Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

¿QUE IMPLICA SER HETEROSEXUAL ?

 

  Ser heterosexual es sentir atracción física y emocional por una persona del sexo opuesto; es una preferencia sexual. La heterosexualidad es la preferencia sexual socialmente aceptada, es la norma a seguir. Por lo que la sociedad en general, espera que cada persona sea heterosexual porque implica "el deber ser", que está estrechamente vinculado con la procreación.

    

     La heterosexualidad se asocia con la monogamia, el matrimonio, la procreación e implica relaciones estrictamente definidas con roles tradicionales de hombre y mujer (que con el tiempo han logrado cambiar).
Cuando se habla de preferencias sexuales no podemos pasar de lado la carga valorativa del término.

    

     "Ser heterosexual" confiere cierto poder para enjuiciar a las otras preferencias por su "anormalidad", sin embargo, "ser heterosexual" no lo exime de ninguna culpa, ni lo beatifica frente a los riesgos de salud que erróneamente se cree que las otras preferencias padecen. Lo cierto es que los heterosexuales así como los homosexuales y bisexuales asumen ciertos roles, actividades y comportamientos que los ponen a todos en riesgo.

 

     No todas las relaciones heterosexuales terminan en matrimonio ni con hijos, porque el papel del heterosexual se ha ido construyendo con el tiempo. El ser heterosexual implica responsabilidad por los propios actos y respeto por los ajenos. Implica un estilo de vida pero sobre todo, la plena seguridad de un gusto propio y no impuesto.

 

Así las cosas para la mayoría de las personas de la cultura latinoamericana sólo hay tres clasificaciones posibles: hombre heterosexual masculino, mujer heterosexual femenina y quimera homosexual afeminado que resulta o del hombre que fracasa en demostrar su masculinidad y por lo tanto ya no es hombre y es

homosexual o de aquel que demuestra abiertamente sentimientos homosexuales y por lo tanto se le considera afeminado y ya no se le considera hombre. En esta concepción machista el lesbianismo no existe pues es imposible que las mujeres puedan ser independientes de un hombre. La bisexualidad y la andrógina no existen pues hay una bipartición rígida, entre ser un "hombre" o un "maricón" , ser un "hombre" o una "mujer", ser "masculino" o ser "femenino" y que siempre se evidencia en cuanto sexo anatómico o al demostrar una conducta diferente implica ser clasificado en las otras dos categorías. El transexualismo de hombre a mujer es considerado lo mismo que el homosexualismo.

El temor y la fascinación que ejerce la homosexualidad en los hombres en general habla de esta proyección. Cuanto más reprime las necesidades de su cuerpo y de su corazón, más abiertamente manifestara su odio a los "homosexuales y hará de ellos sus chivos expiatorios.

Vemos entonces que es necesario que los hombres se planteen este fantasma de la homosexualidad, lo reflexionen y así puedan cubrir varias carencias que son consecuencias de esta lucha constante contra cualquier sentimiento "homosexual" o "homo erótico", sentimientos talen que permiten tener una buena relación amistosa con personas del mismo sexo, poder explorar nuestro cuerpo y el del otro y el de la otra, tener acceso a la intimidad y otras características femeninas sin sentirse menoscabado o subordinado y algo que es muy importante y menciona Badinter en su libro, es necesario una buena dosis de homo erotismo para tener una buena y cerca relación padre-hijo e incluso padre-hija.