Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!



 



 

CONTRA-CARÁTULA

EL LIBRO NEGRO DE LA FRANCMASONERÍA

SERGE RAYNAUD DE LA FERRIÈRE

Abre un paréntesis en el "misterio" en que hasta ahora se había ocultado la masonería. El ocultamiento, en principio, se explicaba por las persecuciones que sufrían quienes, como los masones, tuvieran un pensamiento ecuménico. Al cesar el embozo se vislumbra el escenario francmasónico así como las actividades que en él tienen lugar, lo cual obedece al impulso generado en la imprescindible necesidad de una evolución acorde y simultánea con la de la sociedad contemporánea.

Por supuesto, la obra tiene formas de expresión simbológica que sólo son familiares a los iniciados en las disciplinas masónicas; pero eso, lejos de ser una limitación, constituye un incentivo más para los profanos que desean adentrarse en el significado de las doctrinas, del simbolismo y de las prácticas. Naturalmente, todo expuesto y revelado sin incurrir en violación de secreto alguno sino, simplemente, como explicación del esoterismo masónico. Es evidente que no se trata de un repaso histórico; tampoco es esa su finalidad; ni una conjetura más de las muchas que se han elaborado a propósito de la Orden; no podría serlo dada la severa personalidad del autor. Más bien, se trata de un informe para quienes están al margen de la institución; y de un mensaje, una advertencia y una invitación para los que sí tienen ese privilegio y comparten esa responsabilidad. Es, en suma, el anhelo de trascender a todo el mundo, llevando a la práctica los principios fundamentales de la Masonería Universal. Para ello realiza un estudio somero y, sin embargo, documentado: desde los orígenes prehistóricos llega a la ya considerada masonería histórica; finalmente lleva a cabo una revista del simbolismo y el esoterismo que la práctica masónica contiene. Con fundamento en esos estudios sienta conclusiones, que, si bien de características muy singulares, tienen la fuerza incontrastable de la convicción y la veracidad de quien, por el. alto cargo que ocupara, merece, en general, el crédito, la consideración y el respeto de los individuos conscientes de la importancia de vivir en una sociedad dinámica y en evolución constante; y, en particular, de los masones verdaderos a quienes compete la alta y honrosa responsabilidad de orientadores en la persecución de los más claros destinos de la Humanidad. Esta atractiva publicación contiene, además: La Francmasonería; los Templarios; Situación de la Época, siglo XIII. Los dos primeros reediciones de los libretos XXIV y XXXI, respectivamente, de la Serie "Propósitos, Psicológicos"; los tres del mismo autor de este interesante libro.

LIBRO NEGRO

DE LA

 FRANCMASONERIA

POR

DR. SERGE RAYNAUD DE LA FERRIÈRE

MUY ILUSTRE Y SUBLIME GRAN MAESTRE

DE LA

“GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL”

Edición de 1963 realizada por el Venerable Sat Arhat D. Juan Ferriz O. en Bogotá, Editorial Menorah carrera 42 Nº. 10-57 Teléfono 474-690

1ª. EDICIÓN Diana, MARZO DE 1970

10ª. IMPRESIÓN Diana, NOVIEMBRE DE 1979

14ª IMPRESIÓN Diana NOVIEMBRE DE 1985

conforme las instrucciones directas
y los textos supervisados por el

Muy Venerable Gran Maestre

 Dr. Serge Raynaud de la Ferrière,

dejados para su edición y supervisión
al V:. M:. Dr. D. Juan Ferriz Olivares

Nota del R. Jñàpika Satya Gurú: Si desea los gráficos con mayor resolución no dude en pedirlos.

INTRODUCCIÓN

Ante todo es necesario saber que por encima de nuestras Logias, de nuestros Templos, de nuestros Grandes Orientes y de nuestros Ritos, ha existido siempre una Dirección Iniciática Universal, una Masonería o Gran Oriente Universal de carácter esotérico, cuyo Cons:. Sup:. compuesto de verdaderos Iniciados, recibe la línea directiva de los propios Santos Santuarios Esotéricos para transmitirla en seguida a través de ciertos intermediarios a organismos más exotéricos.

Estamos seguros que la mayor parte de nuestros H:. M:. se admirarán de esto, no habiendo jamás oído hablar de tal Dirección Superior. En cuanto a aquellos que lo saben y que lo guardan celosamente en su corazón para ser fieles a su promesa, va a producir escándalo tal divulgación. Que guarden serenidad. Tenemos para ellos nuevos elementos en cuenta que vendrán a tranquilizarlos.

Todos aquellos que como nosotros pertenecen al Sup:. Cons:. Del Gr:. Colegio de los Ritos, saben que desde ha poco tiempo esta Dirección Superior, en vista de la deformación del verdadero Espíritu Masónico en nuestros días, ha decidido intervenir después de casi dos siglos de voluntario silencio, y ha enviado al mundo una Potencia X con la misión de renovar y restablecer el Verbo Sagrado que desaparece más y más de nuestros Templos, cediendo el puesto a la ignorancia y al fanatismo.

