Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!
              "Alas"
"Cuentos de amor, estrellas y almas gemelas" de Enrique Barrios

 

- ¿Como se explica esto, comandante?
- Por el momento, no comprendo nada, oficial ¿Buscaron la bitacora
en la memoria del sistema computacional de esta nave a la deriva?
- Si, pero no se menciona que hayan embarcado aves. Lo mas extraño
de todo es esta carta. Fue lo ultimo que se escribio aqui.
- ¿De que se trata?
- Es una especie de carta de amor, de cuento, de poema...no se, no 
entiendo mucho acerca de esos asuntos.
- Dejeme verla.
" Pienso en ti, dulce dama de anoche. Te presentaste en mi sueño, casi
temblaste de emocion al besar mis labios, y yo senti el sabor del 
encuentro de almas que se buscaron durante durante milenios.
¿De que estrella del firmamento viniste a obsequiarme tu presencia?
¿Por que esta penetrante sensación de haberte conocido antes?
¿A quien me recuerdas?
Mientras estas lineas van brotando desde mi pecho, doy una mirada a las
estrellas que me rodean. La primera vez que las vi desde esta nave 
espacial casi me ahogue ante el espectaculo sobrecogedor.
Esta pequeña sala fue diseñada como observatorio de navegacion es por eso
que permite una visibilidad incomparable. Si apago las luces interiores
pareciera que nada se interpone entre los astros y yo, asi de perfecto
es el cristal de cupula, uno se siente flotando entre miles de millones
de multicolores luciernagas cosmicas, sumido en la presencia del misterio
del universo.

 

Como quisiera que estuvieses aqui, dulce dama de anoche. No es bueno
estar tanto tiempo solo en el espacio.
Bert, Lou y Cayito ya no estan. Hace años que no estan. Quede solitario
en esta vacia nave con rumbo al cuerpo estelar s-42 de arcturus. Pero
aqui no falta nada, excepto tu, claro.
Mira, la pasariamos bien. Tenemos cultivos hidroponicos abundantes. Ah,
de paso te cuento que en este largo tiempo me entretuve en el laboratorio
de biogenetica y desarrolle una fruta con sabor a helado de crema, se que
te gustara. Aqui hay energia infinita a partir de los vientos solares
o del desensamble molecular. El agua sintetizada brota de nuestros 
surtidores mas pura y cristalina que de una vertiente montañera. En fin:
la felicidad por delante.

 

Pero esta soledad...

 

Tu visita de anoche fue un soplo revitalizador, hermosa dama venida en un
sueño.
¿Cual sera tu nombre? No me lo dijiste. Solo nos fundimos en aquel emocionado
abrazo. Luego, para mi dicha, quisiste que te besara. Aun tengo en los labios
la sensacion de tu tibieza y suavidad.
Eso mucho mas que un simple sueño, te lo puedo asegurar.
Estoy contento, dulce amiga del alma, quiero dejarlo estampado
en esta carta que voy dictando.
En el monitor observo como las palabras que pronuncio se transforman en 
texto escrito. Quedara archivado en la memoria computacional de la nave.
Tambien puedo decir "info A1", esto hace que en el monitor aparezca un joven
que me pregunta acerca de tema deseo informarme. Claro que esta dama es solo
una imagen digital, un dibujo electronico que parece real, pero no es mas que
datos programados.
Y pensar que en esta largo soledad casi me enamoro de ella...
Le digo "sueños" y aparece un menu con varias opciones. Escojo "causas".
Dice que una de ellas tiene que ver con lo que se teme. Si te asusta 
Dracula, paf, en sueños se te aparece, pero lo crea un mismo con su
miedo. Si te dan temor las alturas, te veras cayendo por un precipicio.
hummm....puede ser, pero yo creo que ciertas experiencias nocturnas son
reales, aunque en otras dimensiones.

