mira hacia el pasado pronto se da uno cuenta de que cada etapa de desarrollo difiere de la anterior. Estos cambios son iniciados conscientemente por los seres humanos, lo que hace de la ciencia y la tecnología un fenómeno social.

                La diferencia entre ciencia y tecnología en nuestra cultura la oscurecen las  creencias populares, lo que da lugar a muchos conceptos erróneos de ambos términos.

Con excepción de las personas que estudian tecnología, el campo de la misma se considera subordinado a otras formas de actividad humana, y rara vez se concede que desempeña un papel independiente por sí solo. Quizá  se debe lo anterior a que la tecnología se define constantemente en un sentido limitado, utilizando términos como “técnica” y “cosas”. A menudo la diferencia entre los dos términos se expresa diciendo que “la ciencia es el conocimiento de los fenómenos naturales”  Al mantener esta distinción, negamos a la disciplina de la tecnología su justa consideración en el pasado, el presente y el futuro.

 

 

Definición de ciencia

 

Eugene Rabinowich, considerando como la “conciencia de los científicos de América”, definió la ciencia como “.  .  . un sistema de datos y relaciones que comprende vastas áreas de información, deducido a partir de la observación, el análisis y la modificación de los fenómenos naturales”. Es, por consiguiente, el conocimiento fundamental con el cual el ser humano reconstruye el mundo. Desde luego, la ciencia no puede proclamar derechos exclusivos para la búsqueda de la verdad, puesto que la religión, la filosofía, el arte y otras disciplinas buscan la verdad también.

                Considerando la totalidad de la existencia humana, la ciencia es una disciplina relativamente nueva. Las sociedades primitivas no conocían la ciencia como la conocemos ahora, aunque comprendían los elementos de la naturaleza. A pesar de que la botánica, la zoología, la climatología y otras ramas de la ciencia se entendían vagamente, no hay pruebas de que hubiera una formulación de los principios científicos.

Las leyes de Newton eran desconocidas cuando se descubrieron la palanca y la rueda. De hecho, un gran número de invenciones precipitó el descubrimiento de los principios científicos. Un ejemplo de esto fue el invento de la máquina de vapor de alta presión, el cual condujo al desarrollo de las leyes de la termodinámica. Aun actualmente, una decisión para crear una tecnología en particular puede preceder al desarrollo de la ciencia. La decisión de llegar a la Luna es un ejemplo de tal empeño.

                La ciencia estuvo refugiada por mucho tiempo en las instituciones clericales- la universidad y la iglesia. Para los que carecían de información, los científicos parecían poseer un don de magia y amenazaban demostrar como falsas muchas ideas aceptadas. Los nuevos hallazgos necesitaban de ajustes sociales, como sucede en la actualidad. Galileo reconoció abiertamente como válida la teoría de Copérnico y fue juzgado como hereje por el papa Urbano VIII. Muchos de sus contemporáneos sufrieron persecuciones semejantes, y el renuente Giordano Bruno fue quemado en la hoguera en 1592. La ciencia continuó ejerciendo su influencia, y llegó a establecerse con toda firmeza mediante los trabajos de personas como Newton, quién llevó la ciencia matemática de las consideraciones estáticas a las dinámicas, al inventar las fluxiones (o derivadas) (o sea, el cálculo infinitesimal). Ayudó además, a hacer el método científico riguroso y preciso en cuanto a la  interpretación.


 

 

 

 


                Finalmente, la evolución de la ciencia condujo al concepto utilitario, el cual  tuvo gran atractivo en el público. La astronomía propició el avance de la navegación, en tanto que la química lograba aplicaciones prácticas en la medicina y la industria.

Hall llegó a la conclusión de que la teoría científica fue de escasa utilidad para la tecnología antes del siglo XIX. La ingeniería no pudo desarrollarse en el siglo XVII debido a las limitaciones de los materiales existentes. Esta restricción fue eliminada posteriormente por el uso concreto u hormigón y de los metales como resultado del conocimiento de la química. Pero los adelantos se demoraron hasta mediados del siglo XIX, época en la que se formuló el primer cuerpo útil de conocimientos de la teoría química.

                La combinación de la ciencia y la aplicación práctica se consumó finalmente en el siglo XVII. Por la misma época se obtenían logros comparables en las ciencias sociales. Se descubrió que la conducta de los seres humanos y los sistemas económicos tenían patologías propias. La economía hizo su aparición en el siglo XVIII, y la siguieron en el siglo XIX la psicología y la sociología. Fue común a estas conquistas la creencia de que toda falla que afectaba al género humano, podía definirse y resolverse mediante el sistema ciencia – tecnología. Para muchos, la ciencia parecía infalible; hacia tolerante a la gente respecto de sus productos, pero el vulgo seguía siendo incapaz de asimilar su significado verdadero. Sin embargo, teniendo efectos muy visibles, la tecnología pronto dificultó mucho el aislar los resultados de las ciencias. La realidad de la ciencia llegó a ser, por cierto, la tecnología. Pero antes de describir más detalladamente esta relación, necesitamos definir el otro término en cuestión: “tecnología”

 

 

Definición de tecnología

 

El término “tecnología” se ha definido de muchas maneras, que van desde lo muy específico hasta lo muy amplio y general. Se presentan a continuación algunos ejemplos:

 

1.       La tecnología comprende los medios por los que el ser humano controla o modifica su ambiente natural. (Spier, 1968, pág. 131).

 

2.       Es la información, métodos e instrumentos por medio de los cuales la gente utiliza los recursos materiales de su ambiente para satisfacer sus diversas necesidades y deseos. (Lenski, 1974, pág. 498)

 

3.       La tecnología de un pueblo es su medio principal para adaptarse al ambiente. (Arensberg y Niehoff, 1971, pág.40).

 

4.       Es una clase especial de conocimiento dirigida hacia las aplicaciones prácticas en el mundo físico y social. (Popenoe, 1971, pág. 64)

 

5.       .    .    . esa grande y rugiente máquina del cambio - la tecnología. (Toffler, 1970, pág. 25).


 

 

 

 


Estas definiciones, así como muchas otras que aparecen en las publicaciones de esta área, tienden a oscurecer el significado real de la tecnología. Aun en la monumental obra History  of  Technology de Charles Singer, E. P. Holmymard y A. R. Hall, la tecnología se define como “la forma en que se hacen comúnmente las cosas”, y también como “las cosas que son hechas”. Como la tecnología no adquirió contenido científico sino hasta el siglo XVII estas definiciones implican que las misma no tiene una base firme de conocimientos y que no existió antes de esa época. Pacey esquiva este problema utilizando términos como “artes prácticas”, o bien,  “artes mecánicas”, al referirse a las aptitudes técnicas antes del siglo XVII. Este investigador argumenta que en cuanto las aplicaciones prácticas tuvieron base científica, el término “tecnología” asumió su interpretación moderna. Como resultado de tal interpretación muchas personas se refieren todavía a la tecnología calificándola de ciencia aplicada. Como una nueva disciplina, acentúo el razonamiento analítico y echó mano de conceptos cuantitativos de aplicación limitada, pero, en opinión de muchos, no logró adquirir una mentalidad orientada socialmente.

 

 

        Bronowski, en su monumental obra The Ascent of Man, nos recuerda que los seres humanos tienen lo que ningún otro animal posee- creatividad. Como resultado de ello, todo animal deja trazas de lo que fue, pero el ser humano  deja trazas de lo que creó. El proceso evolutivo desarrolló especializaciones genéticas entre muchos animales, proporcionándoles la capacidad de adaptarse a diversas condiciones ambientales. Las especies que no tuvieron la velocidad necesaria, el tamaño y el color requeridos para su protección, habilidades instintivas y rápida capacidad reproductiva, alcanzaron la extinción. Las que sobrevivieron a este proceso evolutivo demostraron su aptitud de supervivencia en ambientes severamente restringidos.

        Existe un animal que sobrevivió a este proceso y logró la facultad de adaptarse a un gran número de ambientes, su nombre es Homo sapiens. Apareciendo en escena aproximadamente hace un millón de años y después de pasar por muchos cambios de evolución, el  Homo sapiens quedó con características notables. Entre ellas se cuentan la aptitud de estar y andar de pie (Homo erectus), la aptitud de asir o tomar con la mano  (oponiendo el pulgar a los otros dedos), el mayor tamaño de su cerebro, la facultad de crear historia y lenguajes, y la virtud de dar significado simbólico a los elementos de la cultura. Como resultado de estos rasgos, prácticamente no hay ambiente en la Tierra que el ser humano no hubiera intentado conquistar.

        Como todas las otras creaturas vivientes, la humana fue vulnerable a las realidades del medio circundante y requirió de la extensión de las capacidades humanas para asegurar su supervivencia. A pesar de la aptitud de los seres humanos para transformar los alimentos en vigor físico, para eliminar los desechos para reconstruirse a sí mismo, sus limitaciones son una realidad. El ojo humano puede ver dentro de límites determinados; el cuerpo puede existir únicamente dentro de un intervalo específico de temperaturas, y puede modificar su ambiente natural sólo hasta el grado que se lo permitan sus músculos. Estas limitaciones y muchas otras condujeron al desarrollo de “prolongaciones” del cuerpo humano y es a esto lo que se llama tecnología.

        La identificación de las extensiones o prolongaciones de las facultades humanas corresponde al arqueólogo que investiga las culturas del pasado. Cuando se emiten juicios sobre el avance  o el atraso de una cultura, se citan como pruebas los desarrollos de estos mecanismos de supervivencia. Tal investigación ha revelado que la evolución del desarrollo de las herramientas fue un proceso lento. Durante varios millones de años, el Australophitecus elaboró rudimentarias herramientas de piedra sobre las cuales un simple golpe hacía un canto en una piedra. Finalmente, el ser humano desarrolló la invención fundamental que expeditó radicalmente la aparición de las herramientas del desarrollo. Tal invento fue el acto intencional que llamamos acumulación de conocimientos. El ser humano aprendió a almacenar materiales para su futuro, y comenzó a utilizar los conocimientos aprendidos en un invento para perfeccionar otro, proceso que lleva el nombre de síntesis de conocimientos. Fue en este paso cuando el ser humano adquirió orientación al futuro y sobrepasó la capacidad de otras creaturas.

        Actualmente, los procesos de acumulación y de síntesis continúan propiciando el avance de las potencialidades humanas. Desde luego, nuestro inventario presente de conocimientos y aptitudes es tan vasto que rebasa toda comprensión. Al igual que ocurrió con el avance de la ciencia, la tecnología ha alcanzado un estado de especialización, profesionalización e institucionalización. Este ritmo del cambio agrandó la diferencia entre el científico- tecnólogo y el lego en estas disciplinas. En los primeros años de la década de 1900, un egresado de universidad podía esperar sacar provecho de los conocimientos adquiridos, sin que perdieran éstos su actualidad durante largo tiempo. En nuestros días las grandes cantidades de información, procesos y materiales, continúan creciendo exponencialmente, haciendo de la obsolescencia o anticuación un problema universal que se debe encarar en los negocios y en la industria.

        Para nuestro objeto definiremos la tecnología de la siguiente forma: Un proceso emprendido en todas las culturas (un proceso universal), que comprende la aplicación sistemática del conocimiento organizado (síntesis) y de objetos tangibles (herramientas y materiales) a la extensión de las facultades humanas, que son restringidas del proceso evolutivo.

        Se emplea esta definición porque identifica las siguientes características de la tecnología:

 

  1. Es evidente en todas las culturas, cualquiera que sea su grado de desarrollo.

 

  1. Está basada en el conocimiento y comprende la aplicación del mismo para resolver problemas.

 

  1. Es acumulativa.

 

  1. Es fundamental para la humanidad.

 

  1. Es esencial para la supervivencia.

 

  1. Altera la cultura y la sociedad.

 

  1. Está orientada al futuro.

 

  1. Es observable.
  2. Busca una relación armoniosa entre la vida humana y la naturaleza
  3. Es una prolongación de las facultades humanas.

 

 

La tecnología y el cambio de cultura

 

Las definiciones iniciales de la cultura ponen de relieve que comprende todo lo que los seres humanos reciben de su herencia social. Tal énfasis tuvo su origen en el siglo XIX, cuando los investigadores de ciencias sociales intentaron establecer una distinción entre el mundo cultural de la humanidad y la herencia biológica. Históricamente fue un intento de evitar las explicaciones biológicas aportadas por los descubrimientos de Charles Darwin. En la época de Darwin existía una fuerte tendencia a propagar las teorías biológicas hacia las teorías sociales. La definición de cultura como algo que no era biológico, ayudó a establecer los límites de las ciencias sociales de reciente creación.

                En el siglo pasado se definió y redefinió el concepto de cultura a medida que la realidad de los desarrollos tecnológicos alteraban su significado. Tal vez  la revisión más determinante de los conceptos y las definiciones de la cultura, ha sido llevada a cabo por A. L. Kroeber y Clyde Kluchkhohn. De las muchas definiciones formuladas por antropólogos y sociólogos en esa obra, podemos identificar ciertas ideas básicas que han permanecido constantes.

 

                La cultura es simbólica

 

                El ser humano tiene la potencialidad creativa para asignar significados a la conducta humana, a los eventos y a otros fenómenos. Al mismo tiempo, el ser humano puede dar un significado que no se encuentre en el objeto mismo, sino que tiene su origen en experiencias en las que objetos son significativos. Por tanto, el significado que damos a los elementos del ambiente se expresa mediante símbolos que evocan ideas y respuestas emocionales.

                Los investigadores de ciencias sociales se refieren constantemente a objetos materiales en sus investigaciones. Como resultado fue común durante muchas décadas referirse a la cultura material. Uno de los proponentes  principales de esta categorización  fue William F. Ogburn, quién argumentó que, en la mayoría de los casos, en la secuela de la tecnología la que ocasiona los cambios sociales. Su tesis tuvo gran apoyo por parte de muchos de sus colegas. El antropólogo Leslie White, por ejemplo, estableció explícitamente que los sistemas sociales son de carácter secundario y subsidiarios de los sistemas tecnológicos. Llegó a la conclusión de que la tecnología es la variable independiente y el sistema social la variable dependiente.

La opinión más comúnmente aceptada en la actualidad es que los objetivos de la tecnología no están incluidos en sí el concepto de cultura. Se implica también la definición de dichos objetivos, inclusive el proceso para realizarlos y utilizarlos, y el valor que se les asigna. La teoría en boga sostiene que la “cultura” está en el significado simbólico de un objeto, y no en el objeto mismo. Esto no implica que el estudio de la cultura no comprenda un estudio del adelanto tecnológico. Es dudoso que un antropólogo o un sociólogo  pudieran refutar la significación de la tecnología en el avance de nuestra cultura.

 

                La cultura se transmite

 

                Este concepto implica una herencia que pasa de una generación a otra. Como los seres humanos crean cultura y constantemente intentan mejorar su forma de vida, cada generación altera su legado antes de pasarlo a la siguiente. Antes de este sigo lo anterior no era una tarea difícil, en vista que el inventario de la tecnología era bastante reducido. Sin embargo, desde ese tiempo y especialmente desde la segunda guerra mundial, la herencia de generación en generación está casi fuera de toda comprensión. Lograr un sentido de la cultura en medio del cambio radical es una tarea difícil y explica, en parte, la supuesta confusión que existe en la juventud actual.

Esta inquietud se manifiesta en nuestra sociedad por las acciones de personas que están entregadas a la tecnología con conciencia, con previsión y con reflexión racional.

                Muchos análisis de la cultura se refieren también a las limitaciones impuestas por la geografía.

Naturalmente el clima tiene influencia en la vida diaria de la gente, como también la tiene el tipo de terreno existente, la disponibilidad de recursos naturales, etc. Tal análisis es adecuado al estudiar una cultura específica. Sin embargo, cuando se analiza la “cultura mundial” en cuanto a la forma en que se ha visto influenciada por la tecnología, necesita volver a definirse el concepto de transmisión de la cultura. Antes de la última mitad de este siglo, en el tiempo en que no se tenían los elaborados sistemas de comunicación y transporte de que ahora disfrutamos, gran número de culturas no podían utilizar muchas de las tecnologías, eran incapaces de progresar hasta el grado en que la industria norteamericana lo había logrado. Como resultado de esta distribución no equitativa de la potencialidad, rara vez ocurrieron invenciones análogas entre las diferentes culturas.

                En nuestros días, la tecnología se transmite de una industria a otra, de un estado a otro y de una nación a otra. Con los sistemas de comunicación y de transporte de que se dispone actualmente, esta es una tarea simple. Los nuevos desarrollos pueden transmitir por sistemas vía satélite y los materiales pueden transportarse con pocas dificultades. Igualmente importante para este proceso es la transferencia del talento humano por todo el mundo. Realzando este concepto, al que llamamos “transferencia de tecnología”, está la convicción de que el mundo se halla constituido por sistemas interdependientes. El uso actual de la tecnología requiere grandes cantidades de recursos finitos. Como estos últimos no están distribuidos en nuestro planeta, la supervivencia depende del uso racional de recursos compartidos. Estos dos conceptos, transferencia de tecnología y sistemas interdependientes, tendrán indudablemente más influencia en la cultura mundial que cualquier otro evento de la historia.

 

 

                La cultura se aprende      

 

                Se ha reconocido durante muchas décadas que los seres humanos no heredan la cultura por transformación genética. Utilizando inteligencia natural, el ser humano aprende a partir de las instituciones que asignan significado a los elementos del ambiente. Nos podríamos referir al recién nacido como a un “vacío de cultura”, puesto que el niño de esta edad no ha  acumulado la capacidad de adjuntar valores, ideas y otras formas simbólicas al medio circundante. En cierto sentido, la adquisición de cultura emancipa al infante de su herencia biológica. Por lo tanto, la actitud que se desarrolla con respecto a la tecnología y sus consecuencias sociales concomitantes depende de la influencia recibida del hogar, el sistema educativo, la iglesia, los medios de comunicación, así como a través del sistema político y económico. En consecuencia, para comprender los procesos que tienen lugar en la cultura, se debe entender la significación de la conducta humana en relación con el fondo de motivos y emociones institucionalizando en esa cultura.

 

 

 


 


TEMAS DE DISCUSIÓN :

 

1.      ¿Se pueden hacer generalizaciones acerca de la influencia de la tecnología en la calidad de la vida?

2.      ¿Es deseable el rápido desarrollo tecnológico en una sociedad como la mexicana?

3.      ¿Qué puede hacer nuestro sistema educativo para ayudar a transmitir el concepto de tecnología como una realidad de nuestra cultura?

4.      ¿Cómo tendrán que cambiar las funciones de la planeación, el control y la dirección o liderazgo para que la sociedad incorpore un cambio tecnológico rápido?

5.      ¿Son los sistemas de valores de usted significativamente diferentes de los de sus padres o sus abuelos? ¿Porqué?

6.      Cite ejemplos de la forma en que la ciencia y la tecnología han dado origen al cambio social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO 2

 

LA TECNOLOGÍA Y LA VIDA HUMANA

 

                 

La tecnología y la vida humana están relacionadas por complicadas interdependencias e interacciones: Nuevas herramientas crean nuevas oportunidades para que los seres humanos alcancen nuevas metas y hagan las cosas de nuevos modos. Pero, a fin de aprovechar las nuevas oportunidades, con frecuencia las personas tienen que aprender a vivir en forma diferente, lo cual implica reorganizar la sociedad. Por tal motivo, un cambio tecnológico va casi siempre acompañado de un cambio social.


                Cuando ocurre un cambio de esta última clase se percibe tensión entre la gente en dos niveles: Primero, entre la antigua forma de vivir y las nuevas técnicas, puesto que algunas de ellas se contraponen a las antiguas costumbres; y segundo, entre diferentes grupos de personas algunas de las cuales prefieren los valores, las metas y los procedimientos anteriores. Tales tensiones ocasionan por lo general situaciones de conflicto de cierto tipo entre la gente.

 


                La máquina de vapor, la fábrica y el trabajo

                Esta complicada relación entre la tecnología y la vida humana es evidente cuando se considera cómo modificó el significado de trabajo la tecnología en Estados Unidos. Durante el gobierno del presidente Jefferson, a principios del siglo XIX, en la sociedad norteamericana el trabajo se centraba principalmente en la granja familiar o en el taller del artesano. La vida de los trabajadores estaba altamente influida por la consideración de que el esfuerzo productivo tiene su propia recompensa, y de que los individuos demuestran su valor a la sociedad mediante su destreza y su dedicación al trabajo. En la granja o en el taller, el trabajo correspondía francamente a los requisitos sociales de respetabilidad y sentido del valor individual. La gente encontraba importancia y justificación en el esfuerzo productivo personal. Y para toda persona era clara una imagen de conducta---imagen que coincidía con las formas dominantes de trabajo que existían.

                Sin embargo, cuando se inventó la máquina de vapor, ocurrieron cambios que produjeron una revisión radical de las ideas relativas al significado y valor del trabajo. Los técnicos (o tecnólogos) tuvieron éxito al aplicar la fuerza motriz de la máquina de vapor a los medios de producción de una fábrica. El sistema productivo de una factoría conjuntó a máquinas y trabajadores en la fabricación de artículos a escala masiva o industrial. La energía del vapor y los obreros de las líneas de ensamble construyeron un imperio industrial muchas veces más productivo económicamente que el anterior, más sencillo sistema de producción.

                No obstante, en muchos aspectos, el nuevo sistema productivo originado por la nueva tecnología, destruyó los valores referentes al trabajo que habían sido esenciales en la época de Jefferson. El antiguo significado del trabajo no correspondía fácilmente a la situación laboral de los trabajadores de las industrias. El obrero de una fábrica no era un artesano ni un productor libre de mercancías; en cierto sentido era casi propiedad del dueño de la factoría, del cual tenía que depender. Y el trabajador no podía identificar fácilmente sus propios intereses con los del capataz, el propietario del establecimiento fabril, ni menos con los productos que pasaban delante de él en la línea de ensamble. Este nuevo sistema de trabajo ocasionó tensiones personales y sociales. Las ideas y los valores antiguos relativos al trabajo, no correspondían a las nuevas condiciones de éste.

                La tensión social producida por el sistema de producción en las fábricas, pronto se convirtió en una conducta colectiva y una acción de grupo que desafiaron violentamente los anteriores valores de trabajo, respetabilidad y orden social. El conflicto terminó con la creación de los sindicatos, que representaban los intereses de los trabajadores ante la administración de la fábrica y sus propietarios.