Naturalmente que no es cuestión de revelar el nombre de esta Potencia que como su significado lo indica, debe quedar a pesar de todo desconocida, ni se trata de dar los detalles más precisos sobre el Sublime Organismo que la envía. Por lo demás aunque quisiéramos, no podríamos hacerlo; un silencio sepulcral verdaderamente Iniciático, la preserva de toda tentativa curiosa del mundo profano.

Esta Dirección Mundial organiza e instruye las diferentes asociaciones secretas; en todo tiempo ha tenido sus ramificaciones en todos los países, lo que ha permitido perpetuar la Tradición Iniciática desde milenios. El origen se pierde en la noche de los tiempos como lo veremos en el primer capítulo, pero al mismo tiempo ha habido poco a

Nota del Respetable Jñàpika Satya Gurú: La Potencia "X" tiene entonces plena autoridad para llamarnos la atención acerca de nuestras deformaciones y para emprender una verdadera reforma (reajustamiento) de nuestra Institución con el fin de restablecer la armonía con la Gran Tradición Iniciática y el Verbo Eterno.

-13-

poco sociedades que se formaron y se separaron de ella a medida que los Grandes Maestros fundadores desaparecían. No existiendo ya estos Instructores, vino la disolución, los cismas, hasta la ruptura completa de dichas asociaciones con el Poder Central Iniciador. Es por esto que se encuentran símbolos idénticos en las diferentes sectas secretas. En efecto, los fundadores han sido diferentes, pero por encima del rito o el dogma que fundaron y al cual se consagraron, todo procedía de los mismos orígenes y de la misma fuente de los Santuarios.

El hecho de que divulguemos esto, conservado rigurosamente en secreto hasta hoy, corresponde a razones cósmicas: acabamos de entrar en una Nueva Era en la que gran parte de lo que fue oculto va a ser manifestado.

La decisión de la Masonería Universal responde no solamente a una necesidad imperiosa sino también y sobre todo a razones de orden universal.

La presente obra tiene por objeto abrir los ojos a los H:. M:. sobre muchos puntos obscuros y a menudo confusos de nuestra Orden. Tenemos que subrayar que este libro, como su nombre lo indica, tiene color de pólvora y por este hecho no ignoramos que él va crear cierta conmoción en todos los medios masónicos. Por esta razón debemos hacer una puntualización de capital importancia.

El masón “medio” experimentará algunas dificultades en la comprensión del primer capítulo, pero estas dificultades desaparecerán rápida y gradualmente, ya que solamente serán provocadas al comienzo, por una sucesión de contradicciones a los principios y enseñanzas, que hasta hoy parecían haber recibido una consagración oficial, irrefutable, intangible...

Se sabe que todas las enseñanzas oficiales, religiosas y aun masónicas, argumentan imperiosamente que la civilización, con todos sus beneficios humanitarios e iniciáticos, nos viene del Oriente.

Esto es un grave error de principio, basado en apariencias engañosas y muy relativas.

Bien es cierto que actualmente podemos decir que en los últimos dos mil años el Occidente ha vivido intelectual y espiritualmente fundamentado sobre el Oriente. Y el ejemplo de la religión cristiana es suficiente. En efecto, el cristianismo es una mezcla de mazdeísmo, brahmanismo y budismo. La religión católica “romana” ha tomado prestado al viejo budismo de la India antigua: la misa, el rosario, los cirios, el incienso, los conventos, los monjes, las adoraciones perpetuas, las capillas, etc.... del mazdeísmo (Zend-Avesta) ha tomado el infierno, el paraíso, el diablo y los ángeles guardianes. Es una doctrina religiosa enteramente de origen oriental.

-14-

Pero el Oriente tan sólo ha sido un depositario momentáneo de enseñanzas de origen Occidental que le fueron confiadas por razas blancas arrojadas del suelo natal a consecuencia de convulsiones o cataclismos terrestres y que se refugiaron en parte, hacia el Oriente, aún en tinieblas, aún en la noche, aún en el sueño cerebral...

Largo tiempo después de haber despertado los pueblos Orientales y de habérseles confiado toda la Tradición Iniciática, los descendientes de las viejas inmigraciones blancas se reconstituían en grupos etnológicos en las regiones llamadas iranianas y volvían hacia las tierras ancestrales, vírgenes de espíritu e ignorantes, después de haber reposado espiritualmente en un benéfico olvido.

Así, antes de dormirse el Occidente, transmitió su Sabiduría al Oriente en vísperas de desaparecer como civilización.

Esto lleva naturalmente también al reconocimiento del Norte (o Colegios del Norte) como la fuente de la enseñanza iniciática positiva, objetiva, científica y occidental, mientras que el Sur debe ser considerado como pasivo, místico, contemplativo y oriental.

Esto es un principio que habrá de ser admitido después de largo tiempo por los masones y se debe hacer esta anotación a fin de prevenir a los que ignoran esta Verdad Iniciática.