 

Pienso que nuestros espiritus se encontraron, se abrazaron y se besaron
realmente. Siento que esto fue posible porque el amor nos une, nos ha 
unido siempre. Es como si fuesemos dos almas que se reencontraron, aunque
no en el plano fisico, no importa, este plano no es el principal.
Dice un antiguo libro sagrado, el Bhagavad Gita, me parece, que este
cuerpo perecible es algo transitorio, pero que mas alla de esta materia
somos energia consciente y eterna. Dice que alli no nos limitan las
distancias ni el tiempo, y yo le creo.
Nos encontramos y lo seguiremos haciendo cada noche, amada mia. Tomados
de nuestras manos etericas viajaremos por las estrellas sin necesidad
de vehiculos como este. Entonces, en algun hermoso rincon dimensional,
en un refugio solo para nosotros, nos contaremos lo que vivimos durante
nuestra larga separacion.
Y te hablare de mi infancia.
Cuando niño tuve un perro amarillo, lanudo y grande:Choclo. En las pocas
ocaciones que me permitia montarlo como si fuese un caballo, a los cinco
segundos exactamente decidia sentarse.
"Galopa, Centella (el unicornio espacial del Capitan Jupiter), persigamos
a esos lemurianos que han raptado a Nurya, la hija del comandante de la
base galactica", le ordenaba abalanzandome sobre su grueso y peludo cuello
,pero choclo, indiferente ante la tragica situacion por la que atravesaba
la bella Nurya, se echaba en la hierba y volviendo hacia mi su cara de 
risa, me lamia la nariz.
Choclo era un perro sin mucha imaginacion.
Su juego preferido consistia en perseguise la cola.
Desde aqui puedo ver gran parte del fuselaje de esta nave. Me gusta
observar las ventanas iluminadas;por eso mantengo siempre encendidas
las luces interiores. Imagino que voy en un velero espacial engalanado.
Es cierto que siempre estaremos unidos en los planos sutiles, pero...
que bien estariamos aqui los dos;transformariamos este lugar en un nido
de amor, un nido estelar. Creo que el primer año lo pasariamos simplemente
mirandonos a los ojos, comunicandonos sin necesidad de palabras.
Habia un arroyo sombreado por grandes alamos y sauces.
Ah, mi querido y lejano planeta azul.
En el verano llegaban los primos y los hijos de los amigos de mis padres,
entonces choclo se olvidaba de mí y prefería la amistad de los demás chicos.
Yo lo comprendía, la novedad.
Las competencias de palitos llevados por la corriente eran algo digno de 
verse. Cada niño tiraba el suyo al agua y ¡partida! Corriendo y saltando
por la orilla seguiamos el curso de las fragatas, lanchas patrulleras,
trasatlanticos atomicos y portaviones. Casi siempre ganaba el mio, pero
yo hacia trampa sin saberlo. En lugar de gritar para animar al palito que
representaba a mi carabela nuclear, como hacian los demas, yo imaginaba 
que un angel volador invisible lo empujaba con su dedo. Resultaba, pero 
era trampa, como se vino a comprobar mas tarde, con el desarrollo que 
logro la ciencia psicotronica...
Otra causa de los sueños, segun la señorita digital de la pantalla, se 
relaciona con una reelaboracion de imagenes que el subconciente efectua,
pero eso no tiene nada que ver con nuestro amor. Volvamos mejor a mi 
infancia.
...¿Por que tiendo a recordar mi infancia cuando pienso en ti? Siento que
hay alguna oculta razón,si, tu presencia me lleva hacia muy atras...
El trigo maduraba alto. Verano.
Un dorado mar de terciopelo vegetal se extendía hasta el horizonte, trepando
ondulante por las colinas suaves.
Persiguiendo a una gaviota me fui alejando demasiado de la granja de mis
padres. Es que no era normal encontrar una gaviota en el campo, tan lejos