                En corto tiempo, emergió un nuevo y más complicado esquema social, que no sólo obligó a una redefinición del trabajo, sino que creó nuevos problemas en relación con la definición y determinación  de la productividad, los salarios y las prestaciones. El nuevo sistema de producción basado en la tecnología de máquinas, destruyó algunos antiguos valores relacionados con el trabajo. Esto creó una nueva situación social, con frecuencia carente de estructura moral y moralmente indefinida. Sin embargo, en un tiempo determinado, los sindicatos ayudaron a desarrollar nuevas normas de conducta que permitieron al trabajador volver a saber lo que esperaba de él la sociedad y cómo actuar en consecuencia.

                La introducción de la máquina de vapor en la vida laboral de los norteamericanos alteró notablemente los valores humanos y la organización social. Las nuevas herramientas ocasionaron problemas y tensiones que finalmente condujeron a una definición del trabajo. En este proceso, instituciones sociales como la familia, la economía, la política, la educación y la religión también experimentaron modificaciones.

 

 

Principio del determinismo tecnológico

 

 

Como la tecnología tiene una estrecha relación con la forma en que vive la gente, muchos pensadores de nuestro tiempo creen que, en realidad, la tecnología domina en tal forma la vida humana, que determina los valores, el carácter y el destino de la humanidad. Pensadores como Jacques Ellul, Lewis Mumford, Marshall McLuhan, Hannah Arendt, Herbert Marcuse y Pierre Teilhard de Chardin se cuentan entre los que sostienen que la tecnología de la era moderna conforma y reforma la vida humana de acuerdo con sus propios dictados.

                Para aquellos pensadores que están convencidos de los poderes determinativos sobre la vida humana, la tecnología no puede ser identificada simplemente con las herramientas que ayudan a la gente a realizar cosas nuevas de modos nuevos. Para ellos, la disciplina tecnológica es una forma de pensar que crea una “concepción del mundo” totalmente nueva, es decir que la tecnología moderna es en sí una nueva organización de significados y supuestos acerca del mundo y de la vida humana. El modo de pensar que ha llegado a predominar en las culturas modernas origina una nueva forma de vida, una nueva moralidad y nuevos fines para los seres humanos.

 

 

 

                El desgaste de la identidad humana

 

                Se dice que el cambio más significativo que origina el nuevo concepto mundial de la tecnología, es un desgaste o erosión progresivos de la identidad o ego del ser humano. La tecnología moderna es un modo de pensar que destruye la individualidad, la autonomía, la espontaneidad, la irracionalidad y la libertad humanas. Aunque mucha gente cree que la tecnología sólo tiene que ver con las herramientas o instrumentos que pueden usarse para manejar el mundo material (cosas ajenas al ego), dicha disciplina es, en realidad, una forma de pensamiento que obliga a la identidad del ser humano a subordinarse al mundo de los objetos. La esfera del ego ha sido erosionada al punto en que la libertad y la responsabilidad individuales no son ya características de los seres humanos modernos que viven en las sociedades entregadas al desarrollo tecnológico. Esto significa que las ideas de autoconciencia, designio humano, libre albedrío y aun de responsabilidad moral son anticuadas u obsoletas para quienes se han sometido a la tecnología moderna tan anticuadas  como las ideas premodernas de magia y brujería.

                Jacques                 Ellul, en su libro The Technological Society proporciona uno de los más vigorosos y completos argumentos para apoyar el punto de vista de que la tecnología de nuestros días determina la vida del ser humano. Ellul identifica una sola fuerza como el poder central de la tecnología y encuentra sus efectos en todas las actividades de la vida humana---economía, política, derecho, educación, religión, hábitos de comer, trabajo, recreación. Ellul arguye que el motivo central de la tecnología moderna es la técnica. Y la técnica es un modo de pensar que se aplica a toda vida humana: “métodos a los que se ha llegado racionalmente y que tienen absoluta eficiencia.  .  . en todo campo de la actividad humana”. La técnica es entonces la preocupación, el deseo, la voluntad de integrar la máquina a la vida humana en forma tal que los valores asociados a las máquinas dominen la sociedad. Estos valores maquinales son la organización, la racionalidad y la eficiencia.

                Una consecuencia de la forma tecnológica de pensar (la técnica) es cambiar la vida humana en algo que ya no es humano, de acuerdo con Ellul. El deseo de organización (esto es, de asignar tareas apropiadas a individuos o grupos para alcanzar todas las metas en la forma más eficiente) tiene que ver la espontaneidad, la fantasía y la individualidad de la gente. Impone una estandarización de la vida: Todas las personas son obligadas a hacer las mismas cosas en la misma manera. La racionalidad es el principio según el cual ocurre la estandarización, y también rechaza los aspectos inconscientes, espontáneos e intuitivos de la vida. En vez de ello propugna la vida razonada, clara ordenada y organizada. El criterio que se aplica para evaluar la sociedad, el individuo y ciertamente todos los aspectos de la cultura, es la eficiencia. La eficiencia a la que se llega mediante el análisis racional, se convierte en el valor principal de la forma tecnológica de pensar.

 

 

 

El desgaste progresivo de la propia identidad gana impulso cuando todos los individuos de una cultura son obligados a someterse al modo tecnológico de pensar. Un símbolo de esta capitulación a la tecnología es el reloj mecánico. Debido al extenso uso de este reloj se ha reprimido, desechado u olvidado la experiencia del tiempo conformada por ritmos estacionales o la biología humana. El reloj, de pulsera o de pared, reconforma la vida humana de acuerdo con su propio tiempo. Y de todos los que viven en una sociedad que utiliza este reloj, se espera que estandericen su vida en función del mismo. El llegar tarde al trabajo, a la escuela o a comer por necesidades, preferencias o deseos personales, significa violar las normas dictadas por un artefacto.

                Ellul halla además que ocurre desgaste adicional de la identidad humana debido a que “es la esencia de la técnica hacer que lo cualitativo se convierta en cuantitativo”. La manera tecnológica de pensar de pensar redefine las cualidades en algo que es mensutable-que es cuantificable. Cualidades como amor, valor y belleza no son inmunes a lo anterior. El amor se convierte en algo que se mide por números y tiempo (como en las vistosas revistas sexuales de la actualidad, que identifican al amante “perfecto” como aquel que tiene muchas copartícipes y que domina un método particular de relaciones sexuales). El valor se define también en función de la técnica (el astronauta es admirado no tanto porque explora lo desconocido, sino por su maestría en el manejo de un complicado sistema técnico). Y la belleza se define según el modo tecnológico de pensamiento como la delineación o forma más adaptable al uso (la arquitectura contemporánea evita los elementos inútiles y puramente decorativos en la construcción en aras de la “funcionalidad”).

                Jacques Ellul cree que la dominación por la tecnología es un azote de la humanidad. El señuelo de la tecnología es la promesa de una vida mejor para todos los seres humanos. Sin embargo, Ellul expone que existe una triple contradicción entre tal promesa y la realidad de la vida humana.

                La primera contradicción sostenida por Ellul, es que el mundo de la técnica es un mundo de cosas materiales sujeto al análisis cuantitativo.  Pero la esencia de la vida humana es de cualidad o calidad, no de cantidad. La excelencia, la belleza, la integridad, el valor, la justicia o el amor, no son, en el análisis final, susceptibles de ser medidos. La calidad no puede convertirse en cantidad sin que se la destruya para siempre como cualidad. El amor, por ejemplo, no se puede cuantificar, medir ni someter a controles. Una sociedad puede legislar en contra del divorcio y con ello prevenir la desintegración del matrimonio y la familia: pero una sociedad no puede hacer que las personas se amen, porque el amor no es un elemento que se preste a ello.

Y sin embargo, la forma tecnológica del pensamiento intenta convertir las cualidades en cantidades.

                La segunda contradicción es que al mismo tiempo que el pensamiento tecnológico produce grandes logros humanos, está amenazado también con el aniquilamiento de la humanidad. Esta contradicción ocurre porque el poder para lograr algo considera como un bien en sí el sistema de los valores tecnológicos. Y sin embargo, cuando tal facultad se convierte en la razón de la actividad humana, dejan de poder establecerse distingos entre las acciones buenas y malas. Si una sociedad tiene el poder para hacer algo—sostiene Ellul--- lo hará, aun cuando esa acción represente el aniquilamiento de la raza humana. Esta contradicción crea, en el mundo moderno, la absurda situación en la que las naciones acumulan armas nucleares como forma de garantizar la paz mundial.

                La tercera contradicción consiste en que mientras la tecnología aparenta estar creando libertad para el género humano, realmente no lo hace y no puede hacerlo.

La forma tecnológica de pensar promete liberar a la humanidad, eliminando ciertas limitaciones de épocas pasadas, impuestas a la vida por el tiempo y el espacio. De hecho, la tecnología ha liberado a los seres humanos del calor y del frío excesivos, del hambre y de los ritmos de la naturaleza. Pero hay otras restricciones más opresivas que imponen los propios medios técnicos, de necesidad para la eliminación de las restricciones antiguas. En consecuencia, existe una contradicción implícita, en la tecnología. A medida que los seres humanos se someten a los medios técnicos, se les imponen nuevas y mayores demandas, y consecuentemente tienen menos oportunidad de ejercer la elección libre o de efectuar una acción individual. El automóvil y el avión, con todas sus ofertas de mayor velocidad, huida de la realidad y excitantes estímulos para los viajes, obligan también a la gente a ajustarse a programas rígidos, a fin de mantener el ritmo física y emocionalmente con las industrias del automóvil y de los transportes aéreos, y a proponerse ganar suficiente dinero para tener acceso a los placeres que ofrecen ambas. Es imposible obtener la libertad prometida sin someterse a las restricciones impuestas por los nuevos artefactos.


 

 

 

 


                Ellul está convencido de que es un error la adopción de la forma tecnológica de pensar y valorar, por parte de los países occidentales del mundo. Y no obstante, es inútil el remordimiento por la pérdida de la anterior forma de vida. Una vez que se ha adoptado el modo tecnológico de pensar, no hay nada que pueda hacer una persona en una sociedad. Aun el abandonarlo resulta inútil, ya de acuerdo con el mismo Ellul:

 

                “.  .  .difícilmente puede uno afirmar con seriedad que es capaz de revivir el pasado, un procedimiento que a fin de cuentas.  .   .difícilmente también parece haber sido, globalmente hablando, una mejoría para la situación humana actual.” (Ellul, 1972, pág.90).  

 

                la evolución de la mente

 

                No obstante, hay otros pensadores que, considerando que comulgan con los supuestos deterministas relativos a la tecnología, pintan un cuadro mucho más positivo de la vida humana. Pierre Teilhard de Chardin, sacerdote jesuita y paleontólogo, y el filósofo indio (o hindú) Aurobindo Ghose, sostienen que la tecnología si determina la vida humana, pero que trabaja por el mejoramiento de toda la humanidad.

Para  ellos, tanto como forma de pensar como medio de mejoramiento material, la tecnología forma parte de un plan divino para el género humano.

                Teilhard ve la tecnología como una etapa del desarrollo humano que forma parte de un largo proceso de evolución. La “sustancia” material del universo ha estado creciendo hacia organizaciones cada vez más elaboradas. A este proceso evolutivo lo llama complejificación. Las unidades subatómicas se cambian a átomos, los átomos a moléculas inorgánicas, las moléculas inorgánicas a orgánicas, y así sucesivamente hasta que aparecen las células vivientes y los organismos multicelulares. La complejificación es la tendencia de cada nuevo desarrollo a integrarse a un nivel anterior, a constituir algo más elaborado con base en aquél, y a proseguir contruyendo también con base en dicho nivel. La vida y la sociedad humanas son simplemente etapas del desarrollo que comenzó con las partículas subátomicas. Como el proceso se inicia antes que apareciera la vida del hombre, no hay razón para creer que el proceso de evolución debiera detenerse en la vida humana que conocemos actualmente.

                De acuerdo con Teilhard, un nuevo modo de evolución ocurrió al aparecer la raza humana. La vida de los humanos. La vida de los humanos originó la existencia de la noosfera, un nivel de desarrollo distinto de las etapas anteriores de la biosfera y geosfera. La noosfera marca el “nacimiento de la conciencia”, el desarrollo del pensamiento y la reflexión racionales. Antes de la noosfera ocurrió la evoluciónen una forma casi mecánica  por la tendencia edificativa de la energía a enlazar elementos similares y a producir mediante tales conjunciones mayor complejidad y concentricidad. La noosfera con su desarrollo de la conciencia permite a la energía manifestarse en los fenómenos psíquicos.


 

 

 

 


                Teilhard  considera a la conciencia humana como una continuación del proceso evolutivo. Y debido a que la vida humana está limitada al planeta Tierra, la energía de la conciencia no se difunde, sino que regresa bajo la forma de un más complejo entrelazamiento de ideas. Esta complejificación del pensamiento, continúa evolucionando hacia un estado de intensa unificación de energía psíquica y de organización social, que Teilhard denomina “punto omega”.

 

 

                Por consiguiente, el pensamiento tecnológico y sus resultados representan simplemente una parte del proceso de evolución universal. No hay manera detener el desarrollo tecnológico, y no existe una buena razón para querer detenerlo. Y según Teilhard, la sociedad, la sociedad tecnológica promete salvar a la humanidad de las limitaciones, la desorganización y la irracionalidad. Considera al futuro prometido por la tecnología como la creación de una nueva sociedad, distinta de las sociedades anteriores. Esta nueva vida social, expresa Teilhard, “muestra indicios.  .  .de  requerir de nosotros.  .  .sacrificar nuestra individualidad”. En otras palabras, el desarrollo del individuo y de los valores del individualismo no son el final de la evolución. De hecho, no son sino un paso a lo largo del camino. El pensamiento tecnológico es una forma más elevada del pensar y requiere el abandono de valores obsoletos asociados a épocas pasadas. La tecnología promete la “totalización de los sistemas políticos”, contactos físicos más estrechos entre la gente, y “la creciente imposibilidad de ser actuar o pensar solo-en otras palabras, el surgimiento, en todas sus formas de la otredad(pensar de los otros) a nuestro alrededor”.

 

La tecnología elimina la identidad humana, pero esto no es necesariamente algo a o que los seres humanos deban temer, según Teilhard.

                Aurobindo  Ghose, un filósofo de la India de tiempos recientes, creo una síntesis de los pensamientos científico, tecnológico y religioso sorprendentemente similar ala de Teilhard. Este filósofo se apoya en pensar antiguo de la India para demostrar que el desarrollo evolutivo de la mente y del pensamiento tiene un importante significado religioso. El Espíritu Divino está detrás de todo desarrollo evolucionario, según Aurobindo, aún del desarrollo que ocurre en las cosas materiales. En su libro The Life Divine, Aurobindo señala la revelación de Dios en el mundo evolutivo durante el transcurso de la historia. Sostiene que es el Espíritu Divino el que impele y atrae todo lo referente a la realidad hacia una compresión o realización de Dios – es la manifestación de la divinidad en el desarrollo humano.

 

 

Surgimiento de un nuevo tribalismo

 

                Otros pensadores son menos religiosos o moralistas que Ellul, Teilhard y Aurobindo. Sin embargo, comparten las mismas hipótesis en relación con el poder de la tecnología para dominar, dirigir y controlar la vida humana. Uno de los más discutidos y creativos de estos pensadores es Marshall McLuhan, quien sostiene que las tecnologías dominantes de una sociedad producen consecuencias sociales que determinan la vida de las personas. La tecnología dominante de la cultura occidental produjo en un tiempo gente que estaba dispuesta a valorar la racionalidad, la organización y la forma de vida casi mecánica. Pero además dice que las recioentes innovaciones tecnológicas obligan a los seres humanos a adoptar una nueva forma de vida con valores notoriamente nuevos.

 

                En sus libros The Gutemberg Galaxy  y Understanding Media: The expresions of Man, McLuhan sostiene el punto de vista del determinismo de que las herramientas o utensilios que crean los humanos determinan aquello en que los seres de han de convertir. Una herramienta (para McLuhan, un “medio”) no es solo un implemento que pueda ayudar  a los individuos a realizar alguna tarea. Un utensilio es más que eso: Es una extensión de alguna parte del cuerpo humano. Por ejemplo, un automóvil   es un instrumento que sirve como extensión de las piernas de una persona. Si bien los seres humanos pueden caminar o correr cubriendo ciertas distancias, un auto cubre una distancia a mayor velocidad y con menor esfuerzo que su conductor. En consecuencia, el automóvil  extiende o prolonga las piernas del cuerpo humano.

 

                Una herramienta elimina también algunas funciones humanas. Cuando una persona utiliza el medio que constituye un automóvil, las piernas de esa persona quedan eliminadas en cierto sentido. El usuario del medio instrumental ya no necesita sus órganos corporales que están siendo reemplazados por el medio. La ropa funciona también como una extensión de la piel de los que la llevan. Pero el vestuario elimina a si mismo aquellas funciones que suplanta: la piel humana deja de ser el medio de contacto con el mundo exterior.

 

                La tecnología moderna elimina muchas capacidades humanas al mismo tiempo que extiende algunas nuevas, de acuerdo con McLuhan. Y al crear nuevas herramientas los humanos se mantienen reconstruyéndose a sí mismos, extendiendo algunas facultades y eliminando otras. La tecnología que rodea a la gente que vive actualmente en el mundo occidental, crea un  ambiente completo que determina la vida humana. Y las tecnologías dominantes son las comunicativas: la televisión, la radio, el teléfono y la computadora.

               

                McLuhan esta interesado en la forma en que la tecnología moderna ha alterado los órganos sensoriales  humanos.  Los cambios habidos en la tecnología de las comunicaciones alteran el equilibrio de los órganos sensorios. Uno de los más impresionantes de estos cambios del equilibrio sensorial fue el que ocurrió en la invención de la imprenta en el siglo XV. Antes de esa época el sentido predominante era el oído. La gente obtenía su información, sus noticias y la comprensión de su  mundo, escuchando. Tal orientación sensorial origino un tipo de ser humano. McLuhan llama a la persona audio – orientada ser tribal, o sea, el ser de la especie humana que vive espontánea, irreflexiva y emocionalmente. El  ser tribal experimenta las cosas en forma simultánea. Para este humano no existe el sentido de historia, de los tiempos pasados por que no hay libros que pueda consultar. Las palabras no se examinan, no se conservan ni se analizan. Las palabras se oyen, se experimentan  y algunas veces se recuerdan. Pero lo único importante es lo que sucede en el presente inmediato.

 

 

El gran cambio ocurrió cuando los seres humanos idearon un alfabeto y desarrollaron los medios para la comunicación mediante la escritura. Esta separa el sonido de una palabra de su significado y transfiere el sonido a un símbolo visual. Al separar el sonido del significado también transforma el habla en algo que puede ser localizado, conservado y analizado.  Con la escritura tiene lugar una reorientación de los sentidos  para restar  énfasis al sonido y enfatizar la imagen visual.

                La imprenta como herramienta, trajo la producción masiva de materiales escritos, la nueva tecnología impuso sus propios cambios. La gente podía ahora obtener su información  principalmente viendo, más que escuchando. La extensa conversión del sonido en símbolos visuales abstractos condujo ala costumbre pública de categorizar, dividir, ordenar,  y analizar. Para muchas personas, el lenguaje llegó a estar  íntimamente asociado a la escritura más que al hablar o al oír.

La tecnología de la imprenta dio origen a lo que McLuhan califica como una “explosión” cultural.  El ojo y el oído humano fueron separados por lo escrito; la gente se mostró dispuesta a pensar que ver es creer; y el dualismo entre el corazón y la cabeza, la mente y el cuerpo, las emociones y el intelecto, se convirtió n una parte del nuevo modo de comprender la vida y la conducto. La lectura habitual dio origen a personas aisladas, críticas y hasta escépticas. También originó personas que concedieron gran valor a la aptitud de cuantificar, controlar y manejar la realidad.

Sin embargo, el ambiente formado por los nuevos medios electrónicos de comunicación propicia una revisión hacia el ser tribal. Las comunicaciones electrónicas acarrearon  una “implosión”, de acuerdo con McLuhan. La televisión, la radio, el teléfono y la computadora obligan a la gente a conjuntarse de nuevo en un grupo que es desconocido e inapreciado por quienes prefieren el ambiente de los medios impresos. Los comunicadores electrónicos acentúan una vez más el sentido auditivo. La persona puede leer pero obtiene su información principalmente del teléfono, la televisión y la radio. La televisión ayuda particularmente a crear un nuevo esquema sensorial debido a su imprecisa de la imagen y a su bidimensionalidad. Los telespectadores o televidentes tienen que participar en lo que ven, porque el medio televisual los obliga a llenar con su imaginación los espacios y contornos de las imágenes.

Así, la televisión integra la imagen con el sonido para producir una nueva cultura tribal diferente del antiguo tribalismo preletrado, pero también muy distinto de la cultura letrada del pasado inmediato.

McLuhan no opta por disertar moralmente acerca de los cambios que implica el nuevo esquema sensorial. Simplemente observa el cambio sensorio está ocurriendo actualmente. Y con el cambio tiene lugar un ajuste necesario en los valores, los deseos, los estilos de vida y las metas de los seres humanos. Deben presentarse como consecuencia, cambios en la vida política, educativa, social y realmente en todos los aspectos de la vida humana. Además, no hay manera de detener tales cambios. La nueva tecnología de las comunicaciones obliga al cambio.

 

La búsqueda de la libertad humana.

 

El punto de vista de que la tecnología determina la vida humana, hace urgir una prgunta importante, y a la vez preocupante: ¿Son libres los seres humanos para elegir y aceptar la responsabilidad por sus actos de elección? Si es el caso del determinismo tecnológico, ¿Qué control pueden ejercer los seres humanos sobre el desarrollo tecnológico?

                Pensadores como Emmanuel Mesthene, Jacob Bronowski,  Victor Ferkiss y Paul Goodman inisten en que si bien en ocaciones la tecnología parece amagar con el dominio absoluto dela vida humana, no necesita tal cosa y no debe llevarlo a cabo. Para estas personas, el pensamiento tecnológico es sólo una forma del pensar y de la creatividad humanos. La cultura, la mitología, las costunbres y los valores religiosos continuarán influenciando considerablemente la vida humana,  y la tecnología no desplaza tales valores.  La actividad tecnológica dondequiera que aparece se conforma a sí misma de modos fundamentales mediante valores de cultura.