Otra advertencia que hay que hacer es la relativa a Hiram. Muchos en verdad de los H:. M:. creen firmemente que se trata de UN personaje más o menos histórico, cuando no se trata sino de un símbolo. Que se desengañen. Después de que los trabajadores espirituales fueron iniciados para edificar el Templo de la Verdad, Hiram fue muerto muchas veces pero siempre resucitado. Hiram es Adonis muerto por un jabalí, es Pitágoras proscrito, es Osiris asesinado por Typhon, es Orfeo despedazado por los ebrios, es Jesús crucificado por Caifás, Judas el Iscariote y Pilatos, es en fin Jacques (Santiago) de Molay condenado por un Papa, denunciado por un falso hermano y quemado por orden de un Rey. Naturalmente esto no es más que una explicación en medio de otras tantas, pues si se tiene en cuenta que el nombre de Hiram tiene una relación con el fuego (pues no olvidemos que él era fundidor, es decir, que trabajaba el metal con el fuego), la alegoría de su muerte correspondería a la regeneración o transmutación por este mismo elemento (el Fuego Interno!). Así todos los símbolos cualesquiera que sean tienen siempre interpretaciones diferentes y las explicaciones que vamos a analizar en el tercer capítulo son las más abordables a nuestro plan, ya que este libro no es sino una apreciación ligera, una especie de introducción al manual de Esoterismo Masónico que está en preparación y que comprenderá

-15-

todos los secretos de los símbolos y el verdadero mecanismo Iniciático de nuestra Institución1
 

Hay otra observación que hacer, que ignoran la mayor parte de nuestros hermanos masones y que viene a confirmar una vez más nuestras afirmaciones anteriores relativas a la Dirección Superior. Es el caso de los 120 Ritos mencionados por el autor en el segundo capítulo. Se comprende, en vista de todas estas ramas que se han manifestado en un solo siglo (desde el comienzo del XVIII al comienzo del XIX), que a la Orden le había sido dado el poder de declararse.

Se observa que todo eso viene a obedecer a una Autoridad; todas estas logias que se instalan para trabajar públicamente denotan a las claras una Organización Central, un Cuerpo Director, que da el pase a la apertura de los Templos de Iniciación. También es evidente que ciertos individuos se han deslizado o introducido en la corriente y han establecido por su propia cuenta Masonerías que no han tenido larga vida, pues es bien entendido que todos los fundadores de ritos no fueron siempre miembros del Cuerpo Director de la Gran Fraternidad. Los verdaderos Grandes Maestros no son siempre aquellos que parecen revestidos de toda autoridad; detrás de los poderes representativos, de los títulos y de las funciones están los Patriarcas, los Verdaderos Venerables, las Potencias, que dirigen al mismo tiempo todos los ritos del mundo porque están a la cabeza verdaderamente de la Masonería Universal.

Para hacer la presentación de este libro, que plenamente por sí mismo se acredita, damos a continuación la copia de un reciente Mensaje al Congres International des Forces de l’Espirit (Congreso Internacional de las Fuerzas del Espíritu) que tuvo lugar en París en Mayo de 1949.

Ver, oír y callar son las tres prescripciones que debemos observar en el curso de la lectura de las páginas que van a seguir.

 

*

*    *

 

 

1 Obra que será reservada únicamente a los miembros de la Institución masónica.

 

-16-

MENSAJE DEL ILUSTRE Y VENERABLE GRAN MAESTRE

SERGE RAYNAUD DE LA FERRIÈRE.

(Comunicación leída en el Congreso Internacional

de las Fuerzas del Espíritu,

en París, el 25 de Mayo de 1949)
 

Señoras, Señoritas, Señores
Hermanas y Hermanos Espirituales,
Miembros de la Gran Familia:

A LA GLORIA DEL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO...

 

Vamos a permitirnos hacer una aclaración necesaria en estos tiempos de ansiedad y en este lugar donde va a deliberarse sobre el porvenir espiritual del mundo.

Se pierde en la noche de los tiempos la formación de una Fraternidad que quería ensayar elevar al Ser humano por encima de la condición humana habitual. Sería tedioso hacer la historia de esta Institución que buscó siempre formar Pensadores y Sabios.

Las pruebas por las cuales la Orden ha debido pasar le confieren hoy, en nombre de sus Mártires, autorización para tomar la palabra, y participar en gran parte en la restauración de los Principios Humanos según la Voluntad del Logos.

Lo que es conocido en nuestros días bajo la denominación de Francmasonería, hay que confesarlo, ha sido objeto de conjeturas sin examen, quizá en parte, por faltas cometidas por adherente que no han sabido siempre conducirse como verdaderos H:. M:. y han entrado en la orden más bien por buscar ahí un provecho personal y sin ninguna idea del papel que debían desempeñar en el mundo.

La Francmasonería es una Institución filantrópica, filosófica y progresiva que tiene por objeto el ejercicio de la beneficencia, el estudio de la Moral Universal, el análisis de las ciencias y la práctica de todas las Virtudes, pero ella fue a menudo mal servida por los miembros egoístas que discutían sus intereses personales y crearon así divisiones que son ay! Demasiado conocidas!

 

-17-

 

Sin embargo, sería injusto discriminar una Orden que no solamente ha desempeñado un gran papel en la Historia sino que ha aliviado tantas miserias y producido a la Causa de la humanidad elementos, cuyo valor sería obvio citar y que ha contribuido a salvaguardar la especie humana.

Hay dos géneros de aclaraciones que hacer: la primera para el mundo profano y la segunda para los mismos H:. M:.