de la costa. Creo que estaba perdida.
Ella me dejaba acercar un poco, pero cuando la iba a alcanzar, levantaba
el vuelo.
¡Cuantos recuerdos olvidados han llegado contigo, inolvidable dama de 
anoche!
Se alejaba unos metros y se detenía a esperarme en algun claro entre las
espigas. Creo que jugaba conmigo.
Así, una gaviota perdida me fue llevando hasta las cercanias de la¡
granja vecina.
La ultima vez que la vi, volaba hacia las riberas del arroyo.
Seis vueltas alrededor de aquel sol amarillo habia completado mi
cuerpo nuevecito.
No encontre a la gaviota, pero en su lugar, de pie juntro al arroyo
estaba...si...claro...aquella hermosa niña, Cecy, mirandome con serena
picardía color azul cielo.
Eras tu, dama de anoche, los mismos amados ojos que dejaban presentir
a la compañera de milenios, la misma presencia tibia y cercana.
Un muñeco de tela colgando de tu manito pequeña me sonreía dandome la
bienvenida.
- ¿A quien buscas?
- A una gaviota perdida
- No está perdida
Reíste, creo que con cierto rubor en tus mejillas.
- ¿Como te llamas?
- Daniel, ¿y tu?
- Cecy
- ¿Y cual es el nombre de tu muñeco?
- No tiene nombre
- ¿Por que no?
- Porque no ha sido bautizado todavia
- Ah
Y nos enamoramos, una vez más, en el infinito caleidoscopio de encuentros
y desencuentros a traves de las existencias.
Conversamos y jugamos hasta mucho despues de que el sol descendio por los
trigales.
Los adultos olvidaron las cosas que dos chicos de cinco y seis años pueden
saber; desconocen que recuerdos dormidos, heredados talves de anteriores
experiencias, o sugeridos desde otras dimensiones de la conciencia,
despiertan en la intimidad infantil.
Antes de media hora supimos que nos perteneciamos para siempre.
¿Por que lo olvide durante tanto tiempo?...No, no lo olvide, solo deje
de darme cuenta.
Decidimos casarno. En un secreto refugio nupcial sellamos el pacto con
un beso de algodon y mermelada.
El muñeco de gorra azul se convirtio en nuestro hijo. Lo bautizamos en
el rio y le pusimos su nombre: Pilin.
Quise ir a cazar un pajaro para que el niño se alimentara. La idea te hizo
reir, dijiste que a su corta edad solo tomaba leche, entonces recorde a
Mariposa, la vaca del vecino. Propuse una excursion hacia el establo
en busca de leche para Pilincito, pero tu, misteriosamente, dijiste que
no hacia falta, y sonriendo te acercaste el muñeco hasta tu pecho.
Me senti muy tonto.
Cuando las estrellas comenzaron a aparecer, tu dedito apunto hacia el cielo.
Expresaste algo que, ahora que lo pienso, tal vez fu el oculto resorte que
años despues me impulso a seguir la profesion astronautica.
- Cuando nos volvamos a encontrar, sera en medio de esas estrellas...
Y asi fue amada Cecy, pero en aquel momento se rompio toda la magia, y
nunca mas te volvi a ver.
-Danieeeeelll.
Mis padres llegaron y quise que te conocieran, pero ya no estabas
Quede con una sensacion de vacio en el pecho. No se me quito jamas.
Hubiera necesitado un hasta mañana, la esperanza de volver a verte,
pero secretamente intui que no iba a ser asi.
Me acerque al arroyo todos los dias. Te esperaba durante horas infinitas,
siempre con la ilusión de que aparecieras, pero nunca lo hiciste.
Poco tiempo despues, mis padres vendieron la granja y nos fuimos a otro 
pais, otro idioma, casi otro mundo. Olvide el pasado, pero no a ti, no
todavia.
Cuando vino la enfermedad que se llevo a Bert, Lou y Cayito, la nave
quedo sin los tripulantes necesarios para hacerla funcionar de acuerdo
al proyecto Arcturus. Los reactores se apagaron, y yo, simplemente 