                Paul Goodman, un connotado crítico literario y social, observa que el pensamiento tecnológico en la época actual permanece aún bajo el control de los familiares motivos humanos de deseos de comodidad, salud, emociones, ganancias, poder o prestigio. A pesar del alto valor atribuido a la racionalidad, al análisis, a la predictibidad y la eficiencia por parte de la cultura moderna, los motivos antiguos controlan su dirección. En efecto, si la tecnología fuera simplemente un asunto de “racionalidad aplicada”, el mundo de la época actual estaría organizado en forma mucho más eficiente y sería muchísimo más humano o humanitario. En vez de lo anterior existe en el mundo un gran desperdicio de tiempo y talento, complicaciones de la vida que la forma tecnológica de pensamiento no puede tolerar, una  gran alteración del ambiente, y sistemas educativos que producen siempre estudiantes ineptos y perezosos.

                De acuerdo con Goodman, la tecnología no domina  realmente la vida moderna.

Y la única amenaza seria planteada por la actividad  tecnológica, es que puede caer bajo el control de intereses políticos,  militares y económicos capaces de subvertir los valores racionales y objetivos que normalmente la guían.

 

                Ocasión de hacer acerca de la tecnología

 

                Debe considerarse que la pregunta crucial que formulan quienes sostienen que la tecnología determina la vida humana, equivale a preguntar si los individuos o las sociedades son capaces de hacer lo que quieren, o si la tecnología los obliga a hacer lo que ella demanda. Emmanuel Mesthene es un pensador que habla directamente acerca de esta cuestión. Sostiene que aún queda un estado de libertad para la gente que vive en una sociedad tecnológica, pero que a veces parece que la tecnología domina todo debido a la complicada relación que tiene la vida humana.

                La tecnología—dice Mesthene—origina e inhibe cambios en el mundo físico.

Tales cambios son de dos clases. La primera es la facultad de los medios tecnológicos para cambiar el ambiente físico; el arado, por ejemplo, altera la tierra cultivable en formas bien dterminadas. La segunda clase de cambio es la creación de nuevas  posibilidades físicas; el cohete espacial es un ejemplo de una nueva posibilidad creada por la tecnología. Si bien las innovaciones atraen los cambios,  realmente no los imponen. El ser humano no tenía que volar a la Luna una vez que existiera el cohete. Pero las nuevas posibilidades  hacen ver que es posible que ocurran algunos cambios.

                La tecnología elimina también algunas opciones anteriormente accesibles en una sociedad. La actividad tecnológica inhibe. Esta consecuencia de la tecnología es a menudo, mal entendida porque las consecuenciasinhibitorias son secundarias, indirectas y díficiles de predecir. Sólo después de que se ha adoptado una nueva tecnología aparecen como impertinentes, antifuncionales o inútiles de las formas anteriores de hacer las cosas. Por ejemplo, la ocupación del herrero de caballos desapareció como opción vocacional para mucha gente después de la introducción del automóvil en la sociedad. Los especialistas en herrar equinos ya no fueron necesarios una vez que el automóvil tomó el lugar del caballo y la carretela. Pero la eliminación de opciones no se debe directamente a las herramientas, instrumentos o técnicas, tanto como a la elección de dichos nuevos medios. Antes del cambio social se tiene una elección entre varias herramientas. Por consiguiente, la eliminación de opciones es indirecta.

                También, debido a que tal eliminación no se ve por lo general hasta después de que se ha escogido y adoptado la nueva tecnología, las consecuencias de la innovación tecnológica son difíciles de prever. Sólo después de la adopción de una técnica se hace notar el cambio. La técnica de las instalaciones sanitarias, por ejemplo, contribuyó directamente a la comodidad e higiene en ciertas actividades de la vida.

Sólo más tarde se descubrió que la clase de vida relacionada con el uso comunal de una bomba  de agua en un pueblo, ya no era una opción.

                Algunos cambios sociales, siguen casi siempre a un cambio tecnológico, según expresa Mesthene. No obstante, este autor sostiene que el cambio no es determinado por la tecnología. Existe una libertad circunstancial entre la nueva tecnología y las personas que la adoptan. Cualquier innovación debe ser compatible con otras condiciones humanas existentes, antes de que pueda determinar algo. Las circunstancias de una sociedad deben apoyar la innovación. Los cambios que ocurren son siempre del tipo que permite explotar las nuevas posibilidades creadas por la tecnología.

                En consecuencia, según opina Mesthene, la tecnología altera el conjunto de posibilidades de cambio social. Pero cuáles tecnologías hayan de desarrollarse en un tiempo particular, depende de que instituciones sociales y de qué valores prevalezcan en una cierta sociedad y en un momento dado. Por ejemplo, es un hecho que los trabajadores japoneses continúan trabajando según la antigua costumbre de que una vez que han sido empleados por una empresa, están obligados a continuar en ella hasta su retiro. Y las compañías o empresas de Japón consideran que despedir a un trabajador por edad o dificultades económicas, sería una violación de una acuerdo sagrado. Tal convenio cultural establecido por la costumbre no es racional ni eficiente. Sin embargo, los compromisos culturales de arraigo profundo siguen siendo más fuertes que las exigencias del pensamiento tecnológico.

 

 

 

 

 

 

 

 

Elecciones acerca de la tecnología

 

Hemos visto que muchos críticos sociales arguyen que el  pensar  tecnológico  domina y dirige la vida contemporánea y las políticas sociales. Y en los argumentos se deplora el desgaste sutil y persistente de la identidad humana, de la subjetividad y de los valores cualitativos tradicionales. No hay duda en absoluto de que ha sido enorme la influencia de la tecnología en la vida humana. La pregunta importante es si los seres humanos pueden hacer algo para controlar la dirección de avance y los límites de la tecnología.

                El principio del determinismo tecnológico, tiene gran significación. Si tal determinismo es realmente un hecho, y si  todo lo que da forma a la vida humana actual está fuerza del control  por seres humanos, entonces la propia tecnología parecía ser una fuerza autónoma e incontrolable que funcionase entre la humanidad. Por otra parte, si pensadores como Mesthene y Goodman tienen razón en su apreciación respecto de la situación humana, resulta entonces en extremo importante que los humanos ejerzan su libertad para escoger lo que les convenga de la tecnología.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


TEMAS DE DISCUSIÓN

 

1.      ¿Qué tensiones sociales se hacen sentir debido a la adopción de nueva tecnología en años recientes?

2.      Examine algunas innovaciones tecnológicas e indique los cambios que han resultado de su introducción en la sociedad humana

4.      ¿ Cuáles son algunas consecuencias prácticas de sostener el punto de vista de que 

      la tecnología domina y dirige la vida humana y la política social?.

5.      Vea si puede hallar algunos ejemplos específicos en los que un grupo o sociedad haya ejercido su libertad de elección en lo referente a la tecnología.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO 3

 

LA TECNOLOGÍA Y LA SOCIEDAD

 

 

La tecnología cambia a la sociedad. Aporta nuevas capacidades y nuevas oportunidades; vuelve anticuadas algunas formas de vida y algunos valores. Las oportunidades y las tensiones que resultan de la influencia de la tecnología sobre la sociedad son el tema de este capítulo. Conviene recordar que las clases de cambios que ocurren en una sociedad dependen de la condición del conglomerado social en el que se presentan, es decir, de sus hábitos, tradiciones y valores. Sin embargo, pueden determinarse tendencias generales examinando el impacto que tiene la tecnología en instituciones sociales básicas como la familia, la política, la economía, la educación y la religión.

 

 

Las familias y la tecnología moderna

 

 

Dos factores asociados a la tecnología moderna parecen amenazar la existencia permanentemente de la familia: la industrialización, parece amenazar la estructura de la familia eliminando a ésta como agente productor dentro de la sociedad. En casi todas las sociedades tradicionales el grupo familiar funciona como productor de bienes, como el agente primordial  de socialización, y con frecuencia, como un agente de protección.

La familia tradicional lucha en conjunto para lograr la necesaria cohesión económica, moral y religiosa para su sostenimiento.

                La industrialización rompe la estructura familiar inicialmente al separar el sitio de trabajo del de residencia, y al alentar la diversificación económica dentro de la misma. En lugar de que todos los miembros de la familia trabajen para  contribuir al sostenimiento del grupo, se convierte al padre en el proveedor se encuentra lejos del  hogar.

 

 


 

 

 


                La separación del lugar de trabajo respecto del domicilio, crea ciertas complicaciones para la familia  tradicional. La familia se dispersa inicialmente al trasladarse a las ciudades o sitios de trabajo donde menudan los contactos con personas extrañas; se desarrolla asimismo un creciente número de posibles relaciones interpersonales. También, la adquisicón de nuevas aptitudes para nuevos empleos requiere como influencia de un reajuste de la identidad del padre como trabajador y proveedor.

Todos estos factores tienden al resquebrejar el modelo tradicional de la familia.

                La diversificación económica dentro del grupo familiar es alentada por los dispositivos destinados a reducir el trabajo doméstico, lo cual permite a las mujeres buscar en alguna forma de empleo, o participar en ciertas actividades de recreación o servicio a la comunidad, fuera del hogar. El ama de casa se ve también obligada a redefinir su papel de esposa o de madre, o bien, de ambas cosas; la mujer que trabaja se libera de la dependencia económica respecto de un hombre, y esta situación obliga al reajuste de relaciones dentro de la familia. La mujer que se dedica a trabajos de servicio a la comunidad, o a la recreación, encuentra siginificado y satisfacción fuera de sus labores domésticas, y esta situación obliga también a un reajuste de las relaciones dentro de la familia.

                La tecnología de los anticonceptivos complica aún más la situación familiar.

Estos elementos, con las consecuencias sociales de separar las relaciones sexuales de los fines de procreación, convierten al sistema familiar en sólo una de las tantas formas de regular las relaciones entre los sexos en una sociedad. Por consiguiente, la tecnología de la anticoncepción parece haber abolido una de las importantes funciones tradicionales  de la familia, a saber, el ordenamiento de las relaciones sexuales. Las estadísticas de censo publicadas en 1976, indican que ocurrió más de un millón de divorcios entre los 214 millones de estadounidenses. No se conoce con precisión el papel que pueda haber desempeñado la tecnología en estos divorcios; sin embargo, sin duda es evidente el debilitamiento de las estructuras familiares, que ocure como consecuencia indirecta de la innovación tecnológica.

 

 

 

 

 

 

 

                Persistencia de las relaciones familiares

 

 

                A pesar de las complicaciones acarreadas al grupo familiar por las innovaciones tecnológicas algunos estudios recientes indican que la familia, como institución social, se mantiene fuerte aún en América. Hay dos factores que explican la fuerza y la persistencia de la familia. En primer lugar, la tecnología tiende a  redefinir la  familia como consumidor en vez de cómo productor. En consecuencia, queda todavía una función social vital para el grupo familiar. Incluso una consideración superficial de la propaganda y las actividades publícitarias en Estados Unidos, indica que la institución familiar continúa siendo la espina dorsal de la economía. Las familias adquieren la mayor parte de los automóviles que se fabrican en la Unión Americana; asimismo, compran también la mayor parte de los aparatos domésticos, desde televisores hasta lavadoras y secadoras. Y la compra de mercancías en tiendas de comestibles y ropa todavía es una función primordial de la institución familiar.

                Un segundo factor explica la persistencia de la familia es el cambio significativo del modelo estructural de ésta que se ha presentado en la última generación.

El cambio que ha ocurrido (y que continúa ocurriendo) es pasar del modelo familiar “tradicional” al esquema de “compañerismo” en la familia. La familia tradicional que aún permanece fuerte en algunas sociedades, es aquella en la que sus miembros están unidos por normas, reglas, deberes y obligaciones. La religión, las leyes y las costumbres sociales, exponen muy claramente a todos los componentes de una sociedad las obligaciones de los individuos hacia la familia. Una forma común del grupo familiar tradicional es la patriarcal, que suele permanecer unida por temor a poderosas sanciones derivadas de un concepto religioso de Dios como padre y como suprema autoridad. En la familia patriarcal, las decisiones  son tomadas autocráticamente por el padre—la autoridad principal—y los matrimonios que tienen lugar dentro de la familia, con frecuencia son concertados por los miembros paterno y materno. Se atribuye un alto valor al cumplimiento del deber y el acatamiento de la tradición.

                La nueva estructura familiar que está surgiendo actualmente (la familia de compañerismo) deriva su unidad del mutuo afecto, de la comunicación íntima, y de la mutua aceptación de la división del trabajo y de los procedimientos de toma de decisiones dentro de la familia. No manteniéndose unida por autoridad patriarcal, ni  tampoco por rígidas reglas de conducta, adopta una forma democrática de toma compartida de decisiones y de trabajo también compartido en el hogar. Los defensores del esquema tradicional de la familia, consideran al modelo de compañerismo como un indicio de que la familia se está deteriorando como institución social. Otros insisten, empero, en que la “familia de compañeros” representa simplemente un ajuste a las realidades de la vida en las sociedades que están bajo la influencia de una avanzada tecnología. En todo caso, la familia persiste y continuará existiendo, a pesar de los cambios significativos producidos por la tecnología.

                Los estudios realizados acerca de las familias en sociedades menos industrializadas que Estados Unidos, indican que aun los esquemas familiares tradicionales están asombrosamente dispuestos a ajustarse a tempranos cambios tecnológicos. Neil Vincent Williams, en un estudio que realizó acerca de la aldea de MaHallat Abu Ali en Egipto, llega a la conclusión de que el extenso modelo familiar tradicional de este país, continúa existiendo aún después de llegar la urbanización y la industrialización. Williams descubrió que en el caso de obreros de fábricas, el matrimonio con parientes o con no parientes no cambiaba en forma significativa con su traslado a los centros industriales. Los lazos familiares continuaban siendo fuertes y no tenía lugar la transformación de los esquemas familiares extensos a esquemas del tipo nucleario. La unión familiar extensa continuaba siendo importante y se conservaba la trama de las obligaciones de parentesco y relaciones sociales aun en los medios urbanos e industrializados.

                Milton Singer, en su libro When a Great Tradition Modernizes, observa que el modelo tradicional de familia unida, típico de la India (caracterizado por una red de obligaciones familiares regidas por la ley y la costumbre), continúa en las localidades urbanas e industrializadas. La unión familiar en la India—patrilínea  en la descendencia, patrilocal en el sitio de residencia y patriarcal en autoridad—mantiene una regla de herencia que divide las propiedades por partes iguales entre los adultos varones hasta por cuatro generaciones, y se adapta bien a la industrialización en el área urbana de Madrás, en la India meridional. Aunque muchos investigadores de ciencias sociales han considerado a la familia india (o hindú) incapaz de adaptarse a la urbanización y a la industrialización , Singer encontró que el esquema familiar tradicional ofrece algunas ventajas para la organización de empresas industriales. La unidad de este tipo familiar puede aportar un núcleo de capital, un bien estructurado patrón de autoridad, y bien definidas normas de herencia. El tipo unido de familia cumple eficazmente los requisitos de dirección, administración, diversificación y continudidad convenientes para la organización industrial. Sin embargo, Singer no indica nada acerca de cómo ha funcionado el sistema familiar hindú en lo que respecta a los trabajadores que aporta el sistema de fábricas en la India. Pero con un modelo familiar que apoya el industrialismo desde los niveles superiores de la administración, el sistema de las familias no encara ninguna amenaza considerable, en el caso de los habitantes de la India.

 

 

Orden político y cambio tecnológico

 

 

La política, en su sentido más amplio, es el conjunto de medios por el cual los seres humanos desarrollan su organización social. Lo “político” en este sentido abarca todas las estructuras y procedimientos para toma de decisiones referentes a la asignación y distribución de la riqueza y el poder en una sociedad. Esto implica que el adjetivo “político” quizá deba connotar lo económico—político en vista de que los mecanismos del mercado, la toma de decisiones en los negocios, los sindicatos obreros, las iglesias, los partidos políticos  y las asociaciones comerciales están todos relacionados con la asignación y distribución de la riqueza y el poder en una sociedad.

Sin embargo, es importante recordar que la política así  definida  relaciona las organizaciones públicas y las privadas, así como los procedimientos formales y los informales. Por ejemplo, siempre que un líder sindical apoya a un candidato presidencial, hay consecuencias políticas.

 

                Influencias indirectas

 

                Hay muchos ejemplos específicos de reorganización política que ocurren por la influencia indirecta de la tecnología. Peter F. Drucker ha expresado que las ciudades cuya economía dependia del riego, en Mesopotamia, Egipto, India y China, fueron todas reorganizaciones sociales y políticas indirectamente relacionadas con un cambio tecnológico. Este escritor considera el desarrollo de nuevas tecnologías como instrumento para la realización de varias cosas: un gobierno establecido como una institución bien definida y fija, el establecimiento de fuerzas armadas permanentes para proteger los bienes excedentes, la emergencia de las clases sociales que se forman entorno a las nuevas ocupaciones, y aun la originación de un sentido de individualidad. Todas estas consecuencias indirectas de la tecnología del riego o irrigación.

                Joseph  Needham en su obra de varios volúmenes titulada Science and Civilization in China, sostiene que la tecnología bélica basada en la pólvora, el arma de fuego y los cohetes primitivos coadyuvó a la terminación de toda una forma de vida en Europa Occidental. En 1449, cuando el  rey  de Francia demolió todos los castillos ingleses edificados en Normandía, a razón de cinco por mes, sonó el toque de muerte para la aristrocacia feudal. Sin el castillo como fortificación, el poder político no podía ya mantenerse en las antiguas formas ni de acuerdo con las antiguas reglas.

                Además, en el mar los barcos impulsados por galeotes resultaron ser inadecuados para los nuevos sistemas bélicos, una vez que los emplazamientos de artillería se convirtieron en una necesidad. De ese modo, la aristrocracia feudal, y por lo menos una forma de esclavitud, fueron eliminadas por la nueva tecnología de la guerra. Pero la técnica como un objeto de valor político definitivo es evidente en los ejemplos de Needham. El  rey que poseía una superior tecnología militar disponía de los medios para extender y consolidar su poderío.

 

                Influencias directas

 

                La influencia directa que ejerce la tecnología sobre la vida política puede examinarse en función de las propias organizaciones políticas. Tal influencia directa implica la administración, o sea la capacidad técnica para organizar  el estado. La administración comprende generalmente los medios para procesar información, la recopilación de datos, la supervisión de diversos organismos gubernamentales y la organización de relaciones entre el gobierno y la sociedad. El poder real de la maquinaria política aumenta en proporción directa a la destreza, eficiencia y rapidez  con la que la burocracia procesa su información. Con la introducción de los bancos de datos computarizados (sistemas automáticos para almacenar, analizar y recuperar información) se podría esperar que aumenten considerablemente la rapidez y la eficiencia del trabajo de la burocracia con el consiguiente aumento en el poder de la misma. Muchos ven esta influencia directa de la tecnología sobre la política como una ventaja para los que gobiernan, pero como una amenaza para los gobernados.

Se teme que una administración basada en la tecnología, pueda conducir a que la toma de decisiones sea capturada por las máquinas o por los técnicos que operan las máquinas.

                En un informe correspondiente al Harvard University Program on Technology and Society Alan F. W estin estudió los efectos de la nueva tecnología en las operaciones del gobierno en Estados Unidos. Llegó a la conclusión de que no es inminente la toma del control por parte de las máquinas o de los técnicos. De hecho, hace notar que no existe ni la mínima señal de que estén siendo desplazados los grupos directivos tradicionales constituidos por el personal administrativo de nivel medio. Las máquinas pueden adquirirse, y en algunos casos se están adquiriendo. Pero no están haciendo la clase de trabajo que podrían llevar a cabo;: en vez de ello, se han utilizado las computadoras para la consolidación del poder, la información y los datos, más que para la redistribución de todo esto. Aunque las máquinas son obtenibles, no se están utilizando para tomar decisiones ni para la evaluación de programas.

                La tecnología tiene también influencia directa en la participación del público en la política. La técnica de la televisión proporciona un contacto visual directo con los políticos, situación que es similar a la democracia ateniense en la antigua Grecia. La televisión proporciona al ciudadano un sentido de participación en la más amplia vida política de una nación. Mediante programas de noticias, boletínes y reportajes, los ciudadanos pueden ver a los funcionarios del gobierno realizar una parte de sus labores.

 

                No obstante, debe recordarse que la participación a través de la televisión es diferente de la participación en una democracia  pura. Por medio de la televisión, el ciudadano se convierte en un observador  participante;  es decir participa solo como un observador. Tiene poca oportunidad de influir indirectamente en las decisiones o en los planes políticos. Sin embargo, como el ciudadano observa efectivamente, está bien informado en consecuencia.

 

                Son dignos de mencionarse las limitaciones de la participación política integradas en el medio de la televisión. Es posible que la televisión pudiera ser empleada como instrumento político por gente que tuviera poder para controlar dicho medio.

Además, como los personajes y  los sucesos se transmiten mucho mejor que las ideas y  los principios, existe la tentación para quienes controlan el medio, de destacar el drama y la acción políticos a expensas de temas que se ocupan de lo esencial. En consecuencia, si bien la política entra en los hogares a través del televisor, esta actividad no presenta ideas ni principios, sino más bien, personajes, imágenes  y publicidad.

Esta trivialización de la política que realiza la televisión, puede ser una amenaza más  grave para la democracia y la participación del público en el gobierno, que el control burocrático del propio medio.

               

                Por consiguiente, la influencia directa que ejerce la tecnología sobre la política puede considerarse desde dos puntos  de vista. La tecnología proporciona al gobierno los medios o instrumentos que aceleran notablemente la recopilación, el procesamiento y la difunción de la información; al mismo tiempo proporciona la potencialidad para lograr mayor eficiencia y exactitud en la planeación, la elaboración de políticas, la toma de decisiones y la implantación de programas. Desde el punto de vista del ciudadano, empero, la tecnología proporciona mediante las telecomunicaciones una nueva clase de participación en el sector político. No obstante, la nueva participación está desconectada en gran parte de los poderes de toma de decisiones.

 

Educación para una sociedad tecnológica

 

La educación es otra área de la vida social que está sujeta al cambio tecnológico. La demanda de mayor especialización en campos tecnológicos como la electrónica, las comunicaciones y la ciencia de las computadoras requiere una clase de  educación diferente de la que se ha impartido en el pasado. En las sociedades modernas figuran cuatro esquemas básicos de estructuración de los programas (curricular) educativos: el modelo clásico, el religioso, el humanístico y el modelo administracional .