El gran público generalmente siente cierta dificultad cuando se trata de esoterismo, de ocultismo o de iniciación y por “Masonería” vislumbra inmediatamente una magia incalificable, porque el pueblo, ciego por el fanatismo, involucra inmediatamente asociación secreta con Masonería, y ésta, para mucha gente, no es ni más ni menos que la fuente de crímenes odiosos y prácticas de infame brujería.

Ya es tiempo que eso cambie en nuestro siglo de intelectualidad, lejos de ciertas épocas que prefiero no recordar...

Salir del dogmatismo no implica precisamente algo antirreligioso.... Masón no quiere decir ateo, sino individuo que cree en algo más vasto; es un ser que busca, estudia y no quiere limitar su creencia a una concepción estrecha sin principios filosóficos; es un sujeto que investiga acerca del perfeccionamiento espiritual a fin de darse cuenta de las Luces Reales para hacerse más útil a sus hermanos los humanos sin consideración de castas o de confesiones.

Luchemos con toda la energía que ha caracterizado a nuestros Hermanos Mayores de la antigüedad, nuestros Maestros Venerados e Ilustres Protectores.

Es justamente a actuar de esta manera que convido a todos los H:. M:.

La Orden Masónica se ha dividido poco a poco a través de los siglos, a causa de la formación sucesiva de nuevos ritos, sin embargo, qué importa la manera de honrar al Gran Arquitecto del Universo, pues a pesar de la diferencia de rituales, no dejamos de ser igualmente H:. M:. y amantes de la Verdad.

He comido nidos de golondrinas, plato favorito de los chinos; he gustado el mechoui de Arabia; he encontrado muy buen sabor en el cuclillo de África del Norte; aún saboreo el queso indígena de la América Central y he almorzado con las arepas de maíz de Venezuela. En todas estas gentes había un hábito diferente de nutrición. Así mismo el alimento masónico puede ser asimilado por el espíritu, en forma de Rito Escocés, de Rito Francés, o Misraim, etc.

Es necesario en fin, comprender que no hay masones irregulares, pues pertenecer al Rito de Menfis, hacer parte de la Institución Swedenborg

 

-18-

 

o del Rito de York es siempre hacer parte de esa Gran Familia que de todas maneras está organizada por una Dirección Superior con Mandato Esotérico. Es a este Consejo Mundial al que deberían volver todas las Logias que han suspendido no solamente sus relaciones con él, sino aun “cortado” también el lazo sagrado de los Santuarios.

En fin, recordemos cierto viaje simbólico en que aparece una banderola con los nombres de cuatro célebres filósofos: Solón, Sócrates, Licurgo y Pitágoras, y en lugar de perdernos en una liturgia desvalorizada por la incomprensión, restablescámonos en el trabajo, para reconstruir el Templo de dimensiones universales.

Recordemos nuestro deber y primera virtud de nuestra Institución: la tolerancia. ¿Cómo podemos permanecer sectarios en nuestras Logias, en nuestros ritos o aun en nuestra Orden entera? Es necesario que nuestra obra rebase los límites mismos de la Francmasonería, que seamos los primeros en demostrar nuestra entera liberalidad viniendo en ayuda de cualquiera, no importa su condición, no importa si se trata de masones de la misma Logia, del mismo rito, o aun completamente extraños a la Masonería, si no ¿cómo podremos probar esta superioridad con la cual nosotros hacemos valer nuestro título de Iniciado?

Si abrimos los ojos al gran público olvidando el descrédito que flota a menudo sobre nuestra célebre institución fraternal, dando un poco de más valor a aquellos que llevan el noble título de H:. M:. habré llevado a este Congreso nuestra piedra necesaria en la fundación de las primeras columnas simbólicas para edificar Templos de virtud, de tolerancia y de paz. *

 

 

*

 

*      *

 

* Nota del Gr:. Or:.: El Muy Ilustre y Poderoso Gran Maestre Raynaud de la Ferrière dio también un Mensaje similar en el banquete ofrecido por la S. :. G:. Log:. del Gr:. Or:. de Nueva York el 10 de diciembre de 1949.

 

 

-19-

 

 

CAPITULO PRIMERO

 

 

 

MASONERÍA PREHISTÓRICA (De sus orígenes a 1641)

 

 

Entre las graves y tremendas obligaciones que asumimos en el seno del G:. Or:. Univ:. y a las cuales damos toda la importancia, se encuentra, la no menos fácil de fijar, una vez por todas, los orígenes de nuestra Institución, a fin de poner término a las leyendas fantásticas que no tienen ninguna base iniciática y abrir los ojos sobre ciertos documentos los cuales no hacen sino señalar la fundación de los primeros organismos administrativos, pues el espíritu masónico existe sobre la Tierra desde que hubo hombres de corazón recto, de inteligencia abierta y de conciencia pura.

En efecto, si admitimos la fecha tradicional de 1641 como el comienzo de las actividades masónicas en el mundo, equivaldría a decir que antes del siglo XVII no hubo nobles aspiraciones de virtud, de moral, de tolerancia y lo que sería más importante, no hubo INICIADOS. Eso es naturalmente inadmisible.

Si 1641 es la primera fecha de la que parte la historia de la masonería y que se haya podido encontrar escudriñando en archivos históricos, masónicos, eclesiásticos u otros, es necesario admitir que hubo un espíritu masónico anterior a esta fecha; por consiguiente, una Masonería prehistórica.