navegante, trazador de rutas espaciales, solo entiendo de cartas y 
coordenadas, de maquinarias, cero.
No quise tocar ninguna palanca u boton, no fuese a estallar todo el 
artefacto.
Hace tiempo deje de intentar manipular la radio, solo escucho zumbidos y
crepitares. El buen Cayito era el encargado de manejar ese enredoso aparato
lleno de teclas digitales, luces y pantallas con cifras incomprensibles.
Cuando cumpli veintiun años volvi al terruño. No me lo vas a creer, pero
fui con la unica finalidad de encontrarte y casarme contigo, esta vez, de
acuerdo a protocolos menos infantiles, aunque no se si mas validos.
Tanta falta me hacias.
Encendido de esperanza conduje un automovil hacia la vieja granja. Por 
el camino imaginaba mil reencuentros felices, y tambien me angustie tantas
veces pensando que podria no hallarte o que no recordases nada o, lo que 
es peor, verte en otros brazos.
Pero lo que mas me atormentaba era la sensacion de estar cometiendo una
idiotez. Solo a un debil mental podria ocurrirsele hacer un viaje tan largo
por confiar en una historia infantil que... talves nunca ocurrio, que quizas
fue solo un sueño.
Los trigales se habian transformado en campos de pastoreo. Un mar de vacas
por esas colinas.
En lugar de mi antigua casa, LACSA, industria lechera y ganadera, operarios
en blancos delantales y guantes de latex, camiones, establos, oficinas...
La granja del lado tampoco estaba ya, todo pertenecia a la empresa.
NO PASAR, PROPIEDAD PRIVADA
Mejor no te cuento acerca de aquella angustia.
Interrogue a la gente del lugar y nadie sabia nada del pasado, pero me
condujeron hasta un viejo campesino. El hombre recordaba a mis padres,
a mi mismo cuando niño. Acerca del vecino, dijo que vivio solo, que
nunca tuco ninguna hija de ojos azules llama Cecy y que jamas lo visitaba
nadie...
¡Cuanto amor, gaviota mia, cuanto esfuerzo, cuanta entrega!
Desde tu mundo, desde tu estrella proyectaste tu alma para recordarme el
vinculo que nos unia y vaticinar el futuro encuentro en el cielo, pero
esto lo comprendo ahora, luego de tu visita de anoche.
Aquella vez, las palabras del anciano me causaron la mas terrible desolación
Tambien dice el monitor que hay otra cosa que provoca sueños, pero me 
parece una tonteria, los investigadores desconocen tanto aun... Bueno,
son sueños compensatorios. Si eres pobre y feo, te ves rixo y buen
mozo, te fabricas, te inventas lo que no tienes, lo que tu alma necesita...
Quince años solitario en una nave, necesitandote, es demasiado tiempo.
Pasado mañana cumplire treinta y nueve, pero ahora estas tu, Cecy amada,
dejame acariciar tus cabellos de trigal, me recuerdan el lugar de nuestro
encuentro infantil.
No se si lo sabes, pero nunca me entregue a otra mujer, es que para mi,
nuestro casamiento no fue solo un juego de niños.
Sencillamente, no pude serte infiel.
Te agradezco tanto por haber venido a mi, gaviota adorada, vamos a ser
felices para siempre. No necesitaremos esta nave ni estos cuerpos.
   Volaremos, volaremos..."
- ¿No encontro nada mas, oficial?
- No, comandante, solo esa carta, Mis hombres ya revisaron toda la nava
  No hay seres humanos ni vivos ni muertos.
- Es evidente que el navegante, el autor de esta carta, lanzo al espacio
  los cadaveres de los tres tripulantes, pero el mismo tendria que estar 
  aqui, o sus despojos al menos, porque el sistema de eyeccion al espacio
  solo puede ser operado desde la sala de mandos...
- Si, comandante, y los restos de esta pareja de gaviotas no deberia estar 
  aqui.
- No, oficial
-------------------

 

Volver a los cuentos : 
Ir a la pagina de inicio :