 

                El modelo curricular clásico está basado en el supuesto de que el conocimiento de los valores y los logros de la antigüedad son de suma importancia en la vida del mundo moderno. El plan de estudios desarrollado por los promotores del modelo clásico está conformado con miras a ayudar a los estudiantes a conservar una memoria del pasado, y se concentra en la historia, la literatura, la filosofía y los idiomas.

               

                El modelo curricular religioso tiene como finalidad que el estudiante tome conciencia y entre en relación con lo que se considera “santo” generalmente destaca más los aspectos piadosos que el conocimiento de los hechos y la práctica más que la teoría. La educación humanística, por otra parte, supone que la educación debe liberar a los individuos para que se realicen por si mismos como personas, en relación con otras. Los planes de estudio desarrollados según el principio humanista de la educación se enfocan en las artes, con un agregado suficiente de las ciencias para proporcionar una mayor comprensión teórica del método científico.

               

                El modelo (curriculum) administracional de educación que es el que se ha desarrollado en épocas más recientes tiende a predominar en las instituciones educativas de las sociedades tecnológicas. Su plan de estudios hace resaltar las aptitudes vocacionales. Supone que una buena educación es la que es útil para el estudiante como para la sociedad. Las ventajas que recomiendan el modelo administracional son que es eficiente  y puede someterse a prueba, ya que proporciona metas prácticas. La sociedad está en condiciones de evaluar cuán bien están realizando su labor las instituciones educativas, observando también en que forma los estudiantes (sus productos), se ajustan a los puestos disponibles en el mercado de trabajo.

 

                Aunque el modelo antes dicho  tiende a satisfacer expectativas de las sociedades interesadas en promover el desarrollo tecnológico muchos educadores no están de acuerdo en que se estructure la educación para servir a las instituciones sociales y no a los alumnos. La teoría educativa en boga  plantea cuestiones relativas así  una   educación debe proporcionar al estudiante medios e instrumentos intelectuales para una carrera , o bien, una perspectiva intelectual de la humanidad , la tolerancia y la vida.

Robert M. Hutchins, que ha sido defensor por mucho tiempo del modelo humanístico de educación, argumenta que los estudiantes están siendo victimados por una educación  dirigida hacia la especialización en uno de los campos del conocimiento de las ocupaciones. Hutchins sostiene que el modelo administracional de la educación produce estudiantes atestados de datos pero sin niguna comprensión teórica de los que se puede hacer con ellos. Como en una sociedad tecnológica los hechos tienden a crecer exponencialmente al continuar la investigación y el desarrollo, la gama de actividades que algún estudiante es capaz de dominar, se estrecha continuamente hasta el grado que un estudiante aprende cada vez más acerca de cada vez menos. Hutchins expresa que una educación liberal que proporcione cierta comprensión de los fundamentos teóricos de la cultura moderna, es más importante que un conocimiento especializado. La especialización en un área de la educación científica-técnica, como medicina, electrónica, comunicaciones, etc. , puede agregarse más tarde a los conocimientos teóricos que proporciona un plan de estudios humanísticos.

 

                Tecnologías educativas

 

                Pero, ¿Cómo influye la tecnología en el proceso del aprendizaje? ¿ Cómo ha alterado los procesos de aprendizaje y enseñanza? Los medios tecnológicos han formado parte de la educción durante largo tiempo-de hecho tan largo-, que es díficil separar el aprendizaje del empleo de instrumentos como libros , imprenta, pizarrones, lapices, papel, el  compás y la regla de cálculo. Las tecnologías más recientes comprenden el proyector de transparencias y el aparato de televisión.

 

                Los medios tecnológicos más complicados y refinados de que se disapone en la actualidad son las audiocintas para la instrucción de idiomas, los sistemas de televisión para las conferencias-demostraciones pregrabadas en un evento que de lo contrario seria de acceso limitado, y las computadoras. La máquina computadora ofrece a los estudiantes fantásticas cantidades de datos, incluyendo libros, videocintas y hologramas, que pueden tenerse a la disposición en millones determinales.

               

                La introducción de instituciones educativas de una tecnología avanzada puede convertir en obsoleto el método tradicional de conferencias destinado a presentar información y explicaciones. Algunos llegan hasta sugerir que la educación como un fenómeno que se produce en el salón de clase podría ser reemplazado fácilmente por terminales instaladas en el hogar, a través de las cuales los estudiantes pueden trabajar utilizando sus propios modos de aprendizaje programados en forma individual. El edifico de la escuela, entonces, podría convertirse simplemente en el lugar para que los estudiantes y profesores se reunieran ocasionalmente a fin de realizar pruebas, resolver consultas y obtener y dar información. El avance de la tecnología en la educación podría incluso eliminar tanto el aula como el maestro en su forma tradicional. El profesor al resurgir como consejero guía y auxiliar, perdería su antiguo papel como la forma poseedora de información que no es posible obtener en ninguna otra parte.

 

                La principal dificultad que impide la reorganizacioón radical de la educación por la influencia de la tecnología, es la actitud conservadora general de los establecimientos educativos en casi todo lugar. Aún en Estados Unidos, que se considera el país más flexible en cuanto a planes de estudio y técnicas de enseñanza, la rigidez institucional existente  respecto de una tecnología todavía en su infancia, impedirá desarrollos significativos en la tecnología educacional por algunos años. Los cambios más fáciles podrían ocurrir  en los niveles avanzados de educación, en los que el   aprendizaje se logra según un sistema individualizado. Los estudiantes de posgrado de casi todas las áreas realizan por sí solos la mayor parte del trabajo de estudio y consultan a un profesor sólo en ocasiones. En consecuencia, el estudio en forma individual mediante dispositivos tecnológicos se adapta fácilmente a los requisitos de la mayoría de los estudios de posgrado.

                Pero aun de mayor profundidad que el conservadurismo general de los establecimientos educativos, es el problema de descubrir una filosofía de la educación para guiar el avance de la tecnología en el campo educativo. Todo cambio siginificativo requiere de una filosofía que pueda guiarlo. El desarrollo tecnológico no es simplemente una cuestión de ingeniería aplicada al aprendizaje. Deben ser formuladas y contestadas las preguntas relativas a la calidad de la educación, en comparación con la cantidad de infomación o con la cantidad de los educandos. Quedan  pendientes  tres asuntos importantes para los teóricos de la educacuión:  1) En precensia de una gran masa de conocimientos, ¿Qué datos informativos son necesarios para una educación? 2) ¿Qué clase de educación es la mejor en una sociedad tecnológica? 3) ¿Cómo pueden seleccionarse las técnicas de educación más importantes de entre las muchas nuevas posibilidades?

 

                Los sistemas tecnológicos de nueva creación indican posibilidades casi ilimitadas en la educación. Sin embargo, lo que necesita hacerse y lo que debe ser realizado, son asuntos que requieren una teoría general de la educación que surgiría de una filosofía de la misma.

 


La tecnología moderna y los sistemas económicos

 

 


La relación entre tecnología y economía es un asunto de interés creciente en el mundo moderno; también es materia que continua siendo de controversia algunas veces especulativa, y siempre complicada. La expansión mundial de las demandas de energía; el empleo de los recursos energéticos como instrumento de las relaciones exteriores; las corporaciones multinacionales; los conflictos de raza, religión y nacionalidad aunados a la inflación monetaria general han convencido a muchos teóricos de la economía de que la influencia, la tecnología  en la disciplina económica es tan grande, que deben desarrollarse nuevos sistemas económicos para atacar los nuevos problemas. Pensadores muy conocidos como John Kenneth Galbraith, Albin Tofler y Daniel Bell sostienen que la tecnología a ayudado a crear una situación mundial que debe obligar al surgimiento de un nuevo orden en la economía.

 

                Galbraith, Tofler y Bell creen que actualmente existe una nueva situación economíca en las sociedades industriales. Han presentado tres cambios generales en la situación economica provenientes de las innovaciones tecnológicas.

 

Cambios económicos propiciados por la tecnología.

 

 

Un primer factor de cambio es el rápido incremento del poder productivo de cualquier sociedad con ciertos refinamientos  tecnológicos, a medida que se producen más y más artículos a máquina. Pero la producción con máquinas frecuentemente reduce en forma significativa la demanda de trabajadores. Es notable en la economía el efecto del reemplazo de individuos por máquinas. Pero una vez que comienza la producción mecanizada se requiere  también una mayor demanda para su enlace. En los negocios, el enlace es generalmente un intercambio de información que ayuda a mantener el funcionamiento regular del sistema de producción. El personal de enlace también altera la economía porque no sólo posee diferentes actitudes que los trabajadores de producción, sino que también difiere en personalidad. Los empleados que prosperan son aquellos que pueden llevarse bien con los demás, que presentan una imagen respetable de su empresa y que desarrollan aptitudes que se relacionan con la oficina más que con la planta.

 

                Un segundo factor de cambio logrado por la mayor tecnología está en la naturaleza de lo que consume una sociedad. No sólo se altera la tasa de consumo al aumentar la tecnología, sino que cambía también lo que consume. Los artículos para el consumidor toman una nueva definición para incluir la educación y la salud junto con los artículos básicos como alimentos, vestido y albergue. El cambio a una mayor demanda de servicios, que varían desde el servicio de reparto hasta el de atención médica, obliga a las ocupaciones respectivas a organizarse siguiendo las líneas inpersonales de la industria. Pero como la prestación de servicios no puede encajar fácilmente en el esquema del mercado de oferta y demanda como base para salarios, ganancias o pérdidas, las leyes económicas clásicas pierden crecientemente importancia ante cualquier sociedad preocupada por los servicios.

 

                Un tercer factor originado por el cambio tecnológico es la introducción de las computadoras de alta velocidad, de mejores sistemas de telecomunicación y de una mayor actividad en los bancos y corporaciones multinacionales. Uno de los resultados de este desarrollo es que el dinero circula por el mundo a alta velocidad, cambiando de usuario rápidamente, a menudo por medio de computadoras, y pasa por as devalucaiones nacionales y las revaluaciones internacionales. Los economistas generalmente están de acuerdo en que la rapidez con la que cambia de mano el dinero de una sociedad es una variable clave que afecta a los precios. Cuanto más rápidamente se mueve el dinero, tanto mayores serán los gastos. En consecuencia, una aumento de la rapidez equivale a un incremento en la oferta de dinero, haciendo de la inflación un problema internacional. El circulante aumenta, los precios suben, hay más dinero disponilbe para todo mundo, pero ya tiene el mismo valor en el mercado.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


                John Kenneth Galbraith, en su controversivo libro The New Industrial State, describe la nueva situación económica de la tecnología es la gran corporación, la cual –dice Galbraith—ya no aspira simplemente a la meta capitalista clásica de maximizar los rendimientos sobre la inversión. Más bien, una corporación moderna se preocupa por asuntos muy conservadores y sensatos como: un nivel seguro de ingresos, crecimiento gradual, virtuosismo técnico y dividendo en ascenso.  Todas estas cosas pueden lograrse fácilmente por la colaboración con el gobierno. La carga impositiva, el gasto y la planeación gubernamentales, junto con la intervención selectiva en la economía de una nación, pueden proteger a la corporación contra  riesgos indebidos en el sector público. Mediante cuidadosas camapañas de publicidad la corporación puede controlar la demanda de productos y mantenerla igual a la oferta; de manera que la intervención del gobierno en la economía es bien recibida por la gran corporación de la actualidad.

 

                Según Galbraith, la empresa privada y el gobierno se necesitan mutuamente en la nueva situación. Las necesidades de empleo, las escaseses, los excedentes y la fijación de precios pueden controlarse mediante cuidadosas operaciones de administración. El estado puede proporcionar estabilidad política, educación, adelantos técnicas y hasta beneficios fiscales, para estimular la producción.

 

                La polarización del mundo en superpotencias que compiten por los bienes y servicios acrecienta el prestigio de la nueva gran corporación. Puesto que la rivalidad entre las naciones ocurre a menudo como competición económica, la liga de la industria con las fuerzas militares, la exploración del espacio ultraterrestre, las comunicaciones y la modificación del clima consolida arreglos previamente establecidos entre la corporación y los gobiernos a nivel nacional. Galbraith llega a la conclusión de que las antiguas  teorías económicas basadas  en las naciones de libre producción, de libre empresa, y de la oferta y la demanda deben ser revisadas para corresponder a la nueva situación producida principalmente por el refinamiento tecnológico en el mundo.

 

La vida religiosa y el pensamiento tecnológico

 

 

Algunos aspectos de la tecnología influyen claramente en la religión: La urbanización, la especialización, las nuevas clases sociales, los transportes, las comunicaciones, la seguridad social y las nuevas formas políticas influyen todas indirectamente en las maneras tradicionales de ser  religioso. Los cambios en el transporte, por ejemplo: han facilitado las peregrinaciones religiosas a muchas más personas, como en los vuelos de creyentes islámicos de ida y vuelta a la Ciudad de Meca. La tecnología editorial moderna pone al alcance de muchos millones de personas las escrituras y libros religiosos. La tecnología de la radio y la televisión aumenta el alcance de aquellas religiones que desean propagar su credo.

 

                Sin embargo, una influencia mucho más profunda de la tecnología en la religión, ha sido la introducción y aceptación general de una nueva forma de pensar.

Los modos tradicionales del pensamiento (y aquí la religión desempeña un papel importante) generalmente aceptan la autoridad de ciertas personas que vivieron en el pasado, y las veneran dando importancia especial a ciertos libros escritos por ellas o a determinadas elocuciones atribnuidas a las mismas. La autoridad de Platón y Aristóteles en el pensamiento filosófico tradicional no ha sido menos significativa que las enseñanzas de Jesús, Buda o Confucio en el pensamiento religioso tradicional.

 

                Pero la autoridad del pasado y las sentencias de los guías religiosos son cuestionados seriamente por la ciencia y la tecnología modernas. En efecto, las formas científica y tecnológica del pensamiento en el mundo moderno, dan por hecho que en principio, todo está abierto al escrutinio, el análisis y a la crítica. Ninguna escritura es sagrada, ninguna autoridad está libre de ser cuestionada, y ninguna sentencia ha de ser aceptada sino hasta que se la examine dé acuerdo con métodos apropiados.

 

Y es precisamente el método del pensamiento científico—tecnológico el que demanda que todas las autoridades del pasado sean cuestionadas en esa forma. Desde las revoluciones en las ideas acerca de la naturaleza del sistema solar, hasta las revoluciones que han ocurrido en la mecánica, han  comenzado todas por el cuestionamiento de las ideas del pasado.

 

                En su libro The Future of an Illusion, Sigmund Freud intentó aplicar la nueva forma del pensamiento a las doctrinas y prácticas religiosas de la humanidad. Freud sostenía que el poder de la religión radica en sus afirmaciones relativas a Dios, las cuales implican amenazas de castigo o promesas de salvación. No obstante, no puede demostrarse que las doctrinas religiosas sean ciertas por medio de ninguna prueba científica. Las ideas religiosas no resisten el ser expuestas a los métodos modernos de prueba, según Freud, y son débiles los argumentos utilizados por adeptos de una religión para convencer a otros de que crean en ella. El primer argumento es que las doctrinas religiosas merecen ser creídas porque grandes personajes del pasado las tenían como ciertas. El segundo es que las doctrinas son dignas de creerse porque en libros escritos por ilustres personajes del pasado se proclamaba que eran la verdad. El tercer argumento es que las doctrinas deben creerse porque es erróneo no hacerlo.

 

                Freud sostuvo que los tres argumentos para la aceptación de doctrinas religiosas deben ser rechazados por quienes aplican el raciocinio científico—tecnológico. Sabemos que los antiguos estaban equivocados con respecto a muchas cosas, por lo cual, de no tener una prueba que demuestre que sus puntos de vista eran correctos, se debe suponer que podrían no estar tampoco en lo correcto en lo que respecta a los asuntos religiosos. Además, el análisis de los libros de la antigüedad revela que tiene errores. En consecuencia—continúa Freud—las doctrinas religiosas tradicionales deben ser juzgadas aplicando el método de pensamiento científico—tecnológico; después pueden ser evaluadas de acuerdo con su utilidad, su principio de verdad y su función psicológica—social. Freud llega a la conclusión de que la mayor parte de las doctrinas religiosas si se las sujetan al escrutinio apropiado, terminarán por ser abandonadas.

 

 

 

 

                El teísmo tradicional y la nueva fe en la tecnología

 

                La creencia religiosa tradicional más seriamente cuestionada por la tecnología moderna es la creencia en Dios. En años recientes, el hablar del ateísmo cristiano, agnosticismo, panteísmo y de las nuevas definiciones de Dios, indica que aún entre los guías religiosos existe una conciencia de que la experiencia contemporánea no fundamenta o sostiene la creencia en Dios. A medida que se encuantran respuestas tecnológicas a muchas cuestiones anteriormente consideradas absolutamente inasequibles, el campo reservado a Dios parece disminuir. La confianza y el consuelo proporcionados  por la religión de que la muerte de un ser querido se debió a la “voluntad de Dios” pierden fundamento a  la luz de una tecnología médica que podría haber impedido la muerte. A medida que se encuentran más y más preventivos y curas para las enfermedades y transtornos que antiguamente mataban a muchas personas, la posición de Dios parece estar debilitándose constantemente ante los adelantos de la tecnología. El concepto realmente importante es que la idea de Dios está siendo desplazada  de la mente del hombre moderno a medida que la tecnología proporciona nuevas y más precisas respuestas a preguntas tradicionalmente confusivas, y que inspiraban temor y asombrro.

                Algunos pensadores religiosos creen que el retiro de Dios de la conciencia del hombre moderno es tan completo que la tecnología empieza a funcionar como una religión. Tecnologías como la crónica (la técnica del congelamiento rápido del cuerpo de un recién fallecido para su posible resucitación cuando se conozca la cura de la enfermedad mortal) y la psicología conductista aplicada, podrían reemplazar las nociones tradicionales de inmortalidad, resurección, pecado, culpa y condenación. Las doctrinas de Dios, las nociones acerca del significado de la vida y la muerte, y los problemas de culpabilidad y pecado, podrían ser desplazados por innovaciones tecnológicas que harían que las ideas y valores antiguos carecieran de sentido y de importancia.

                Sin embargo, no todos están convencidos de que la religión esté en decadencia o de que haya sido radicalmente alterada por el orden tecnológico. Un número creciente de sociólogos de la religión están convencidos de que las necesidades y funciones religiosas básicas del ser humano, no han cambiado en forma significativa desde la última edad glacial. En efecto, algunos sostienen que los cambios que han ocurrido en la conciencia religiosa de la humanidad, simplemente hacen que las cuestiones religiosas fundamentales se vuelvan más críticas, en vez de menos críticas.

                Andrew Greeley asevera que el “hombre moderno”, el “hombre tecnológico” o el “hombre seglar”, (cualquiera que sea el hombre que se prefiera) ha de hallarse, si es que existe, sólo en los campus universitarios, y aún allí, únicamente entre algunos de los miembros de mayor  edad del profesorado. Los estudiantes en los campus seglares se interesan en estudiar la brujería, la astrología y extrañas prácticas de ocultismo. Y Greeley hace notar que los datos estadísticos disponibles no indican una declinación de la religiosidad ni aun en Estados Unidos. El resurgimiento de curiosas formas de creencias religiosas indica el afán fundamental de los estudiantes por la religiosidad.

                Greeley y muchos sociólogos y pensadores religiosos, incluso Robert Bellah, Peter Beiger, Langdon Gilkey, Paul Ricour y Thomas Luckmann, afirman que la existencia humana afronta por lo menos tres problemas que no pueden resolver la tecnología. El primero de ellos es el de “perplejidad” o “desconcierto”. Cuando el hombre alcanza los límites de su capacidad analítica, o de su poder de resistencia, o bien, de su percepción moral, se encuentra a sí mismo dudando de la hipótesis tecnológica de que la vida es comprensible, y de que el pensamiento pueda proveer al hombre de orientación apropiada para la vida. La perplejidad es, entonces, la amenaza contra la aptitud más general de las gentes para comprender al mundo.

 

                Los problemas segundo y tercero que encara el hombre son la perversidad y el sufrimiento humanos, ninguno de los cuales puede ser conciliado por explicaciones del sentido común, científicas o ideológicas. El sufrimiento y la maldad persisten donde quiera en el mundo, aun las sociedades tecnológicas. Y si bien la tecnología puede hacer algo ocasionalmente para cambiar las condiciones de ambos, no puede eliminar a ninguno de los dos. Si la religión se entiende como un intento del hombre para tratar los problemas humanos de la perplejidad, el mal y el sufrimiento, entonces aparentemente queda todavía una dimensión religiosa de la vida humana. Una religión funcionaría en tres formas: proporcionando una fe para hacer frente a la cuestión del significado final de la existencia humana; infundiendo un sentido de pertenencia y de compromisos compartidos y aportando un sistema de pensamiento capaz de abarcar las diversas facetas de la vida humana, como el arte, el sexo, la familia, la amistad y el orden.

 

                Por lo tanto, muchos pensadores afirman que las necesidades religiosas del ser humano persisten, aunque los símbolos, rituales y doctrinas que rodean a estas necesidades puedan verse obligados a cambiar en forma significativa al modificar la tecnología las condiciones de la vida. Qué nuevas direcciones podrían seguir los grupos religiosos, o qué nuevas formas podría tomar la religión en sí, son asuntos de interés permanente. Sin embargo, el hecho de que persiste el interés en la religión está demostrado por la estadística y las observaciones científicas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 


 

TEMAS DE DISCUSIÓN

 

1.      Examinando una campaña política local o nacional con la que usted esté familiarizado, ponga a prueba la afirmación de que  la tecnología de la televisión tiende a reducir los esquemas políticos a personajes y asuntos de relaciones públicas.

2.      ¿Cuál es el valor de una educación humanista de una sociedad tecnológica?

3.      ¿Cuál cree usted que será el futuro del capitalismo o del socialismo en las sociedades tecnológicas? ¿Tiende la tecnología a dar apoyo a un sistema económico con preferencia a otros?

4.      ¿Cómo cambia la religión en las sociedades tecnológicas? ¿Cuáles de las religiones principales del mundo cree usted que son las más adaptables al cambio tecnológico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1.2 CIENCIA Y TECNOLOGÍA  EN EL DESARROLLO HISTÓRICO Y SOCIAL

 

 

Objetivo del tema: Describir la evolución de la ciencia y la tecnología a través de la historia así como sus interrelaciones en el proceso de desarrollo histórico y social.