Esta masonería prehistórica algunos la hacen remontar hasta la época de Adán, lo que no está fuera de lugar como podríamos estar tentados a creerlo.

Expliquémonos:

La Iniciación prehistórica nos enseña que la unión de dos razas humanas (la raza de AD y la raza de AM) aun en el estado casi animal, dio nacimiento a la raza de AD-AM o Adán que fue la primera en poseer una conciencia y una inteligencia verdaderamente humanas, lo que equivale a decir que fue la primera raza que realizó el ideal masónico en cuanto al perfeccionamiento se refiere y a la superación del individuo.

Esto naturalmente es muy relativo y la Tradición Iniciática nos ofrece otros orígenes más aceptables o más ciertos.

 

-21-

 

Para eso es necesario que abramos un paréntesis a fin de hacer una incursión un poco más detallada en la Iniciación prehistórica.

En su origen, cuando el hombre salido apenas de la animalidad comenzó a realizar2 el mundo que le rodeaba, empleó un vocabulario primitivo que tomó de los gritos de los diferentes animales entre los cuales vivía: bisonte, elefante, cabra, etc. Estos onomatopéyicos que fueron la base del lenguaje humano son los siguientes: AG u OG, AD, AM, AN, AF, AW, AR, AB y AS. Una sola sílaba no tuvo origen en los gritos de los animales, fue la sílaba Al que degeneró más tarde en ÉL o HEL. Esta palabra era sagrada para estos hombres, pues representaba para ellos la Divinidad. Así estos nueve gritos de animales con la sílaba HEL son el origen del lenguaje occidental y con inversiones y deformaciones particulares formaron las raíces de todas las lenguas de la humanidad.

Pues se sabe que en prehistoria la inversión silábica de las palabras occidentales indicaba siempre una orientación. La construcción, la fonética, de una palabra o de un nombre reemplazaba así en un abrir y cerrar de ojos toda una relación, toda una larga disertación sobre un objeto prehistórico, geográfico, sociológico, etc...

Estas diez sílabas madres no dieron sino nueve inversiones puesto que una sílaba AL, fue siempre conservada, respetada y aislada religiosamente por todos los lenguajes; jamás sufrió inversión. Las nueve inversiones fueron GA o GO, DA, MA, NA, FA, WA, RA, BA y SA.

Sin embargo, es necesario no confundir la inversión o desplazamiento de las sílabas de un nombre con la inversión particular de una sílaba. Esto es muy importante, pues la inversión o desplazamiento de las sílabas de un nombre no indica una orientalización, una disención, una desorganización o una guerra de separación entre dos puntos de alianza; en cambio la inversión de dos letras que componen una sola sílaba indica la separación, la discrepancia social, la guerra, la desunión entre dos centros, separatividad completa de la orientalización y por otra parte el abandono de las tradiciones occidentales.

Pongamos como ejemplo la palabra OG’HEL-AN o G’HEL-AN.

La referencia al nombre de AN-G’HEL de una porción de los G’HEL-AN emigrada hacia el Oriente, indica que esta porción abandona el hogar paterno por causas provocadas por cataclismos o por espíritu de conquista, pero no a consecuencia de una discrepancia social o de una guerra intestina. También el nombre ancestral, el nombre patronímico no fue transformado en la composición de sus sílabas;

 

2 Realizar, en la acepción esotérica tiene el sentido de comprender, por expansión de conciencia.

 

-22-

 

es el orden de las sílabas del nombre que fue solamente invertido. Los AN-G’HEL emigrando hacia el Oriente quedaron fieles a las tradiciones occidentales, al culto de HEL, a los recuerdos ancestrales. Son ellos los que volvieron al Occidente bajo el nombre de Angle, Inglaterra (ingleses) con los centros AL-AM-AN-DA (alemanes), GO-RA-MA-NA (germanos), FRAN-G’HEL (francos), BUR-G’HEL-AN-DA (burgalés) etc... Son ellos quienes enrumbaron a los historiadores de la raza “gaelle”, cuando la hicieron nacer en el Oriente (teoría Ananké).

Este paréntesis es necesario para comprender lo que va a seguir sobre los orígenes de la Masonería y es guía preciosa igualmente para interpretar una parte de la Biblia.

En efecto, en apariencia, la Biblia aparece enteramente reservada a la historia de la asociación israelito-hebraica-judía, pero sus exégesis, es decir, el estudio de la interpretación de sus libros, de sus símbolos, de sus parábolas y aun de sus tótems, revela innegablemente una compilación de viejos recuerdos occidentales. El Génesis llamado también la creación del mundo, es una obra occidental conservada por los gaelle, y después por los celtas3.

