Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Corría la época de los años 40. Manuel Ladino, hoy de 93 años,  no recuerda exactamente en que año llegó a Bogotá detrás de su hermano Froilán Ladino, quien en ese entonces trabajaba en una talabartería en el Barrio San Benito. Confiesa que seguramente, fue cuando el campeonato nacional de fútbol dada sus primeros pasos. Los Ladino empezaron, con retazos del cuero de la fábrica donde trabajaban a elaborar un balón para jugar sus picaditos. Y como lo hicieron más fácil de lo que se imaginaron -"como amarrando zapatos"- se les ocurrió la idea de sacar moldes para balones de 12 y 18 piezas, que con el tiempo se convirtieron en 32. Primero los vendían en una dulcería y luego en un almacencito de deportes hoy conocido como la Casa Olímpica. Pero había un obstáculo: No tenían tiempo de fabricarlos y coserlos.

¿Y quién mejor para realizar esta labor que los expertos cocedores de su pueblo? Fue entonces que llevaron balones a Monguí para que sus coterráneos los terminaran de armar. Y cuando menos se dieron cuenta, su pueblo natal había sufrido una transformación radical: Muchos campesinos ya no querían trabajar en el campo, el fútbol fue desplazando al tejo y gente de Mongua y Topaga llegaba en busca de oportunidades de trabajo. Monguí se había contagiado de la fiebre de los balones.

Más de la mitad de la población de Monguí vive de la industria de los balones. De los 5.600 habitantes aproximadamente, el 30% , unas 1680 personas se lucran directamente de ellos: Unos los cosen, otros son obreros en las fábricas y los demás los venden. El 20% de la población, que también recibe su sustento de los balones, lo hacen de manera indirecta, esos son los distribuidores, los transportadores y los productores del caucho para la bomba de los balones. El resto de los habitantes son agricultores o trabajan en negocios en pueblos cercanos como Sogamoso.

A pesar de que los balones de Monguí parecen hechos con la última tecnología, su proceso de elaboración, sigue siendo bastante artesanal. Primero se infla un neumático hecho en Monguí, y se enrolla con hilaza - primero a mano y después en una máquina-. Luego se le echa una capa de macilla de caucho y se cuelga hasta que seque. Ya lista la pelota, se moja en pegante natural llamado látex y se les juntan  loas piezas sintéticas estampadas que le adornan.

Lo siguiente es vulcanizar el balón: se calienta dentro de una olla hasta que coja presión y ...¡Listo! el balón está hecho. Cuando el balón es de cuero hay que coserlo a mano.

PROCESO DEL BALÓN

El balón pegado  necesita pasar por diversas etapas, las cuales no son necesarias practicar con el balón cocido.

1.   Enrollada de la bomba: En esta etapa se necesita mucho hilo para cubrir la bomba, le de peso y dureza. Si se quiere que la pelota sea liviana y rebote más, se le agrega menos hilo, pero si se desea el efecto contrario se enrollará más material.

Enrollado de la Bomba

2.   Unción de macilla: La macilla está compuesta por: Harina de trigo o maíz, látex y agua. La unción de macilla consiste en agregar al balón o pelota los ingredientes anteriormente mencionados los cuales ayudan a que el balón quede más compacto y obtenga mayor grado de adhesión.

 Unción macilla

 

3.   Untado y secado  del látex: En esta fase se requiere de la suficiente cantidad de látex para que el balón no quede con demasiado peso, para que coja consistencia y quede un poco de adhesión.

Untado y secado del latex

4.     Estampado:

 Estampado del balón

5.     Repujado:

  Repujado

6.   Pegado de Piezas: En esta etapa es donde se le da presencia al balón, las piezas que se  colocan encima en  la posición deseada y  se pegan.

 Pegado de piezas

7.   Encocada del balón: Es la fase donde el balón obtiene una forma completamente redonda y le quita defectos hechos en las etapas anteriores. En este proceso intervienen instrumentos como la coca (molde)  y el agua, para dejar hervir el balón, para que así pueda obtener una forma muy circular.

 Encocada

8.   Revisión e inspección de balones: Este es el resultado final, se supervisa el producto final con el fin de garantizar la calidad.

Revisión de balones

INSTRUMENTOS NECESARIOS PARA EL PROCESO

Troqueladora: sirve para cortar el guayo por medio de moldes, los cuales están de la forma  que se quiera.

Moldes: sirven para cortar el guayo de la forma que se desee.

Repujadora: Es un elemento base de la formación de las piezas, ya que estas máquinas son las que dan relieve y dimensión a las figuras que se quieran.

Moldes de pintura: Se refiere a los moldes que tienen la figura que se quiere para poder pintar en las piezas, sin ningún problema por medio de filtros especiales

Cocas: Son las encargadas de darle figura, casi perfecta al balón.

Compresor: Es el encargado de inflar el balón.