 

 

La ciencia y la tecnología: Antecedentes

 

En la ciencia más que en cualquier otra institución humana, es necesario investigar el pasado para poder comprender el presente y dominar el futuro... es decir es un error despreciar la historia.

 

   *La  idea  que la aplicación de la ciencia conduce automáticamente al progreso constante en el bienestar humano... se vio fuertemente apoyado, debido a los inmensos cambios progresistas que se efectuaron en la ciencia y en la manufactura con la Revolución Industrial... pero actualmente no sólo ve el bienestar sino la destrucción del ser humano y borrar la vida del planeta.

 

En sí podemos decir que la ciencia es el  medio a través del cual nuestra civilización se está transformando rápida y totalmente.

 

   *La ciencia se puede aplicar en favor de la humanidad o en su contra, depende de la ética de la ciencia.

Problemas sobre la ciencia: El empleo apropiado de la ciencia en la sociedad, la militarización de la ciencia, las relaciones con el gobierno, el secreto de la ciencia, la libertad de la ciencia, la posición de la ciencia en la educación y en la cultura en general.

 

 

 

El Científico y el Ingeniero:

 

   La actividad del científico es la de descubrir como hacer las cosas, mientras que las del ingeniero consisten en hacerlas.

 

 

                                                   Científico                                                                 Ingeniero

 

                  · Las transformaciones notables se producen                   · No se puede confiar demasiado en

                    a través de la ciencia                                                             la   teoría abstracta.

 

                  · La ciencia conlleva a las revoluciones                            · Construir en base a la

                    en el conocimiento.                                                            experiencia.

 

                  · Problemas surgen de los fracasos de la ingeniería.          · Se pueden esperar mejoras

                                                                                                               constantes y acumulativas        

                                                                                                               de las  técnicas.

 

 

 

                 

                                                       

 

 

- Una técnica es el modo establecido individualmente y afianzado socialmente, de hacer algo; la ciencia es la manera de entender cómo se hace algo para mejorar el modo de hacerlo.

 

- La ciencia ha tenido una historia notablemente desigual; las grandes erupciones de actividad son seguidas por largos periodos de decaimiento, hasta que vuelve a ocurrir una nueva erupción, con gran frecuencia en un país diferente... La trayectoria seguida por la ciencia - de Egipto y Mesopotamia a Grecia, de la España  musulmana a la Italia renacentista, de ahí a los países bajos y a Francia y, luego a la Escocia y la Inglaterra de la Revolución Industrial- es la  misma  trayectoria que han seguido el comercio y la industria.

 


 

 

 


   - En las tres épocas, la ciencia iba siguiendo a la industria; ahora  tiende a alcanzarla y esto hace que se haga comprensible con mayor claridad la posición que la ciencia ocupa dentro de la producción. La ciencia aprendió a partir de la rueda y de la marmita.

 

   - La relación estrecha entre la ciencia y el desarrollo de la técnica; pero también es necesario reconocer los factores sociales determinantes de los propios cambios  técnicos.

 

 · La moderna civilización urbana no pudo surgir hasta el momento en que la combinación de los adelantos agrícolas e industriales hizo posible que la  mayoría de la población se pudiera   mantener apartada de la tierra.

 

   -Pero, hay que reconocer, que es iluso creer que la humanidad  ha actuado en el pasado como una unidad intelectual;...más bien la técnica ha surgido principalmente bajo el estímulo de la ventaja inmediata que ofrecen a ciertos individuos o a ciertas clases.

 

  - Las relaciones de producción, dependientes de los medios de producción, son las que plantean la necesidad de transformar dichos medios y, de este modo, se impulsa la ciencia.

Por lo tanto una vez que se logra a través de la ciencia una posición fuerte, se acrecenta la riqueza y el poder.

 

 

 


                                      - Se establece la ciencia como una característica de la civilización industrial

                                      


Siglos  XVIII y XIX

                                      Su aplicación por lo tanto es la gran transformación de los medios de producción

                                     que llamamos Revolución Industrial.

 

 

No es accidental  que las formulaciones de la ciencia se hayan desarrollado y florecido al mismo tiempo y en los mismos sitios en que se produjeron los cambios técnicos de la industria y en que se estableció el dominio económico y político del capitalismo... pero no es claro su desenvolvimiento.

Por lo tanto en esa época, tanto las  técnicas como las formas económicas y el conocimiento científico se desarrollaban y cambiaban con gran rapidez.

 

 

En este periodo... la conjugación en expansión con la creciente liberación de las restricciones a la manufactura - debido al quebramiento de los gremios urbanos -, junto con la creación de un campo de inversiones en las empresas lucrativas, impulsó las innovaciones técnicas- principalmente en la maquinaria textil - y las invenciones científicas revolucionarias- como la máquina de vapor - que hicieron de costos y aumento de producción y las ganancias ...  todo ello es dar la fuerza necesaria a la sociedad para romper los antiguos sistemas de producción (proceso que se da a mitad del siglo XVIII y de ahí en adelante se ha extendido.)


 

 

 

 

 


*Se puede afirmar que en este periodo el progreso de la ciencia ocurrió tecnificado como fondo a un capitalismo industrial en expansión que tendía a crecer cada vez más.

 

 

 


 

 

 

 


REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:

“La ciencia en la historia”;

John D. Bernal.

ED. Nueva imagen.

México, 1986.

                                                     pp. 58 – 61 y 481 – 485

 

 

 

 

LA TRAYECTORIA DEL AVANCE CIENTÍFICO Y TÉCNICO

 

 

En primer lugar, la historia muestra una sucesión definida en el orden en que los dominios de la experiencia  son introducidos dentro del ámbito de la ciencia. Esta sucesión es aproximadamente la que sigue: matemáticas, astronomía, mecánica, física, biología, sociología. La historia de las técnicas sigue un orden casi inverso: organización social, cacería, domesticación de animales, agricultura, alfarería, arte culinario, confección de vestidos, metalurgia, construcción de vehículos y navegación, arquitectura, maquinaria, motores. La razón de esto es fácil de advertir. Primero surgen las técnicas cuyo interés inmediato se encuentra en el medio ambiente humano y sólo gradualmente se desarrollan después las que procuran el dominio de las fuerzas inanimadas. Por otra parte, el orden real que siguen las ciencias en su desenvolvimiento no es fácil de explicar. Las dificultades internas condicionan este desarrollo sólo en parte.

De hecho, como lo demuestra su historia, las ciencias de los aspectos  más complejos de la naturaleza, como son la biología y la medicina, se han desenvuelto a través del estudio directo de sus objetos, con poco auxilio y frecuentemente con muchos entorpecimientos de parte de las ciencias de los aspectos más simples, como la mecánica y la física.

La secuencia  temporal de las ciencias se ajusta más estrechamente a las posibles aplicaciones útiles que interesan a las clases dominantes o a  las clases en ascenso, en las distintas épocas.

La regulación del calendario - que era función  sacerdotal - dio nacimiento a la astronomía, las necesidades de la industria textil que interesaba a los manufactureros del siglo XVIII- hicieron surgir la industria química.

Si dejamos a un lado las trayectorias generales del avance de la ciencia y nos ocupamos de las secuencias detalladas del descubrimiento, advertiremos ciertos lineamientos generales.  En algunos campos particulares encontramos largos encadenamientos de descubrimientos sucesivos; como, por ejemplo, dentro de la electricidad en el siglo XVIII, o en la física atómica del siglo XX. Estas cadenas principian  y terminan, generalmente, con algún descubrimiento crucial que abre nuevos campos a  la ciencia. Tales descubrimientos ocurren con más frecuencia a través de la conjugación de disciplinas científicas que antes eran consideradas como campos distintos; tal como ocurrió, por ejemplo, con el descubrimiento accidental que hizo Oersted del efecto producido por la electricidad sobre un magneto, o con el descubrimiento casual de Pasteur sobre la naturaleza asimétrica de las moléculas producidas por los organismos vivientes, que estableció la conexión entre la química y la bacteriología. De cada una de estas intersecciones de disciplinas, o de estos descubrimientos científicos cruciales, surgen generalmente dos o tres ramas nuevas, cada una de las cuales puede desarrollarse como un nuevo encadenamiento de descubrimientos. El cuadro en su conjunto es, por lo tanto, una complicada interconexión infinita de investigaciones y descubrimientos, semejante al antiguo quipu  peruano que transmitía mensajes por medio de series de nudos hechos cuerdas que, a su vez, estaban anudadas de modo aplicado.

 

 

EL PAPEL DE LOS GRANDES HOMBRES

 Tanto los largos encadenamientos de investigaciones como puntos de bifurcación de los descubrimientos cruciales, son esenciales para el progreso de la ciencia. Pero, mientras los primeros son, en su mayor parte, fruto de la dedicación de un gran número de inteligencias empeñosas pero comunes, en cambio, los segundos se encuentran generalmente asociados a los grandes hombres de la ciencia. Esto ha llevado a concebir la ciencia como si se debiera exclusivamente al genio de los grandes hombres por consiguiente, como si  estuviera casi enteramente divorciada de los efectos producidos por los factores sociales y económicos .

El mito de los “grandes hombres” se ha sostenido durante más  tiempo en la historia de la ciencia que en la historia social y política. Muchas historias de la ciencia son, en realidad, apenas si algo más que el relato de los grandes descubrimientos a los cuales se presenta en una especie de sucesión apostólica de las revelaciones trascendentales sobre los secretos de la naturaleza. Ahora bien, es cierto  que los grandes hombres han producido, efectos decisivos en el progreso de la ciencia; pero, también lo es que sus conquistas no se pueden estudiar aislándolas de su ambiente social. El error que se comete al no advertir esto es lo que a llevado a  recurrir a palabras que no dicen nada, como “inspiración” o “genio”. Los grandes hombres resultan así empequeñecidos y vulgarizados por quienes son demasiado limitados o perezosos para comprenderlos. El hecho de que sean hombres de su tiempo, sujeto a las mismas influencias formativas y sometidos a las mismas coacciones sociales que los otros hombres, lo único que hace es enaltecer su importancia. El hecho de que sean hombres de su tiempo; únicamente así pueden obtener una comprensión suficientemente amplia de su propia época para estar en capacidad de cambiar de manera importante el curso del conocimiento y de la acción.

 

En ningún dominio cultural es autosuficiente el gran hombre, y menos todavía en el de la ciencia. Porque no hay descubrimiento efectivo alguno que pueda hacerse sin contar con el trabajo preparatorio de centenares de científicos de menor talla y sin mucha imaginación. Estos acumulan, a menudo sin entender completamente lo que hacen, los datos necesarios sobre los cuales trabajan los grandes hombres. Los seres humanos individuales presentan una enorme gama de inteligencias diferentes.

Sólo unas cuantas de ellas son capaces de contribuir a la ciencia; aun cuando en la actualidad el número de quienes tienen oportunidad de hacerlo es mayor que en toda época pasada y en el futuro inmediato será  todavía  mucho mayor.

Quienes son seleccionados, o se deciden por sí mismos, para dedicarse a la ciencia, son casi tan diferentes entre sí como los otros hombres. Esto produce en la ciencia su gran variedad y, por otra parte, la unidad, que le es igualmente necesaria, proviene de los controles que la sociedad ejerce sobre ella, inconsciente o conscientemente.


Y esta unidad de la ciencia, impuesta socialmente, la que permite advertir que se trata de un esfuerzo cooperativo del hombre para comprender y dominar, en consecuencia, su medio ambiente.

 

 

 


CIENCIA E INDUSTRIA

 

Los siglos XVIII  y  XIX  constituyen el gran periodo formativo del mundo moderno. Para quienes vivieron entonces, estos siglos parecieron representativos de una fase liberadora del desenvolvimiento humano, en la cual se había encontrado finalmente el verdadero camino hacia la prosperidad y el progreso ilimitado. 

Para nosotros, que tenemos la experiencia de las perturbaciones y cambios ocurridos en el siglo XX, los dos siglos precedentes nos parecen un período de preparación, durante el cual se hicieron grandes cosas, a costa de mucho sufrimiento humano, para producir una cultura grandiosa pero inestable.

En este periodo se produjo el establecimiento de la ciencia como una característica indispensable de la nueva civilización industrial. Los nuevos métodos de la ciencia experimental, elaborados durante la revolución del siglo XVII, fueron ampliados para abarcar la experiencia humana entera y, al  mismo  tiempo, sus aplicaciones allanaron el camino e inspiraron para esa gran transformación de los medios de producción a la que llamamos Revolución Industrial.

 


 

 

 


La Revolución Industrial no fue producida principalmente - y menos en sus primeras fases- por el avance científico, no obstante que algunas contribuciones hechas por la ciencia - sobre todo, la máquina de vapor - fueron ingredientes esenciales de su éxito.

Pero, en realidad, el  movimiento en conjunto estuvo mucho más estrechamente identificado más al desarrollo y la transformación interna del sistema  económico del capitalismo, que paso de la fase dominada por los comerciantes y los pequeños manufactureros, a la fase del dominio de los financieros  y los empresarios de la industria pesada.

No es accidental que las formulaciones intelectuales de la ciencia se hallan desarrollado y florecido y al mismo tiempo y en los mismo sitios que se produjeron los cambios técnicos de la industria  y en que se estableció el dominio  económico y político del capitalismo. Pero no es fácil poner en claro las relaciones entre los 3 desenvolvimientos mencionados. Durante este periodo, tanto las  técnicas como las formas económicas y conocimiento  científico se desarrollaba y cambiaban con gran rapidez; de manera  que algunas veces parecía ser uno de estos factores que llevaba la delantera, y en otras ocasiones era otro el que se colocaba a la vanguardia.  Ya al finalizar el siglo XVII se habían creado las condiciones para el avance  ulterior del nuevo modo capitalista  de producción. En un pequeño rincón de Europa - casi limitado a Inglaterra, los países bajos y el norte de Francia- la clase media urbana había logrado romper, en menor y mayor grado, las limitaciones feudales; con lo cual se encontraba en condiciones de financiar la producción lucrativa contando con el creciente mercado para sus productos que la navegación había abierto en todo el mundo. La producción seguía siendo artesanal  y doméstica, pero era dominada cada vez por los comerciantes y manufactureros capitalistas, haciendo que los artesanos y  los campesinos descendieran a la situación de trabajadores asalariados.

La conjugación de un mercado en expansión con la creciente liberación de las restricciones de la manufactura debido al quebramiento de los gremios urbanos -, junto con la creación de un capo de inversiones en las empresas lucrativas, impulsó las innovaciones técnicas- principalmente en la maquinaria textil- y las invenciones científicas revolucionarias- como la máquina de vapor- que hicieron descender los costos y aumentar la producción y las ganancias. La mejor organización del trabajo, la división y especialización de las tareas, el sistema fabril y últimamente la maquinaria, fueron factores contribuyentes a ese propósito y que dieron lugar a la creación del impulso social necesario para derrumbar los antiguos sistemas de producción establecidos. Una vez que estos procesos se pusieron en marcha en la segunda mitad del siglo XVII, tendió a crecer y propagarse a otros dominios debido a su propio éxito y a su firme base en el nuevo capital que el propio proceso producía. A mediados del siglo XIX era incuestionable el dominio del capitalismo en el mundo entero. Pero este mismo hecho se convirtió en algo más que un límite para su expansión y que puso de manifiesto una inestabilidad fundamental que le es imposible eludir. Porque la producción para el lucro, por su misma naturaleza no puede permitir jamás una participación suficiente en los bienes  u oportunidades, de la enorme población de trabajadores asalariados que ha hecho surgir para poder suministrar una continua prosperidad. Los periodos de auge fueron seguidos por depresiones cada vez más severas, y la competencia por los mercados limitados provocó rivalidades internacionales.

 

TÉCNICA Y CIENCIA

 

Aunque en las primeras etapas los cambios operados en la técnica - en respuesta a las necesidades económicas- se realizaron sin intervención de la ciencia, con frecuencia el mismo desarrollo de las tendencias existentes conducía a dificultades inesperadas, que solamente podían superarse recurriendo a la ciencia. Por ejemplo, sucedía que menguaba la fuente de aprovisionamiento de una tintura vegetal, simplemente por el incremento en la producción de telas, creando así la demanda de algún sustituto artificial que únicamente podía encontrarse con ayuda de la ciencia.

Este  papel auxiliar, casi medico, de la ciencia a la industria, se hizo mucho mas positivo en la segunda mitad del XIX.

 


 

 


Ciertas ideas surgidas en el seno de la propia ciencia fueron desarrolladas y sirvieron para formar nuevas industrias. La primera y más importante de estas ideas fue la maquina de vapor- la maquina filosófica de principios del siglo XVIII-, cuya fabricación y uso fueron absorbidos por la ingeniería práctica, una vez que se hicieron familiares sus principios generales. Pero fue a fines del siglo XIX cuando las industrias iniciadas y mantenidas con un carácter científico, como la industria química y la eléctrica, comenzaron a tomar forma; y fue en el presente siglo cuando alcanzaron su pleno desenvolvimiento.

A pesar de la importante contribución de la maquina de vapor, no se puede decir que la ciencia halla sido el factor principal para que se operara el cambio decisivo de la elaboración manual de la maquinaria, que tubo lugar en el ultimo cuarto del siglo XVIII. Este nuevo método de producción vino a hacer, por otro lado, una gran fuerza impulsora del conocimiento científico. Durante el siglo XIX la situación empezó a alterarse. La ciencia se convirtió en el agente principal del desarrollo técnico. No obstante, fue en el siglo XX cuando se incorporo completamente al proceso productivo.

Ahora bien, la relación de la ciencia con la historia de este periodo no se limita, de modo alguno, al papel que adquirió en el proceso productivo. Empezó a tomar forma  la nueva organización de la sociedad, basada en el intercambio comercial por medio del dinero, con su énfasis en la libertad y empresa individual, encontraste con el  status fijo y la responsabilidad social de la edad media. Esta nueva organización social, limitada por la división en clases y países, por lo mismo que su propósito principal de obtener ganancias, requería de un nuevo conjunto de ideas para expresarse y justificarse. Y estas ideas las encontró, en gran medida, en los métodos y resultados de las nuevas ciencias; las cuales, a su vez, recibieron una influencia profunda, aunque inconsciente, de las ideas sociales predominantes, en la formulación de sus teorías.

               

 

LA REVOLUCIÓN  CIENTÍFICA Y LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

 

Puede parecer algo arbitrario el separar, a principios del siglo XVIII, la revolución industrial de la revolución científica del siglo XVII. Desde luego, ni siquiera se puede discutir la continuidad existente entre ellas. Tal vez sería mejor tratarlas como fases sucesivas de una gran transformación. No obstante, consideró que la distinción no resulta solamente por razones de conveniencia. Entre los dos periodos no hay una diferencia cualitativa notable; pero el cambio producido por la revolución científica fue esencialmente en el pensamiento, mientras que el de la revolución industrial lo fue en la práctica. Así como se sufre la tentación de considerar su relación como de causa y efecto; pero, como espero poner en claro, las relaciones reales fueron mucho más complejas. En cierto sentido, las dos evoluciones - el conocimiento y de la  fuerza motriz- se desenvuelven paralelamente, impulsadas por influencias internas separadas, pero que producen reacciones mutuas, particularmente en los periodos de mayor rapidez en el avance. Hacia fines del siglo XVII se hizo sentir un tercer factor de índole económica: la expresión del capitalismo en la manufactura. Este nuevo factor permite explicar la transición de la ciencia matemática - astronómica - médica del siglo XVII, a la ciencia química, térmica y eléctrica del siglo XVIII.

 


 

 

 

 

 


 

 

 


REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:

“Tecnología, cambio y sociedad”

Pytlik- Lauda- Johnson

Editorial alfaomega

México, 1996

Cap. 5

 

 

 

 

CAPITULO 5

 

NIVELES DE DESARROLLO TECNOLÓGICO

 

 

Históricamente, el desarrollo tecnológico es un proceso continuo. Los historiadores han rastreado el desarrollo de la tecnología desde los tiempos prehistóricos hasta nuestros días, denominando a las importantes etapas del transcurso del tiempo como Edad de Piedra, del Bronce,  del Hierro, Edad Media, Revolución Industrial, Era Atómica y Era Espacial. En general, estas etapas o eras son cronológicas pero no mutuamente excluyentes. El desarrollo tecnológico es un proceso fluido continuo que no se puede dividir en etapas bien marcadas.

 

                Cuando vemos al mundo como existe actualmente, son evidentes los problemas de categorización del desarrollo tecnológico en diversas etapas. No toda civilización esta en la Era del espacio. En efecto, el desarrollo tecnológico de algunas de las sociedades triviales no ha avanzado más allá de la Edad de piedra. Muchas de las naciones en desarrollo en el mundo, actualmente están pasando por diversas etapas comparables a las de la Revolución Industrial. Algunos  países en desarrollo tienen energía atómica a su disposición, en tanto que no la tienen algunas de las llamadas naciones desarrolladas. Sólo unas cuantas naciones altamente desarrolladas del mundo están realmente en la Era Espacial. Pero aun en estos países existen áreas de menor desarrollo. En consecuencia, decir que el desarrollo tecnológico ha alcanzado la Era Espacial corresponde así precisamente a sólo un pequeño segmento de la población mundial.

 

                Luego, ¿Cómo pueden los niveles de desarrollo tecnológico ser categorizados totalmente en forma significativa? Los diversos niveles considerados de dicho desarrollo se pueden colocar en tres categorías generales: Tecnología de bajo nivel, de nivel intermedio y de alto nivel. Pero se debe recordar que son arbitrarias las divisiones entre estas amplias categorías. El objeto de condensar el número de categorías a sólo tres  es hacer más fácil la tarea  de identificar los amplios niveles de desarrollo tecnológico, debe definirse lo que es tecnología, y para este capítulo en particular, la descripción de William Gunston es la más apropiada.