 

3 La historia de la creación (del Génesis), que tomado al pie de la letra haría sonreír a cualquier escolar de nuestros días, oculta un profundo sentido simbólico que se descifra con claves. Estas claves se encuentran: 1º en el simbolismo egipcio; 2º en el de todas las religiones del antiguo ciclo; 3º en la síntesis de la doctrina de los INICIADOS, tal como resulta de la comparación de la enseñanza esotérica desde la India Védica hasta los Iniciados cristianos de los primeros siglos. Los sacerdotes egipcios, nos dice los autores griegos, tenían tres maneras de expresar su pensamiento. La primera era clara y simple, la segunda simbólica y figurada y la tercera sagrada y jeroglífica. La misma palabra tomaba según su conveniencia, un sentido propio, figurado o trascendente. En las antiguas ciencias teogónicas y cosmogónicas, los sacerdotes egipcios emplearon siempre la tercera forma. Sus jeroglíficos tenían entonces tres sentidos correspondientes y distintos, de los cuales los dos últimos no podían ser comprendidos sin clave. Esta manera de escribir enigmática y concentrada, se basaba sobre un dogma fundamental de la doctrina de Hermes, según la cual una misma ley rige el mundo natural, el mundo humano y el mundo divino. Este lenguaje, de una concisión prodigiosa, ininteligible para el profano, era de una singular elocuencia para el adepto, pues por medio de un solo signo evocaba los principios, las causas y los efectos que de la Divinidad irradian sobre la naturaleza. Gracias a este medio de expresión, el adepto abrazaba los tres mundos con una sola mirada. Es indudable que el Génesis fue escrito en jeroglíficos egipcios de tres sentidos. Después de la cautividad de Babilonia, en tiempo de Salomón, se tradujo el Génesis en caracteres fenicios, cuando Esdras lo redactó en caracteres arameos-caldeos; el sacerdocio judaico no manejaba sino imperfectamente dichas claves y por último vinieron los traductores griegos de la Biblia, que no tenían sino una débil idea del sentido esotérico de los textos. San Jerónimo a pesar de sus serias intenciones y de su gran espíritu, cuando hizo la traducción latina después del texto hebreo, no pudo penetrar hasta el sentido primitivo del texto y aun, si lo hubiese hecho, habría callado. Sin embargo, él tuvo noticia confusa de esto cuando declaró: “El más difícil y oscuro de los libros sagrados, el Génesis, contiene tantos secretos como palabras y cada palabra encubre muchos!...” Así, cuando leemos el Génesis en nuestra traducción actual no extraemos de él más que un sentido primario e inferior...

 

-23-

 

En la épocas edénicas, el Génesis (el árbol de la ciencia del bien y del mal) era una vasta enciclopedia de ciencias Iniciáticas occidentales. Extraviado y destruido muchas veces, fue reconstruido penosamente en fragmentos inciertos, por los celtas del Sur, los Sa.

Los cataclismos terrestres que sacudían al Occidente (hundimientos de la Atlántida, etc.), devastaron igualmente la sociedad occidental cuya mayor parte emigró hacia el Oriente llevando las ciencias del árbol que más tarde, cayeron en el empirismo, en la hechicería, la magia, las mitologías, etc, etc.

Todos los conocimientos caldeos, egipcios, hindúes, chinos, etc., eran restos de las ciencias occidentales que murieron a su vez con la extinción de sus importadores.

Algunos sacerdotes de los celtas del Sur habían podido conservar durante el curso de sus peregrinaciones en el Ta (el África), gran parte de las ciencias edénicas; pero los periodos diluvianos que los sorprendieron, la diseminaron muchas veces.

Unos de estos sacerdocios se propuso más obstinadamente que otros a reconstruir los sepultados documentos edénicos en las grutas situadas sobre las altas montañas para preservarlos de los hundimientos. Este sacerdocio llevaba el nombre de MA-HEL-SA.. MA-I-SA (HEL-I) MO-I-SA... MOISE (MA el agua). La palabra Moisés significa: la raza de los HEL-SA reunida durante las aguas (el diluvio). Es por esto que la leyenda concerniente a Moisés niño, le representa abandonado sobre las aguas por su madre y recogido por una princesa egipcia.

La leyenda del Monte Sinaí (SA-NA-HEL) es un recuerdo de las misiones mosaicas buscando documentos iniciáticos sobre los puntos culminantes escapados a las inundaciones.

Los MA-I-SA habían llegado a reconstruir algunos restos de las ciencias iniciáticas occidentales reunidas bajo el nombre de G’HEL-NA-SA... G’HE-NA-SA.. Génesis, es decir el libro de los celtas del Sur, los Sa, mezclas, mestizaje, con los NA (los negros). Pues los Sa, para escapar al dominio de los nuevos elementos africanos, agrupados en centros importantes después del diluvio, y para resistir a estos pueblos que eran hostiles al Occidente, debieron resignarse a contraer alianzas, maridajes, que los mestizaron en parte... salvo, no obstante, en sus sacerdocios.

Estas alianzas contraídas sobre todo con elementos hebreos (HEL-AB-RA) y egipcios, fueron el comienzo del debilitamiento de la sangre occidental de los Sa. Y llegó un día en que fueron amenazados de exterminio por sus propios mestizos que querían, a su vez, tomar el dominio de los grupos de Israel.

 

-24-

 

Para descubrir las tentativas de rebelión, para frustrar los espionajes, los sacerdocios MA-SA se constituyeron en pequeños grupos que se reunían clandestinamente.

Este fue el origen de las castas secretas MA-SA.

Los sacerdocios MA-SA habían conservado el culto de las tradiciones occidentales, el culto Hel, que enseñaba a los Hebreos. Es por esto que la gran divinidad hebraica lleva el nombre de HEL-AM... Elohim... es decir: el alma de Hel. Elohim era una invocación superior a Jehovah4.

