Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Sitio Filosoifia

 

 

TALES DE MILETO

Parte 2

Por lo que se refiere a sus escritos, es imposible saber los títulos y el número de escritos que realizó. En la Biblioteca alejandrina no había ninguna obra suya si se exceptua la dudosa Astrología naútica, la cual, según Diógenes Laercio, pertenecía a Foco el Samio. Arístoteles no vió ningún libro escrito por Tales, al menos, sobre temas cosmológicos. En fín, parece que ya, en aquella época, la confusión sobre las obras de Tales era ya total. Esto hace que, muy posiblemente, no se sepa nunca si Tales escribió alguna obra y con que título.


Ahora bien, por lo que Tales es considerado como el iniciador de la Filosofía no es por lo que estamos viendo. Es cierto que, en esta época, no tiene sentido diferenciar entre el Tales filósofo y el Tales científico, ya que aún no se había diferenciado claramente la ciencia de la filosofía. Esto hace que debamos hablar de Tales como un filósofo de la naturaleza, en donde física y filosofia forman parte del mismo pensar.


Como filósofo de la naturaleza, Tales de Mileto, decía que la tierra flota sobre el agua y que, ésta es, en cierto modo, el principio de todas las cosas. El comentario que podría hacerse ante tal afirmación es el siguiente:

  1. El agua es el principio (arjé) de todas las cosas. El agua, como arjé, implica que ésta es el constitutivo material originario que persiste como substrato permanente (esencia) de todas las cosas, ya que éstas son cambiantes, es decir, constituyen lo accidental. Eso quiere decir que, cuando las cosas cambian y perecen, no todo desaparece, sino que sigue permanenciendo la esencia de las mismas que, en este caso, Tales, identifica con el agua.
  2.  

  3. Esta idea es una novedad frente a todo el pensamiento prefilosófico anterior. No se puede olvidar que el Océano de Homero era unicamente la fuente de las aguas dulces y saladas pero no existe ningún dato objetivo que nos permita concluir su origen cosmológico. Por su parte, el Caos de Hesíodo unicamente separa el cielo y la tierra. A partir de ahi, todo lo que sigue es pura mitología. Pues bien, cuando Tales habla del agua, (lo de menos es el nombre), como principio, no está señalando unicamente que todo procede del agua sino que tal principio continua subsistiendo a pesar de los cambios, es decir, que existe una causa 1ª de todo lo real. Es evidente que ésta es una idea completamente nueva y eminentemente filosófica ya que, con tal idea, se está produciendo una elevación de lo meramente sensitivo a lo puramente conceptual.
  4.  

  5. Ahora bien, no se puede olvidar que toda la interpretación anterior tiene su base en un texto de Aristóteles. Ello lleva a muchos a plantear lo siguiente: ¿quería decir Tales de Mileto lo que Aristóteles nos dice que decía? Muchos piensan que es posible que Tales unicamente sostuviera que el mundo se originó en una indefinida extensión de agua primigenia y que, tal agua, es la causa de ciertos fenómenos naturales. Pero ello no implica que Tales pensara que todas las cosas estuvieran constituidas de agua como su principio esencial. Sea lo que sea, lo que si parece evidente es que con Tales se inicia en la historia humana una nueva forma de enfrentarse con la naturaleza: observación y estudio detallada de la misma, a partir de uno mismo, y al margen de libros sagrados. Pero lo que no tiene sentido es obligarle a Tales a llegar a descubrimientos naturales que llevará siglos hacer. Con Tales unicamente se está iniciando el camino de la filosofía y de la ciencia.
  6.  

  7. La afirmación de que la tierra flota sobre el agua es una idea que muy posiblemente Tales de Mileto tomó de las mitologías orientales. En Egipto se consideraba a la tierra bajo la forma de un plato plano y con bordes en sus extremos. La tierra, a su vez, descansaba sobre el agua que llenaba tambien el cielo. A su vez el sol, navegaba de día en una nave a lo largo del cielo y bajo tierra durante la noche (no en torno ella como sucede de Homero). Por su parte, en la épica babilónica, al principio, todo era mar. Más adelante, Marduk, construyó una balsa sobre la superficie de las aguas y sobre ellas una choza de cañas que acabó por convertirse en tierra. A su vez, en la épica judía (salmos) se nos dice que Javhé extendió la tierra sobre las aguas y que la fundó sobre los mares. En el Génesis, se habla del mar abisal que yace abajo. Pues bien, es muy posible que Tales tomara de aquí su idea de que la tierra flota sobre el agua ya que tal idea no se encuentra presente en la mitología griega (recuérdese que, en Homero, Oceano circunda la tierra pero no está debajo de ella).

 

 

 

Parte 3