 

Al principio, la tecnología (de un ser humano prehistórico) consistía en el uso de unos cuantos trozos de madera, unas piedras y la piel de un animal. El hombre primitivo aprendió a dar forma útil a estos elementos y luego abrió una nueva puerta al dominar el fuego, con el cual no solo se mantenía en calor y cocinaba sus alimentos, sino que también podía endurecer la madera, y extraer y utilizar los metales. A medida que aprendió a construir casas, labrar la tierra y criar animales domésticos, su tecnología avanzo paralelamente, hasta que en los tiempos históricos aprendió a transportarse él mismo por todo ambiente sobre la tierra, y por debajo, por encima y a gran distancia de ella. Actualmente esta tecnología incluye no solo su equipo o instrumental hecho de materiales tangibles, sino también sus procesos de pensamiento. En conjunto, estas herramientas forman un arsenal impresionante con el cual se podrán llevar a cabo las formidables tareas del futuro (De Bono, 1971, pag. 60).

 

 

Entonces, en resumen, la tecnología es la acumulación de artefactos y procesos mentales utilizados por el género humano en su intento de crear un mejor ambiente de vida.

 

 

Desarrollo tecnológico de bajo nivel

 

El desarrollo tecnológico de esta clase varía desde el primer intento del ser humano de fabricar herramientas, hasta las máquinas primitivas de impulsión animal o humana; trasciende desde la época prehistórica hasta el presente, y es la base o fundamento sobre la cual fueron construidos virtualmente todos los desarrollos tecnológicos futuros.

 

                Si aceptamos la definición simple de ser humano (ente de la familia Hominudae, o de los hominidos) como “ hacedor de herramientas”, entonces el desarrollo tecnológico de bajo nivel debe ser tan antiguo como la raza humana. ¿Y cuán antigua es está? Aunque no había manera de saberlo exactamente, el afamado arqueólogo y antropólogo británico, Dr. Louis B. Leakey, descubrió en Africa, en el desfiladero de Olduvay, un fósil humanoide y sus herramientas, a los que se les había fijado un origen o procedencia de más de 1 750 000 años de antigüedad. Con base en el descubrimiento del Zinjanthropus (u Hombre de Africa Oriental) la edad aceptada generalmente de la raza human, es por lo menos de dos millones de años.

 

                Otra definición necesita ser agregada a esta descripción del desarrollo tecnológico de bajo    nivel – la definición de herramienta. El antropólogo Philip K. Bock clasifica a una herramienta como una subclase de un artefacto. Expresa que “un artefacto es una porción del medio circundante material que ha sido utilizada o modificada – deliberadamente – por el hombre”, y que “una herramienta es un artefacto que se emplea a fin de completar o aumentar la aptitud del hombre para actuar sobre el mundo físico”.

 

Desarrollo tecnológico a nivel intermedio

 

Este desarrollo representa la segunda etapa de la evolución de los artefactos de nuestra civilización. Las herramientas y las máquinas primitivas del desarrollo tecnológico de bajo nivel son mejoradas, combinadas y alteradas para hacer que realicen un mejor, más selectivo o más complicado trabajo. Son catalizadores empleados para promover nuevos descubrimientos e invenciones. El nivel intermedio del desarrollo tecnológico puede servir también como una etapa de transición en el paso de la tecnología de un  nivel bajo a uno alto.

 

Herramientas de nivel intermedio

 

                Estas herramientas son objetos manuales o utensilios que provienen básicamente del desarrollo tecnológico de bajo nivel y que han sido modificadas desde entonces. Dicha modificación puede significar que una herramienta se hace ahora de materiales diferentes o que quizá el diseño se alteró – o bien, ambas cosas – de modo que se puede utilizar para diferentes objetos. Un desarrollo hipotético del hacha - martillo de piedra de la era prehistórica, ilustra cómo se modifica una herramienta cuando pasa del desarrollo tecnológico de bajo nivel hasta el nivel intermedio de tecnología.

 

                El primer martillo que un ser humano utilizó alguna vez fue probablemente un pedrusco que se ajustaba perfectamente a la mano del operario. De modo que se le podría justamente llamar “martillo de mano”. Este tipo de mazo fue realmente de uso múltiples: para quebrar o abrir cosas como nueces y ostras, o bien, para golpear animales hasta darles muerte, y quizá también a otros seres humanos. Un día el humano descubrió que cuando ciertas otras rocas eran golpeadas con el martillo rudimentario, se desprendían astillas de roca golpeada y podía formarse un borde bastante agudo. Esta arista afilada se podía utilizar para raspar la piel de los animales y para cortar objetos. Pero ahora nuestro antepasado tenía que llevar dos piedras – una de martillo y una de cuchilla. Porque si empleaba una sola pierda afilada para golpeara un animal o a otra persona, el borde agudo de la roca afilada cortaría la mano de quien la sujetara.

 

                El siguiente paso en este desarrollo probablemente llegó muchos años más tarde, cuando alguien descubrió como hacer un mando forzando la parte central d4e la roca afilada dentro de una rajadura longitudinal en un palo, y atando luego los extremos libres del mango primitivo para sujetar la piedra con fibras de origen animal. Ambos lados del pedrusco podían ahora ser utilizados sin que se lesionara el usuario. Cuando el hacha  y el martillo “de mano” estuvieron combinados en una sola herramienta de mango, el inventor pronto descubrió que no habría que ejercer tanta fuerza para quebrar nueces, ostras, o aun cabezas. De modo que el creador de este utensilio halló no sólo una nueva herramienta (la combinación de hacha y martillo) sino también una de las máquinas simples, la palanca. Una vez más, pasaron muchos años, y a medida que los cazadores eran menos nómadas y más estables, disponían de tiempo para afilar, alisar y aun pulir más cuidadosamente sus primitivas herramientas hacha – martillo. Podrían ahora incluso tumbar pequeños árboles y construir corrales para sus animales.

 

                Después del transcurso de más años, vino el descubrimiento de los metales – en primer lugar el cobre, luego el bronce y finalmente el hierro. No sólo es posible afilar más la herramienta metálica que cualquier hacha –martillo de piedra, sino que también el borde metálico permanecía afilado más tiempo y absorbía golpes que habrían destrozado la mejor hacha – martillo de piedra hasta quedar hecha añicos.

Pero aun más importante fue el hecho de que ahora ya había manera de variar el tamaño y la forma de la herramienta. Como resultado del descubrimiento de los metales, el hacha y el martillo se dividieron en dos principales categorías de herramientas especializadas, hecha cada una con una variedad de tamaños,

 

formas, pesos, longitudes y mangos, cada una elaborada de una variedad de materiales y cada una también con un objeto específico.

 

                El punto de división en la hipotética historia entre las herramientas de bajo nivel y las de intermedio, está entre el hacha – martillo de piedra pulida y la herramienta de metal. Una vez que se inició el cambio en los materiales y la especialización, el hacha – martillo dejó de ser una herramienta de bajo nivel y es ahora una de nivel intermedio. La mayor parte de las herramientas manuales básicas siguen este patrón de desarrollo, excepto que para la mayoría de las otras herramientas, el desarrollo generalmente no se inicio hasta que los metales fueron descubiertos. No obstante, la evolución es la misma desde un sencillo modelo primitivo hasta los múltiples y especializados modelos para usos especiales.

 

Máquinas de nivel intermedio.

 

Una máquina de esta clase se puede definir como una máquina compuesta o compleja (que combina dos o más máquinas simples) y que tiene partes interrelacionadas con funciones separadas. Una máquina de nivel intermedio se puede accionar por seres humanos, por animales, o por una fuerza motriz, inclusive una de origen natural.

 

Las máquinas motrices (o bien motores primarios o primotores) son especialmente prácticas en la tecnología de nivel intermedio. El motor (o máquina) de vapor, por ejemplo, se dice que fue el catalizador de la Revolución Industrial, que comenzó en Inglaterra a mediados del siglo XVIII. En 1698, Thomas Savery ideó un dispositivo que utilizaba un vacío creado por vapor para bombear agua desde las minas de carbón. Esta bomba de vapor condujo a la invención por Thomas Newcomen del primer motor de vapor práctico, que él y Savery pusieron en operación en Strat-fordshire, Inglaterra en 1712.

 

El primer motor de vapor, así como la primera bomba de vapor, fueron utilizados para extraer agua de las minas de carbón, pero los genios de entonces pronto comprendieron que la máquina de vapor podría hacer mucho más que bombear agua. Como se observo antes, cuando el motor de vapor fue conectado a las máquinas de las fabricas en el siglo XVIII, nació la Revolución Industrial. Pero igualmente importante fue la contribución del motor de vapor al transporte. El navío de vapor hizo anticuada la vela, y por más de cien años el medio más rápido de transporte por tierra fue el tren de  ferrocarril propulsado por vapor. Se necesito la combinación de tres nuevas máquinas para destronar  al motor de vapor como rey de las máquinas motrices: El motor eléctrico (inventado por Michel Faraday en 1821) reemplazó al motor de vapor como máquina  motriz de la maquinaría de fabricación, y la turbina de vapor (inventada por Charles Parsons en 1884) y el motor Diesel de combustión interna (inventado por Rudolpph Diesel en 1893) sustituyeron al motor de vapor como la fuente de energía principal para el transporte por mar y por ferrocarril, respectivamente.

 

La primera máquina compleja fue probablemente el telar. Su descubrimiento se considera que fue aproximadamente en el año 3500 a. C. o sea, hace casi 55 siglos. La significación de este desarrollo tecnológico fue destacada por el arqueólogo y erudito australiano V. Gordon Childe cuando escribió: “ La invención del telar fue uno de los más grandes triunfos del ingenio humano. Sus inventores son desconocidos, pero realizaron una contribución esencial al caudal de los conocimientos humanos”.

 

Luego entonces la tecnología del nivel intermedio trasciende un periodo en nuestra civilización de unos 55 cientos de años – desde aproximadamente 3500 a. C., hasta nuestros días – y abarca una multitud de herramientas  y máquinas que comprende los más antiguos desarrollos realizados a partir de las herramientas y máquinas básicas, hasta el desarrollo de estos  sistemas en la tecnología de alto nivel. Es en el nivel intermedio  donde se halla la mayor parte de los seres humanos que habitan la tierra. Como se observó antes, existen todavía unas cuantas sociedades tribales en el mundo que utilizan sólo tecnología de bajo nivel, y pronto veremos que solo hay unas cuantas sociedades que han logrado el desarrollo tecnológico de alto  nivel. Aproximadamente todas las sociedades restantes están incluidas en alguna etapa del nivel intermedio.

 

Estrategias de desarrollo

 

A las sociedades en el nivel intermedio del desarrollo tecnológico, con frecuencia se les llama naciones “en desarrollo” o “del Tercer Mundo”. Su proceso de desarrollo es un paso desde las etapas más primitivas de la tecnología de nivel intermedio, hasta una etapa más elevada, o aun al alto nivel de desarrollo tecnológico. El modo y  rapidez con los que estas naciones se mueven a través del nivel intermedio de la evolución tecnológica han sido temas de acuerdo entre los especialistas, desde el nacimiento de las naciones de desarrollo. (la mayor parte de estas naciones son antiguas colonias que han obtenido su independencia desde el final de la segunda guerra mundial).

 

Estrategia de transición rápida. Los propugnadores de realizar un gran salto proclaman que el tiempo requerido para resolver los problemas mundiales está transcurriendo rápidamente y no hay bastante tiempo para que toda sociedad lleve a cabo la misma transición gradual que realizaron los países desarrollados. Ni tampoco podría tolerar el medio ambiental los mismos errores repetidos una y otra vez. Los problemas globales de sobre población, alimentos y nutrición, energía, salud y contaminación se  pueden resolver a escala macroscópica inmediatamente, o quizá no habrá un mañana para la humanidad.

 

La posición sostenida por el grupo que prefiere el salto  la ilustran los resultados de la conferencia patrocinada por la UNESCO efectuada en 1968 en Nueva Delhi, India. El objeto de la conferencia era determinar como aplicar la ciencia y la tecnología en el desarrollo de Asía. Los participantes concluyeron que entre los requisitos previos para la aplicación de la ciencia y la tecnología al desarrollo estaban: (1) que la función y la responsabilidad de las universidades debe ser promover, comunicar y aplicar los conocimientos científicos al más alto nivel; (2) que se debe dar prioridad al aumento del número de técnicos y personal subprofesional, de profesores de ciencia e ingeniería en las universidades, de ingenieros y científicos con estudios de posgrado, personal administrativo y ejecutivo, personal de oficina y secretarial, y de  artesanos; y (3) que se deben promover las ciencias tecnológicas y la investigación aplicada. Además, estos especialistas del desarrollo concluyeron también que había una urgente necesidad de “establecer transferencia de tecnología y centros de información ... a fin de proporcionar asistencia a las empresas en la identificación de sus necesidades tecnológicas, en el descubrimiento de la disponibilidad de la tecnología necesaria en el extranjero y la negociación de acuerdos”. (UNESCO, 1970, pág. 216).

 

Estrategia de transición lenta. Sin embargo, los especialistas del desarrollo que favorecen una transición lenta más gradual, arguyen que económica, sociológica y psicológicamente, tal desarrollo rápido postulado por los defensores del gran salto puede conducir sólo a desastres mayores. Las infraestructuras sociales o de la sociedad deben preceder al desarrollo – afirman los propugnantes de la transición gradual – y ser el primer paso en el establecimiento de desarrollo tecnológico natural. Se preguntan cómo se puede esperar que un granjero que no sabe leer ni escribir comprenda la complicación de la tecnología moderna. Pero aun si algunos granjeros  lograrán realizar esta hazaña improbable, los especialistas formularían todavía complejas que están interrelacionadas: ¿Porqué incrementar la producción  del agricultor sino se dispone de medios de transporte  para llevar al mercadeo los excedentes de sus cosechas, si no hay sistema de mercado, si no hay medios para almacenar la producción, y si – como lo implica la agricultura moderna – miles y quizá millones de personas ya no pueden emplearse dado que la agricultura ya no puede ser una industria con mano de obra intensiva?.

 

Finalmente, los propugnates de la transición lenta cuestionan la aptitud del densamente poblado Tercer Mundo para hacer frente a un estilo de vida rápida y drásticamente cambiado. Citan los conceptos de Alvin Toffler, expuestos en su libro Future Shock, donde se expresa un cambio intenso demasiado rápido puede  conducir a problemas sociológicos y psicológicos en la gente que vive en países desarrollados donde el cambio rápido en un ser humano al pasar desde el labrador del neolítico hasta el agricultor de la era moderna.

 

Un miembro del grupo de la transición lenta, Richard Farmer, indica que los burdos conceptos erróneos generales son responsables de que las naciones del Tercer Mundo busquen soluciones equivocadas a problemas erróneos. Entre las nociones equívocas  recopiladas por Farmer están:

1)la administración  no tiene importancia ni propósito; 2) la planeación y la economía  son controladas fácilmente; 3) el control de población es poco importante o fácil; 4) la agricultura puede cuidar de sí misma; 5) los problemas de educación y de comportamiento no son graves. Los resultados de estos malentendidos son planes imponentes con inmensos proyectos que rara vez son fructíferos; una gran fuerza de trabajo en casos de fuertes inversiones de capital, que son poco realistas para la situación económica existente; un mercado p0oco eficaz de los magros productos que se producen; y jerarquías administrativas de gran complejidad y poca productividad.

 

Farmer cree que las naciones del Tercer Mundo deben buscar tecnologías mucho más simples y lograr librarse de las técnicas que han tratado de implantar con tan poco éxito. En su opinión los pueblos en los países en desarrollo deben, en primer lugar, adquirir un sentido de las cosas mecánicas antes de que puedan comprender totalmente el complejo funcionamiento de las tecnologías occidentales contemporáneas.

 

¿Cuál grupo de especialistas en desarrollo tiene la razón? Quizá ambos y quizá ninguno. Es difícil decir que una teoría es correcta  y la otra errónea, porque  ambos puntos de vista son correctos en algunas circunstancias y erróneos en otras. Lo que ambas partes parecen ignorar es una de las principales características de las naciones en desarrollo: Aunque todas estas naciones están ciertamente en el nivel intermedio del desarrollo tecnológico, las etapas de este nivel varían tan ampliamente que abarcan el desarrollo desde escasamente antes de la  Edad de la Piedra hasta el desarrollo apenas debajo de la tecnología de alto nivel. Entonces, ¿Cómo podría  funcionar un plan de desarrollo para todas las naciones en vías de desarrollo según todas las circunstancias? Obviamente, ningún plan único podría hacerlo. En consecuencia, lo que parece ser necesario es una variedad de planes, desarrollados especialmente para cada situación dada, de modo que en algunos casos se emplearía el desarrollo rápido, y en otros casos, tendría lugar un cambio más lento y más gradual.

 

Desarrollo tecnológico de alto nivel

 

Este desarrollo prevalece en sólo unas cuatas sociedades, en su mayor parte del mundo occidental. En él intervienen sólo las herramientas y las máquinas más complicada y refinadas, pero sus raíces están plantadas en un pasado sorprendentemente distante.

 

                Las herramientas descritas en los niveles bajo e intermedio del desarrollo tecnológico funcionaban todas con energía proporcionada por el usuario humano. Sin embargo, las herramientas del desarrollo tecnológico de alto nivel no utilizan ya energía humana (sino, por ejemplo, electricidad o aire comprimido), y por tanto, realmente han llegado a ser máquinas de mano o portátiles. Pero a fin de mantener una estructura paralela para todos los niveles, y como a las máquinas de mano se les llama comúnmente “ herramientas mecanizadas o motorizadas”. Luego entonces,  las herramientas de la tecnología de alto nivel se puede definir como las máquinas de manejo manual que esencialmente realizan un trabajo similar al de una herramienta de nivel tecnológico intermedio, pero que tienen una fuente de energía distinta de la muscular del usuario.

               

                La perforadora neumática y la pistola de remachar son ejemplos de herramientas de alto nivel. En ambas, la fuente de energía generalmente es energía neumática creada en un compresor de aire impulsando por un motor de combustión  interna. Son los equivalentes a las herramientas de nivel intermedio llamadas zapapico y martillo de bola, respectivamente. Otros ejemplos de herramientas de alto nivel son el taladro eléctrico portátil, la sierra o el serrucho eléctricos (de los cuales hay muchos tipos), el cepillo o cepilladora eléctrica, portátil, etc.

 

                La maquinaria incluida en la tecnología de alto nivel se puede definir como el conjunto de las máquinas complejas cuyas funciones se combinan con aspectos especiales de la actividad humana para formar un tercer proceso único. La tecnología de alto nivel aparece – como lo expresa Gunston -  cuando la tecnología incluye no solo el herramental producido, sino también los procesos analíticos, matemáticos y de pensamiento de la mente humana. El resultado es generalmente la fabricación de artículos y materiales en masa a gran escala, o la rápida solución de problemas que de otra manera llevaría años de esfuerzo humano al resolver.

 

                Burlingame considera la invención de una especial máquina automática como la que originó el proceso evolutivo total conducente a lo que él llama Era Industrial:

 

 

Dio... un nuevo sentido de continuidad. Estableció una base para estandarización, primero en el funcionamiento y más tarde en su construcción. Proporcionó además, un punto de referencia para la precisión, tanto del pensamiento como de las técnicas usadas en la práctica. Por último, sugirió la intercambiabilidad y el ensamble al azar de sus partes componentes. En sí misma no produjo nada.

A diferencia de otros mecanismos primitivos,  ayudó  a la mente y no al cuerpo. En efecto, realizo un trabajo que la mente humana, por sí sola, era incapaz de realizar. El material de trabajo estaba más allá  del control humano. Su función pertenecía al dominio de da las fuerzas naturales, interpretó el movimiento celeste. Apareció para quedar, como un sacerdote, a la mitad de la distancia entre el hombre y Dios. (Burlingame, 1949, pág. 15).

 

Tal cosa es un instrumento para medir el tiempo: el reloj. Como tantos otros inventos, la creación del primer medio mecánico para contar los intervalos de tiempo y la persona o personas que lo crearon  están en la niebla de la historia. Las clepsidras, o relojes de agua se utilizaban comúnmente ya desde el año 250 a. C. Sin embargo, el purista – o sea, el que insiste en que una clepsidra no es un reloj verdaderamente mecánico – prefiere datar la aparición del reloj entre los años  1000 y 1335. (El primer año es el que se considera para la aparición de un reloj mecánico que se presume fue presentado en Inglaterra por primera vez, el segundo es el de la primera existencia confirmada de un reloj mecánico construido en Milán, Italia). No importa cual fechamiento sea el preferido, si la tesis de Burlingame es aceptada, el desarrollo tecnológico de alto nivel tendría su origen en el más reciente, es decir, hace más de seiscientos años.

 

La línea de ensamble

Los procesos únicos que resultan de combinar las funciones de la mente y de la máquina se pueden colocar en tres clasificaciones generales: la línea de ensamble (para producción en serie y en masa) es un grupo de máquinas complejas que trabajan en conjunto según los siguientes conceptos:

 

1.        Intercambiabilidad o estandarización de las partes.

2.        División del trabajo personal.

3.        Sincronización.

4.        Control de calidad.

5.        Precisión.

6.        Continuidad.

7.        Integración.

 

La intercambiabilidad, o estandarización de las partes, fue una idea que permitió la producción en masa; y lo mismo hicieron los conceptos de control de calidad y precisión. La división del trabajo significó que en vez de que un solo del ensamble de una parte del producto total. Los conceptos de sincronización e integración permitieron al trabajador estar en el lugar apropiado con las partes y equipo adecuados en el tiempo justo, y que el producto se ensamblara en el lugar correcto y el tiempo preciso, de manera que fuese ensamblado en el orden debido. El concepto de continuidad permitió al producto en ensamble moverse constantemente a lo largo de la línea, de modo que cada parte agregada fuera conformado el producto total.

 

        Contrariamente a las creencias populares estadounidenses, la línea de ensamble no fue inventada por Henry Ford cuando inició la operación de su línea móvil de ensamble de chasises (o chasis) de autos en Highland Park, Michigan, en 1914. Lo que hizo Ford fue demostrar, mediante el empleo de estudios de tiempos y movimientos y el uso eficaz de la tecnología disponible, que el proceso de la línea de ensamble era el método más eficiente para la fabricación de automóviles. El primer uso registrado del proceso en línea de ensamble se remonta a 1483. Burlingame cita un informe de Pero Tafur, titulado Travels and Adventures, 1435 – 1439, traducido en 1926 por Malcolm Letts. En su narración, Tafur describe una escena que presenció en un arsenal o astillero de Venecia en 1438.

 

Y después de uno traspasa la puerta mira una gran fila de casas a cada lado de un canal, con ventanas que dan al interior del arsenal o factoría; luego llego por ese brazo de mar una galera....................