Los MA-SA, aunque reunidos a los hebreos, aborrecían el culto del tótem Serpiente y del tótem Becerro (la Serpiente de bronce, el Becerro de Oro). Su símbolo religioso era el Tau y su tótem estaba simbolizado por cuernos de toro de una parte y por un gavilán de la otra. Es por lo que aparece Moisés, en las imágenes hebraicas, con parte de su cabello arreglado en forma de dos cuernos.

Los MA-SA o HEL-SA, asociados en clanes misteriosos habían compuesto una serie de gestos convencionales, de palabras y signos conocidos sólo por ellos, a fin de reconocerse y de evitar las traiciones y las sorpresas de los falsos hermanos MA-SA.

La Serpiente, símbolo del Oriente, colgada en trofeo de odio sobre el triángulo del Norte de los grandes antepasados, al cual estaba unido el Tau, constituía el símbolo secreto, el símbolo de reconocimiento de las nuevas castas MA-SA, en su asociación misteriosa. Pero poco a poco los sacerdotes MA-SA fueron dispersados en Oriente y su símbolo no fue ya conocido sino por algunas castas demasiado impotentes para mantener la autoridad iniciática occidental del tiempo de Moisés.

Más tarde, grupos blancos perseguidos por los reyes asirios, intentaron restablecer el culto de los MA-SA y reconstruir sus fórmulas de iniciación secreta. Se reunieron bajo la dirección de un sacerdote que tomó el nombre epónimo de AR-AM, es decir la carne de los AR en IRAN. Pero los AR-AM... Iram, no conocían todas las tradiciones occidentales.

Uno de sus jefes, buscando la puerta del Norte (es decir las enseñanzas secretas de los Colegios del Norte u occidentales), fue asesinado en las puertas del Oriente por un falso hermano...

Más tarde, asociaciones blancas que regresaron en lentas inmigraciones de Asia al Occidente, y compuestas en su mayor parte del gremio

 

4 Elohim o AElohim es el plural de AELo, nombre dado al Ser Supremo por los hebreos y caldeos, el cual deriva de la raíz AEL, que indica elevación, la fuerza y la potencia expansiva, y que significa Dios en el sentido universal. Hua, es decir EL, es en hebreo, en caldeo, en siríaco, en etíope y en árabe, uno de los nombres sagrados de la divinidad.

-25-

 

profesional (obreros, carpinteros, tejedores, arquitectos, etc.) procuraron revivir la ciencia de los MA-SA y de los Irám en las épocas de tiranías cristianas. Pero los viejos símbolos del tiempo de los MA-SA y del tiempo de Iram no fueron comprendidos ya.

El triángulo del Norte (símbolo de las Pirámides para los primeros MA-SA), fue confundido con una escuadra por estas nuevas iniciaciones.

El Tau del Sur (la T) fue confundida con una regla metálica.

Y la Serpiente colgada como trofeo sobre el triángulo del Norte, fue confundida con un hilo de plomo!.

Después de estas nuevas asociaciones, todos estos atributos, cuyo origen y significación simbólica les eran desconocidos, no podían ser sino instrumentos relacionados con castas de arquitectos que formaban quizás potentes grupos políticos en tiempos antiguos.

Por lo demás la palabra masón indica por sí mismo la corrupción del término MA-SA.

Es así como la Serpiente de Oriente triunfante en su potencia, simbolizada por la serpiente que se mordía la cola, y cuyo círculo rompieron los sacerdocios mosaicos, se convierte en un benévolo hilo de plomo!.

Es así como el Tau, la antigua Tau de Horus, de Anubis y de Osiris, este Tau en hierro fundido rudo y tosco que servía en ocasiones para abatir a los espías y a los falsos hermanos que llegaban a introducirse en los templos secretos, se convirtió en un plácido martillo de tonelero!.

Y de confusión en confusión, de Serpiente en hilo de plomo, y de Tau en martillo de tonelero, es como generalmente se escribió la historia de todas las instituciones sociales, políticas y religiosas de la humanidad.

Si estos orígenes no son siempre de histórica autenticidad desde el ángulo profano, deberán sin embargo ser aceptados por los masones, pues sobre ellos reposa la Tradición Iniciática.

No obstante, por razones diversas parece que la época de Salomón (1.020 – 962 antes de J. C.) señala una fecha esencial en la evolución de nuestra institución.

En efecto, aun admitiendo que no hubo bajo Salomón construcción de Templo ni todo lo que se ha traído en la leyenda simbólica de nuestra Institución, la sola etimología del nombre Salomón revela para los Iniciados datos de gran importancia y suministra elementos inequívocos. Salomón es un epónimo que lo mismo que Eulises, Aquiles u Orfeo, no representa solamente un personaje sino también

 

-26-

 

una casta, una secta, una raza o una época. Así el nombre de Salomón se compone de tres sílabas fundamentales: SOL-OM-ON.

De un lado tenemos la sílaba SOL que representa el sol, es decir el polo positivo, la ciencia, la objetividad, el Occidente y la columna J. De otro lado tenemos la sílaba MON que en todas las lenguas semíticas y sajonas significa la luna, por consiguiente el polo negativo, la religión, el misticismo, la subjetividad, el Oriente y la columna B.