 

 

 

 

 

 

ANTECEDENTES Y CONSECUENCIAS DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL


 

 

 


El ímpetu original que había creado la ciencia en el Renacimiento y la había llevado a su desarrollo explosivo a  mediados del siglo XVIII pareció menguar  y a desaparecer del todo a finales del último siglo.

 

Esa pausa puede explicarse por razones internas del propio mando científico, dado el carácter definitivo de la obra de Newton... sin embargo en Inglaterra (principalmente) este rezago se debió mas a causas sociales y económicas.  La clase social  que había impulsado inicialmente el desarrollo científico en el siglo XVII.-comerciantes nobles que utilizaron los nuevos métodos utilizados basados en la ciencia, en la navegación, el comercio y la  manufactura-, a la vuelta de una generación era mucho más rica; pero,  al mismo tiempo menos emprendedora, menos curiosa y más complaciente (la inversión eran en bienes raíces y  aventuras)... La clase que después conquistaría el poder- los manufactureros que más tarde harían la Revolución Industrial- todavía era poco numerosa y aunque se encontraba en ascenso, no tenia aun conciencia de las posibilidades de la ciencia, o ni siquiera sabia de su existencia (a principios del siglo XVIII se dedicaron a desarrollar y utilizar procedimientos técnicos mejorados (manuales) para hacer frente al ascenso de la demanda.

 

Mientras tanto, a pesar de este languidecimiento, los cambios técnicos no cesaban; ... así pues, algunos cambios efectuados en la Gran Bretaña en la primera mitad del siglo XVIII, establecieron lineamientos de importancia fundamental para el  futuro de la industria y de las ciencias.

Pero ese avance técnico fue socialmente  injusto y cruel, ya que implica la expropiación de las tierras poseídas por grandes masas de campesinos, otro cambio vital fue la expansión de la industria pesada, basada en la hulla, que mejoro las técnicas de la minería y los transportes e introdujo procedimientos radicalmente nuevos en la elaboración de hierro y acero.  En este tomo importancia medular un desarrollo científico, la maquina de vapor; lo cual permitió el desenvolvimiento técnico de la fabricación de hierro con hulla, en vez de usar el carbón vegetal tradicional... Estos desarrollos se limitaban a ciertos campos secundarios de la industria y no pudieron producir por sí solos una revolución industrial.


 

 

 

 

 


Esta fase señala el cambio definitivo de la economía basada en la agricultura a la economía en los yacimientos de hulla por lo tanto ir de una economía de alimentos a una economía de energía (el principal cambio fue en Inglaterra)

 

En contraste Francia por lo tanto seguía todavía los lineamientos.  Se había logrado un crecimiento continuo de la industria manufacturera, como artículos de alta calidad, una considerable división del trabajo, y una producción mayor que la de Inglaterra, pero sin que se intentaran utilizar la  maquinaria en gran escala. 

 

No obstante, en Francia en esa época se produjo un brusco resurgimiento de la actividad científica, aunque en una orientación muy diferente de Inglaterra...  se dio una sociedad que más corte... la ciencia se puso de moda, sin perder su carácter revolucionario, pero en Francia se mantenía en sus lineamientos a diferencia de Inglaterra.

 

En esta época (1690-1760) se produjo igualmente la propagación del interés por la ciencia mas allá del grupo de países-Inglaterra, Francia y Holanda  - que la habían monopolizado en el siglo XVII.  Establecieron universidades en Alemania y en Austria...  a mediados del siglo ninguna corte se podía considerar completa sin contar con su academia de artes y ciencias.

 

Dos países nórdicos Suecia y Rusia también establecieron sus respectivas academias, para destacar su nueva importancia militar y económica... pero a diferencia de otras sociedades cultas, se estudiaba los recursos use tenían en materia prima que entonces empezaban a explotar para atender el rápido crecimiento del comercio marítimo.

 

Lo que se destaco primero fue el aspecto instructivo y de entretenimiento de la ciencia.  Ya no hubo mas batallas con las iglesias ( protestantes o católicas ), que habían adoptado una actitud de indiferencia tolerante.  En todo caso, la ciencia había conquistado ya su lugar.

 

Gracias a Newton, la astronomía matemática se había convertido en la principal disciplina científica y se desarrollo constantemente durante todo el siglo... pero no se agrego nada que fuera de importancia a  la teoría Newtoniana...  En las grandes generalizaciones hechas en la mecánica por Euro, de Alambert, Lagrage y Laplace, sirvieron para la revolución físico-matemático del siglo XX.

 

 

 

 

 

FILOSOFÍA

 

NUEVOS INTERESES: Electricidad y botánica

 

 

En los 2 primeros tercios del s. XVII, las mayores contribuciones científicas se efectuaron en los campos de la electricidad y la botánica; el primero es un campo nuevo... el segundo es un resurgimiento de una de las ciencias más antiguas.

 

             :electricidad : ejemplo: Franklin quien creó el pararrayos, hizo descender la electricidad y

                                                  previó  su importancia futura.

 

              : botánica: Más bien se convirtió en una nueva área de interés la  cual se dedica a la colección     

                                de especies raras y objetos de otras épocas o lugares.

 

 

 

 

FILOSOFÍA:

 

 

    Los filósofos del s. XVIII  tuvieron a su cargo la tarea de demostrar que existía una imagen del mundo distinta de la religiosa y la clásica de la Edad Media, y la hallaron en los trabajos proféticos de Bacán y Descartes aclamando consiguientemente el triunfo de la nueva ciencia.

 

    Los filósofos del s. XVIII contaron con la  imagen científica del mundo que Newton había establecido, para formular su justificación. Su tarea consistió en ampliarla y en tratar de reconciliar sus descubrimientos con las nuevas concepciones políticas y económicas que entonces empezaban a surgir.

 

        Looke : Aplaudía al gobernar de la ley {Ley científica de Newton y Ley civil establecida.

        Leibniz: Pensador a favor de la paz europea pronunciando “La físico matemática armonía

                        preestablecida”

        Barfeley: Idealista  Irlandés, negó la realidad del mundo y de la ciencia y salvo para la visión de Dios

        Voltaire: Atacó a la iglesia, en nombre de la razón y de la tolerancia.

 

En la medida en que los pensadores del s. XVIII tomaron mayor interés por la filosofía, se ocuparon cada vez más en las reformas sociales y económicas, y allanaron así el camino para Revolución Francesa.

 

LA CIENCIA Y LAS REVOLUCIONES (1760-1830)

 

...mientras más estrechamente se examina intrincadas relaciones que enlazan a la ciencia, la técnica, la economía y la política en ese tiempo, más en claro se pone que forman un mismo proceso de transformación de la cultura... en este periodo se da el cambio definitivo de los medios para el dominio humano sin la naturaleza, utilizando las máquinas, desplazando las difíciles fuerzas del hombre y las inconstantes y localizadas del viento y el agua por la máquina de vapor.

 

s. XVI y s. XVII: Se da la ciencia cuantitativa y experimental y el surtimiento del modo capitalista de

                                 producción.

                                 La ciencia se utilizó principalmente y tuvo su estímulo en la navegación, que es un 

                                 complemento indispensable del comercio pero que solamente indirectamente se

                                 relaciona con la producción. Fueron muy pocas cosas de uso práctico inmediato para

                                 mejorar la agricultura y las manufacturas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Es la base para las revoluciones

del siglo XVIII

 

En este siglo se produjo la conjugación de las innovaciones de la ciencia y del capitalismo, y su interacción trajo como consecuencia la transformación del propio capitalismo y de la ciencia y con ellos, de las vidas de todos los hombres del mundo.

 

 

 

 

 

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

 

El extraordinario cambio efectuado en la productividad en aquellas ramas de la manufactura en que se inició este proceso.

Ejemplo: La producción de algodón se quintuplicó entre 1766 y 1789 se dieron también efectos en el comercio, la agricultura y la población.

La Revolución Industrial estuvo estrechamente vinculada a su lugar de origen, de modo que casi  todos sus desarrollos principales ocurrieron en las regiones central y septentrional de la Gran Bretaña. Aunque el acontecimiento mismo tuvo todas las características de un proceso explosivo, producido por la combinación de un conjunto de circunstancias que determinaron el lugar y el momento de su iniciación, fue también la fase final del continuo aumento en la producción que ocurrió en los 70 años anteriores. Desde el punto de vista  económico, parece haber  sido determinado por el constante ensanchamiento del mercado para los productos manufacturados que a su vez fue en buena parte consecuencia de la extensión de la navegación y del desarrollo del sistema colonial en el siglo XVII.

 


 


*Hulla y hierro

     

La combinación de las condiciones económicas y políticas previas para que se operara el cambio radical en la producción, favoreció especialmente a la Gran Bretaña, en tanto la manufactura se pudo desarrollar más libremente por dos razones: 1) No a la monarquía como en Francia y 2)La escasez de madera, que hasta entonces en el combustible era básico y el principal material de construcción de la civilización. Esto fue lo que obligó a que se desarrollara el empleo de la hulla-material inferior pero de menor costo-como combustible, y del hierro fundido-más costoso pero mejor-como material de construcción . Su producción aumentó rápidamente hacia fines del siglo XVIII , con lo cual se mejorará mucho las máquinas y técnicas mineras y metalúrgicas; en gran parte gracias a la ciencia. Al mismo tiempo se mejoraron los medios de transporte, particularmente los canales.

 

*Mecanización de la Industria Textil

 

...el origen de la Revolución Industrial no estuvo en la industria pesada y de los transportes; si no que provino directamente, del desenvolvimiento de la industria que ocupaba entonces la posición principal, tanto en Inglaterra como en otros países, o sea la industria textil.

Así pues, dada la demanda creciente de telas en Inglaterra se tuvo que recurrir para obtener ventajas con el empleo de la energía hidráulica en el proceso de abatanar y de la hulla para el lavado y teñido.

 

En 1950 se inició la producción de algodón, dado la prohibición de importar los de la India necesarios de nuevas técnicas diferentes de las que usaban para los tejidos de lana.

 

Las grandes invenciones - el torno de hilar de Hargranes  en 1764, el hilar hidraúlico de Arnwright en 1769 y la máquina tejedora intermitente de Trompton en 1774-anuncian la primera brecha en los antiguas técnicas manuales, multiplicando primero la acción de la mano y utilizando después, la fuerza mecánica en el proceso primario del hilado. La producción relativamente enorme de estas máquinas hizo que se ampliaran en una escala tan grande, que la capacidad de los pequeños próximos a las fábricas textiles se acabó por agotar. Y entonces, en 1785, se dio el ultimo paso lógico, que fue el de adaptar la máquina de vapor de Watt pero menor los telares.

 


 

 

 

 

 

 

 


*Capitalismo Industrial

 

La revolución textil no fue, en modo alguno, sólo una revolución en la  técnica. En primer lugar fue posible gracias a los cambios sociales y económicos ocurridos en el s. XVIII y a su vez, dió lugar a los cambios aún mayores que se produjeron en el siglo XIX. Para que se pudiera iniciar la revolución en la producción fue necesario disponer de capital y fuerza de trabajo en sus formas modernas, tal como surgieron efectivamente en este periodo. El capital se había acumulado, en primer lugar, por las grandes ganancias obtenidas por los comerciantes en el siglo anterior, provenientes de la explotación de las minas y las plantaciones en las  tierras recién descubiertas-mediante esclavos-y el saqueo desenfrenado de la India.

 

*Concentración de la Industria

 

 

Simultáneamente a la del mercado para la maquinaria  textil, los nuevos procesos de fabricación estimularon la industria del hierro y de la química, pronunciando así una demanda mayor del nuevo combustible universal, la hulla, que, a su vez, hizo que mejoraran las técnicas mineras y de transportes.

 

Y el hierro fundido, pero se necesitaba hierro forjado, que se creó hasta 1784, cuando se introdujó el nuevo procedimiento.

Estos cambios terminaron con la antigua dependencia respecto del carbón vegetal como materia prima indispensable, desplazándose la industria siderúrgica de los bosques a los yacimientos del carbón mineral, en donde ya se habían concentrado otras muchas industrias.

 

De esta manera la concentración vino a ser una de las características primordiales de la Revolución Industrial  doméstica, e incluso la producción urbana de los artesanos, se encontraba muy dispersa. En cambio, la nueva industria  mecanizada se estableció desde un principio en la vecindad de las minas de carbón.

 

Estas industrias dado su costo destruyeron a las domésticas.

 

*La Revolución de la agricultura

 

 

La generación de empleo, estimuló el desarrollo de la nueva agricultura a base de cultivos lucrativos, emprendida por los terratenientes y granjeros que sustituyeron a los campesinos y su agricultura de subsistencia en la mayor parte del territorio de Inglaterra.

Estos desarrollos se dio, sólo cuando la industria hubo creado un nuevo mercado para productos agrícolas y ganaderos, y a la vez, estuvo en condiciones de suministrar los implementos y la fuerza para hacerlos funcionar y esto dio un cambio radical de vida en el ser humano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I.3   CIENCIA, TECNOLOGÍA Y SISTEMAS PRODUCTIVOS.

 

Objetivo: Describir la relación de la ciencia y la tecnología con los sistemas productivos y el impacto de

                 las mismas en la producción industrial.

 

 

 


 

 

 


REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:

“La ciencia en la historia”;

John D. Bernal.

ED. Nueva imagen.

 

México, 1986.

 

 

 

LA CIENCIA Y LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN

 

 

Hasta ahora utilizamos los términos arqueológicos -que fueron señalados por primera vez por Thomson, con fundamento en tradiciones antiquísimas  que nos fueron transmitidas por Hesíodo y Lucrecio-para describir las eras del pasado, refiriéndolas a ciertos materiales: la Edad de Piedra, la Edad de Bronce, la Edad de Hierro. Y continuamos con la  Edad de Vapor y la Edad de la Electricidad y, en la actualidad estamos entrando en la Edad Atómica o en la Edad espacial.

Pero, en los materiales en sí mismos no son útiles para el hombre, sino que éste tiene que aprender a servirse de ellos. Aún el material primigenio-madera hyle- tuvo que ser arrancado del árbol para hacer un garrote o una lanza. Las primeras técnicas y luego la ciencia, surgieron de las maneras de extraer y adaptar los materiales que pudieran servir como instrumentos para satisfacer las necesidades primordiales del hombre. Una técnica es el modo, establecido individualmente y afianzado socialmente de hacer algo; y la ciencia es la manera de entender como se hace algo para mejorar el modo de hacerlo.

 

La ciencia ha tenido una historia notablemente desigual; las grandes erupciones de actividad son seguidas por largos periodos de decaimiento, hasta que vuelve a ocurrir una nueva erupción, con gran frecuencia en un país diferente. Pero, el lugar y el momento en que la actividad científica cobra ímpetu, no son cosas accidentales. Sus periodos de florecimiento coinciden con las épocas de actividad económica y de avance técnico. La trayectoria seguida por la ciencia - de Egipto y Mesopotamia a Grecia, de la España musulmana a la Italia renacentista, de allí a los Países Bajos y a Francia y, luego a la Escocia y la Inglaterra de la Revolución Industrial es la misma trayectoria que han seguido el comercio y la industria. En las primeras épocas la ciencia iba siguiendo a la industria; ahora tiende a alcanzarla y esto hace que se haga comprensible con mayor claridad la posición que la ciencia ocupa dentro de la producción. La ciencia se aprendió a partir de la rueda y de la marmita y llegó a crear la máquina de vapor y la dínamo.

 

Entre las erupciones de actividad ha habido épocas de quietud y, algunas veces, periodos de degeneración como en las últimas dinastías egipcias, al final de la época clásica o a principios del siglo XVIII. Estos lapsos coinciden con periodos de estancamiento o de decadencia en la organización de la sociedad, cuando la producción seguía los lineamientos tradicionales y el ocuparse de ella se consideraba degradante para el hombre instruido.

Ahora bien, la observación de la estrecha asociación entre la ciencia y los cambios en la técnica no explica por sí sola el origen y el desarrollo de la ciencia;  es necesario conocer también los factores sociales determinantes de los propios cambios técnicos. La relación inversa entre los factores técnicos y la sociedad es enteramente obvia. El nivel técnico de la producción en una época cualquiera, impone un límite a las posibles formas de la organización social. Hubiera sido inútil tratar de formar un extenso Estado nacional en la Edad de Piedra, cuando la recolección de alimentos y la caza limitaban la unidad social efectiva a unos cuantos centenares de hombres dispersos en un vasto territorio. Así mismo, la moderna civilización urbana no puede surgir  hasta el momento en que la combinación de los adelantos agrícolas e industriales hizo posible que la mayoría de la población se pudiera mantener apartada de la tierra.

No obstante, los cambios en la técnica no son determinados tan simplemente por la organización social. Sería muy exagerado suponer que la humanidad ha actuado en el pasado como una unidad intelectual, tratando siempre los mejores medios de existentes para suministrar lo mejor para todos los hombres y buscando siempre los mejores medios de extender el poder humano sobre la naturaleza. L a forma de la sociedad depende, en último extremo, de las relaciones establecidas entre los hombres en la producción y la distribución de los bienes producidos-relaciones en que casi siempre tiene indebida ventaja el rico sobre el pobre y, en algunas veces, coacción directa, como el régimen de esclavitud.

 

Cuando las relaciones de producción están cambiando con rapidez, como ocurre cuando una nueva clase se está colocando en posición dominante, existe un incentivo especial para la realización de adelantos en la producción que acrecienten la riqueza y el poder de esa clase, y la ciencia  tiene gran demanda. Una vez que dicha clase se ha establecido y fortalecido suficientemente para impedir el crecimiento de un nuevo rival, el interés se dirige al mantenimiento de las cosas tal como están-las técnicas se hacen tradicionales y la estimación por la ciencia disminuye.

Este cuadro simplificado es, desde luego, inadecuado para explicar en detalle el desenvolvimiento de la ciencia. También será necesario poner de manifiesto la interacción de los factores materiales-la disponibilidad de los recursos, como la madera o la hulla-; los factores técnicos-el nivel y la distribución de la destreza-; y los factores económicos-la oferta y la demanda de productos o de trabajo-, para explicar el ascenso y la declinación de la ciencia y, a su vez, el efecto que tienen sobre la producción.

 

 


 

 

 


REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:

“Computación e Informática Hoy”

George Beekman

ED.Addison-Wesley.

México, 1995.

pp.228-230, 236-237,240

 

SISTEMAS DE PRODUCCIÓN

 

 

La revolución de los robots

 

 

 

En ningún lugar es más visible la tecnología de la inteligencia artificial que en el campo de la robótica. La visión, la audición, el reconocimiento de patrones, la ingeniería de conocimiento, la toma de decisiones, la comprensión de lenguaje natural, el habla; todo se une en los robots actuales.

 

 

¿Qué es un robot?

 

 

1.        Un robot no puede lesionar a un ser humano ni permitir, por su omisión, que un ser humano sea lastimado.

2.        Un robot debe obedecer las órdenes que reciba de los seres humanos, excepto si las órdenes entran en conflicto con la Primera ley.

3.        Un robot debe proteger su propia existencia siempre y cuando dicha protección no entre en conflicto con la Primera o Segunda leyes.

 

---------- Isaac Asimov, sus tres leyes de la robótica.

 

El término robot (cuya etimología es robota, palabra checa que significa trabajo forzado) apareció por primera vez en una obra teatral de 1923 llamada R. U. R. (Rossum´s Universal Robots, Robots universales de Rossum), del escritor checo Karel Capek. Los robots de Capek eran máquinas inteligentes que podían ver, oír, tocar, moverse y juzgar con base en el sentido común. Sin embargo, estas máquinas acabaron por rebelarse contra sus creadores humanos, como lo han hecho cientos de robots en las obras de ficción en décadas sucesivas. En las películas, la televisión y los libros actuales hay una multitud de robots imaginarios, buenos y malos.

                Aunque parezcan algo exótico, los robots son similares a otros tipos de tecnología de computación que utilizamos en forma cotidiana. Un computador corriente realiza tareas mentales; un robot es una máquina controlada por computador por computador diseñada para realizar tareas manuales específicas. El procesador central de un robot puede ser un microprocesador incorporado en la estructura del robot o bien un computador supervisor que controle al robot a distancia. En ambos casos, el procesador es funcionalmente idéntico  al que se encuentra en un computador personal, una estación de trabajo o computador central.

                Las diferencias más importantes de hardware entre los robots y otros computadores son los periféricos de entrada y salida. En vez de enviar la salida a una pantalla o una impresora, un robot envía órdenes a articulaciones, brazos y otras partes móviles. Los primeros robots no tenían dispositivos de entrada correspondientes para supervisar sus movimientos y el ambiente. De hecho, eran sordos, ciegos y en algunos casos peligrosos. (Al menos se sabe de un obrero japonés que murió por culpa de un robot ciego). La mayoría de los robots modernos cuentan con algún tipo de sensores de entrada, con los que pueden corregir o modificar sus acciones con base en la retroalimentación del mundo exterior.

                Los robots industriales pocas veces tienen una anatomía parecida al ser humano como la que aparece en las películas hollywoodenses de ciencia-ficción. Se han diseñado para realizar tareas específicas en la mejor forma posible. Se pueden diseñar robots para ver luz infrarroja, rotar articulaciones 360 grados y realizar otras cosas que no pueden hacer los seres humanos. Por otra parte, los robots están limitados por las restricciones del software de inteligencia artificial. Para el robot más avanzado que existe en la actualidad no es posible atar un par de cordones de zapato, comprender el vocabulario de un niño de 3 años ni determinar en forma consistente la diferencia entre un gato y un perro.

 

 

Trabajadores industriales

 

Desde la perspectiva de la gerencia, los robots ofrecen varias ventajas:

 

 

q       Como es obvio, muchos robots se instalan para ahorrar costos de mano de obra.

Diseñar, instalar y programar robots es muy costoso, pero una vez en operación

pueden trabajar  24 horas diarias, 365 días del año, sin vacaciones, huelgas, enfermedades

 para tomar café.

 

q       Los robots también pueden mejorar la calidad y elevar la productividad. Son

muy eficaces para realizar trabajos repetitivos en los cuales seres humanos aburridos

 o cansados tienden a cometer errores y sufrir accidentes.

 

q       Los robots son ideales para trabajos como limpiar desperdicios nocivos, tareas                             peligrosas o incómodas para trabajadores humanos.

 

Por todas estas razones, la población de robots va en aumento. Hoy en día hay  cientos de miles de robots

Industriales que llevan acabo soldaduras, montajes de piezas, pintura y otras tareas repetitivas en fábricas en todo el mundo. Los robots trabajan al lado de los seres humanos en la mayoría de las fábricas automatizadas,

Pero en algunas de las más adelantadas la única función de los trabajadores humanos es supervisar y reparar los robots. Los robots no sólo se emplean en fábricas: se usan para trasquilar ovejas en Australia, pintar cascos de barco en Francia, desarmar minas explosivas en el Golfo Pérsico y taladrar con precisión cráneos humanos para cirujanos cerebrales en California.

                Los robots comerciales aún no pueden competir con los seres humanos en puestos que requieren destrezas excepcionales de percepción o motrices. Sin embargo, los robots que hoy  existen en los laboratorios de investigación muestran que pronto aparecerá una nueva generación de robots más competitivos. Un robot creado en los Bell Labs puede derrotar a la mayoría de sus oponentes humanos en tenis de mesa. Un robot japonés  del tamaño de un ser humano, el Wabot-2, puede leer partituras y ejecutarlas en un órgano o sintetizador usando diez dedos y dos pies. Las tecnologías empleadas  en estos robots experimentales sin duda se manifestarán en una diversidad de máquinas, desde sirvientes automatizados para personas minusválidas hasta robots voladores para la milicia. Quizá dentro de pocos años tendremos robots autopropulsados para las labores domésticas.

                La revolución de los robots no es necesariamente una buena noticia para quienes viven del trabajo manual. Aunque es cierto que muchas de las tareas que llevan cabo los robots son aburridas, sucias o peligrosas, representan fuentes de trabajo. Los problemas en torno a la automatización y el desplazamiento de trabajadores son complejos y no se limitan a las fábricas.

 

Tres cambios fundamentales

 

El hombre prehistórico era principalmente cazador y recolector. Vivía en tribus nómadas, siguiendo a los animales y recolectando frutos, nueces y granos silvestres.

Los antropólogos especulan que algunos de nuestros antepasados históricos dedicaban sólo unas 15 horas semanales a la satisfacción de sus necesidades materiales y las demás las consagraban a búsquedas culturales y espirituales.

 

La economía agrícola. Al crecer la población humana, la gente aprendió a domesticar animales, cultivar granos y usar arados y otras herramientas agrícolas. El paso a una economía agrícola tardó varios siglos, hace unos 10 000 años. El resultado fue una sociedad en la cual casi todos vivían y trabajaban en granjas, intercambiando bienes y servicios en pueblos cercanos. La era agrícola duró miles de años, hasta que los adelantos tecnológicos desencadenaron la revolución industrial.

 

La economía industrial. A finales del siglo XIX, el mundo estaba dominador por  una economía industrial en la cual trabajaba más gente en las fábricas urbanas que en el campo. El trabajo en las fábricas prometía un nivel de vida material más alto para una población creciente, pero tenía su costo. Conforme  la vida laboral se fue separando a la vida doméstica, los padres se alejaron de la vida familiar cotidiana y las madres asumieron responsabilidades domésticas. Cada vez más  riqueza en las manos de menos personas. Los pueblos se convirtieron en ciudades y crecieron el crimen, la contaminación y otros problemas urbanos.

 

La economía informática. La tecnología informática del siglo XX ha producido lo que se conoce como la segunda revolución industrial, en la cual la gente abandona las fábricas para dedicarse a tareas relacionadas con la información. En la economía informática de la actualidad (también llamada economía postindustrial), los empleados de oficina superan en número a los obreros de las fábricas, en su mayoría la gente se gana la vida trabajando con palabras, números e ideas. En lugar de sembrar maíz o fabricar zapatos, casi todos manejamos bits en una forma u otra. En nuestra entrada a la era de la información, vamos montados sobre una ola de cambios sociales tan importantes como cualesquiera que hayan ocurrido en el pasado.

                La tecnología ha sido fundamental en estas transformaciones. La economía agrícola surgió del arado; la revolución industrial fue iniciada por las máquinas, y la era de la información depende tanto de los computadores que también se le conoce como era de la computación.

 

La fábrica automatizada

 

Los empresarios pueden hundirse con sus empresas porque se aferran tanto a las  viejas costumbres y no se permiten efectuar cambios.

                                              

                                               --------Henry Ford

 

                               Una fábrica automatizada es más eficiente que una tradicional por dos razones:

 

q   La automatización permite una mayor integración de la planificación y la manufactura, reduciendo así el tiempo de inactividad de los materiales y las máquinas.

q   La automatización reduce el desperdicio en términos de instalaciones, materias primas y mano de obra.

 

Si la automatización es una buena noticia  para los dueños, es una amenaza para los obreros de quienes dependen las fábricas tradicionales. En una empresa de manufactura corriente de alto nivel, casi la mitad del personal está formada por ingenieros, contadores, especialistas en mercadotecnia y otros trabajadores de oficina.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 


ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE I. 3-1: Realizar una investigación sobre un proceso de producción en

                                                                       el cual se muestren los avances y desarrollos tecnológicos

                                                                       incorporados por dicho proceso.

 

 

1. 4 EL MÉTODO CIENTÍFICO

 

Objetivo: Analizar la importancia del método científico como una metodología que ha proporcionado elementos necesarios para el desarrollo de las ciencias y la tecnología.

 

El método científico: no es una receta infalible para los descubrimientos. Es más bien una actitud y una filosofía, que proporciona una orientación según la cual desde el  mundo exterior entran en los sentidos del hombre.

El gran triunfo del método científico es el de permitir que se complementen, los que recojen datos y los que construyen teorías. Tiende un puente entre hechos e ideas... proporciona al científico la disciplina para distinguir entre ideas que son significativas y útiles y las que sean vacías.

 

El método científico es un descendiente de una rama de la filosofía llamada epistemología (del griego episteme “conocimiento”, y logos, “teoría”). Desde Platón los hombres han venido meditando sobre lo que es el conocimiento, de donde procede, y como adquiririlo. En el s. XVII el epistémologo inglés Francis Bacan, encontrándose sobre el conocimiento científico en particular, intentó proporcionar una guía ordenada para su adquisición. Hasta el s. XX se define el método científico como tal, pero la cuestión es observar qué, medir qué, cómo formular la hipótesis o las explicaciones.

 

Históricamente, los hombres han emprendido la búsqueda del conocimiento científico en 3 niveles diferentes de complejidad. La experimentación pragmática o descubrimiento por  tanteo tiene una tradición continua que se remonta a la Edad de Piedra. El análisis lógico y la prueba, por cuidadoso raciocinio partiendo de premisas, también ha sido utilizado desde tiempos muy antiguos, si bien generalmente se atribuye a  los griegos el haberse dado cuenta de todo su valor potencial. El método científico completo, que combina la experimentación sistemática con el análisis y la prueba, sólo ha sido utilizada consistentemente desde el siglo XVI. La enorme importancia del segundo y del tercer nivel en el desarrollo de la ciencia occidental fue destacado en una ocasión por Albert Einstein... El desarrollo de la ciencia occidental se basa en dos grandes logros, la invención del sistema lógico formal (geometría euclidiana) por los filósofos griegos, y el descubrimiento de la posibilidad de encontrar relaciones causales por experimentación sistemática (Renacimiento).

 

El método científico se divide en 3 etapas fundamentales, que son ineludibles para toda investigación, y aún cuando se digan críticas y generalmente se destaque la observación, esta es una etapa inicial para todo.

 

En Ciencias Sociales y en Ciencias Naturales la discusión es, si se realiza experimento o no, pero ambas llevan un diseño lógico y experimental respectivamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


METODO CIENTÍFICO

 

                                                                                                                                                                 C.NATURALES                                                                                                                C.SOCIALES

 

 

Mundo

Real

 

Modelo

Lógico

 

Diseño

Experimental

 
                                                  Abstracción                                           Abstracción

                                                  Experimental                                         Técnica

                                                                                                                                                                                    

 

 

 

 


                                               

 

                                                                                ARGUMENTO

EXPERIMENTACIÓN                                                                                                          LÓGICO

 

 

 

 

 


Conclusiones

para el mundo

real

 

Conclusiones

Lógicas

 
 

Observaciones

 
                                              Interacción                                                     Interacción

                                              Estadística                                                      Técnica                                                 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESQUEMA EXPLICATIVO

DE LA METODODLOGÍA

USUAL DE LA

ECONOMÍA

 

Hipótesis sobre el

comportamiento de

los hechos conocidos

y observados

 
 


Hipótesis sobre el

comportamiento de hechos

no conocidos o sobre las

posibles relaciones entre

estos y los observados

 

Inducción

 

 

Observación

Sistemática de la

Realidad

 
                                                                                                                                                                                                                                      

Elaboración o

Confirmación de

acuerdo con las

nuevas observaciones

 

Formulación de principios, teorías leyes y modelos explicativos de la realidad.

 

Validez por la

permanente

comparación con

la realidad.

 

Deducción

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es el método científico?

 

 

“.  .  . es un método racional e inteligente de resolver incógnitas o problemas de manera que se entienda su naturaleza, sus probables causas, su conocimiento esencial y, con base en  los conocimientos más apropiados, se trate de relacionar una causa con uno o varios efectos. Lo anterior implica la aplicación del conocimiento racional, sistemático, exacto y verificable”

 

Sosa-Martínez, José. EL MÉTODO CIENTÍFICO. México, SITESA,1990, p.45

 

Importancia del método científico

 

1.        Sirve para aceptar o rechazar causas de fenómenos observables y pertinentes a la naturaleza.

2.        Para el estudio de un fenómeno particular que, por inducción, contribuya a la integración de las leyes generales.

3.        Dado el crecimiento del conocimiento científico, el método científico  contribuye en forma ordenada y lógica al avance de la ciencia, de la educación y de la investigación, y enseña al individuo a ser ordenado, analítico, reflexivo, creativo y productivo en sus actividades.

 

“.  .  . el método científico consiste en una serie de conceptos, doctrinas y procedimientos que se aplican en la investigación con el objeto de obtener información confiable, imparcial y relevante.  .  .”

 

 Sosa-Martínez, José. EL MÉTODO CIENTÍFICO. México, SITESA,1990, p.47

Confiable, por que se han utilizado las mejores ideas y técnicas para resolver una incógnita, de tal manera que las ideas son racionales, con base amplia de conocimientos, y que los métodos dan resultados reproducibles y exactos.

 

Imparcial, porque el investigador no debe tener juicios o prevenciones, sino neutralidad, equidad y rectitud en sus juicios y conceptos, pues en la investigación científica no se trata de demostrar una idea, sino de precisar la causa, efecto o asociación de cosas.

 

Relevante, es decir apropiado, conducente, oportuno, pertinente y sobresaliente.

 

¿En qué consiste el método científico?

 

Es una serie de procedimientos lógicos, sistemáticos, racionales y con gran alacance intelectual para resolver problemas, responder a interrogantes e investigar hipótesis.

Consiste en revelar las bases del discurso analítico y de la reflexión integradora que dé sentido a las observaciones en un contexto de análisis serio y profundo de las realidades.

 

Sosa Martínez

 

FUNDAMENTOS FILOSÓFICOS DEL MÉTODO CIENTÍFICO

 

·         LAS BASES EN LOS FILÓSOFOS GRIEGOS (PROBABLEMENTE ES LA EXPLICACIÓN DEL DISTINTO DESARROLLO DE LA CIVILIZACVIÓN OCCIDENTAL FRENTE A LA ORIENTAL).

·         FRANCIS BACON (1561-1626)

·         RENÉ DESCARTES (1596-1650)

·         GALILEO GALILEI (1564-1642)

·         ISAAC NEWTON (1642-1727)

 

Sosa-Martínez, José. EL MÉTODO CIENTÍFICO. México, SITESA, 1990, PP.3-21, 36-37, 61-74

 

La filosofía por su carácter racional, dio pauta  para que los científicos se concentran en problemas y utilizaran como fundamento de sus ideas y deducciones.

La filosofía es el conjunto de actividades mentales que indaga la naturaleza de todo lo que nos rodea.

 

Al buscar los orígenes de la ciencia, su historia y su filosofía nos remontan a la civilización griega, cultura que es considerada como iniciadora del pensamiento racional o social de la civilización occidental.

 

Francis Bacón (1561-1626)

 

1.Expresa que el objetivo del conocimiento no es la sola contemplación de la naturaleza, sino su conquista y transformación para dar al hombre mejores condiciones de vida por medio de la unión de conocimientos y técnicas.

2.La base de la ciencia experimental moderna es la inducción, es decir, que para conocer es necesario partir de  los hechos particulares hasta construir principios generales.

 

René Descartes (1596-1650)

 

1.        Dividir cada una de las dificultades que examinare, en cuantas partes fuere posible y en cuantas requierese su mejor solución.

2.        Hacer en todos unos recuentos tan integrales y unas revisiones tan generales, que llegase a estar seguro de no omitir nada (reporte de investigación).

 

Galileo Galilei (1564-1642)

 

1.        Existe una correspondencia y armonía absoluta entre las verdades matemáticas y los eventos naturales (las matemáticas como modelo de las ciencias experimentales).

2.        Las explicaciones, o teorías científicas, no deben ser finales o absolutas, sino que deben dejar lugar a verificaciones, correlaciones y estudios ulteriores.

Isaac Newton (1642-1727)

 

1.        Debemos asignar, siempre que sea posible, las mismas causas a los mismos efectos.

2.        No debemos aceptar más causas para los eventos naturales, que aquellas que son tanto verdaderas como suficientes para explicar su aparición.

 

PASOS PRINCIPALES DEL MÉTODO CIENTÍFICO

 

1.       Planteamiento del problema.

 

1.1     Reconocimiento de los hechos. Examen del grupo de hechos, clasificación preliminar y selección de

       los que probablemente sean relevantes en algún aspecto.

1.2     Descubrimiento del problema. Hallazgo de la laguna o de la incoherencia en el cuerpo del saber.

1.3     Formulación del problema. Planteo de una pregunta que tiene probabilidad de ser la correcta; esto es, reducción del problema a su núcleo significativo, probablemente soluble y probablemente fructífero, con ayuda del conocimiento disponible.

 

2.        Construcción de un modelo teórico.

 

2.1     Selección de los factores pertinentes. Invención de suposiciones plausibles relativas a las variables

       que probablemente son pertinentes.

2.2  Invención de hipótesis. Centrales y de las suposiciones auxiliares.

       Propuestas de un conjunto de suposiciones concernientes a los nexos entre las variables pertinentes;

       por ejemplo: Formulación de enunciados de ley que se espera puedan amoldarse a los hechos  

       observados.

2.2     Traducción matemática (cuando sea posible). Traducción de las hipótesis, o de parte de ellas, a

       alguno de los lenguajes matemáticos.

 

3.       Deducción de consecuencias particulares.

 

3.1     Búsqueda de soportes racionales. Deducción de consecuencias particulares que pueden haber sido verificadas en el mismo campo o en campos contiguos.                                                                                             

3.2     Búsqueda de soportes empíricos. Elaboración de predicciones (o restricciones) sobre la base del modelo teórico y de datos empíricos, teniendo en vista técnicas de verificación disponibles o concebibles.

 

4.       Prueba de las hipótesis.

 

4.1     Diseño de la prueba. Planteamiento de los medios para poner a prueba las predicciones; diseño de

       observaciones, mediciones, experimentos y demás operaciones instrumentales.

4.2     Ejecución de la prueba. Realización de las operaciones y recolección de datos.

4.3     Elaboración de los datos. Clasificación, análisis, evaluación, reducción, etc, de los datos empíricos.

4.4     Interferencia de la conclusión. Interpretación de los datos elaborados a la luz del modelo teórico.

 

5.       Introducción de las conclusiones en la teoría

 

5.1     Comparación de las conclusiones con las predicciones. Contraste de los resultados de la prueba con

       las consecuencias del modelo teórico, precisando en qué medida éste puede considerarse confirmado

       o disconfirmado (inferencia probable).

5.2     Reajuste del modelo. Eventual corrección o aun reemplazo del modelo.

5.3     Sugerencias acerca del trabajo ulterior. Búsqueda de lagunas o errores en la teoría y/o los procedimientos empíricos, si el modelo ha sido disconfirmado; si ha sido confirmado, examen de posibles extensiones y de posibles consecuencias en otros departamentos del saber.

 

Bunge, Mario. LA CIENCIA, SU MÉTODO Y SU FILOSOFÍA. Argentina, Siglo Veinte, 1981, p.63

 

Como resumen de los pasos antes mencionados, tenemos la siguiente figura:

UN CICLO DE INVESTIGACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 


Cuadro de texto: Evidencia

Cuadro de texto: Técnica de constrastación                       

 

 

 


Lo mejor para darse cuenta de cómo funciona el método científico consiste en emprender, con actitud inquisitiva, alguna investigación científica lo suficientemente amplia como para que los métodos o las técnicas especiales no oscurezcan la estructura general”.

 

Bunge, Mario. LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA. Barcelona, Ariel, 1972.

 

Entre estos métodos, los más conocidos son:

 

1.        El de casos. La observación es única, se usa en las ciencias sociales, de inmediato se formulan 

       hipótesis para ver cuáles son las variables relevantes.

2.        Estadístico. Utiliza técnicas y estadísticas y de teoría de las probabilidades, tales como muestras, se

       usa tanto en ciencias naturales como sociales.

3.        Inductivo. Va de lo particular a lo general. Se utiliza en las ciencias formales.

4.        Deductivo. Va de lo general a lo particular. Se utiliza en las ciencias formales.

5.        Experimental. Es cuando se puede reproducir el fenómeno, controlando sus variables artificialmente. Se usa en las ciencias naturales, también emplea los métodos de inducción, deducción y estadístico.

Riberos y Rosas.

 

 

COMPROBACIÓN CIENTÍFICA

 
 


 

Sociales

Economía

Política

Sociología

 

Naturales

Física

Química

Biología, etc.

 

Matemáticas

Demostración de teoremas, postulados

 

Lógica

Prueba de validez

de argumentos

 

Formal

Requiere de demostración

 

Empírica

Requiere verificación

 
                                                                                                                     

 

 

 

 

 

 

 

 

Rivera Márquez, Melesio. LA COMPROBACIÓN CIENTÍFICA. México, Trillas, 1984, p. 15

La comprobación científica de hipótesis es uno de los pasos fundamentales del método científico, ello determinará la verdad o falsedad de la misma, así como la validez o invalidez de la solución propuesta.

 

La demostración, es de caráter formal. Es completa, rigurosa y final.

La verificación es de carácter factual, se realiza sobre hechos o fenómenos. Es incompleta y temporal, ya que las hipótesis son provisionales

 

Ejemplo de aplicación del método científico: descubrimiento de los rayos X

 

1.       Definición del problema

 

Antecedentes. A mediados del siglo XIX  se descubrió que al aplicar una diferencia de potencial entre dos placas, colocadas dentro de una ampolla o tubo de vidrio “vacío” (supuestamente sin ninguna molécula adentro), se producía una descarga eléctrica. Debido a lo imperfecto de las bombas de vacío disponibles, quedaban muchos iones y electrones en el interior de la ampolla (llamado gas residual), los que conducían la descarga eléctrica. Si se agujeraba la placa positiva (ánodo), era atravesada por el haz proveniente de la placa negativa (cátodo) que, al incidir sobre el vidrio de la ampolla, le inducía una fluorescencia verde. Por muchos años se investigaron las propiedades del haz proveniente del cátodo, y cuando se descubrió que se propagaba en línea recta, se les llamó rayos catódicos. En la actualidad sabemos que dichos rayos son electrones acelerados por el campo eléctrico entre las placas (cátodo-ánodo); pero la evidencia para determinarlo se colectó poco a poco.

 

En 1892 Hertz descubrió que los rayos catódicos podían atravesar placas metálicas delgadas, lo que favorecía la interpretación ondulatoria de su propagación; tal descubrimiento dio lugar a que varios laboratorios trabajaran simultáneamente en relación con  las propiedades de las descargas en gases.

 

En 1895, Roetgen trabajaba en uno de esos laboratorios y por casualidad observó que una sustancia, colocada en uno de los estantes, brillaba débilmente cuando se producía la descarga eléctrica dentro del tubo de vacío. La sustancia era platino-cianuro de bario, que tiene la propiedad de fluorescencia.

 

En aquella época ya era conocido el fenómeno de fluorescencia, y Roegten se planteó la siguiente pregunta: ¿La fluorescencia del platino-cianuro de bario se debe a la emisión de la luz ultravioleta producida por la descarga eléctrica en el tubo, o es un efecto nuevo del fenómeno de fluorescencia?

 

 

ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE I. 4-1 A partir de la definición del problema dado en el párrafo anterior investigar:

a)       el desarrollo de las computadoras y describirlo siguiendo los pasos del método científico.

b)       El desarrollo de un microprocesador y describirlo siguiendo los pasos del método científico.

 

 

 


 

 


 


ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE. RESPONDA LAS SIGUIENTES PREGUNTAS,

 

1.- ¿Qué es la epistemología?

 

2.- ¿Qué es el conocimiento?

 

3.- ¿Quiénes intervienen en el conocimiento?

 

4.- ¿Qué es la cultura?

 

5.- ¿ Qué es la tecnología?

 

6.- ¿Qué es la ciencia?

 

7.- ¿Cuál puede ser una clasificación de ciencia?

 

8.- ¿Cómo se define la ciencia según Charles Singer?

 

9.- ¿Cuáles son las características de la tecnología?

 

10.- Menciona algunas características de la cultura

 

11.- ¿Qué cambios surgieron con la primera máquina de vapor en Estados Unidos?

 

12.- ¿Cuáles pueden ser los riesgos de la tecnología moderna?

 

13.- Es una de las contradicciones sostenidas por Ellul

 

14.- Menciona las influencias directas e indirectas de un orden político y cambio tecnológico

 

15.- ¿Cuáles son los cuatros esquemas básicos de estructuración de los programas educativos?

 

16.- Estos son algunos cambios económicos propiciados por la tecnología

 

17.- ¿A qué se le llama Revolución Industrial?

 

18.- ¿Cómo puede ser clasificada la tecnología según su desarrollo?

 

19.- ¿Qué es un robot?

 

20.- Mencione algunas ventajas de los Robots

 

21.- ¿Qué es el método científico?

 

22.- ¿Cuáles son los pasos del método científico?