Estas dos sílabas con su significado, su polaridad y su sitio en la palabra indican bien las dos corrientes de pensamiento que existen en el mundo y su indispensable presencia para servir de bases, de columnas y de soportes a la creación del Templo de elevación hacia Dios. Tal es el significado de la sílaba central: OM (AUM) el mantram de saludo a la divinidad.

El profundo e importante simbolismo del nombre de Salomón no podía ser pues impunemente abandonado; no estaría de más seguir insistiendo sobre su importancia.

La época de Salomón tenía las condiciones requeridas no solamente para la construcción de un Templo material, sino también y sobre todo para la elevación de un Santuario mucho más importante: el Templo de la Virtud y de la Sabiduría.

Así, aunque la Institución se remonta a la más excelsa antigüedad, y aun a la pre-historia, su primera manifestación conocida se hizo sentir en la época de Salomón, hijo de David, en la construcción del famoso templo de Jerusalén que fue confiada a un equipo de constructores-arquitectos que tomó el nombre epónimo de Iram. Es necesario decir una vez por todas que Hiram o Iram, el personaje de que nos habla la Biblia no era sino un obrero, un maestro fundidor, por cierto "muy hábil en todos los trabajos de bronce" y sin duda a la cabeza de un equipo de orfebres, cerrajeros y herreros, pero no el "Gran Maestro" de quien nos habla la tradicional leyenda.

Volviendo a lo anterior, los sacerdotes del pueblo hebreo, instaurados en la época de MA-HEL-SA o Moisés, conservaron celosamente su pureza de sangre o su racismo blanco y occidental como se diría hoy; la prueba reside en el hecho de que el sacerdocio fue reservado a una sola casta: la tribu de Leví....5 A la larga, para preservarse de la amenaza de extinción, ellos fueron obligados a constituirse en grupos secretos que por consiguiente dieron nacimiento a la Orden de los Esenios.

Esta Orden desempeño un papel preponderante en la Historia: es ella la que produjo a la masonería uno de sus más grandes maestros: Jesús, de quien volveremos a hablar más adelante.

5 Biblia, Libro de los Números, Cáp. 3, Vers. 12, 41, 45 y todo el Cáp. 4

-27-

La fraternidad de los Esenios era una reunión de Iniciados que no se ocupaban de cuestiones banales, practicaban una moral severa, llevando una vida ejemplar y tratando siempre de establecer el equilibrio.

Vivían en comunidades, todos los miembros trabajaban para el Tesoro común que pertenecía a la Orden y cada uno tenía el derecho de adorar su idea... lo que no les impedía practicar el esenismo6.

Su saludo de pase era: “Que la paz sea con vosotros”... (Pax Vostrum). Una categoría permanecía en celibato y se consagraba a los más altos grados de la Iniciación, pero la otra se casaba. Hay que agregar que las uniones no eran contraídas a la ligera, pues en este acto tenía una importancia esotérica.

Una prueba de tres años era requerida antes de poder alcanzar el primer grado.

Naturalmente es necesario añadir que para una más rápida evolución los Esenios eran vegetarianos, no comían nada condimentado y bebía agua de las fuentes...7

De este modo tenían numerosas reglas para evitar el fanatismo oriental, teniendo su sede en Jerusalém8... Sin embargo tenían también institutos en Alejandría y Heliópolis, pero con un fin de reclutamiento, ya que no eran sino Escuelas para grados menores...

Nos es necesario repetir que Jesús era esenio, pues pensamos que esto está definitivamente fijado en el espíritu de todos los H:. M:. Séanos, sin embargo, permitido citar algunos hechos muy importantes.

La enseñanza del Cristo era semejante y consecutiva a la enseñanza de los Colegios Iniciáticos. Una prueba muy bella de esto existe en un pergamino encontrado en Alejandría9 y que es una carta escrita por el Superior de la Orden Esenia en un Colegio de la sección de Alejandría,

 

6 Purificaciones múltiples: del cuerpo por baños frecuentes diariamente, y del espíritu por meditaciones y plegarias. Sus reglas les ordenaban igualmente usar vestiduras blancas en una esfera intelectual, ejercer la hospitalidad con espíritu de lo más democrático y vivir de los productos de la tierra a exclusión de todo comercio o industria.

7 En lo que concierne al vino, todo el mundo sabe que el alcohol es desterrado de los Iniciados. Toda ceremonia antigua o actual en donde se sirve bebidas de este género delata inmediatamente el poco valor Iniciático de tal religión, grupo o fraternidad...

8 Se sabe que esta última pertenecía a los Colegios del Norte de enseñanza iniciática Occidental.

9 Este documento precioso fue encontrado por un miembro de la Sociedad de Abisinia en una biblioteca abandonada en el fondo de un antiguo edificio ocupado en épocas lejanas por monjes griegos (del Monte Athos). Este lugar pertenecía a la fraternidad de los esenios al comienzo de la colonia de Alejandría (contemporánea de Jesús). Esta copia ha pasado a una sociedad pitagórica alemana.

 
 

 [Siguiente]

Respetable Jñápika Gurú Dr. Pablo Elias Gómez Posse.

E Mail: aum_jnapika_satya_guru@hotmail.com
 


regresa al temario